Sunteți pe pagina 1din 126

Curso de Photoshop CS3

¿Qué es Photoshop?
Photoshop, creado por Adobe Systems, es una de las herramientas software para el tratamiento de
imagen más potente hoy en día.

Los logotipos de Photoshop son propiedad de Adobe, así como las marcas registradas Photoshop y
Adobe. aulaClic no tiene ninguna relación con Adobe.

Debemos tener bien claro desde el principio que Photoshop no está pensado para dibujar, para eso es
recomendable que utilices Illustrator de Adobe. Photoshop está principalmente orientado a tratar y
manipular imágenes, o bien creadas por otros programas, o digitalizadas por un escáner o máquina
fotográfica. Entonces, una vez introducida la imagen en el programa podrías retocarla, transformarla y
editarla con un sinfín de posibilidades.

De hecho, esta es una de las características más interesantes de Photoshop, pues Adobe ha sabido
crear un programa intuitivo y muy completo que hace que se desmarque de la competencia y sea el
software más utilizado por diseñadores e ilustradores.

Novedades en Photoshop CS3


Esta versión de Photoshop se caracteriza sobre todo por su integración en la Suite de aplicaciones de
Adobe, entre ellas Illustrator, Flash, Dreamweaver y en su versión extendida con Premiere (edición y
tratamiento de vídeo).

Desde esta versión es muy fácil compartir archivos entre aplicaciones, bastará con arrastrar de un lugar a
otro los elementos que queramos compartir e inmediatamente estarán listos para su uso.

En cuanto a las características del programa, Adobe a rediseñado la interfaz del programa para
intentar crear un entorno más espacioso. De este modo las paletas o ventanas que antes se hallaban
flotando por la pantalla ahora se organizan en docks o paneles situados a la derecha. Estos paneles se
pueden optimizar cambiando su tamaño o mostrando únicamente aquellos elementos que nos sean
necesarios.

El Panel de Herramientas también se ha rediseñado como veremos más adelante en la siguiente


unidad.

Destacaremos de esta versión la mejora de los objetos inteligentes a los que se les ha sacado más jugo.
En las unidades 9 y 14 verás nuevas funcionalidades de estos elementos.

También consideramos muy útil el nuevo tratamiento de capas (unidad 5) y la nueva herramienta
Selección Rápida que nos ahorrará un montón de tiempo a la hora de seleccionar partes de nuestras
imágenes. En la unidad 6 veremos esta herramienta y el nuevo comando Perfeccionar bordes creada
especialmente para pulir nuestras selecciones una vez terminadas.

Iniciando Photoshop

Para arrancar Photoshop, una vez instalado haz doble clic sobre su icono en el
escritorio . En el caso de que no tuvieses un acceso directo, puedes acceder al programa a través del menú
Inicio → Todos los programas → Adobe Photoshop CS3.
Una vez lanzada la aplicación, Photoshop comenzará a cargar sus plug-ins, fuentes, pinceles,
herramientas y menús. Este proceso puede tardar un poco, sobre todo en ordenadores más lentos y con
poca memoria RAM (memoria que se utiliza para ejecutar aplicaciones y guardar documentos mientras se
trabaja con ellos). Pero una vez cargado, el programa estará listo para empezar a trabajar.

Ahora aprenderemos unas cuantas funciones y conceptos básicos para poder seguir el resto del curso.
Abrir una Imagen
Normalmente, al instalar Photoshop, aparece una sección en la instalación que te permite asociar
diversos tipos de archivos a la aplicación, esto es, que permitamos a Windows abrir determinados tipos de
archivos con Photoshop.

En principio, si no cambiaste nada durante la instalación casi todos los formatos de imagen, o al menos
los más comunes, se abrirán con Photoshop, por lo que hacer doble clic sobre un archivo de imagen
provocará el arranque del programa y la carga del archivo.

Si este no es tu caso, hay formas alternativas para abrir archivos desde Photoshop, que son también las
que utilizaremos con más frecuencia.

Vamos a ver los pasos a seguir para abrir un archivo desde Photoshop.

Una vez abierto el programa, haz clic en Archivo en la barra de menú.


Se desplegará una lista como esta:

Para abrir una imagen deberás hacer clic en Abrir. y se abrirá un cuadro de diálogo.

Llegados a este punto, lo que deberás hacer es navegar por las carpetas hasta encontrar el archivo
deseado. Cuando lo tengas seleccionado, haz clic en Abrir y la imagen se abrirá en una ventana dentro del
programa.

Puedes abrir simultáneamente tantas imágenes como tu ordenador soporte, pero ten en cuenta que
cuantos más recursos consumas más lento irá el programa.

Una de las características que se añadió en la versión anterior de Photoshop es Adobe Bridge, esta vez
se mantiene e incluso se ha mejorado. Puedes abrirlo haciendo clic en Archivo → Explorar o desde este

icono a la derecha de la barra de menú.


Adobe Bridge te permite navegar por tus carpetas y organizar tus imágenes de forma más eficiente,
pudiendo añadir información sobre la imagen (llamada metadatos) como su autor, una breve descripción o
incluso darle un título, además de otro tipo de datos técnicos y sobre derechos de autor.

Si quieres saber más sobre Adobe Bridge visita el tema avanzado de Exploración de archivos .
Guardar una Imagen
Es importante diferenciar, primero, los dos estados de trabajo en los que se puede encontrar una imagen:

• Una imagen puede estar en proceso, y no estar todavía acabada. O bien porque
queremos grabar en determinado momento para no perder los cambios realizados, o
porque deseamos terminar la sesión de trabajo y continuar más adelante.

• O una imagen puede encontrarse terminada y lista para publicar, imprimir o almacenar.

Por tanto, si la imagen puede encontrarse en dos estados de trabajos, guardaremos nuestros archivos de
formas diferentes.

En ambos casos el procedimiento inicial es el mismo, haremos clic en Archivo y luego en Guardar
Como.

Aparecerá el siguiente cuadro de diálogo:


Seguidamente navegaremos por las carpetas hasta encontrar el lugar donde queremos guardar el
archivo.

Ahora es cuando debemos elegir una de las dos opciones.

a) Guardar Imágenes inacabadas o en proceso.

Si todavía no hemos alcanzado el estado final de la imagen y queremos guardar el


trabajo que hemos hecho, nos gustaría que la imagen permaneciese exactamente en el
estado en el que se encuentra, manteniendo las capas, transparencias y objetos tal y
como están para poder seguir trabajando sobre ellos después.

Entonces deberemos decirle al programa que el tipo de archivo que queremos crear al
guardar la imagen sea de tipo Photoshop (.PSD o .PDD). Este tipo de archivo ocupa
mucho espacio, pero es debido a que guarda gran cantidad de información sobre el
estado en el que se encuentra nuestra composición.

Así que haremos clic sobre la lista desplegable de Tipo y seleccionaremos


Photoshop.

.PSD y .PDD no son archivos de imagen, son archivos de trabajo propios de


Photoshop y por tanto sólo podrá utilizarse con este programa.

b) Guardar imágenes terminadas para su posterior almacenamiento, publicación


o impresión.
En este caso, nuestra imagen ya ha alcanzado su estado final, hemos trabajado con la
imagen y queremos finalizar su proceso.

Pues bien, ahora lo que haremos será guardar la imagen como un archivo de imagen
para que pueda ser utilizada más tarde como mejor nos interese. Para ello haremos clic
en la lista desplegable de Tipo y seleccionaremos el formato de imagen digital que
queremos darle a nuestra imagen.

JPG y GIF son los formatos más comunes, siendo el primero de mayor calidad, pero
más pesado (esto es, ocupa más espacio), mientras que el formato GIF es de menor
calidad, sólo permite 256 colores como máximo, pero muchísimo más ligero, además de
permitir transparencias y animaciones.

Si no conoces los diferentes formatos visita el tema básico de formatos.

Ten en cuenta que en el momento en el que guardes la composición en cualquiera de


estos formatos de imagen, todos los objetos, capas y transparencias se acoplarán
creando una imagen plana, y, por tanto, no podrás volver a manipular la imagen desde el
estado de trabajo en el que se encontraba antes de grabar.

Si quieres evitar esto, guarda una versión de trabajo (en .PSD) de tus composiciones
finalizadas para poder hacer pequeños retoques o añadidos en cualquier momento.

Una vez escogido el tipo de archivo que queremos crear (de trabajo o de archivo), haremos clic en
Guardar.

Ahora veremos los pasos que debemos seguir para guardar un archivo según el tipo escogido.

a) Si guardaste el archivo en formato PSD, no encontrarás ningún otro


problema.

El archivo se creará en el directorio escogido y con el nombre que le diste, y cuando


quieras volver a él sólo tendrás que hacer doble clic sobre su icono o acceder a él
mediante el menú Archivo → Abrir.

b) Si guardaste el archivo en formato JPG, se te presentará el siguiente cuadro de


diálogo:
Desde aquí podrás configurar diferentes opciones de la imagen al guardarla. Observa
el apartado de Calidad, puedes elegir entre calidad baja, media, alta y máxima. Si
escoges una calidad alta el archivo de salida tendrá un tamaño mayor, mientras que si
reduces la calidad ganarás en espacio en disco.

