Sunteți pe pagina 1din 72

CAPÍTULO I

El problema

1.1 Contextualización

1.1.1 Macro

Indudablemente, que la historia de la humanidad estado basado en el desarrollo de

máquinas que puedan satisfacer las más importantes necesidades que él requería. Es así,

como desde el descubrimiento del fuego, la invención de la agricultura, y la prolongada

invención de las máquinas que puedan hacer más cómoda la vida del hombre, el mismo

hombre se ha preguntado ¿qué es lo que realmente hace mover a las cosas? ¿Qué es lo

que hace que un fenómeno o sustancia reciba calor, potencia o fuerza?

Esta y muchas preguntas fueron en diversos lugares y tiempos contestadas y de diversas

maneras. Ya que con el planteamiento de la Filosofía, al pregunta ¿Porqué de la vida?

Tuvo consigo una serie de cuestionamientos, que impulsaron el desarrollo gradual de

todo lo que existe en la actualidad como tecnología. En sí en el mundo los ojos se

fijaron en los cuatro elementos que rigen todo el universo: agua, aire, fuego y tierra.

En esta situación, el hombre se fijó comúnmente en el aire. Entendió la fuerza infinita e

inmensa que ella produce y entendió que la mejor manera de aprovecharla y,

experimentar con su fuerza y velocidad. Lo que ha logrado en el siglo XXI, ser el eje de

muchísimos avances científicos y tecnológicos que ha convertido a la modernidad en la

diosa de todas las diosas.

Por tal motivo, el hombre empezó a interesarse en la energía oélica, que tiene como

base aprovechar toda la potencialidad de la fuerza de viento y hacer de esta fuerza,

máquinas que puedan hacer más confortable y amena nuestra vida.

1
1.1.2 Meso

Es triste conocer, que nuestro país en el ámbito del desarrollo de la tecnología está casi

en un índice tan pobre, que es preferible no hacerlo notar. No existe desde un serio

proyecto o impulso a la investigación científica, lo cual trae consigo las serias

dificultades de un casi nulo desarrollo de la inteligencia de la población.

No existe ninguna política seria, que fomente el desarrollo de planificaciones y

financiamiento, para impulsar la creación de nuevas tecnologías, lo que conllevaría a la

creación de nuevos puestos de empleo; en especial para los jóvenes. Y es indudable, que

al hablar de energía oélica, es un terreno casi insospechado, hasta a veces ignorado por

la mayoría de los ecuatorianos.

Es muy pobre la atención que recibe el campo del desarrollo tecnológico en nuestro

país. Es realmente preocupante, que en un mundo tan globalizado, donde la modernidad

está en pleno auge y necesita más y más actualizaciones de nuevas tecnologías, el

Ecuador este varado en cuanto a la originalidad y el desarrollo de este campo.

1.1.3 Micro

Como consecuencia de lo anterior, es notable la ausencia de políticas que fomenten el

impulso de varios proyectos de muchos jóvenes, que al sentirse frustrados por no tener

respaldos (tanto de las autoridades como de los docentes), tengan que abandonar y

retirar muy buenos proyectos. Los mismos que con la debida inversión, podían arreglar

la vida de muchas personas en nuestra ciudad. Es indudable que la educación de nuestro

país (tanto pública como privada) está vedada por intereses económicos y políticos, que

lo único que hacen es evitar que los jóvenes no caigan en los vicios y en las drogas, por

el hecho de no tener las oportunidades que todo ser humano merece.

2
1.2 Árbol del Problema

Causas
Inmediatas

Falta de Conocimientos Falta de Falta de


inversión insuficientes infraestructura motivación

Problema

El nivel bajo del desarrollo tecnológico en el Ecuador

Efectos
Inmediatos

Falta de Frustración en
Faltas de fuentes Falta de
Herramientas e los impulsores de
de empleo conocimiento
insumos los proyectos

3
1.3 Análisis crítico

1.3.1 Causas Inmediatas

1.3.1.1 Falta de Inversión

Es indudable que la falta de preocupación, de atención y sobre todo, de impulsar el

desarrollo de un campo tan importante como es el tecnológico en nuestro país, trae

graves consecuencias en todos los campos de la sociedad. En primer lugar, a la falta de

inversión, se sigue consumiendo aparatos y servicios que hacen, o crean otros países, y

su costo es muy elevado. Esto trae dependencia económica, política y social, lo que

impide el progreso y el desarrollo de una sociedad.

En segundo lugar, cuando no existe inversión pero el talento humano está acumulado,

dicho talento se desvía de sus primeros objetivos, y trata de desenvolverse en otro

ámbito, que a veces no puede desarrollar, y otras, los deja abandonado cuando el

gobierno o las instituciones privadas no tienen el mínimo interés en el desarrollo de la

tecnología, lo que hacen es impulsar el progreso de otros fabricantes, lo que trae

consigo muchas falencia a la hora que el país salga del subdesarrollo.

1.3.1.2 Conocimientos insuficientes

Otro aspecto importante de este problema es la falta preparación y en sí la calidad baja

de nuestra educación. Cuando los estudiantes de casi todas las universidades del país (y

seguidos por los de los colegios) tienen una educación que realmente deja mucho que

desear, el desarrollo de nueva tecnología será imposible. Ya que no tendrán las

suficientes bases para impulsar o desarrollar los mejores proyectos, los cuales podrán

ser financiados y puestos en práctica para su correcta concreción.

4
1.3.1.3 Falta de infraestructura

Otro de las causas de la falta de desarrollo en nuestro país, es la evidente falta de

infraestructura, ya que la misma es indispensable para crear un ambiente propicio para

que la mente trabaje a plenitud, y se aproveche todas sus potencialidades.

1.3.1 4 Falta de motivación

Todo esto conlleva a que los talentos y mentes brillantes que tiene el país, se

desperdicien ya que al no tener ambientes de seguridad para su investigación, al no

tener seguridad que sus proyectos van hacer realizados, comienzan a tener una actitud

de desinterés, de despreocupación, y por ende, dejan a un lado para dedicarse a otras

actividades; desperdiciando su talento y un futuro desarrollo tecnológico para el país.

1.3.2 Efectos inmediatos

1.3.2.1 Falta de fuentes de empleo

Indudablemente que la falta de inversión, produce una reducción en las fuentes de

empleo, lo que conlleva a un futuro el aumento de la pobreza. Es así, como al no tener

espacios para desarrollar sus proyectos que tienen gran potencialidad para hacer efecto,

los jóvenes se dedican a los vicios y a la droga, causando múltiples problemas para la

sociedad.

5
1.3.2.2 Mediocridad académica

Indudablemente que si un grupo de personas, no tienen la educación ni la orientación

necesaria para presentar cualquier proyecto, su nivel de conocimientos es de parámetros

insuficientes. Lo que ello produce, que ninguna empresa se pública o privada (peor

extranjera) lo tendrá en cuenta para una futura investigación.

1.3.2.3 Falta de herramientas

En el campo de la investigación, tener las herramientas suficientes y en buen estado (no

sólo las de metal sino también las humanas) puede producirse un desarrollo pleno y

consistente en el campo de trabajo que lo realice. Por tal motivo, es indispensable que

tanto los elementos humanos como físicos, estén en correcto estado para su uso y, esto

traerá consigo muchas satisfacciones en cuanto a la investigación se refiere.

1.3.2.4 Frustración a los impulsores de los proyectos

Cuando una persona que tiene una brillante idea, y esta idea tiene como objetivo ser

plasmada en una máquina que tenga energía, es decir que se transforme en una

tecnología, la seguridad en sí mismo y la motivación, son pasos fundamentales para su

concreción. Sin embargo, cuando no están en plena difusión aquellas estrategias

motivacionales, el inventor o líder del proyecto, puede sentir frustración al no ver

realizado sus ideas. Por lo cual, dichas ideas serían o manipuladas o aprovechadas por

otras personas ajenas a tal proyecto.

6
1.4 Prognosis

Cuando hablamos del campo de la tecnología, y en particular en el de la energía oélica,

se está refiriendo a un tema muy importante para el desarrollo de innovaciones

tecnológicas. Por este motivo, es indispensable que surjan varios proyectos de

investigación –y que mejor forma por parte de jóvenes de secundaria- para que sean en

el futuro, un pilar de innovación y progreso en nuestra sociedad.

Cuando se puede emplear energía a través de cualquier tecnología que el ser humano

haya inventado, es indispensable que dicha tecnología sea desarrollada en el corto

tiempo posible. Ya que esto provocaría que dichas tendencias a dejar a un lado los

proyectos que tienen gran potencialidad, puedan quedarse en el olvido, y así

desaprovechar el gran talento de muchos estudiantes que tiene nuestro país.

Por esta razón, esta investigación si no se concreta, sería de un perjuicio tal, que podría

llegar hasta la eliminación de grandes talentos, como de la falta de interés (y el aumento

de la apatía) de dichas autoridades, que solo piensan a corto plazo y no en un futuro de

progreso y desarrollo.

1.5 Formulación del problema

Como obtener la debida información sobre la utilización de la energía oélica, para

futuros proyectos de maquinaria que puedan desarrollar energía eléctrica, y así fomentar

el progreso de la comunidad y de su población.

7
1.6 Delimitación

1.6.1 Temporal

El presente proyecto tendrá una duración de aproximadamente un año, tiempo en el cual

se cumplirá con todo lo establecido y planificado en el mismo.

1.6.2 Espacial

El presente proyecto de investigación, se realizará en la ciudad de Quito, concretamente

en el colegio fiscal “AANPETRA”, al sur de la ciudad.

1.7 Objetivos

1.7.1 General

 Conocer todos los elementos que intervienen en el empleo de la energía oélica,

para el desarrollo de la electricidad.

1.7.2 Específicos

 Entender la fuerza que trae consigo la energía oélica.

 Identificar como es el funcionamiento de la tecnología que utiliza esta energía.

 Conocer las causas para el funcionamiento de la energía oélica en los motores de

los automóviles.

 Entender el origen en los molinos de viento de esta energía.

8
1.8 Justificación

En la actualidad, estamos inmersos en un mundo donde la modernidad y el desarrollo

tecnológico han demostrado que se puede romper las barreras y los paradigmas de los

millones de gentes que habitan el planeta. De este modo, cuando el ser humano lleva a

realidad sus más infinitas ideas para su ocio, es indudable que la fuerza que hace que un

cuerpo físico se mueva es la energía.