Otra opción que se te presenta es escoger el tipo de formato JPG en el que quieres
comprimir el archivo, podrás escoger entre tres tipos diferentes. Observa que al pie de la
ventana hay unas cifras en Kilobytes (unidad de medida del espacio que ocupa en
memoria un archivo), si cambias entre los tipos de formato (o la calidad de salida) verás
como el tamaño final del archivo varía.

En principio, que cambies el tipo de formato no alterará demasiado el tamaño del


archivo final, pero puedes asegurarte seleccionándolos y escogiendo el que más se
ajuste a tus expectativas.

En cualquier momento podrás ver como afecta la compresión a la imagen activando la


casilla de Previsualizar, cualquier cambio de tono o color se reflejará en la ventana de
imagen, y podrás ver antes de guardar el aspecto final de tu composición.

Otro punto interesante es la opción de Mate. Desde su lista desplegable podrás


seleccionar el color en el que quieres que se muestren las transparencias, si la imagen
las tuviese, ya que el formato JPG no es capaz de mostrar espacios trasparentes.

Pero veremos las transparencias más adelante, de momento sigamos con el siguiente
formato.

c) Si guardaste el archivo en formato GIF, el siguiente cuadro de diálogo se


mostrará al hacer clic en Guardar:

En este paso deberás determinar como se va a guardar el archivo de imagen GIF.


Como ya dijimos anteriormente, el formato GIF sólo es capaz de almacenar 256
colores como máximo, por lo que en esta ventana tendremos que decidir que colores
deberá almacenar y que otros despreciar (en el caso de que nuestra imagen tuviese más
de 256 colores).

En la primera lista desplegable, Paleta, seleccionaremos el conjunto de colores de


salida queremos que contenga la imagen. La opción Local (Selectiva), es la
predeterminada, e intenta ajustar la paleta de colores final a los colores contenidos en la
imagen, despreciando algunos medios tonos para conseguir un número de colores final
que se ciña a las propiedades del formato.

Esta es la opción más recomendable casi siempre, a no ser que consideres


despreciables otros colores que Photoshop en principio descartó.

En el caso de que quisieses crear una paleta personalizada, deberás seleccionar A


medida..., y añadir y eliminar colores a través de este cuadro de diálogo:

Otras de las opciones de Paleta son aquellas que harán que los colores de imagen se
ajusten a una paleta ya predeterminada (como la paleta del sistema Windows o
Macintosh, o los colores de paleta estándares de la web) para optimizar el resultado para
un sistema determinado. Estas opciones son adecuadas si la imagen de salida va a ser
utilizada únicamente para el visionado en alguno de estos sistemas exclusivamente.

En todo momento, independientemente de la paleta seleccionada, podrás modificar el


número total de colores de salida bajo la lista desplegable de Paleta.

También es posible forzar la paleta final a un determinado conjunto de colores (ya


sean web, primarios, blanco y negro o una paleta creada por el usuario) esto causará
que los colores de la imagen se adapten a la paleta final convirtiendo cada color de la
imagen a el color más afín que existiese en la paleta final.

En todos los casos si la casilla de Previsualización permanece activada, podrás ver


en la ventana de imagen el resultado final antes de guardarla definitivamente y crear el
archivo de salida.

Si la casilla de Transparencia se activa, las trasparencias que contenga la imagen


permanecerán trasparentes, mostrándose el fondo de la página donde coloques la
imagen. Este es un recurso muy utilizado en la web para crear efectos como este:
Magnus es, domine, et laudabilis valde: magna virtus Magnus es, domine, et laudabilis valde: magna virtus tua,
tua, et sapientiae tuae non est numerus. et laudare te et sapientiae tuae non est numerus. et laudare te vult
vult homo, aliqua portio creaturae tuae, et homo homo, aliqua portio creaturae tuae, et homo circumferens
circumferens mortalitem suam, circumferens testimonium mortalitem suam, circumferens testimonium peccati sui et
peccati sui et testimonium, quia superbis resistis: et testimonium, quia superbis resistis: et tamen laudare te
tamen laudare te vult homo, aliqua portio creaturae tuae. vult homo, aliqua portio creaturae tuae.

GIF sin transparencia GIF con transparencia

Si decidieses no mantener las transparencias puedes seleccionar el color que deberán


mostrar éstas en la imagen final desde la lista desplegable Mate, igual que en el caso
anterior.

Una vez seleccionadas todas las opciones de color pulsarás OK, Photoshop te
preguntará si deseas que la imagen se guarde entrelazada.

Como GIF es un formato diseñado para el intercambio de imágenes por la red, el


efecto entrelazado facilita este proceso reservando el espacio de la imagen en la página
para luego descargar la imagen línea a línea, puedes observar este efecto en muchas
webs, pues es un recurso muy utilizado para imágenes que ocupan bastante espacio y
tardás un poco en cargar.

Para imágenes pequeñas es recomendable no utilizar el entrelazado y así ahorrarnos


un poco en el tamaño final del archivo.

Una vez aceptadas todas las opciones, el archivo se habrá guardado en la carpeta que escogiste, y
estará listo para imprimir, publicar o almacenar hasta un uso posterior.

Aprende un modo avanzado para guardar imagenes orientadas al uso en web con el Ejercicio Guardar
para Web.
Abrir un Nuevo Documento de Trabajo
Hasta ahora hemos visto como abrir una imagen para tratarla en Photoshop, y a guardarla en cualquiera
de los estados en los que se encuentre en cualquier momento. Pero ahora aprenderemos algo más
esencial, esto es, crear un documento en blanco desde el que crearemos una imagen a partir de cero, bien
sea añadiendo recortes o imágenes completas desde otros archivos o introduciendo objetos propios como
texto o formas.

Para ello, y una vez inicializado el programa, haremos clic en Archivo→Nuevo para que aparezca el
cuadro de diálogo de Nuevo Documento de Photoshop.
Desde esta ventana vamos a configurar el documento que vamos a crear, definiendo sus características
básicas, como son el tamaño, la resolución y el color de fondo.

En principio, si conocemos el tamaño final que queremos que tenga la imagen, podemos definir su
tamaño introduciendo la altura y anchura deseadas directamente. Observa que puedes cambiar las
unidades con las que se mide el lienzo (el área de la imagen) y medirlas en centímetros, útil para imágenes
fotográficas, o en píxeles, más recomendado para imágenes destinadas a la publicación en Internet.

Un píxel es la unidad más pequeña en la que se puede descomponer una imagen digital, a cada píxel
le corresponde un color, y así, píxel a píxel se va formando la imagen total.

Imagina una imagen formada por millones de cuadraditos diminutos. A simple vista la imagen con un
zoom real (al 100%) parece normal, pero si aumentamos el zoom podemos ver la imagen cada vez más
"cuadriculada". Esto es debido a que al acercarnos cada vez más vamos viendo los píxeles de más cerca.

Si aumentamos el zoom al máximo veremos que la imagen está formada por cuadrados de colores, que
en conjunto forman la imagen. Estos cuadrados son los píxeles.

Hay que tener en cuenta que un píxel no tiene un tamaño real (en centímetros). Depende de la resolución
de pantalla con la que se muestre. Si tu resolución de pantalla es de 800x600 significa que tu pantalla (sea
del tamaño que sea) mostrara 800 píxeles en su anchura y 600 en su altura. Podemos configurar la pantalla
para que muestre muchos más píxeles en el mismo espacio seleccionando una resolución de 1024x768
píxeles. El tamaño en centímetros será el mismo, pero se mostrarán más píxeles en un mismo espacio.
Es debido a esto que una imagen parezca más grande en resoluciones más bajas, porque un píxel a
800x600 mide más (en centímetros) que lo que mediría si nuestra configuración fuese más alta.

Por esto es que una imagen medida en píxeles es más apropiada para la publicación en web. Queremos
saber el espacio real que ocupará en pantalla, y no el espacio que tendría si la imprimiésemos.

También es posible que quieras que tu imagen tenga un tamaño estándar ya definido, como podría ser el
tamaño de hoja A4 o carta. Si este es tu caso, puedes hacer clic en la lista desplegable de Predefinir y
hacer clic sobre el elemento que se ajuste a tus medidas. Photoshop, automáticamente asignará el tamaño
al lienzo de la imagen con las medidas que tiene guardadas para cada tipo de documento.

Es necesario comprender también el concepto de resolución, la siguiente característica que


trabajaremos.

La resolución de una imagen dice mucho sobre su calidad, nos permite conocer la cantidad de píxeles
que podemos encontrar en ella. La resolución se define como el número de píxeles por pulgada (ppp o ppi;
1 pulgada equivale a 2.54 centímetros), y por tanto, si las dimensiones son pequeñas y la resolución alta,
tendremos una imagen de buena calidad. Las imágenes de mayor resolución pueden reproducir más detalle
y transiciones de color más suaves debido a la densidad de píxeles.

Observa dos imágenes con las mismas dimensiones pero con diferentes resoluciones:

Obviamente si la resolución de una imagen es mayor, su peso (el tamaño de su archivo) será mayor,
pues es necesario almacenar más información al haber un mayor número de píxeles.

Ahora que conocemos mejor el concepto de resolución podemos escoger una resolución para nuestra
nueva imagen. Por defecto, Photoshop asigna al nuevo documento una resolución de 72ppp, el estándar
para imágenes en Internet, pero si lo que pretendes es imprimir la imagen con posterioridad, es aconsejable
que utilices una resolución entre 240 y 300ppp.

Otra de las opciones que tenemos que cambiaremos será la del Modo de color. De esto sólo diremos
que si trabajamos con una imagen destinada a ser visualizada utilizaremos el modo RGB (rojo, verde y azul,
el sistema que utilizan los monitores), sin embargo si lo que queremos hacer con nuestra imagen es
imprimirla deberemos seleccionar el modo CMYK (cian, magenta, amarillo y negro, el sistema en el que las
impresoras "dibujan" las imágenes).

Una vez seleccionadas todas las características de nuestro documento elegiremos el color del fondo de
la imagen. Si seleccionamos algún modo que no sea transparente, la capa de fondo será inamovible y no se
podrán realizar algunas de las características avanzadas de Photoshop. Es recomendable seleccionar un
fondo transparente, así surgirán muchas menos complicaciones al trabajar con las capas (como veremos
más adelante).

El fondo transparente, en Photoshop, se muestra con un entramado de recuadros blancos y grises.

Puedes guardar el perfil del documento que estas creando haciendo clic en Guardar valor, así podrás
definir el mismo tipo de documento seleccionándolo directamente desde la lista desplegable Predefinir.

Una vez configurado el documento pulsa OK, y una ventana en blanco se abrirá en el espacio de trabajo.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:


Ejercicios del Tema 1. Prueba evaluativa del Tema 1.

Unidad 2. El Entorno de Photoshop (I)

El Área de Trabajo

Una vez abierto el programa observaremos diferentes barras y paneles distribuidos en el entorno de
trabajo. Abramos una imagen de prueba para que todas las opciones se encuentren disponibles. Recuerda
que podemos abrir nuestros archivos a través del menú Archivo → Abrir.

Una vez abierta la imagen, todas las barras y paneles se encuentran activos y el área de trabajo toma
esta forma:

Puedes hacer que la disposición de los paneles y barras vuelvan al estado predeterminado haciendo clic
en la opción Ventana → Espacio de trabajo → Espacio de trabajo por defecto:

Otra de las opciones que se te presentan es seleccionar un espacio de trabajo predefinido, podrás
seleccionar entre Análisis de imagen, Automatización, Corrección tonal y de color, Diseño Web, etc...

Todos estos tipos de espacio mostrarán unas paletas u otras (normalmento todas tienen las mismas), y
destacarán las opciones de menú más utilizadas para las diferentes tareas. Estos modos son muy útiles
para trabajar con más comodidad pues visualmente te será más rápido acceder a una opción de esta forma.
La Barra de Menú
La barra en el extremo superior es la Barra de Menú, esta barra aparece en la mayoría de programas
por lo que ya debes estar acostumbrado a ella. Desde aquí podrás acceder a diferentes opciones de menú,
como por ejemplo abrir un archivo, guardarlo y luego cerrarlo. También podrás acceder a opciones mucho
más complejas que iremos viendo a lo largo del curso.

El Panel de Herramientas

El panel alargado es el Panel de Herramientas, ahí puedes ver en forma de iconos todas
las herramientas disponibles en Photoshop.

Este panel tiene dos formas diferentes de presentarse, una es la que puedes ver a tu
derecha. La otra (predefinida por Photosop CS3) es exactamente igual pero con todas las
herramientas dispuestas en vertical. Para cambiar de visualización sólo tendrás que hacer clic
en el botón que aparece en la esquina superior izquierda .

Observa con atención que algunas de ellas tienen un pequeño triángulo en su esquina

inferior derecha . Este es el indicador de grupo de herramientas. Si posicionas el cursor


sobre alguno de estos iconos y pulsas el botón derecho del ratón se desplegará la lista de
herramientas pertenecientes al grupo.

Si desplegamos el menú del icono pincel se desplegará la lista de herramientas de dibujo.

Como ves, dentro del grupo de herramientas de dibujo podemos encontrar el Pincel, el
Lápiz y la Herramienta Sustitución de color. La letra que aparece a la derecha del nombre
de la herramienta nos informa del método abreviado de teclado para acceder a la herramienta
activa de este grupo. La herramienta activa se encuentra siempre marcada por un cuadrado
negro.

En el panel de herramientas podemos encontrar también los selectores de color

, en Photoshop trabajaremos siempre con dos colores activos, que pueden ser
totalmente configurados por el usuario. El color situado al frente será el color Frontal, la
mayoría de las herramientas lo tomarán como color de trabajo. El que se encuentra detras es
el color de Fondo, podemos establecer este color como el color del fondo del documento, de
esta forma podemos utilizar herramientas que pinten con el color de fondo y así imitar de
alguna forma el borrado de píxeles.

El recuadro que se encuentra al frente muestra el color que estamos utilizando, en cualquier
momento podemos hacer clic sobre el icono de doble flecha e intercambiaremos los colores
de los recuadros entre sí, haciendo que el color que se encontraba en el recuadro del fondo
pase al frente y, por lo tanto, nuestras herramientas usarán ese color como predeterminado.

Observa que en cualquier momento puedes hacer clic sobre el icono para restablecer
los colores activos a negro y blanco (los iniciales de Photoshop).

Para seleccionar un color haz clic sobre uno de los recuadros y se abrirá el cuadro de diálogo Selector
de color. Una vez aquí podrás elegir un color de entre toda la paleta que Photoshop te ofrece.
Una vez seleccionado el color puede que te aparezcan unos iconos como estos:

El icono advierte al usuario que el color seleccionado se halla fuera de la paleta de impresión, y es
posible que cuando quieras imprimir la imagen, este color no se corresponda exactamente con el que
escogiste y se muestre con un tono diferente.

Lo mismo ocurre con el icono de incompatibilidad web , si creas una imagen que contenga un color
no compatible con los estándares web es muy probable que se muestre de diferentes formas según el
navegador y el sistema operativo utilizado.

Durante el curso iremos viendo una por una las herramientas de este panel, aunque debido a la
extensión que eso supondría dejaremos algunas de lado por tratarse de herramientas avanzadas o de
escasa utilidad para el usuario novel.

Aun así, mostraremos un listado de las herramientas que pasaremos por alto y una breve explicación de
su funcionalidad:

Este grupo de herramientas se utiliza para crear


sectores.

Los sectores se utilizan para dividir una imagen


en áreas funcionales (sectores) que pueden tener
propiedades diferentes. Estas imágenes irán
destinadas a la publicación web.

Este grupo de herramientas se utiliza para crear


trazados.

Los trazados se utilizan para crear formas


vectoriales (lineas y curvas definidas
matemáticamente). Estas formas son
independientes a la resolución y pueden
redimensionarse sin problemas.
La primera opción, la herramienta
Cuentagotas, toma muestras de color de
cualquier parte del lienzo y la hace activa en los
selectores de color.

La herramienta Muestra de color toma hasta


como máximo 4 muestras de color del lienzo para
mostrar sus propiedades en la paleta de
Información (junto al Navegador).

La herramienta Regla, mide la distancia entre


dos puntos dados mostrándose el resultado,
también, en la paleta Información.

Finalmente, la herramienta Recuento permite


colocar sobre el lienzo marcas que te ayudarán a
contar elementos en el área de trabajo. Esta
herramienta añadirá literales con un número que
se irá incrementando automáticamente.

El icono al pie del panel nos permite


alternar entre distintas vistas del área de trabajo, unas más despejadas que otras.
La Barra de Opciones de Herramientas
En la parte superior de la ventana y bajo la barra de menú encontramos la barra de Opciones de
Herramientas, el contenido de esta barra cambiará según la herramienta que tengamos seleccionada. A
medida que avancemos y aprendamos nuevas herramientas iremos viendo como utilizar esta barra y sus
opciones.

De momento diremos que desde aquí podemos cambiar aspectos de la herramienta como su tamaño, su
opacidad, etc. Cada vez que hagas un cambio en la herramienta, éste se mantendrá para que cuando
vuelvas a seleccionarla su estado sea el mismo que era cuando la utilizaste por última vez. Si en algún
momento quieres restaurar la herramienta a su estado original, deberás hacer clic con el botón derecho del
ratón sobre la imagen de la herramienta en la barra de opciones de herramienta y seleccionar Restaurar
Herramienta.