En este proyecto de grado, cuando hablamos de energía oélica, nos estamos refiriendo a

la fuerza que tiene uno de los elementos del universo: el aire. Es así, como el viento, es

aprovechado para el desarrollo de maquinaria tanto casera como industrial. En otras

palabras, la energía oélica, es una de las pioneras para la transportación del agua y, para

producir la electricidad necesaria para el progreso de la vida moderna.

Por todo lo anteriormente dicho, el plantear un proyecto de esta envergadura, es

indispensable, para que por fin se fomente el desarrollo tecnológico de nuestro país y su

campo académico.

9
CAPÍTULO II

Marco Teórico

2.1 Antecedentes

Desde la invención del fuego, hasta el Internet, el ser humano a pasado toda su vida en

desarrollar los infinitos conocimientos que le expliquen el porqué se encuentra en este

mundo. Cuando la amenazada de la muerte y su fatal llegada, llena la mente y el

corazón del ser humano, este entiende que la mejor manera de disfrutar la vida hasta la

llegada de la muerte es el ocio.

Por tal razón, comienza la desesperada evolución del hombre en satisfacer sus más

prioridades necesidades que debe tener, para poder sobrevivir. En este contexto ha

inventado paulatinamente máquinas que han comenzado a satisfacer las infinitas

necesidades y problemas que tiene el hombre en todas sus épocas. Desde el invento de

la rueda, del timón, de la imprenta, de la pólvora, del papel, hasta la computadora y los

satélites, el hombre constantemente ha buscado en su mente y la naturaleza la mejor

fuente para el desarrollo de cualquier energía.

Es por eso, que el hombre al descubrir la fuerza que tiene el viento, y el futuro

desarrollo de la energía oélica, tiene como fin volver ha satisfacer otros de los infinitos

problemas que ha tenido. Esta energía le ayudado a producir desde máquinas que

caminan hasta electricidad, y esto a cambiado la manera de ver del mundo. Por lo

consiguiente, es indispensable que en todas las sociedades que habitan este planeta, se

tenga la investigación de diferentes energías, como la prioridad en muchos temas de

estudio.

10
Es fundamental, que la inversión (como lo han hecho las sociedades desarrolladas) sean

las capaces de construir sus propias tecnologías, para evitar la dependencia de otros

países, que implantan y hasta imponen, sus medidas y políticas, que evitan el progreso

de los pueblos.

2.2 Fundamentación teórica

2.2.1 Energía eólica

Energía eólica es la energía obtenida del viento, es decir, la energía cinética generada

por efecto de las corrientes de aire, y que es transformada en otras formas útiles para las

actividades humanas. El término eolico viene del latín Aeolicus, perteneciente o relativo

a Eolo, dios de los vientos en la mitología griega. La energía eólica ha sido aprovechada

desde la antigüedad para mover los barcos impulsados por velas o hacer funcionar la

maquinaria de molinos al mover sus aspas. En la actualidad, la energía eólica es

utilizada principalmente para producir energía eléctrica mediante aerogeneradores. A

finales de 2007, la capacidad mundial de los generadores eólicos fue de 94.1 gigavatios.

En 2009 la eólica generó alrededor del 2% del consumo de electricidad mundial, cifra

equivalente a la demanda total de electricidad en Italia, la séptima economía mayor

mundial. En España la energía eólica produjo un 11% del consumo eléctrico en 2008, y

un 13.8% en 2009. En la madrugada del domingo 8 de noviembre de 2009, más del 50%

de la electricidad producida en España la generaron los molinos de viento, y se batió el

récord total de producción, con 11.546 megavatios eólicos.1 La energía eólica es un

recurso abundante, renovable, limpio y ayuda a disminuir las emisiones de gases de

efecto invernadero al reemplazar termoeléctricas a base de combustibles fósiles, lo que

1
El sistema eléctrico español. Síntesis 2009, (PDF). Consultado el 11 de octubre de 2010.

11
la convierte en un tipo de energía verde. Sin embargo, el principal inconveniente es su

intermitencia.

2.2.2 Cómo se produce y obtiene

La energía del viento está relacionada con el movimiento de las masas de aire que se

desplazan de áreas de alta presión atmosférica hacia áreas adyacentes de baja presión,

con velocidades proporcionales al gradiente de presión. Los vientos son generados a

causa del calentamiento no uniforme de la superficie terrestre por parte de la radiación

solar, entre el 1 y 2% de la energía proveniente del sol se convierte en viento. De día,

las masas de aire sobre los océanos, los mares y los lagos se mantienen frías con

relación a las áreas vecinas situadas sobre las masas continentales.

Los continentes absorben una menor cantidad de luz solar, por lo tanto el aire que se

encuentra sobre la tierra se expande, y se hace por lo tanto más liviana y se eleva. El

aire más frío y más pesado que proviene de los mares, océanos y grandes lagos se pone

en movimiento para ocupar el lugar dejado por el aire caliente.

Para poder aprovechar la energía eólica es importante conocer las variaciones diurnas y

nocturnas y estacionales de los vientos, la variación de la velocidad del viento con la

altura sobre el suelo, la entidad de las ráfagas en espacios de tiempo breves, y valores

máximos ocurridos en series históricas de datos con una duración mínima de 20 años.

Es también importante conocer la velocidad máxima del viento. Para poder utilizar la

energía del viento, es necesario que este alcance una velocidad mínima que depende del

aerogenerador que se vaya a utilizar pero que suele empezar entre los 3 m/s (10 km/h) y

los 4 m/s (14,4 km/h), velocidad llamada "cut-in speed", y que no supere los 25 m/s

(90 km/h), velocidad llamada "cut-out speed".

12
La energía del viento es utilizada mediante el uso de máquinas eólicas (o aeromotores)

capaces de transformar la energía eólica en energía mecánica de rotación utilizable, ya

sea para accionar directamente las máquinas operatrices, como para la producción de

energía eléctrica. En este último caso, el sistema de conversión, (que comprende un

generador eléctrico con sus sistemas de control y de conexión a la red) es conocido

como aerogenerador.

En la actualidad se utiliza, sobre todo, para mover aerogeneradores. En estos la energía

eólica mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se hace girar el rotor de un

generador, normalmente un alternador, que produce energía eléctrica. Para que su

instalación resulte rentable, suelen agruparse en concentraciones denominadas parques

eólicos.

Un molino es una máquina que transforma el viento en energía aprovechable, que

proviene de la acción de la fuerza del viento sobre unas aspas oblicuas unidas a un eje

común. El eje giratorio puede conectarse a varios tipos de maquinaria para moler grano,

bombear agua o generar electricidad. Cuando el eje se conecta a una carga, como una

bomba, recibe el nombre de molino de viento. Si se usa para producir electricidad se le

denomina generador de turbina de viento. Los molinos tienen un origen remoto.

13
2.2.3 Historia

La energía eólica no es algo nuevo, es una de las energías más antiguas junto a la

energía térmica. Ya desde la publicación del libro Don Quijote de la Mancha, los

molinos de viento estaban presentes, quizás los molinos más famosos del mundo. “La

ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos á desear; porque ves allí,

amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta ó pocos mas desaforados gigantes con

quien pienso hacer batalla y quitarles á todos las vidas (...). -Mire vuestra merced,

respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de

viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas que, volteadas del viento, hacen

andar la piedra del molino.”2

El viento como fuerza motriz existe desde la antigüedad y en todos los tiempos ha sido

utilizado como tal, como podemos observar. Tiene su origen en el sol. Así, ha movido a

barcos impulsados por velas o ha hecho funcionar la maquinaria de los molinos al

mover sus aspas. Pero, fue a partir de los ochenta del siglo pasado, cuando este tipo de

energía limpia sufrió un verdadero impulso. La energía eólica crece de forma imparable

a partir del siglo XXI, en algunos países más que en otros, pero sin duda alguna en

España existe un gran crecimiento, siendo uno de los primeros países por debajo de

Alemania a nivel europeo o de Estados Unidos a escala mundial. Su auge en parques

eólicos es debido a las condiciones tan favorables que existe de viento, sobre todo en

Andalucía que ocupa un puesto principal, entre los que se puede destacar el Golfo de

Cádiz, ya que el recurso de viento es excepcional.

2
«Anuario LAWEA 2009-2010». Consultado el 11 de octubre de 2010.

14
2.2.4 Los primeros molinos

La referencia más antigua que se tiene es un molino de viento que fue usado para hacer

funcionar un órgano en el siglo I era común. Los primeros molinos de uso práctico

fueron construidos en Sistán, Afganistán, en el siglo VII. Estos fueron molinos de eje

vertical con hojas rectangulares. Aparatos hechos de 6 a 8 velas de molino cubiertos con

telas fueron usados para moler maíz o extraer agua.

2.2.5 En Europa

En Europa los primeros molinos aparecieron en el siglo XII en Francia e Inglaterra y se

distribuyeron por el continente. Eran unas estructuras de madera, conocidas como torres

de molino, que se hacían girar a mano alrededor de un poste central para levantar sus

aspas al viento. El molino de torre se desarrolló en Francia a lo largo del siglo XIV.

Consistía en una torre de piedra coronada por una estructura rotativa de madera que

soportaba el eje del molino y la maquinaria superior del mismo. Estos primeros

ejemplares tenían una serie de características comunes. De la parte superior del molino

sobresalía un eje horizontal. De este eje partían de cuatro a ocho aspas, con una longitud

entre 3 y 9 metros. Las vigas de madera se cubrían con telas o planchas de madera. La

energía generada por el giro del eje se transmitía, a través de un sistema de engranajes, a

la maquinaria del molino emplazada en la base de la estructura. Los molinos de eje

horizontal fueron usados extensamente en Europa Occidental para moler trigo desde la

década de 1180 en adelante. Basta recordar los ya famosos molinos de viento en las

andanzas de Don Quijote. Todavía existen molinos de esa clase, por ejemplo, en

Holanda.3

2.2.6 Molinos de bombeo


3
The World Wind Energy Association (WWEA) web site, 2006-04-21

15
En Estados Unidos, el desarrollo de molinos de bombeo, reconocibles por sus múltiples

velas metálicas, fue el factor principal que permitió la agricultura y la ganadería en

vastas áreas de Norteamérica, de otra manera imposible sin acceso fácil al agua. Estos

molinos contribuyeron a la expansión del ferrocarril alrededor del mundo, supliendo las

necesidades de agua de las locomotoras a vapor.