La opción Restaurar Todas volvería todas las herramientas a su estado original.

La Barra de Estado
La barra que se encuentra al pie del espacio de trabajo se llama Barra de Estado.

Como podrás observar, a la izquierda del todo encontraremos un porcentaje, este número es el zoom
aplicado a la imagen abierta.

Por defecto Photoshop intenta ajustar la imagen al tamaño del área de trabajo, si ésta es muy pequeña o
la imagen es demasiado grande, Photoshop reducirá el zoom para poder mostrar la imagen completa en
pantalla.
Recuerda que el zoom no afecta al tamaño de la imagen, sino a la vista. Aunque reduzcamos o
ampliemos el zoom para ver con mayor claridad la imagen, las dimensiones de ésta siguen siendo las
mismas.

Entonces, ya que el porcentaje que se muestra en la barra de estado indica el nivel de zoom que
estamos aplicando, podemos hacer clic sobre este porcentaje y modificarlo, introduciendo un número

diferente y pulsando la tecla Enter . Verás como cambia el zoom de la imagen.

La información que se muestra a continuación se refiere al documento sobre el que estamos trabajando.

Haciendo clic en la flecha negra podemos seleccionar qué información mostrar:

Selecciona una de estas opciones para visualizarlas mientras trabajas en el documento.

La Ventana Navegador

También es posible, y más cómodo, utilizar la ventana de Navegador. En principio, la encontrarás


minimizada a la derecha del área de trabajo, haz clic sobre Navegador y se mostrará una miniatura de la
imagen con la que estamos trabajando.

Si no se encontrase visible puedes activarla desde el menú Ventana → Navegador en la barra de menú.
El navegador, como ya hemos dicho, muestra una miniatura de la imagen activa. Permite modificar la
vista de la imagen acercándola y alejándola mediante este control: .

Observa que si se mueve el control hacia la derecha el zoom aumenta, haciendo que la imagen se vea
más grande (o desde más cerca). Si, por el contrario, desplazamos el marcador hacia la izquierda, veremos
la imagen cada vez más pequeña (o desde más lejos), porque el zoom disminuye.

Fíjate que en la miniatura aparece un recuadro con el borde rojo , este recuadro te
ayudará a navegar por la imagen cuando el zoom sea demasiado grande y veas sólo una parte de la
imagen. Haciendo clic sobre la miniatura puedes desplazar el recuadro y mostrar en la ventana el área
contenida por éste.

Otra forma de desplazar la vista de la imagen sería usando la herramienta Mano, en el Panel de
Herramientas:

Esta herramienta te permite desplazar la vista de la imagen. Los pasos a seguir para utilizarla son los
siguientes:

1. Haz clic en la herramienta Mover para activarla.

2. Desplaza el puntero hasta la imagen y haz clic sobre ella. Verás que la forma del puntero
cambia.

3. Sin soltar el botón del ratón, arrastra la vista de la imagen hasta llegar al punto deseado.

Si quieres aprender otra forma avanzada de navegar por la vista de la imagen visita el tema avanzado de
desplazamiento.
La Ventana Información
Otra ventana que nos será de mucha ayuda es la de Información.

Puedes acceder a ella haciendo clic en el panel de la derecha sobre su nombre (junto a la de
Navegador), desde el menú Ventana → Información o pulsando la tecla F8.

En ella encontrarás información el color sobre el que está situado el puntero en RGB y CMYK, además
de las coordenadas de su posición.

La ayuda más útil que nos proporcionará será aquella relativa a la herramienta seleccionada y las
funcionalidades adicionales que puedes conseguir mediante la combinación del teclado y el ratón.

Por ejemplo, si seleccionamos la herramienta Pincel podremos leer esto en la ventana de


Información:

Si mantenemos pulsada la tecla Shift verás como el mensaje de la barra de estado cambia
para mostrar lo siguiente:

En combinación con la herramienta Pincel, la tecla Shift actúa de forma que podemos pintar líneas
rectas con un simple clic.

Iremos viendo las diferentes opciones a medida que vayamos aprendiendo más sobre las herramientas.
La Ventana Color
Otra ventana interesante es la de Color, generalmente bajo el grupo de Navegador. Puedes acceder a
ella a través del menú Ventana → Color, o pulsando la tecla F6.
Desde aquí puedes seleccionar colores de una forma más rápida que desde el cuadro de diálogo de
selección de color. Desplazando los controles a izquierda y derecha deberás encontrar la proporción exacta
de rojo, azul y verde para formar el color que estas buscando.

Si escogieses colores no compatibles, se mostrarían los mismos iconos que vimos en el selector de color.

Como ves, esta ventana consta de tres pestañas, la primera, Color, ya sabemos para que sirve, las otras
dos son muy sencillas.

La pestaña Muestras ofrece diferentes colores guardados en el sistema, y desde los botones y
puedes agregar y eliminar muestras para crear una paleta personalizada y cambiar de colores más
rápidamente.
La pestaña Estilos contiene diferentes estilos de relleno o texturas que podrás utilizar en tus
composiciones, más adelante veremos cómo utilizarlos y cómo crear nuestros propios estilos.

La Ventana Historia
Otra ventana que utilizaremos será la ventana de Historia, accesible desde el menú Ventana→Historia.
Esta ventana consta de dos pestañas. La primera, Historia, muestra por orden cronológico las acciones
realizadas sobre una imagen, donde las posiciones al pie de la lista son más reciente que las situadas al
principio.

El control de desplazamiento indica la última acción visible realizada. Puedes deshacer un número
indefinido de acciones desplazando el control o haciendo clic sobre la última acción que quieras que
permanezca activa.

En Photoshop el comando Edición → Deshacer (Ctrl+Z) actúa de forma diferente que en otros
programas. Mediante este comando únicamente puedes deshacer la última acción realizada. Si lo que
quieres es deshacer varios cambios deberás utilizar la orden Edición→Paso Atrás (Ctrl+Alt+Z) y ejecutar
el comando hasta haber deshecho las acciones deseadas.

Observa que el comando Paso Atrás actúa de la misma forma que si deshiciésemos acciones desde la
ventana de Historia, por lo que a veces es recomendable usar la ventana para tener una vista de las
acciones realizadas más completa.

El comando Edición→Paso Adelante actúa de forma contraria a Paso Atrás, rehaciendo una a una las
acciones guardadas en el historial.

En la ventana Historia podemos encontrar tres botones. El botón eliminar borrará del historial todas
las acciones comprendidas entre la acción seleccionada y la última realizada, dejando la imagen y el
historial en la forma en la que se encontraban justo antes de la acción seleccionada.

El botón Crear instantánea nueva es muy útil, pues guarda una instantánea del estado de la
imagen en un punto determinado, permitiendo volver a ella en cualquier momento, incluso habiendo
realizado diferentes acciones después.
También encontramos el botón Crear un documento nuevo desde el estado actual , que genera
un nuevo archivo con el estado en el que se encuentre la imagen, así podrás seguir manipulándola
manteniendo una copia de la imagen intacta en segundo plano.

En esta misma ventana encontramos también la pestaña Acciones, que ofrece la posibilidad de lanzar
un conjunto de acciones mecanizadas predefinidas con anterioridad. En principio, el conjunto de acciones
disponibles son las predeterminadas por Photoshop, aunque existe la posibilidad de crear acciones propias
mediante el botón de Grabar Acción de la ventana.

Practiquemos un poco el manejo de todas estas ventanas en el Ejercicio de Área de Ventanas.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema


Prueba evaluativa del Tema 2.
2.

Unidad 3. Las Herramientas de Pintura y Edición (I)

Una vez que ya conocemos el entorno de Photoshop, vamos a aprender como utilizarlo. Para ello
veremos las principales herramientas del programa. Empezaremos con las herramientas de pintura.

En el panel de herramientas podemos encontrar el icono Pincel, si hacemos clic derecho sobre él, se
desplegará una lista mostrando el grupo formado por la herramienta Pincel, la herramienta Lápiz y la
herramienta Sustitución de color, las dos primeras con características parecidas, pero con algunas
diferencias.

El Lápiz y el Pincel te permiten pintar con el color frontal actual, aunque por defecto la herramienta
Pincel crea trazos mucho más suaves mientras que los bordes del lápiz con más irregulares.

Utilizaremos la herramienta Sustitución de color para sustituir colores de una imagen por otros.

Vamos a ver las características propias de cada una de ellas.


La Herramienta Pincel

Una de las diferencias respecto al Lápiz es la posibilidad de convertir esta herramienta en aerógrafo,

para ello sólo tenemos que pulsar el botón en la barra de Opciones de Herramientas. Este botón

tiene dos estados, pulsado (el aerógrafo está activado) e inactivo (el pincel actuará
normalmente).

Esta opción es útil cuando queremos que la herramienta pinte conforme a la presión ejercida por el
pincel. Así si mantenemos el botón del ratón pulsado durante un tiempo se irá añadiendo más pintura a la
imagen, mientras que si el aerógrafo se encuentra desactivado, por mucho que mantengamos la presión, la
cantidad de pintura en un punto será siempre la misma.

Además de esta posibilidad, existe otra opción única del Pincel: el Flujo .

El flujo establece la rapidez con la que la herramienta Pincel aplica la pintura, por lo que cuanto menor
sea el porcentaje que aplicamos, más suave será el resultado.

Podemos encontrar el calibrador de flujo en la barra de Opciones.


La Herramienta Lápiz
Como ya hemos dicho, el Lápiz, al pertenecer al mismo grupo, comparte casi todas sus
opciones con el Pincel, sólo veremos la única opción propia de esta herramienta: el Borrado

automático .

Esta opción, como prácticamente todas, también se


encuentra en la barra de Opciones de Herramientas, y se
comporta del siguiente modo:

• Si el primer píxel en el que hiciste clic es del color frontal,


el lápiz pintará con el color de fondo borrando el color
frontal.

• Si el primer píxel en el que hiciste clic es de otro color, el


lápiz usa el color frontal para pintar.

Veamos un ejemplo de como funcionaría esta opción:

Opciones del Pincel y el Lápiz


Ahora que hemos visto las características propias de cada una de estas herramientas, vamos
a ver las opciones que tienen en común.

La Opacidad es una opción que encontraras a menudo mientras trabajas con Photoshop. Se
trata de un porcentaje (igual que el Flujo), y de ella depende la transparencia del trazo
dibujado. Al 100%, la pintura es completamente opaca, mientras que al mínimo (el 1%) es
imperceptible.

Una de las características más complejas de Photoshop es el Modo de Fusión. Dependiendo


del modo en el que se utilice la herramienta pintará de una forma u otra. Veremos ahora los
modos más importantes.

• Normal, el modo por defecto, el pincel actuará como


esperas, pintando con el color frontal por donde crees el
trazo.

• Detrás, el pincel pinta con el color frontal únicamente en


las partes que sean transparentes. Si intentas pintar en
un área ya coloreada el pincel no pintara nada.

• Borrar, elimina el color por donde crees el trazo dejando


esa zona transparente. Este modo actúa de forma similar
a la herramienta Borrador, que veremos más adelante.

• Oscurecer, el color resultante del trazo es evaluado por


Photoshop, sólo pintará si éste es más oscuro que el
color existente en la imagen.

• Aclarar, actúa de forma contraria, el trazo se muestra


únicamente si el color resultante es más claro que el
existente en la imagen.

El resto de los modos exigen un conocimiento de conceptos


más avanzados como son los canales RGB. Éstos serán
tratados más adelante en el curso. Aunque si quieres aprender
más sobre las opciones de fusión consulta la ayuda de
Photoshop y realiza una búsqueda por "Seleccionar modo de
fusión".
El Concepto de Pincel
Podemos hablar del concepto pincel como la forma de pintar que tienen las herramientas de pintura. No
hemos de confundir el concepto de Pincel (o punta de pincel) con la herramienta Pincel.

Las herramientas Pincel y Lápiz permiten la personalización de la forma en la que pintamos, pudiendo
crear un trazo más grueso, con menos dureza u otros aspectos que veremos a continuación.

Existen dos formas de acceder a las propiedades del pincel, y en ambas debes tener seleccionada la
herramienta Pincel o Lápiz. Entonces, haremos clic sobre el desplegable en la barra de Opciones de

Herramientas .
Otra forma de acceder a esta ventana es hacer clic
derecho sobre la imagen cuando una de estas
herramientas se encuentre seleccionada.

Desde la primera opción, Diámetro maestro,


podremos escoger el tamaño del pincel, para ello hemos
de desplazar el control hacia derecha o izquierda hasta
alcanzar el tamaño deseado, o introducir su tamaño en
píxeles directamente sobre la caja de texto.

También es posible configurar la Dureza del pincel, e


igual que la anterior, seleccionaremos mediante el control
de desplazamiento una dureza entre los valores 0% y
100%, siendo el primero el pincel más blando y el
segundo el más duro.

Cuanta más dureza tenga un pincel, menos suaves


serás sus trazos.

Desde esta ventana es posible escoger, también, entre


una variedad enorme de pinceles preestablecidos, sólo
deberás escoger el que más se ajuste a tus necesidades
y hacer clic sobre él para seleccionarlo. Para algunas
puntas de pincel están deshabilitadas algunas de las
opciones de edición, siendo posible, por ejemplo, poder
cambiar su tamaño pero no su dureza.

Aunque en principio sólo se muestren estos pinceles, hemos de saber que existen bastantes más que
podemos cargar si hacemos clic en este icono .

Se desplegará la siguiente lista:

Como puedes observar, existen muchas variedades entre las que elegir. Para cargar, por ejemplo, los
pinceles de efectos especiales haz clic sobre ellos. El sistema se asegurará de que quieras hacerlo, porque
para cargar unos pinceles es preciso descargar primero los anteriores.

Haz clic en OK y la lista de pinceles cambiará para mostrar los nuevos.

Si seleccionas la opción Añadir los pinceles nuevos se añadirán al listado existente en el momento.
Si en algún momento quieres cargar los pinceles por defecto, haz clic sobre Restaurar pinceles y estos
sustituirán a las muestras que tengas cargadas.

Puedes elegir la forma en la que las puntas de los pinceles son mostradas, para ello escoge una de las
siguientes vistas y la lista de pinceles se actualizará mostrándose como escogiste.

Si en algún momento quieres guardar una determinada configuración de pincel para acceder a ella más
rápidamente, pulsa el botón Nuevo y se abrirá un cuadro de diálogo donde deberás introducir el nombre
con el que deseas guardar el pincel.

Existe un modo mucho más completo para personalizar tus pinceles, abre la ventana Pinceles haciendo

clic en el botón del Área de ventanas, o pulsa el botón propiedades de herramienta en la barra
de Opciones de herramienta con el Pincel selecionado.

Se mostrará una ventana como esta:

Desde aquí puedes tener acceso a todos los pinceles preestablecidos y modificarlos, o crear tus propias
puntas de pincel.

Si quieres aprender más sobre la creación de puntas de pincel personalizadas, visita el tema de pinceles
avanzado.

Combinaciones de Teclado
De las combinaciones de teclado con estas herramientas comentaremos solamente el uso de la tecla

Shift . Siempre que pulses esta tecla, aparecerá el siguiente mensaje en la barra de estado:
Este modo te permitirá crear líneas rectas. O bien horizontales y verticales haciendo clic con el ratón en
el principio del trazo, pulsando la tecla Shift y manteniéndola presionada hasta pulsar el lugar de fin de
trazo. O simplemente para crear trazos rectilíneos. Para ello, mantén la tecla Shift presionada y haz clic en
diferentes puntos del lienzo, observarás como se crean trazos rectos desde el primer punto donde hiciste
clic al siguiente.
La Herramienta Sustitución de Color
La herramienta Sustitución de color te permite reemplazar colores de una imagen por otros. Para ello
deberemos seleccionarla en el panel de herramientas y modificar sus opciones para que actúe de acuerdo a
nuestras necesidades.

En la barra de opciones de herramientas verás lo siguiente:

Una vez seleccionado la punta de pincel con la que vamos a trabajar deberemos configurar el resto de
las opciones para que la herramienta funcione correctamente.

Normalmente nuestra intención será cambiar el Color de la imagen, aunque también podemos cambiar la
Luminosidad, Saturación o Tono de la imagen utilizando esta herramienta. Selecciona la opción adecuada
para cada una de estas acciones en el desplegable Modo.

Los tres botones que se muestran a continuación corresponden a cómo se tomará el muestreo para
sustituir el color en la imagen.

La punta de esta herramienta tiene una forma especial. Está formada por una base redondeada (como un

pincel normal) pero añade una mirilla en forma de aspa en su centro . La opción Continuo evalúa
cada píxel de color que pasa por el aspa del puntero y sustituye cada vez el color evaluado.

Si escogiésemos Una vez , el color muestreado sería el primero sobre el que hicimos clic, y se
sustituiría únicamente ese color en la imagen.

También es posible definir un color de fondo (en el panel de herramientas) y usarlo como muestra para

sustituir ese color en la imagen activando la opción Muestra de fondos .

La opción Límites acepta 3 valores. Establece los límites en el modo en el que se sustituyen los colores.

Como predeterminado encontramos Contiguo, que sustituye las áreas con el color muestreado por el
aspa aunque sólo si se encuentran conectadas entre sí.

La opción No contiguo realiza el contrario, conectadas o no, sustituye todas las áreas con el color de
muestra dentro de la punta del pincel. La última, Hallar bordes, actúa como el primero pero preservando la
nitidez de los bordes de la forma.

En cuanto a la Tolerancia, podríamos decir que fija el rango de colores similares a la muestra a sustituir.
Una mayor tolerancia permite que se sustituyan colores parecidos al muestreado. Mientras que una
tolerancia nula sólo sustituirá áreas con el color exacto al de muestra.