2.2.7 Turbinas modernas

Las turbinas modernas fueron desarrolladas a comienzos de 1980, si bien, los diseños

continúan desarrollándose.

2.2.8 Utilización de la energía eólica

La industria de la energía eólica en tiempos modernos comenzó en 1979 con la

producción en serie de turbinas de viento por los fabricantes Kuriant, Vestas, Nordtank,

y Bonus. Aquellas turbinas eran pequeñas para los estándares actuales, con capacidades

de 20 a 30 kW cada una. Desde entonces, la talla de las turbinas ha crecido

enormemente, y la producción se ha expandido a muchos países.

2.2.9 Coste de la energía eólica

16
El coste de la unidad de energía producida en instalaciones eólicas se deduce de un

cálculo bastante complejo. Para su evaluación se deben tener en cuenta diversos

factores, entre los cuales cabe destacar:

1. El coste inicial o inversión inicial, el costo del aerogenerador incide en

aproximadamente el 60 a 70%. El costo medio de una central eólica es, hoy, de

unos 1.200 Euros por kW de potencia instalada y variable según la tecnología y

la marca que se vayan a instalar ("direct drive", "síncronas", "asíncronas",

"generadores de imanes permanentes"

2. Debe considerarse la vida útil de la instalación (aproximadamente 20 años) y la

amortización de este costo;

3. Los costos financieros;

4. Los costos de operación y mantenimiento (variables entre el 1 y el 3% de la

inversión);

5. La energía global producida en un período de un año, es decir el denominado

factor de planta de la instalación. Esta se define en función de las características

del aerogenerador y de las características del viento en el lugar donde se ha

emplazado. Este cálculo es bastante sencillo puesto que se usan las "curvas de

potencia" certificadas por cada fabricante y que suelen garantizarse a entre 95-

98% según cada fabricante. Para algunas de las máquinas que llevan ya

funcionando más de 20 años se ha llegado a respetar 99% de las curvas de

potencia.

2.2.10 Producción por países

17
Capacidad total de energía eólica instalada

Posición País 2009 2008 2006 2005 2004

25.17 11.6 9.14 6.72


1 EE.UU. 32.919
0 03 9 5

23.90 20.6 18.4 16.6


2 Alemania 25.030
3 22 28 28

12.21 2.40 1.26


3 China 20.000 764
0 5 0

(13%) 16.75 11.7 10.0 8.50


4 España
18.263 4 30 28 4

6.27 4.43 3.00


5 India 10.742 9.654
0 0 0

1.56
6 Francia 4.655 3.404 757 386
7

2.12 1.71 1.26


7 Italia 4.547 3.736
3 7 5

Reino 1.96 1.35


8 4.015 3.241 888
Unido 3 3

(20%) 3.13 3.12 3.12


9 Dinamarca 3.180
3.384 6 8 4

10 Portugal (15%) 2.862 1.71 1.02 522

18
3.374 6 2

11 Canadá 3.301

12 Países Bajos 2.220

13 Japón 1.980

14 Australia 1.494

15 Grecia 1.062

16 Suecia 1.021

17 Irlanda 1.002

18 Austria 995

19 Turquía 635

20 Brasil 634

Total 120.7 73.9 58.9 47.6


140.951
mundial 91 04 82 71

Existe una gran cantidad de aerogeneradores operando, con una capacidad total de

159.213 MW, de los que Europa cuenta con el 47,9% (2009). EE.UU. y China, juntos,

representaron 38,4% de la capacidad eólica global. Los cinco países (EE.UU., China,

Alemania, España e India) representaron 72,9% de la capacidad eólica mundial en 2009,

ligeramente mayor que 72,4% de 2008. La Asociación Mundial de Energía Eólica

(World Wind Energy Association) anticipa que una capacidad de 200.000 MW será

superada en el 2010.4

4
World Wind Energy Association World Wind Energy Report 2009 retrieved 2010 07 21

19
En 2006, la instalación de 7,588 MW en Europa supuso un incremento del 23%

respecto a la de 2005. Alemania, España, Estados Unidos, India y Dinamarca han

realizado las mayores inversiones en generación de energía eólica. Dinamarca es, en

términos relativos, la más destacada en cuanto a fabricación y utilización de turbinas

eólicas, con el compromiso realizado en los años 1970 de llegar a obtener la mitad de la

producción de energía del país mediante el viento. Actualmente genera más del 20% de

su electricidad mediante aerogeneradores, mayor porcentaje que cualquier otro país, y

es el quinto en producción total de energía eólica, a pesar de ser el país número 56 en

cuanto a consumo eléctrico.

2.2.11 Energía eólica en España

A 31 de diciembre de 2008, España tenía instalada una capacidad de energía eólica de

16.018 MW (16,7 % de la capacidad del sistema eléctrico nacional), cubriendo durante

ese año 2008 el 11 % de la demanda eléctrica. Se situaba así en tercer lugar en el mundo

en cuanto a potencia instalada, detrás de Alemania y EEUU. En 2005, el Gobierno de

España aprobó una nueva ley nacional con el objetivo de llegar a los 20.000 MW de

potencia instalada en 2012. Durante el periodo 2006-07 la energía eólica produjo 27.026

GWh (10% producción eléctrica Total).

20
La energía eólica en España alcanzó el 27 de marzo de 2008 un nuevo máximo de

producción de energía diaria con 209.480 MWh, lo que representó el 24% de la

demanda de energía eléctrica peninsular durante ese día. Un día antes, el 26 de marzo,

se registró un nuevo récord en la producción eólica horaria con 9.850 MWh entre las

17.00 y las 18.00 horas. El anterior récord data del 4 de marzo de 2008 un nuevo récord

de producción: 10.032 MW a las 15.53 horas. Esta es una potencia superior a la

producida por las seis centrales nucleares que hay en España que suman 8 reactores y

que juntas generan 7.742,32 MW. Desde hace unos años en España es mayor la

capacidad teórica de generar energía eólica que nuclear y es el segundo productor

mundial de energía eólica, después de Alemania. España y Alemania también llegaron a

producir en 2005 más electricidad desde los parques eólicos que desde las centrales

hidroeléctricas. Está previsto para los próximos años un desarrollo de la energía eólica

marina en España. Los Ministerios de Industria, Comercio y Turismo y Medio

Ambiente ya están trabajando en la regulación e importantes empresas del sector han

manifestado su interés en invertir.

2.2.12 Energía eólica en el Reino Unido

La minieólica podría generar electricidad más barata que la de la red en algunas zonas

rurales de Reino Unido, según un estudio de Carbon Trust. Según ese informe, los mini

aerogeneradores podrían llegar a generar 1,5 teravatios hora (TWh) al año en Reino

Unido, un 0,4% del consumo total del país, evitando así la emisión de 0,6 millones de

toneladas de CO2. El Reino Unido cerró 2008 con 4.015 MW eólicos instalados con una

21
presencia testimonial en su producción eléctrica, sin embargo es uno de los países del

mundo que más capacidad eólica tiene planificada.

El Reino Unido ya ha otorgado concesiones para alcanzar los 32.000 MW eólicos

marinos en sus costas:

1. Dogger Bank; 9.000 MW; Mar del Norte; Forewind * (SSE Renewables, RWE

Npower Renewables, StatoilHydro & Statkraft)

2. Norfolk Bank; 7.200 MW; Mar del Norte; *Iberdrola Renovables

(ScottishPower) & Vattenfall

3. Mar de Irlanda; 4.100 MW; Mar de Irlanda; Céntrica

4. Hornsea; 4.000 MW; Mar del Norte; * Mainstream Renewables, Siemens &

Hochtief Construction

5. Ría del Forth; 3.400 MW; Escocia; SeaGreen * (SSE Renewables y Fluor)

6. Canal de Bristol; 1.500 MW; Costa Suroeste; RWE Npower Renewables

7. Ría de Moray; 1.300 MW; Escocia; * EDP Renovables & SeaEnergy

8. Isla de Wight (Oeste); 900 MW; Sur; Enerco New Energy

9. Hastings; 600 MW; Sur; E.On Climate & Renewables

Según la administración británica “la industria eólica marina es una de las claves de la

ruta del Reino Unido hacia una economía baja en emisiones de CO2 y debería suponer

un valor de unos 75.000 millones de libras (84.000 millones de euros) y sostener unos

70.000 empleos hasta 2020”.

22
2.2.13 Energía eólica en Latinoamérica

El desarrollo de la energía eólica en Latinoamérica está en sus comienzos, llegando la

capacidad conjunta instalada en estos países a los 769 MW (datos de septiembre de

2009). A fecha de 2009, el desglose de potencia instalada por países y su porcentaje

sobre el total de cada país es el siguiente:

1. Brasil: 415 MW (0,4%)

2. México: 85 MW (0,17%)

3. Costa Rica: 70 MW (2,8%)

4. Nicaragua 40 MW (5%)

5. Argentina: 29 MW (0,1%)

6. Uruguay: 20 MW (0,8%)

7. Chile: 20 MW (0,2%)

8. Colombia: 20 MW (0,1%)

9. Cuba: 7,2 MW (0,05%)

10. Ecuador: 2,4 MW (0,05%)

11. Perú: 0 MW (0%)

12. Venezuela: 0 MW (0%)

23
2.2.14 Ventajas de la energía eólica

1. Es un tipo de energía renovable ya que tiene su origen en procesos atmosféricos

debidos a la energía que llega a la Tierra procedente del Sol.

2. Es una energía limpia ya que no produce emisiones atmosféricas ni residuos

contaminantes.

3. No requiere una combustión que produzca dióxido de carbono (CO2), por lo que

no contribuye al incremento del efecto invernadero ni al cambio climático.

4. Puede instalarse en espacios no aptos para otros fines, por ejemplo en zonas

desérticas, próximas a la costa, en laderas áridas y muy empinadas para ser

cultivables.

5. Puede convivir con otros usos del suelo, por ejemplo prados para uso ganadero o

cultivos bajos como trigo, maíz, patatas, remolacha, etc.

6. Crea un elevado número de puestos de trabajo en las plantas de ensamblaje y las

zonas de instalación.

7. Su instalación es rápida, entre 4 meses y 9 meses

8. Su inclusión en un sistema ínter ligado permite, cuando las condiciones del

viento son adecuadas, ahorrar combustible en las centrales térmicas y/o agua en

los embalses de las centrales hidroeléctricas.

24
9. Su utilización combinada con otros tipos de energía, habitualmente la solar,

permite la autoalimentación de viviendas, terminando así con la necesidad de

conectarse a redes de suministro, pudiendo lograrse autonomías superiores a las

82 horas, sin alimentación desde ninguno de los 2 sistemas.

10. La situación actual permite cubrir la demanda de energía en España un 30%

debido a la múltiple situación de los parques eólicos sobre el territorio,

compensando la baja producción de unos por falta de viento con la alta

producción en las zonas de viento. Los sistemas del sistema eléctrico permiten

estabilizar la forma de onda producida en la generación eléctrica solventando los

problemas que presentaban los aerogeneradores como productores de energía al

principio de su instalación.

11. Posibilidad de construir parques eólicos en el mar, donde el viento es más fuerte,

más constante y el impacto social es menor, aunque aumentan los costes de

instalación y mantenimiento. Los parques offshore son una realidad en los países

del norte de Europa, donde la generación eólica empieza a ser un factor bastante

importante.

25
2.2.15 Inconvenientes de la energía eólica

Debido a la falta de seguridad en la existencia de viento, la energía eólica no puede ser

utilizada como única fuente de energía eléctrica. Por lo tanto, para salvar los "valles" en

la producción de energía eólica es indispensable un respaldo de las energías

convencionales (centrales de carbón o de ciclo combinado, por ejemplo, y más

recientemente de carbón limpio). Sin embargo, cuando respaldan la eólica, las centrales

de carbón no pueden funcionar a su rendimiento óptimo, que se sitúa cerca del 90% de

su potencia. Tienen que quedarse muy por debajo de este porcentaje, para poder subir

sustancialmente su producción en el momento en que afloje el viento. Por tanto, en el

modo "respaldo", las centrales térmicas consumen más combustible por kW/h

producido.

También, al subir y bajar su producción cada vez que cambia la velocidad del viento, se

desgasta más la maquinaría. Este problema del respaldo en España se va a tratar de

solucionar mediante una interconexión con Francia que permita emplear el sistema

europeo como colchón de la variabilidad eólica. Además, la variabilidad en la

producción de energía eólica tiene 2 importantes consecuencias:

1. Para evacuar la electricidad producida por cada parque eólico (que suelen estar

situados además en parajes naturales apartados) es necesario construir unas

líneas de alta tensión que sean capaces de conducir el máximo de electricidad

que sea capaz de producir la instalación. Sin embargo, la media de tensión a

26
conducir será mucho más baja. Esto significa poner cables 4 veces más gruesos,

y a menudo torres más altas, para acomodar correctamente los picos de viento.

2. Es necesario suplir las bajadas de tensión eólicas "instantáneamente"

(aumentando la producción de las centrales térmicas), pues sino se hace así se

producirían, y de hecho se producen apagones generalizados por bajada de

tensión. Este problema podría solucionarse mediante dispositivos de

almacenamiento de energía eléctrica. Pero la energía eléctrica producida no es

almacenable: es instantáneamente consumida o perdida.

Además, otros problemas son:

1. Técnicamente, uno de los mayores inconvenientes de los aerogeneradores es el

llamado hueco de tensión. Ante uno de estos fenómenos, las protecciones de los

aerogeneradores con motores de jaula de ardilla se desconectan de la red para

evitar ser dañados y, por tanto, provocan nuevas perturbaciones en la red, en este

caso, de falta de suministro. Este problema se soluciona bien mediante la

modificación de la aparamenta eléctrica de los arogeneradores, lo que resulta

bastante costoso, bien mediante la utilización de motores síncronos aunque es

bastante más fácil asegurarse de que la red a la que se va a conectar sea fuerte y

estable.

2. Uno de los grandes inconvenientes de este tipo de generación, es la dificultad

intrínseca de prever la generación con antelación. Dado que los sistemas

eléctricos son operados calculando la generación con un día de antelación en

vista del consumo previsto, la aleatoriedad del viento plantea serios problemas.

Los últimos avances en previsión del viento han mejorado muchísimo la

27
situación, pero sigue siendo un problema. Igualmente, grupos de generación

eólica no pueden utilizarse como nudo oscilante de un sistema.

3. Además de la evidente necesidad de una velocidad mínima en el viento para

poder mover las aspas, existe también una limitación superior: una máquina

puede estar generando al máximo de su potencia, pero si el viento aumenta lo

justo para sobrepasar las especificaciones del aerogenerador, es obligatorio

desconectar ese circuito de la red o cambiar la inclinación de las aspas para que

dejen de girar, puesto que con viento de altas velocidades la estructura puede

resultar dañada por los esfuerzos que aparecen en el eje. La consecuencia

inmediata es un descenso evidente de la producción eléctrica, a pesar de haber

viento en abundancia, y otro factor más de incertidumbre a la hora de contar con

esta energía en la red eléctrica de consumo.

Aunque estos problemas parecen únicos a la energía eólica, son comunes a todas las

energías de origen natural:

1. Un panel solar sólo producirá potencia mientras haya suficiente luz solar.

2. Una central hidráulica de represa sólo podrá producir mientras las condiciones

hídricas y las precipitaciones permitan la liberación de agua.

3. Una central maremotriz sólo podrá producir mientras la actividad acuática lo

permita

28
Aspectos medioambientales

1. Generalmente se combina con centrales térmicas, lo que lleva a que existan

quienes critican que realmente no se ahorren demasiadas emisiones de dióxido

de carbono. No obstante, hay que tener en cuenta que ninguna forma de

producción de energía tiene el potencial de cubrir toda la demanda y la

producción energética basada en renovables es menos contaminante, por lo que

su aportación a la red eléctrica es netamente positiva.

2. Existen parques eólicos en España en espacios protegidos como ZEPAs (Zona

de Especial Protección de Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) de

la Red Natura 2000, lo que es una contradicción. Si bien la posible inserción de

alguno de estos parques eólicos en las zonas protegidas ZEPAS y LIC tienen un

impacto reducido debido al aprovechamiento natural de los recursos, cuando la

expansión humana invade estas zonas, alterándolas sin que con ello se produzca

ningún bien.

3. Al comienzo de su instalación, los lugares seleccionados para ello coincidieron

con las rutas de las aves migratorias, o zonas donde las aves aprovechan vientos

de ladera, lo que hace que entren en conflicto los aerogeneradores con aves y

murciélagos. Afortunadamente los niveles de mortandad son muy bajos en

comparación con otras causas como por ejemplo los atropellos (ver gráfico).

29
Aunque algunos expertos independientes aseguran que la mortandad es alta.

Actualmente los estudios de impacto ambiental necesarios para el

reconocimiento del plan del parque eólico tienen en consideración la situación

ornitológica de la zona. Además, dado que los aerogeneradores actuales son de

baja velocidad de rotación, el problema de choque con las aves se está

reduciendo.

4. El impacto paisajístico es una nota importante debido a la disposición de los

elementos horizontales que lo componen y la aparición de un elemento vertical

como es el aerogenerador. Producen el llamado efecto discoteca: este efecto

aparece cuando el sol está por detrás de los molinos y las sombras de las aspas

se proyectan con regularidad sobre los jardines y las ventanas, parpadeando de

tal modo que la gente denominó este fenómeno: “efecto discoteca”. Esto, unido

al ruido, puede llevar a la gente hasta un alto nivel de estrés, con efectos de

consideración para la salud. No obstante, la mejora del diseño de los

aerogeneradores ha permitido ir reduciendo el ruido que producen.

5. La apertura de pistas y la presencia de operarios en los parques eólicos hace que

la presencia humana sea constante en lugares hasta entonces poco transitados.

Ello afecta también a la fauna.

30
2.2.16 Definición.

La energía eólica es aquella cuyo origen proviene del movimiento de masas de aire, es

decir, del viento. El movimiento de las masas de aire se debe principalmente a la

diferencia de presiones existentes en distintos lugares de la atmósfera terrestre,

desplazándose de las altas a las bajas presiones, generándose un tipo de viento llamado

geoestrófico.

Para la generación de energía eléctrica a partir de la energía eólica interesa mucho más

el origen de los vientos en zonas especificas del planeta, o los llamados locales, entre

los que están las brisas marinas -debidas a la diferencia de temperatura entre el mar y la

tierra- y los llamados vientos de montaña, producidos por el calentamiento de las altas

elevaciones, lo que afecta a la densidad del aire y hace que el viento suba o baje por las

laderas, dependiendo de si es de noche o de día.

De modo que la energía eólica se origina básicamente como resultado del giro de un

rotor por efecto del viento que pasa entre sus aspas. Es una forma indirecta de

aprovechar la energía solar, ya que son las diferencias de temperaturas y de presiones en

la atmósfera, provocadas por la absorción de la radiación solar, las que ponen al viento

en movimiento. Es, en la actualidad, una energía limpia y también la menos costosa de

producir, lo que explica el fuerte entusiasmo por esta tecnología.

31
Hace miles de años que se utiliza la energía del viento. Los persas fueron los pioneros

en el uso de molinos de viento, que utilizaban para moler trigo. La energía eólica -o el

aerogenerador de hoy- ya no se parece al modelo de sus antepasados. Hoy es un

generador de corriente eléctrica a partir de la energía cinética del viento. Los

aerogeneradores más poderosos comenzaron a ser instalados entre los años 2004 y

2005. Un ejemplo podría ser el de 5M Repower con una potencia nominal de salida de 5

megavatios, una producción anual estimada en 17 Gwh, una altura del rotor de 120

metros para el modelo terrestre y de 90 metros para el modelo marítimo, con 126 metros

de diámetro y una longitud de pala de 61,5 metros. Es sólo un ejemplo, ya que también

existen otros modelos de similares características o menos poderosos.