Para definir un borde suave en las áreas corregidas, selecciona Suavizar.

Ahora sólo tendrás que hacer clic en un lugar del lienzo y la herramienta comenzará a pintar con el color
Activo de la forma establecida en las opciones anteriores.
Las combinaciones de teclado y las opciones de herramienta para ambas herramientas son similares a
las vistas para el Pincel o el Lápiz.

Más tarde, en el tema de Fotografía Digital veremos un uso muy práctico de esta herramienta.

Ahora hablaremos de otro grupo de herramientas que también nos permiten añadir pintura sobre el
lienzo: los Tampones.

Si hacemos clic derecho sobre su icono veremos las dos herramientas dentro de este grupo:

El Tampón de Motivo

Veremos primero esta herramienta debido a su gran parecido con las del grupo anterior.

El Tampón de Motivo te permite pintar del mismo modo que las anteriores, por lo que muchas de sus
opciones son iguales. La diferencia se encuentra en que esta herramienta no utiliza pintura sino un
patrón o Motivo.

Como puedes observar en la barra de Opciones, la configuración de esta herramienta no se diferencia


mucho de la del Pincel.

De hecho, las únicas opciones diferentes son las 3 últimas:

Haremos clic en el desplegable de Motivo para ver las opciones disponibles.

Si observamos esta ventana veremos que es muy similar a la paleta de pinceles que vimos
anteriormente, Haciendo clic en el botón veremos que es posible cargar diferentes motivos agrupados
por categorías.
Igual que con la paleta de pinceles, es posible crear motivos personalizados, para aprender a crearlos
visita el tema avanzado de creación de motivos.

Otra opción disponible es la de Alineado , con esta opción activada te asegurarás de que el
motivo se muestre uniforme aunque haya sido creado con diferentes trazados. Este recurso es muy útil para
evitar la superposición de trazos, creando un motivo final homogéneo.

Finalmente, también es posible añadirle al tampón un ligero efecto Impresionista marcando su

correspondiente casilla . De este modo, el resultado del tampón será más suave y difuso.

El Tampón de Clonar
El Tampón de Clonar es una herramienta muy útil en el retoque fotográfico, esta herramienta hace una
copia exacta de una zona de la imagen y te permite trasladarla a otra zona del lienzo.

Su uso es relativamente sencillo, por lo que veremos su explicación mediante el Ejercicio Uso del
Tampón Clonar.

Observa que tanto el Tampón de Motivo como el de Clonar te permiten la selección de diferentes
puntas de pincel para adecuar la salida del trazo.

Las combinaciones de teclado y las opciones de herramienta para ambas herramientas son similares a
las vistas para el Pincel o el Lápiz.

Deberíamos incluir en esta sección las herramientas de Degradado y Bote de pintura.

Pues actúan, también, añadiendo pintura, aunque en cantidades más grandes, sobre el lienzo.

La Herramienta Degradado
Con esta herramienta serás capaz de crear degradados sobre el lienzo.

Su uso es muy sencillo:

1. Selecciona la herramienta Degradado en el Panel de Herramientas.

2. Selecciona el color de Fondo y Frontal que prefieras en el panel de herramientas. Estos


dos colores serán los que formarán parte de la transición del degradado.

3. Haz clic donde quieres que comience el degradado.


4. Arrastra el ratón hasta el lugar donde quieras que termine y suelta el botón del ratón.

Recuerda que si mantienes pulsada la tecla Shift podrás hacer degradados en


línea recta o en 45º.

Las opciones de esta herramienta son relativamente sencillas:

El modo normal del degradado es que empiece con el color frontal para acabar con el color de fondo. Si
activamos la casilla Invertir cambiaremos este orden provocando que el degradado se muestre en sentido
contrario.

La opción Tramado, marcada por defecto, realiza transiciones más suaves. Si desactivásemos la casilla
podríamos ver como la gama de colores en el degradado cambia más bruscamente.

Desde el menú de modos podremos seleccionar el tipo de degradado que


queremos aplicar. Por defecto encontraremos marcado el Degradado linear (que de
hecho es el que más utilizaremos).

Desde el desplegable en la barra de opciones de herramientas podemos acceder a diferentes tipos de


degradados prediseñados.

Haciendo clic en el icono podremos seleccionar diferentes grupos de degradados para darle mayor
vistosidad a nuestros degradados.

Para aquellos degradados que contengan transparencias será necesario que la opción Transparencia

se encuentre activada. En caso contrario, el degradado se mostrará opaco en toda su


transición.

Si quieres aprender cómo crear tus propios degradados visita el tema avanzado de Degradados
Personalizados.
La Herramienta Bote de Pintura

La herramienta Bote de pintura te permite pintar de un color toda un área del lienzo.

Esta herramienta evalúa el punto donde haces clic y pinta todos los píxeles contiguos del mismo color
con el color Frontal.

Ajustando la Tolerancia podrás ajustar la gama de colores sobre la que actúe. Con una
tolerancia alta la herramienta coloreará también zonas de color similares al que determinaste con el clic.
Una tolerancia baja sólo pintará los píxeles del color escogido.

Si desactivamos la opción Contiguo , el Bote de pintura coloreará todos los píxeles que
contengan ese color en cualquier lugar del lienzo.

Esta herramienta te permite pintar con un motivo en vez de con el color Frontal. Para ello haz clic
sobre el desplegable Rellenar y selecciona Motivo. Ahora ya podrás seleccionar el motivo con el que
quieras rellenar el área a pintar.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando la:

Prueba evaluativa del Tema 3.

Unidad 4. Las Herramientas de Borrado (I)

Del mismo modo que existen herramientas que nos sirven para añadir pintura al lienzo, ya sea en forma
de color plano, de un motivo preestablecido o incluso de una copia de una zona de la imagen, existen
herramientas que nos permiten eliminarlo. Estas herramientas pertenecen al grupo de los Borradores.

La Herramienta Borrador

El Borrador permite quitar la pintura de una zona determinada del lienzo y sustituirla por el color de
Fondo.

Si nos fijamos, en la barra de opciones encontramos prácticamente todas las opciones ya conocidas.
Esto es porque podemos utilizar el borrador como si de un pincel se tratase, configurando su dureza,
opacidad o flujo hasta adaptarse a nuestras necesidades.
Es por esta razón por lo que puedes seleccionar el modo de borrado. Despliega la lista desplegable de
Modo en la barra de opciones de herramientas.

Puedes escoger entre que la punta del borrador actúe como un pincel, un lápiz o simplemente que
adopte la forma de un cuadrado, eliminando completamente el contenido del área del cuadrado.

Destacaremos la opción Borrar a historia:

Esta opción resulta de gran ayuda, pues su función es la de restaurar al estado original de la imagen
las zonas afectadas por el trazo del borrador.

Este efecto se puede conseguir de modo idéntico utilizando la herramienta Pincel de historia , la
cual actúa también de este modo.

Otra forma de activar el borrador a historia es mantener la tecla Alt pulsada mientras se utiliza el
Borrador. Esto causará el mismo efecto que si la casilla de Borrar a historia se hallase activada.

La Herramienta Borrador Mágico

Este borrador actúa únicamente sobre un color en la imagen, dejando las áreas afectadas de color
transparente.

Esta herramienta acepta un valor de Tolerancia que, según aumente, borrará también
los colores similares al color seleccionado en principio.

Si seleccionamos la casilla Contiguo (activada por defecto) sólo se borrarán las áreas con
el color de muestra conectadas a ésta. Si se encontrase desactivada, el color de muestra se borraría de
toda la imagen.

Para acabados más profesionales, podemos jugar con las opciones Suavizar , que hará
más suave la transición del área borrada a la que se mantiene intacta. Y la opción Opacidad

, que en rangos bajos no borra totalmente el color, sino que lo hace más
transparente.

Esta herramienta no tiene combinaciones de teclado.

Su uso es muy sencillo y puedes verlo en el Ejercicio de Borrado mágico.


La Herramienta Borrador de Fondos
El Borrador de Fondos resulta de gran ayuda cuando nos es necesario extraer un objeto de una
imagen.

La punta de esta herramienta tiene una forma especial. Está formada por una base redondeada (como un

pincel normal) pero añade una mirilla en forma de aspa en su centro .

Veamos como nos puede ayudar a sacar un elemento de una imagen.

Esto es debido a que este borrador evalúa el color que se encuentra en el aspa y lo borra si se
encontrase en el resto de la punta. Consiguiendo así poder borrar un fondo manteniendo intacto el objeto
que queremos extraer de la imagen.

Desde luego, existen muchísimas opciones para configurar esta herramienta y poder conseguir
resultados más logrados. Empezaremos pues por la configuración de la punta del pincel.