La energía eólica no contamina, es inagotable y frena el agotamiento de combustibles

fósiles, contribuyendo a evitar el cambio climático. Más de 15 millones de millones de

Kwh de electricidad se generan anualmente en todo el mundo, y cerca del 65% es

producido quemando combustibles fósiles, obteniéndose el resto de otras fuentes, como

la nuclear, hidroeléctrica, geotérmica, biomasa, solar, y el viento. Solo cerca del 0.3%

de ese total corresponde hoy a la energía eólica. Sin embargo, el uso del viento para la

producción de electricidad se ha extendido rápidamente en los años recientes, debido en

gran parte a las mejoras tecnológicas, la maduración de la industria, y a una creciente

preocupación por las emisiones asociadas a la quema de combustibles fósiles. Mediante

las regulaciones a la industria eléctrica, así como incentivos por parte de los gobiernos,

32
se influye en cuán rápidamente se adoptará la energía eólica en los diferentes países.

Las políticas eficaces ayudarán a allanar el camino y asegurarán que ella pueda

competir con otras fuentes de energía en el mercado de la electricidad.

Al contrario de lo que puede ocurrir con las energías convencionales, la energía eólica

no produce ningún tipo de alteración sobre los acuíferos, ni por consumo ni por

contaminación con residuos o vertidos. La generación de electricidad a partir del viento

no produce gases tóxicos, no contribuye al efecto invernadero, no destruye la capa de

ozono, no crea lluvia ácida, no origina productos secundarios peligrosos ni residuos

contaminantes.

Cada Kwh. de electricidad generada por energía eólica en lugar de carbón evita que se

lancen a la atmósfera del planeta:

1. 0,60 Kg. de CO², dióxido de carbono.

2. 1,33 gr. de SO², dióxido de azufre.

3. 1,67 gr. de NOx, óxido de nitrógeno.

La electricidad producida por un aerogenerador evita que se quemen diariamente miles

de litros de petróleo y miles de kilogramos de lignito negro en las centrales térmicas.

Ese mismo generador produce idéntica cantidad de energía que la obtenida por quemar

diariamente mil Kg. de petróleo.

33
Un parque eólico capaz de generar 10 Mw de electricidad:

1. Evita 28.480 Tn. al año de CO².

2. Sustituye 2.447 toneladas equivalentes de petróleo.

3. Aporta trabajo a 130 personas al año, durante el diseño y la construcción.

4. Proporciona desarrollo de tecnología a la industria.

5. Produce energía eléctrica para 11 mil familias.

2.2.17 Análisis de funcionamiento.

Los vientos son generados a causa del calentamiento no uniforme de la superficie

terrestre por parte de la radiación solar. Y así, entre el 1% y 2% de la energía

proveniente del Sol se convierte en viento. De día las masas de aire sobre los océanos,

mares y lagos se mantienen frías con relación a las vecinas situadas sobre las zonas

continentales.

Los continentes absorben una menor cantidad de luz solar, por lo que el aire sobre la

tierra se calienta más, se expande y se hace más liviano, elevándose. El aire más frío y

más pesado que proviene de los mares, océanos y grandes lagos se pone en movimiento

para ocupar el lugar dejado por el aire caliente.

34
Para poder aprovechar la energía eólica es importante conocer las variaciones diurnas,

nocturnas y estacionales de los vientos, la variación de su velocidad respecto a la altura,

la velocidad máxima del viento, la entidad de las ráfagas en breves períodos de tiempo,

y los valores máximos ocurridos en series históricas de datos con una duración mínima

de 20 años. Para poder utilizar la energía del viento es necesario que este alcance una

velocidad mínima en dependencia del aerogenerador a utilizar, pero que suele empezar

entre los 3 m/s (10 km/h) y los 4 m/s (14,4 km/h), velocidad llamada "cut-in speed", y

que no supere los 25 m/s (90 km/h), velocidad llamada "cut-out speed".

La energía del viento es utilizada mediante el uso de máquinas eólicas (o aeromotores)

capaces de transformar la energía eólica en energía mecánica de rotación utilizable, ya

sea para accionar directamente las máquinas operatrices, como para la producción de

energía eléctrica. En este último caso, el sistema de conversión, (que comprende un

generador eléctrico con sus sistemas de control y de conexión a la red) es conocido

como aerogenerador. En estos la energía eólica mueve una hélice y, mediante un

sistema mecánico, se hace girar el rotor de un generador -normalmente un alternador-

que produce energía eléctrica. Para que su instalación resulte rentable suelen agruparse

en concentraciones denominadas parques eólicos.

Existen diversos aparatos con diseños y tamaños adecuados para las diferentes

necesidades. Algunos son con eje vertical, la mayor parte de los cuales se emplean para

35
bombear agua y otros tipos de trabajos mecánicos. Los generadores con eje horizontal

son los más conocidos.

Los avances en la aerodinámica han incrementado el rendimiento de los

aerogeneradores del 10% hasta el 45%. En buenos emplazamientos, con vientos medios

anuales superiores a los 5 m/s a 10 metros de altura se consiguen producciones

eléctricas anuales por m² de área barrida superiores a los mil Kw/h. El tamaño medio de

los grandes aerogeneradores es de 600-1.300 Kw, con rotores de 40 metros de diámetro.

Los futuros desarrollos tecnológicos buscan la reducción de costos mediante la elección

de conceptos simplificados, como por ejemplo: el uso de trenes de potencia modulares,

diseños sin caja de multiplicación, sistemas de comunicación pasivos y con orientación

libre. Los desarrollos inciden también en la reducción de cargas y desgastes mecánicos

mediante articulaciones y sistemas de velocidad variable, con control de par, reduciendo

las fluctuaciones y mejorando la sincronización a la red. Todo esto se traducirá en trenes

de potencia más ligeros y baratos.

Hace pocos años los prototipos instalados tenían una potencia de 1.500 Kw. y ahora se

proyectan máquinas de 2.500 y 3.000 Kw., e incluso de 5.000 Kw. Los nuevos diseños

buscan, además, la reducción del impacto visual y la disminución del ruido

aerodinámico.

36
El aire al ser un fluido de pequeño peso específico, implica fabricar máquinas grandes y

en consecuencia caras. Su altura puede igualar a la de un edificio de 10 ó más plantas,

en tanto que la envergadura total de sus aspas alcanza la veintena de metros, lo cual

encarece su producción.

Desde el punto de vista estético, la energía eólica produce un impacto visual inevitable,

ya que por sus características precisa unos emplazamientos que normalmente resultan

ser los que más evidencian la presencia de las máquinas (cerros, colinas, litoral). En este

sentido, la implantación de la energía eólica a gran escala puede producir una alteración

clara sobre el paisaje, que deberá ser evaluada en función de la situación previa

existente en cada localización.

Un impacto negativo es el ruido producido por el giro del rotor, pero su efecto no es

más acusado que el generado por una instalación de tipo industrial de similar entidad.

También ha de tenerse especial cuidado a la hora de seleccionar un parque si en las

inmediaciones habitan aves, por el riesgo de mortandad que puede provocar en ellas al

impactar con las palas, aunque existen soluciones al respecto, como pintar en colores

llamativos las palas, situar los molinos adecuadamente, dejando "pasillos" a las aves, e

incluso, en casos extremos, hacer un seguimiento de las aves por radar y llegar a parar

las turbinas para evitar las colisiones.

37
2.2.18 Fundamentación.

El viento no se mantiene constante en cuanto a dirección y magnitud. Algunos modelos

han determinado que es, sobre todo, una variable aleatoria. Dado que su energía

depende de su velocidad, ¿cuál sería la potencia que en determinado momento entrega

el viento? Para calcular la potencia promedio que es aprovechada por un rotor de

generación eólica usaremos la llamada “ley de Betz”, que es demostrada de la siguiente

manera:

Supongamos que la velocidad a la que

entra el viento al tubo de corriente es

de valor V1 y a la velocidad que sale

es V2; podemos suponer que la

velocidad a la que el viento entra al

aerogenerador es de (V1+V2)/2.

El flujo másico que entra al rotor entonces tiene valor de:

Dado que en el tubo de corriente se debe conservar la potencia, la que entra a velocidad

V1 tiene que ser igual a la suma de la que sale a velocidad V2 y la que se va por el

rotor. Entonces la potencia que se va por el rotor es:

Protor =

Y remplazando la masa nos queda:

38
P = ( /4) (v12 - v22) (v1+v2) A

La potencia que lleva el viento antes de llegar al rotor viene dada por:

P0 = ( /2) v13 A

Si la comparamos ahora con la potencia del viento nos da la siguiente gráfica:

Cuyo máximo viene dado por 0.59 aproximadamente; es decir: la máxima potencia que

se puede extraer del viento es de 0.59 veces de la inicial.

39
El grafico muestra las potencias del viento, la extraída por el rotor y la transformada a

electricidad. La extraída por el rotor está limitada por la ley de Betz, y la transformada

en electricidad está limitada por la eficiencia del generador. Como la potencia entregada

por el generador eólico depende de la velocidad del viento, la eficiencia va a depender

también de la misma velocidad del viento, registrándose eficiencias máximas del orden

del 44%.

La cantidad de energía (mecánica o eléctrica) que pueda generar una turbina eólica

depende mucho de las características del viento vigentes en el sitio de instalación. De

hecho, la producción puede variar en un factor de 2 a 3 entre un sitio regular y uno

excelente, de manera que la rentabilidad de un proyecto depende directamente del

recurso eólico local. Por esta razón, es necesario un estudio técnico detallado de las

características del viento en un sitio específico antes de avanzar en un proyecto de

cualquier magnitud.

El análisis requerido depende directamente de la aplicación y la escala prevista;

naturalmente, un proyecto a gran escala conectado a la red requiere de un estudio más

profundo que un pequeño sistema aislado. El método más exacto (aunque más costoso)

para conocer el potencial de producción de energía del viento es la instalación de uno o

más anemómetros, los cuales, periódicamente, generan datos de la velocidad y la

dirección del viento en forma electrónica. Estos datos se analizan detalladamente en

relación con las características del terreno y las mediciones de estaciones

meteorológicas cercanas, con el fin de estimar la producción potencial de energía a

40
largo plazo y durante diferentes épocas del año. La información meteorológica de sitios

aledaños puede apoyar el análisis del potencial eólico; sin embargo, este tipo de

información generalmente tiende a subestimar el recurso eólico.

Hay tres componentes del viento que determinan la potencia disponible en un sistema

de conversión de energía eólica:

1. Velocidad del viento: es un parámetro crítico, porque la potencia varía según

el cubo de la velocidad del viento, o sea, una o dos veces más alta significa

ocho veces más de potencia. Además, la velocidad varía directamente con la

altitud sobre el suelo, por la fricción causada por montañas, árboles,

edificios, y otros objetos. Las turbinas eólicas requieren una velocidad de

viento mínima para empezar a generar energía: para pequeñas turbinas esto

es, aproximadamente, de 3,5 metros por segundo (m/s), y para turbinas

grandes de 6 m/s, como mínimo.

2. Características del viento (turbulencia): mientras que los modelos de viento

globales ponen el aire en movimiento y determinan, a grandes rasgos, el

recurso del viento en una región, rasgos topográficos locales, que incluyen

formaciones geográficas, flora y estructuras artificiales, pueden mostrar la

diferencia entre un recurso eólico utilizable y uno que no lo es.

3. Densidad del aire: temperaturas bajas producen una densidad del aire más

alta. Mayor densidad significa más fluidez de las moléculas en un volumen

de aire dado, y más fluidez de las moléculas encima de una pala de la turbina

produce un rendimiento más alto de la potencia para una velocidad del viento

dada.

41
2.2.19 Tipos y componentes de aerogeneradores.

Atendiendo a una serie de factores, los aerogeneradores pueden clasificarse de varias

formas:

Por el tipo de eje:

1. De eje vertical: no son los más habituales debido a su escasa capacidad para

producir energía. Su principal característica es que su eje de rotación se

encuentra en posición perpendicular al suelo. Son más económicos que los

de eje horizontal, al ahorrarse gran parte de la infraestructura.

2. De eje horizontal: son los más habituales. Su principal característica es que

su eje de rotación se encuentra paralelo al suelo y a la dirección del viento.

Son más costosos que los de eje vertical y además sus aspas no soportan

grandes velocidades, pero como ventaja tienen que son más eficaces.

3. Por la orientación respecto al viento:

4. A barlovento o a proa: son los más comunes, su principal característica es la

de situar el rotor de cara al viento, evitando de esta manera que el cuerpo de

la torre se interponga entre el propio rotor y la dirección del viento.

5. A sotavento o a popa: este tipo de orientación se da en los aerogeneradores

de eje vertical. Su principal ventaja es que no necesitan mecanismo de

orientación de la góndola, pero presentan como desventaja su escasa eficacia.

6. Por el número de aspas:

42
7. De una aspa: con una única pala y un contrapeso. Presentan velocidades de

giro muy elevadas.

8. De dos aspas: con dos palas, son los más económicos y ligeros, necesitan una

velocidad mayor para producir la misma cantidad de energía que el resto.

9. De tres aspas: la mayoría de los aerogeneradores hoy día poseen esta

constitución, siendo la principal razón que tienen un 4% más de rendimiento

que los de dos aspas.

10. Multipalas: no son muy comunes; presentan multitud de palas y

normalmente son utilizado para la extracción de agua en pozos

11. Por cómo se direccionan respecto al viento:

12. Mediante conicidad: son aquellos que usan el motor de orientación para

posicionar la góndola en cada momento, dependiendo de la dirección a la

que sople el viento.

13. Mediante veleta: usan una especie de aleta en la parte anterior de la góndola,

contra la que el viento choca transversalmente y mueve todo el conjunto; este

método solo es apto para pequeños equipos de poco peso.

14. Mediante molinos auxiliares: básicamente se trata de construir varios

molinos en distintas caras de la góndola, a fin de lograr que gire uno u otro

en dependencia de la dirección del viento; es un sistema poco usado.

15. Los componentes principales de un aerogenerador de eje horizontal son:

16. Rotor: las palas del rotor, construidas principalmente con materiales

compuestos, se diseñan para transformar la energía cinética del viento en un

43
momento torsor en el eje del equipo. Los rotores modernos pueden llegar a

tener un diámetro de 42 a 80 metros y producir potencias equivalentes de

varios Mw. La velocidad de rotación está normalmente limitada por la

velocidad de la punta de la pala, cuyo límite actual se establece por criterios

acústicos.

17. Caja de engranajes o multiplicadora: puede estar presente o no, dependiendo

del modelo. Transforman la baja velocidad del eje del rotor en alta velocidad

de rotación en el eje del generador eléctrico.

18. Generador: existen diferente tipos, dependiendo del diseño del

aerogenerador; pueden ser síncronos o asíncronos, jaula de ardilla o

doblemente alimentados, con excitación o con imanes permanentes.

19. Torre: sitúa al generador a una mayor altura, donde los vientos son de mayor

intensidad, para permitir el giro de las palas, así como transmite las cargas

del equipo al suelo.

20. Sistema de control: se hace cargo del funcionamiento seguro y eficiente del

equipo, controla la orientación de la góndola, la posición de las palas y la

potencia total entregada por el equipo.

Todos los aerogeneradores de eje horizontal tienen su eje de rotación principal en la

parte superior de la torre, que tiene que orientarse hacia el viento de alguna manera. Los

aerogeneradores pequeños se orientan mediante una veleta, mientras los más grandes

utilizan un sensor de dirección y se orientan por servomotores. Dado que la velocidad

de rotación de las aspas es baja, la mayoría hacen uso de una caja reductora para

aumentar la velocidad de rotación del generador eléctrico.

44
En general, la hélice está emplazada de tal manera que el viento, en su dirección de

flujo, la encuentre antes que a la torre (rotor a barlovento). Esto disminuye las cargas

adicionales que genera la turbulencia de la torre en el caso en que el rotor se ubique

detrás de la misma (rotor a sotavento). Las palas de la hélice se montan a una distancia

razonable de la torre y tienen alta rigidez, de tal manera que al rotar y vibrar

naturalmente no choquen con la torre en caso de vientos fuertes.

A pesar de la desventaja en el incremento de la turbulencia, se han construido

aerogeneradores con hélices localizadas en la parte posterior de la torre, debido a que se

orientan en contra del viento de manera natural, sin necesidad de usar un mecanismo de

control. Sin embargo, la experiencia ha demostrado la necesidad de un sistema de

orientación para la hélice que la ubique delante de la torre. Este tipo de montaje se

justifica debido a la gran influencia que tiene la turbulencia en el desgaste de las aspas

por fatiga. La mayoría de los aerogeneradores actuales son de este último tipo.

45
En el interior de la góndola se encuentran los siguientes elementos:

1. Rotor o buje: es el elemento al que se conectan las aspas. Va unido al eje

principal. Es la pieza que gira gracias a la acción del viento, y no se

encuentra dentro de la góndola, sino unida a ésta por su parte posterior.

2. Multiplicadora: aumenta las revoluciones del rotor para que el generador

pueda funcionar.

3. Generador: es en realidad un alternador que va unido a la multiplicadora

mediante el eje pequeño. Es el encargado de producir corriente eléctrica, la

que es transportada por el interior de la torre hasta el transformador.

4. Anemómetro: mide la velocidad del viento en todo momento. Manda este

dato al controlador, que lo registra y actúa en consecuencia sobre el freno, si

fuera necesario.

5. Motor de orientación: se encarga de hacer girar la corona de orientación

según la dirección del viento. Este mecanismo está gobernado en todo

momento por el controlador.

6. Veleta: detecta la dirección en la que sopla el viento. Este aparato manda los

datos al controlador, para que este actúe sobre el motor de orientación en

consecuencia.

7. Eje principal: une la multiplicadora con el rotor y gira solidariamente con él.

46
8. Eje pequeño: transmite la potencia de giro desde la multiplicadora hasta el

generador eléctrico.

9. Electrofreno: reduce las revoluciones del rotor cuando es necesario. Actúa

cuando la velocidad del viento es demasiado alta y existe el riesgo de rotura

del rotor o las aspas. Está gobernado por el controlador.

10. Radiador: es el encargado de refrigerar el generador eléctrico.

11. Controlador: es, por llamarlo de alguna manera, el cerebro del

aerogenerador. Se encarga de poner en marcha el electrofreno si fuera

necesario y actúa sobre el motor de orientación según la dirección del viento.

Los elementos encargados de enviarle la información necesaria para su

funcionamiento son el anemómetro y la veleta.

12. Corona de orientación: se trata de una gran rueda dentada que engrana con la

del motor de orientación. Es la encargada de hacer girar toda la góndola de

manera que quede en posición paralela a la dirección del viento.

47
2.2.19 Esquema básico de un aerogenerador.

Análisis de rendimiento.

Como sabemos la energía eólica posee un elemento aleatorio en su generación, que es la

fuerza del viento, de forma análoga a las hidrogeneradoras, cuya variable aleatoria es la

fuerza hidráulica. La operación eficiente de un sistema eléctrico consiste en resolver un

problema de optimización, el cual considera los siguientes factores:

1. Equilibrio de la oferta y la demanda de energía.

2. Conversión de la energía de recursos primarios.

3. Capacidad de las plantas y potencias instaladas.

4. Capacidad almacenada.

5. La variabilidad de la demanda a lo largo del año.

6. El abastecimiento de la demanda en periodos de alta y baja.

7. La proyección de la demanda en el futuro.

El costo de cada turbina eólica está en función de:

1. Los alerones del rotor.

2. El eje.

3. La transmisión (referida a la caja de cambios).

4. El generador.

48
5. La góndola.

6. La torre.

Y costos adicionales, como:

1. Equipo de monitoreo.

2. Control de calidad.

3. Financiamiento.

4. Gestión e ingeniería.

2.2.20 Generalización.

La industria de la energía eólica en los tiempos modernos comenzó en 1979 con la

producción en serie de turbinas de viento por los fabricantes Kuriant, Vestas, Nordtank,

y Bonus. Aquellas turbinas eran pequeñas para los estándares actuales, con capacidades

de 20 a 30 Kw cada una. Desde entonces el tamaño de las turbinas ha crecido

enormemente, y la producción se ha expandido a muchos países.