Como el Borrador de fondos actúa de la misma forma que las herramientas de pintura dispone del
siguiente menú para modificar la forma en la que el trazo es aplicado:

Como puedes ver, la punta puede modificarse completamente. Deberás realizar unas cuantas pruebas
hasta encontrar la combinación más adecuada, aunque las opciones más interesantes son las siguientes:
La opción Límites acepta 3 valores. Establece los límites de borrado de la herramienta. Como
predeterminado encontramos Contiguo, que borra las áreas con el color muestreado por el aspa aunque
sólo si se encuentran conectadas entre sí. La opción No contiguo realiza el contrario, conectadas o no,
borra todas las áreas con el color de muestra dentro de la punta del pincel. La última, Hallar bordes, actúa
como el primero pero preservando la nitidez de los bordes de la forma.

En cuanto a la Tolerancia, podríamos decir que fija la extensión de colores a borrar. Una mayor
tolerancia permite que se borren colores parecidos al muestreado. Mientras que una tolerancia nula sólo
borraría áreas con el color exacto al de muestra.

Los tres botones que se muestran son relativos al color muestreado, es decir, a cómo se tomará el
muestreo para borrar el color en la imagen. Se puede definir de los siguientes modos:

La opción Continuo evalúa cada píxel de color que pasa por el aspa y actúa en consecuencia con
ese color de muestra.

Si escogiésemos Una vez , el color muestreado sería el primero sobre el que hicimos clic, y el
borrador actuará con ese color como referencia.

También es posible definir un color de fondo (en el panel de herramientas) y usarlo como muestra en el

borrador activando la opción Muestra de fondos .

Si activamos la casilla Proteger color frontal , el borrador actuará


normalmente, pero será incapaz de borrar áreas de color igual al color frontal activo en el panel de
herramientas.

La combinación de teclado para esta herramienta es la misma que para las herramientas de pintura.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 4. Prueba evaluativa del Tema 4.

Unidad 5. Las Capas (I)

Ahora que conocemos los conceptos básicos sobre cómo añadir o eliminar pintura al lienzo, vamos a
tratar temas más avanzados como son las Capas.

Una capa es como una lámina de acetato transparente y el programa te permite trabajar con cuantas
capas necesites. Imagina, pues, un conjunto de láminas de acetato; la que se encuentre en la parte superior
tapará a las otras, pero sólo en las zonas en las que tenga pintura, el resto permanecerá transparente.

Hasta ahora todo nuestro trabajo se realizaba en un mismo nivel, en una sola capa. Veremos como
trabajar con diferentes niveles de capas y como sacar partido de ello.

Antes que nada le echaremos un vistazo a la ventana de Capas.

La Ventana Capas

Si la ventana Capas no se encontrase en el Área de ventanas podemos hacerla aparecer desde el


menú Ventana → Capas o pulsando la tecla F7.
Observemos la ventana. En principio parece muy sencilla, pero es uno de los recursos más útiles con los
que vamos a contar.

Antes de seguir debemos resaltar el hecho de que todas las acciones que realicemos con iconos y
menús desplegables o contextuales tienen su homólogo en la barra de Menú.
Crear Nuevas Capas
Para añadir nuevas capas (hojas de acetato) a nuestra composición haz clic en el icono de Nueva capa
, verás como el programa añade una capa transparente sobre todas las que ya estaban creadas.

Por defecto, Photoshop, nombra a las capas automáticamente. Si quieres darle un nombre para
reconocerla más fácilmente sólo tienes que hacer doble clic sobre el nombre de la capa y escribir el nuevo
nombre en su lugar.
También puedes hacer clic
derecho y seleccionar la opción
Propiedades de Capa, donde te
aparecerá un cuadro de diálogo en
el que podrás cambiar el nombre y
asignarle un color a la capa para
destacarla sobre las demás.

Modificar Capas
Una vez tengas las capas necesarias, querrás trabajar sobre ellas. Este paso es muy sencillo, basta
hacer clic sobre el nombre de la que quieras modificar y la capa se sombreará.

Cuando tengamos más de una capa seleccionada (más adelante veremos cómo hacerlo) la capa activa
será aquella que tenga su miniatura encerrada en un recuadro como el de la imagen.

La capa activa será la que se verá afectada por las acciones que realicemos sobre el lienzo.
Superposición de Capas
Asimilando el concepto de capa como el de una lámina de acetato, verás muy fácilmente el
posicionamiento de las capas.

Las capas superiores tapan a las inferiores siempre y cuando la superior tenga pintura. En el caso
contrario, si la capa superior tiene zonas transparentes, éstas dejarán ver las capas inferiores.

Observa el siguiente ejemplo y la diferente posición de las capas:


Además, Photoshop te permite graduar la transparencia de las capas.

Desde la ventana de Capas puedes modificar la opacidad de la capa activa. El valor 0% significaría que
la capa sería totalmente transparente y dejaría ver completamente el contenido de las capas inferiores.

En el ejemplo que estamos utilizando, si definiesemos la opacidad de la capa Árbol a un 50%, dejaría
ver los pájaros que vuelan en la capa Cielo:
La Visibilidad de las Capas
A veces, para trabajar mejor nos gustaría no ver el resto de las capas y trabajar únicamente con la activa,
sin imágenes alrededor o superpuestas que nos molesten.

El icono a la izquierda de la capa nos indica si esta está visible o no.

Ocultar la capa es tan sencillo como hacer clic en el icono de visibilidad y la capa,
automáticamente, se hará invisible.

Observa el siguiente ejemplo:


Ten en cuenta que una capa sin visibilidad no puede ser editada, por lo tanto no podrás utilizar ninguna
de las herramientas de edición sobre una capa que no se encuentre visible.
La Herramienta Mover
Las capas también pueden desplazarse y moverse para ajustar su posición en el lienzo. Para ello,

selecciona la herramienta Mover del panel de herramientas.

Haciendo clic en el lienzo y arrastrando el ratón, verás que la capa activa se desplaza:

Para desplazar otra capa, haz clic sobre ella en la ventana de Capas para activarla.

Existen otros modos para seleccionar la capa a mover, si quieres conocerlos visita el tema avanzado de
Selección de Capas.

De todos modos, esta herramienta tiene una opción en la barra de Opciones de herramientas que

activa la selección automática .

Si esta opción se halla activada, podemos seleccionar una capa o un grupo (dependiendo de la opción
escogida en el desplegable) con sólo hacer clic encima de un área de pintura de ésta.
En los ejemplos anteriores, si hiciésemos clic sobre la manzana resaltada con la opción activada, la capa
activa pasaría a ser la capa Manzana. Si por el contrario, hacemos clic sobre el árbol, la capa Árbol se
activará.

La opción Mostrar controles transformación habilita la posibilidad de


transformar la capa activa. Pero este tema será tratado más adelante.

Las combinaciones de teclado de esta herramienta son sencillas:

1. La tecla Shift limita, como hasta ahora, al desplazamiento único horizontal, vertical o en 45
grados.

2. La tecla Alt te permite hacer una copia de la capa a la que haces clic y desplazarla a la vez.

3. La tecla Ctrl actúa como si la Selección automática estuviese activada.


Las Capas Enlazadas
Enlazar es una función que te permite mantener la posición relativa entre 2 o más capas.

Para enlazar dos capas sólo tienes que seleccionar ambas manteniendo la tecla pulsada (para
crear selecciones múltiples) y pulsar el botón de Enlazar capas.

Así, si desplazamos alguna de las capas, el resto de capas enlazadas a ella se moverán al unísono.

Puedes enlazar cuantas capas quieras, sólo tendras que crear la selección múltiple y pulsar el botón.

Este icono indica que la capa está enlazada a la capa activa del momento.
Para aprender más sobre el movimiento conjunto de capas visita el tema avanzado de Grupos de Capas.

La selección múltiple de capas nos permite, además, una opción muy útil: el alineamiento.

Observa la barra de opciones de la herramienta Mover :

Estos botones permiten alinear o distribuir igualmente las capas en el lienzo.

Su uso es muy sencillo y puedes verlo en el Ejercicio de Alineamiento de Capas.

Además, Photoshop, añade en esta versión unas guías inteligentes que te permiten arrastrar y alienar los
objetos utilizando la herramienta Mover.

Para ello, arrastra cualquier capa hacia la que quieras alinear y verás que, cuando pases por uno de sus
bordes, la capa que estás moviendo intentará acloplarse para alinearse a ella.

Para la descripción de las diferentes formas de alineación y distribución de capas visita el tema básico de
Alineación y Distribución de Capas.

Alineamiento automático de capas


Esta última versión de Photoshop incorpora una opción muy útil en la composición de imagenes: el
Alineamiento automático de capas.

Esta opción tiene como objetivo el estudio de las diferentes capas seleccionadas para intentar
encuadrarlas para que formen un todo homogéneo. De esta forma puedes crear imagenes panorámicas
utilizando diferentes tomas de un mismo paisaje.