Existe una gran cantidad de aerogeneradores operando, con una capacidad total de

73.904 Mw, de los que Europa cuenta con el 65% (en 2006). El 90% de los parques

eólicos se encuentran en Estados Unidos y Europa, pero el porcentaje de los cincos

países punteros en nuevas instalaciones cayó del 71% en 2004 al 55% en 2005. En 2006

la instalación de 7,588 Mw en Europa supuso un incremento del 23% respecto a la de

2005.

49
Alemania, España, Estados Unidos, India y Dinamarca han realizado las mayores

inversiones en generación de energía eólica. Dinamarca es, en términos relativos, la más

destacada en cuanto a fabricación y utilización de turbinas eólicas, con el compromiso

realizado en los años 1970 de llegar a obtener la mitad de la producción de energía del

país mediante el viento. Actualmente genera más del 20% de su electricidad mediante

aerogeneradores, mayor porcentaje que cualquier otro país, y es el quinto en producción

total de energía eólica, a pesar de ser el país número 56 en cuanto a consumo eléctrico.

El desarrollo de la energía eólica en Latinoamérica está en sus comienzos, llegando la

capacidad instalada en varios países a alrededor de 473 Mw. La situación se detalla a

continuación:

1. Brasil: 256 Mw.

2. México: 88 Mw.

3. Costa Rica: 74 Mw.

4. Argentina: 27 Mw.

5. Chile: 20 Mw.

6. Colombia: 20 Mw.

7. Cuba: 5 Mw.

8. Perú: 1 Mw.

50
El aprovechamiento pleno de la energía del viento en América Central podría abastecer

de electricidad a 12 millones de personas, un tercio de la población del istmo, con

costos inferiores a los de los combustibles fósiles y sin efectos contaminantes. De

momento, Costa Rica es el único país del istmo con parques eólicos conectados a la red

eléctrica. Cuatro por ciento de la electricidad es generada por el viento en esta nación.

Por otro lado, veinticuatro proyectos eólicos están en fase de pre-inversión en Belice, El

Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. América Central se encuentra

bajo la influencia de los vientos alisios, con un sistema de velocidad y dirección

relativamente constantes, que soplan en ambos hemisferios desde los 30 grados de

latitud hacia el ecuador. Los aerogeneradores requieren una velocidad mínima de viento

de 3,5 a 6 metros por segundo. En algunos lugares de la región, la velocidad promedio

anual alcanza 12 metros por segundo. Pero, en contraposición con estas enormes

posibilidades tecnológicas, casi 10 millones de centroamericanos, aproximadamente

uno de cada tres habitantes, carecen de electricidad. El siguiente cuadro muestra a los

principales países de todo el planeta, por la capacidad eólica instalada:

51
PAÍS Mw PAÍS Mw

ALEMANIA 6.200 CHINA 340

ESTADOS 2.568 SUECIA 231

UNIDOS
ESPAÑA 2.402 GRECIA 189

DINAMARCA 2.300 JAPÓN 150

INDIA 1.220 CANADÁ 140

HOLANDA 458 IRLANDA 118

ITALIA 427 PORTUGAL 100

REINO UNIDO 409

2.3 Definición de términos

52
Aerodinámico.- Dicho de los cuerpos móviles, que tienen una forma adecuada para

disminuir la resistencia del aire.

Aerogenerador.- Máquina que aprovecha la energía eólica `para generar electricidad.

Básicamente consiste en una torre coronada por un rotor, el eje del cual se acopla

indirectamente a una dinamo o un alternador, además de diversos dispositivos de

control que actúan sobre el rotor en función de la intensidad o de la dirección del viento.

Los rotores suelen tener de dos a cuatro palas.

Alternador.- Un alternador se basa en el fenómeno de la inducción electromagnética.

Consta de una parte fija, estator o inducido, y una parte móvil, rotor o inductor. El

estator está formado por carretes de hilo conductor por el que circula la corriente

inducida. El rotor consta de una serie de electroimanes que producen el campo

magnético inductor; según el número de electroimanes, se obtienen corrientes de

diferentes frecuencias. Si el número de carretes del estator o es igual al del rotor, se

produce corriente monofásica; si doble, bilásica; si triple, trifásica.

Anemómetros.- Instrumento que sirve para medir la velocidad del viento.

Asincrónicos.- Máquina eléctrica de corriente alterna en que la frecuencia no es

proporcional a la velocidad de giro del rotor.

Atmósfera.- Región más externa al Sol u otra estrella y de los planetas, en la que se

emiten la mayor parte de las radiaciones detectables; forman parte de ella la fotosfera, la

cromosfera y la corona.

Azufre.- Elemento químico, segundo del grupo VIa del sistema periódico de los

elementos, de símbolos 5 y número atómico 16.

Barlovento.- Parte de donde viene el viento respecto a un punto determinado.

53
Carbón.- Materia sólida, ligera, negra y muy combustible, que resulta de la destilación,

combustión parcial o descomposición natural incompleta de tejidos vegetales u otros

cuerpos orgánicos.

Carbono.- Elemento químico, primero del grupo IVa del sistema periódico de los

elementos, de símbolo C y número atómico 6.

Combustible.- Sustancia capaz de combinarse con un comburente y dar lugar a una

combustión.

Densidad.- Cantidad de masa por unidad de volumen.

Eje.- Elemento de máquina en forma de barra, a veces hueco, que atraviesa uno o varios

cuerpos giratorios, solidarios o no con él, a los que sirve de sostén en su movimiento.

Eléctrica.- Que fluye con electricidad.

Electricidad.- Conjunto de fenómenos referentes a los efectos producidos por las

cargas eléctricas, tanto en reposo como en movimiento.

Energía.- Potencia activa de un organismo; eficacia, virtud para obrar o producir un

efecto.

Eólico.- Perteneciente o relativo al viento.

Flujo.- El de un vector fuerza o del vector intensidad de campo a ella asociado.

Fuerza.- Virtud y eficacia natural que tienen las cosas para producir algún efecto.

Generador.- Cualquier máquina o dispositivo que convierte la energía mecánica,

química o radiante en eléctrica.

54
Gigavatios.- Unidad de tratamiento de la información, múltiplo del byte, igual a

1,073.741.824 bytes.

Hélice.- Aparato, de movimiento rotatorio, compuesto por varias palas unidas en un

núcleo central y angularmente equidistantes.

Industria.- Conjunto de actividades relativas a la transformación de materias primas en

bienes intermedios o finales.

Másico.- Perteneciente o relativo a la masa, cantidad de materia que contiene un cuerpo.

Mecánica.- Parte de la física que estudia el movimiento de los cuerpos, las fuerzas que

lo producen y la relación entre las fuerzas que actúan sobre los cuerpos en equilibrio.

Megavatios.- Unidad de potencia igual a un millón de watts. 1 MW=10 W.

Meteorología.- Ciencia que estudia la composición, estructura y comportamiento

dinámico de la atmósfera y los fenómenos que en ella acaecen.

Molino.- Máquina usada en la elevación del agua o en la molienda de la harina. Se

aprovecha la fuerza del viento, que produce el giro de unas grandes palas, colocadas en

una torre.

Nitrógeno.- Elemento químico, primero del grupo Va del sistema periódico de los

elementos. Símbolo, N; número atómico, 7.

Ozono.- Forma alotrópica del oxígeno.

Petróleo.- Líquido natural oleoso, inflamable, de olor característico, color amarillo

oscuro o negro, compuesto fundamentalmente de hidrocarburos, con densidad entre 0,8

y 0,95.

55
Potencia.- La suministrada por un circuito eléctrico o por uno de sus elementos al

circular una corriente. Si ésta es alterna, se distingue entre potencia activa, aparente y

reactiva.

Ráfaga.- Movimiento violento del aire, que hiere repentinamente y que por lo común

tiene poca duración.

Rotación.- Acción y efecto de rodar.

Rotor.- Parte giratoria de un convertidor electromecánico de energía.

Sincrónicos.- Del motor de corriente alterna que tiene una velocidad constante e igual a

60 flp, denominada velocidad de sincronismo

Sincronismo.- Circunstancia de ocurrir, suceder o verificarse dos o más cosas al mismo

tiempo.

Solar.- Perteneciente a los rayos solares.

Sotavento.- Costado de la nave opuesto al barlovento.

Torre.- Edificio, más alto que ancho, de construcción sólida, y que sirve para

defenderse de los enemigos desde él, o para defender una ciudad o plaza.

Torsión.- Consiste en un giro relativo de las partes del cuerpo alrededor de un eje

perpendicular a los planos que contienen los pares. El caso más típico es la torsión

producida en hilos o varillas al inducir un giro en torno a su eje.

Turbina.- Máquina motriz rotativa capaz de transformar en energía mecánica la energía

de una corriente continua de fluido, sea éste líquido, gas o vapor.

56
Turbulencia.- Característica de una corriente fluida en la que se producen rápidos

cambios de la magnitud y dirección de la velocidad; su rasgo más notable es la

formación de remolinos.

Vapor.- Gas que se encuentra a una temperatura inferior a la crítica.

Variable.- Inestable, inconstante y mudable.

Veleta.- Instrumento que se emplea para señalar la dirección en que sopla el viento

Velocidad.- Relación entre el vector desplazamiento de un punto y el tiempo empleado.

Viento.- Corriente de aire producida en la atmósfera por causas naturales.

Volumen.- porción del espacio ocupada por un cuerpo o sustancia.

57
CAPÍTULO III

Metodología

3.1 Modalidad básica de la investigación

El presente proyecto estará basado en la investigación documental o bibliográfica, ya

que la recopilación de la información, será obtenida a través de libros, revistas,

periódicos, documentos, textos, artículos e información del ciberespacio; de esta

manera, se complementarán con criterios de expertos probados en el tema de estudio.

Por tal motivo, se utilizará el método inductivo, ya que se empieza desde temas

particulares hasta llegar a temas generales, para así describir, comparar, clasificar,

explicar y deducir; críticamente y analíticamente toda la información recopilada para el

presente proyecto de investigación.

3.2 Matriz de operacionalización de variables

Objetivos Específicos: Entender la fuerza que traiga consigo la energía oélica.

Contextualización Dimensiones Indicadores Ítems Técnicas e

instrumentos

Energía.- Potencia Eólica La conversión ¿Cuáles son Se utilizará

activa de un de la energía las fuerzas como

organismo, eólica en que instrumento la

eficacia, virtud eléctrica se lleva intervienen técnica

para obrar o a cabo mediante en esta documental,

producir un efecto. los energía? ya que se

Capacidad de un aerogeneradores. utilizarán

cuerpo os sistema textos de

58
de producir Es el rotor, documentos y

trabajo. accionado por el criterios de


¿Cómo se
viento que expertos en el
puede
Aerogenerador
impulsa sus tema.
aprovechar
aspas.
esta energía?

3.3 Plan de recolección de la información

El presente proyecto de investigación, se utilizó varias técnicas, como la extensa

bibliografía, documentos legales y consultas extensas y certificas del Internet. La

primera etapa se inició con las siguientes características:

1. Se delimitó el tema.

2. Se buscó un respaldo teórico en textos, libros, revistas, periódicos, información

del Internet y consulta a gente especializada.

3. Se presentó el anteproyecto para su aprobación.

4. Se designó al tutor para dirigir esta investigación.

5. Se desarrolló el capítulo III con todos los aspectos concernientes a la

metodología de investigación.

6. Se desarrolló el capítulo V donde se encuentran las conclusiones y

recomendaciones.

7. Y la segunda etapa del proyecto –es decir la ejecución- se realizará a través de

un estudio y análisis del proyecto por parte del tutor, para corregir todo lo que él

sugiera, para finalizar con la estructuración del marco teórico.

59
CAPÍTULO IV

Análisis e interpretación

4.1 Análisis e interpretación de datos obtenidos

60
Mentefacto

Energía

Geoestrófico. Electricidad

Dióxido de
Viento carbono

Dióxido de azufre
Energía eólica
Aerogenerador

Dióxidos de
Nitrógeno

Tecnología Petróleo Electricidad Maquinarias

61
Parque
eólico

Reemplaza
Evita CO2 Empleo
petróleo

Energía Desarrollo Gases a la


Ambiente alternativa Electricidad Inversión Ocupación
sustentable atmósfera

Calentamiento Calidad de vida


Infraestructura Económico
global

Ambiente Científico

62
Árbol de Representación

Funcionamiento

Luz solar

Velocidad
Variaciones

Calentamiento

Diurnas Máxima

Energía del viento

Nocturnas Mínima

Energía sostenible

63
Red Conceptual

La energía del viento

Aire
Impacto Constancia

Aerodinámica

Funcionamiento
Fuerza Velocidad

Magnitud Dirección Variable

Ley de Betz Potencia Masa

Mecánica Electricidad

Velocidad
Viento

Velocidad
Dirección

Característica

Densidad Turbulencia

64
Rueda de Atributos

Aerogenerado
r
Eje
Barlovento
vertical

Energía eólica Sotavento


Eje
horizontal

Rotor Generador

Aspas

Dos aspas
Multipalas
Tres aspas

Conicidad
Veleta Molino

65
CAPÍTULO V

Conclusiones y Recomendaciones

5.1 Conclusiones

1. En el país no existen políticas claras para la inversión y el desarrollo de nuevas

tecnologías.

2. El desarrollo científico en las universidades, están totalmente opacadas por los

intereses políticos y económicos.

3. Falta la motivación y el impulso, a futuros jóvenes científicos..

4. No se divulgan los proyectos presentados por lasa diferentes entidades públicas

o privadas.

5.2 Recomendaciones

1. Prioridad de las políticas gubernamentales, para el fomento de la nueva

tecnología en el país.

2. Aprovechar todo tipo de innovación e ideas, que provengan, sin importar la

condición social o económica.

3. Invertir en el desarrollo de adquisición de nuevas tecnologías para tener un

campo disponible para su desarrollo.

4. Traer nuevas mentes que capaciten a nuestros profesores para el mejoramiento

de los conocimientos tecnológicos.

5. Desarrollar seminarios, talleres, conferencias, sobre la utilización de la energía

oélica en el país.

66
Bibliografía

1. Global Wind Energy Council News.

2. «El carbón cae a mínimos históricos en la aportación a la ‘cesta’ energética».

Consultado el 3 de diciembre de 2009.

3. «El sistema eléctrico español. Síntesis 2009» (PDF). Consultado el 11 de

octubre de 2010.

4. Méndez, Rafael (09-11-2009). La eólica supera por primera vez la mitad de la

producción eléctrica. El País.

5. A.G. Drachmann, "Heron's Windmill", Centaurus, 7 (1961), pp. 145-151

6. Ahmad Y Hassan, Donald Routledge Hill (1986). Islamic Technology: An

illustrated history, p. 54. Cambridge University Press.

7. Dietrich Lohrmann, "Von der östlichen zur westlichen Windmühle", Archiv für

Kulturgeschichte, Vol. 77, Issue 1 (1995), pp.1-30 (18ff.)

8. Quirky old-style contraptions make water from wind on the mesas of West

Texas

9. The World Wind Energy Association (WWEA) web site, 2006-04-21

10. World Wind Energy Association (Hrsg.): Global installed wind power capacity.

Stand: Ende 2008

11. «Anuario LAWEA 2009-2010». Consultado el 11 de octubre de 2010.

12. crmedina@puc.cl

13. www.elblogveerde.com

67
14. www.erenovable.com

15. www.idae.es

16. www.infoeolica.com

17. www. oni.escuelas.educ.ar

18. www.revistafuturos.info

68
Anexos

Conceptos básicos de energía

La energía es parte de todos los ciclos de la vida y es un elemento esencial para

prácticamente todas las actividades. Es un concepto que se relaciona con varios

procesos (como quemar combustibles o propulsar máquinas), así como con las

observaciones de dichos procesos. La energía se define científicamente como la

capacidad de hacer trabajo.

Existen diferentes fuentes de energía, las que se pueden clasificar en dos grupos:

1. Fuentes renovables: no se agotan por su uso, como la energía del viento y del

sol. El agua y la biomasa también se incluyen en esta categoría, aunque son

renovables bajo la condición de que la fuente se maneje en forma apropiada,

por ejemplo, las cuencas hidrológicas y plantaciones de árboles.

2. Fuentes no-renovables: están disponibles en cantidades limitadas y se agotan

por su uso, como los combustibles fósiles (carbón mineral, petróleo, gas

natural). Estas tienen la característica de que, una vez utilizadas para la

generación de energía no se pueden volver a usar.

3. La energía tiene diferentes formas, entre las cuales podemos citar las de

mayor importancia:

4. Energía cinética: la de un objeto en movimiento, como por ejemplo, el agua

de un río. La velocidad y masa del objeto determinan, en gran parte, la

cantidad de su energía cinética. Cuanto más rápido fluye el agua, más

energía estará disponible.

69
5. Energía potencial: la de la posición relativa de un objeto con respecto a la

tierra. Esta forma está almacenada y se convierte en energía cinética cuando

el objeto cae. Por ejemplo, el agua en un embalse tiene el potencial de caerse

y, cuanto más alta sea la presa más energía potencial contiene el agua.

6. Energía térmica (calor): una forma de energía cinética causada por el

movimiento de los átomos o las moléculas en un material, sea sólido,

gaseoso o líquido. Su cantidad es determinada por la temperatura del

material; entre más alta la temperatura, más energía estará disponible. Por

ejemplo, en la combustión de madera u otros materiales se genera calor.

7. Energía química: la almacenada en átomos y moléculas; por ejemplo, en

materiales combustibles y baterías (acumuladores).

8. Energía eléctrica: más conocida como electricidad; es el flujo de los

electrones en un material conductivo, como un cable eléctrico.

9. Energía electromagnética (radiación): la que todos los objetos emiten en

diferentes cantidades. La luz es una forma visible de radiación.

10. Energía mecánica (o energía rotacional): la de rotación de un eje girando.

Esta se produce, por ejemplo, en una turbina hidráulica propulsada por el

agua.

11. Utilizar la energía significa transformar una forma en otra. Por ejemplo:

aprovechando la fuerza del viento se convierte la energía cinética en

mecánica, la cual, luego se puede convertir en eléctrica. Para obtener

iluminación se convierte la eléctrica en electromagnética o radiación.

Igualmente, generar energía significa convertir una forma de ella en otra; por

70
ejemplo: la cinética del agua en movimiento a mecánica, en un sistema

hidráulico.

Los términos “utilizar” y ”generar” energía científicamente no son correctos, porque

ella no se puede crear ni destruir. Se puede transformar de una forma a otra, pero no se

“gasta” y su cantidad total se mantiene igual en cualquier proceso. Esto es la base de la

Primera Ley de la Termodinámica. Sin embargo, en términos prácticos sí se “gasta” la

energía debido a que se convierte en una forma que ya no se puede aprovechar. Por

ejemplo: cuando se quema una rama seca la energía química contenida en la madera se

convierte en térmica, o sea, en calor, la cual se puede aprovechar, pero luego se dispersa

en el ambiente y no se puede utilizar nuevamente.

En el análisis de la utilización de energía en el nivel nacional o sectorial se pueden

distinguir tres conceptos:

1. Oferta de energía: se requiere de ella para aplicaciones como iluminación,

cocción, procesos industriales y transporte. La oferta energética puede ser

diferente de un lugar a otro, dependiendo de condiciones locales como el

clima y las costumbres, y según los diferentes tipos de usuarios (viviendas,

industrias, transporte, etc.). Se puede satisfacer una necesidad específica de

energía con diferentes fuentes, e igualmente no todas las necesidades se

pueden satisfacer, por falta de fuentes o presupuesto.

2. Demanda por energía: necesidad de fuentes que puedan satisfacer las

necesidades de energía. Depende de factores como población, nivel de

desarrollo económico, disponibilidad de tecnología, etc.

3. Consumo de energía: utilización real de fuentes; también llamada “demanda

expresada”.

71
4. En todas las transformaciones de energía se pierde una parte de ella debido a

su conversión parcial en una forma que no se puede aprovechar,

generalmente en calor. La fracción de la energía utilizable se evalúa como

eficiencia del proceso, que generalmente se representa como un porcentaje.

Cuanto más alta sea la eficiencia, menos energía se pierde.

72