Para utilizar esta opción sólo tienes que seleccionar las capas que intervendrán en la operación y pulsar

el botón en la barra de Opciones de herramientas. Este botón sólo aparecerá cuando tengas la
herramienta Mover seleccionada.

Al pulsar el botón aparecerá en el siguiente cuadro de diálogo:


Veamos las opciones que se nos presentan:

• Automático: Photoshop analiza las imágenes y aplica una transformación e perspectiva o


cilíndrica a las capas, además de cambiar su posición si fuese necesario.

• Perspectiva: Photoshop aplica una transformación de perspectiva, sesgo y escala sobre las
imágenes para que se acoplen correctamente. La imagen central permanecerá intacta, el resto se
ajustará a ella.

• Cilíndrico: Como en el anterior, la imagen central no se modifica, el resto se transorma


mostrándose como un cilindro abierto verticalmente. Esta opción es muy aconsejable para
panoramas amplios.

• Sólo cambiar posición: Cuando las imagenes están tomadas sin ningún tipo de perspectiva esta
opción es la más adecuada. Reconstruye el resultado moviendo las capas seleccionadas haciendo
coincidir sus bordes superponiéndolos.

Una vez aplicado el Alineamiento automático de capas podemos utilizar la opción Edición → Fusionar
capas automáticamente para que las inconsistencias y cambios de exposición y color entre las diferentes
capas se igualen y quede una imagen compuesta uniforme.

Realiza el Ejercicio de Alineamiento Automático de Capas para familiarizarte con esta opción.

Bloquear las Capas


Cuando tengas capas en estados finales, es decir, no vayas a moverlas o modificarlas más, puedes
bloquearlas para evitar hacer cambios sobre ellas por error.

Existen diferentes tipos de bloqueos y todos se encuentran en la ventana de Capas.

• El bloqueo de píxeles transparentes bloquea la edición de estas zonas, no


permitiendo añadir pintura en las zonas transparentes.
• El bloqueo de píxeles de imagen deshabilita el uso de cualquier herramienta que
pudiese afectar a la pintura de la capa.

• El bloqueo de posición bloquea la capa en el sitio en el que se encuentra. Puedes


seguir trabajando con ella, pero no puedes desplazarla mientras siga bloqueada.

Si se pulsa el botón Bloquear todas , la capa se bloquea completamente y no es posible realizar


ningún cambio sobre ella.

En todos los casos anteriores aparece el símbolo de bloqueo junto al nombre de la capa.

El candado blanco indica un bloqueo parcial, mientras que el candado negro indica bloqueo
total.
Diferencias entre Fondo y Capa
En la ventana de capas podemos encontrar dos tipo de elementos, las Capas y el Fondo.

El fondo únicamente aparece si escogiste un color de fondo al crear el nuevo documento de trabajo
(.PSD) en vez de dejarlo transparente.

El elemento fondo permanece siempre en último nivel y no puede ser transparente.

Puedes editarlo a nivel de pintura tanto como quieras, pero no podrás aprovechar las características que
te ofrecen las capas.

También ocurre que al cargar un archivo de imagen (del tipo .JPG, .GIF, etc.) la imagen se muestra
como fondo. Esto es debido a que al no tratarse de un archivo de trabajo de Photoshop, el sistema lo
reconoce como una imagen plana y lo define a un solo nivel como fondo.
Para transformar el fondo en una capa y poder trabajar con él en consecuencia, haz doble clic sobre su
nombre o escoge Propiedades de Capa en el menú contextual:

Una vez aceptes las opciones, el fondo se habilitará como capa y podrás trabajar con ella como si de una
más se tratase.

Los Canales
Por último veremos la ventana Canales, puedes verla haciendo clic en la pestaña Canales, al lado de
Capas.

En esta ventana verás la lista de canales de la imagen. Cada uno de ellos guarda información sobre los
elementos de color de la imagen.

El número de canales depende de su modo de color, por ejemplo el modo CMYK tiene al menos
cuatro canales, uno reservado para el cian, otro para el magenta, para el amarillo y un último para el negro.
En el caso del RGB sólo encontraremos tres.

Podemos añadir más canales (Alfa) que almacenarán información sobre selecciones hechas sobre el
lienzo, que veremos en el siguiente tema.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 5. Prueba evaluativa del Tema 5.

Unidad 6. Las Selecciones (I)

Cada vez sabemos más sobre como utilizar y sacarle provecho a Photoshop, ahora veremos un conjunto
de herramientas que te permitirán hacer selecciones de imágenes para poder aprovechar parte de ellas y
despreciar el resto.
A estas herramientas las llamaremos herramientas de Selección:

Pero, aún así, las diferenciaremos en 3 grupos diferentes:

• Herramientas de selección de Marco,

• Herramientas de selección de Lazo,

• y las herramientas de Selección Rápida.

Trabajando con Selecciones. Cortar, Copiar y Pegar.

La función de estas herramientas es trabajar en el área comprendida por los límites de la selección.
Así, una vez seleccionada un área podremos realizar diferentes tareas sobre ella.
La selección se limita únicamente a la zona del lienzo abarcada en la capa activa. Es decir, se
selecciona una sección de lienzo de una de las capas.

Cualquier acción realizada sobre el lienzo, afectará únicamente a la capa activa y en concreto a la zona
de ésta limitada por la selección:

Otra de las funciones que podrás realizar con las selecciones es el cortado, el copiado y el pegado.

Una vez seleccionada un área en la imagen, veamos las opciones que se nos ofrecen en el menú
Edición:

• El comando Cortar borra el contenido de la selección de la capa activa y guarda una copia
exacta en el portapapeles para su uso posterior.

• El comando Copiar guarda una copia de la selección de la capa activa en el portapapeles.

• El comando Copiar combinado guarda una copia de la selección en el portapapeles pero


no únicamente de la capa activa, sino de todas las capas visibles (no ocultas) en la
imagen.

• El comando Borrar elimina la pintura de la capa activa en la zona comprendida por la


selección.
Estos eran los comandos activos con el portapapeles vacío. Veamos que opciones se activarán si
tuviésemos alguna imagen en gaurdada en el portapapeles:

• El comando Pegar crea una nueva capa con el contenido del portapapeles. Si
estuviésemos trabajando sobre una imagen con color indexado, el contenido del
portapapeles se añadirá al fondo (el modo color indexado no admite capas).

• El comando Pegar dentro pega el contenido del portapapeles y crea una máscara de capa
con la forma de la selección actual. Observa que esta opción no está activada si no existe
una selección echa sobre el documento. Las máscaras de capa son un concepto que
abordaremos más tarde en el curso.
Las Herramientas de Selección de Marco
Las herramientas de este grupo realizan selecciones basadas en dos formas principales: el rectángulo y
la elipse.

Para todo el grupo la barra de opciones es la misma:

Las herramientas Fila única y Columna única

no admiten configuración de la herramienta al estar destinadas sólo a


la selección de una fila o columna de un píxel de altura o anchura (respectivamente) del tamaño de la
imagen.

Veamos pues como afectan estas opciones a las herramientas de Marco rectangular y elíptico:

El modo en el que seleccionaremos dependerá del Estilo de selección.

Por defecto se encuentra en Normal, donde la herramienta se comporta del modo esperado: el clic del
ratón define la esquina superior izquierda y arrastrando creamos la selección hasta determinar la esquina
inferior derecha cuando soltemos el botón.

El estilo Proporciones fijas establece una proporción entre el ancho y el alto de la imagen:

Si definiésemos la relación 2 a 1, le estaríamos obligando a que el ancho de la selección fuese el doble


que su altura cualquiera que sea su tamaño.

El icono conmuta los valores entre ambas cajas de texto.

Por último, con la opción Tamaño fijo, puedes definir una selección con una altura y anchura
determinadas.
El Desvanecimiento actúa sobre la selección desenfocando los bordes de ésta. Puede
tomar un valor entre 0 y 250 píxeles. Este número indicará el nivel de desvanecimiento, que hará referencia
al tamaño de la transición que se realizará tomando como centro el borde de la selección.

El Suavizado es una opción muy útil cuando estamos recortando imágenes con bordes
muy marcados. Esta opción realiza una transición de color del borde de la selección hacia el color de
Fondo, resultando menos quebrado el borde de la selección de la imagen. El suavizado sólo está disponible
en la herramienta Marco elíptico.

Las combinaciones de teclado para las herramientas Marco rectangular y elíptico son las siguientes:

• La tecla Shift restringe las proporciones de la selección a 1:1, creando siempre


selecciones con la misma altura que anchura.

• La tecla Alt permite crear la selección desde el centro, tomándose como referencia
el primer punto donde se hace clic con el ratón.

Practica el uso de esta herramienta y los comandos Copiar y Pegar en el Ejercicio Copiar y Pegar
selecciones.

Las Herramientas de Selección de Lazo

Hablaremos de las herramientas de este grupo individualmente debido a las diferencias en sus opciones.

Empezaremos con la herramienta Lazo , que permite realizar una selección a mano alzada; donde
el clic del ratón define el inicio de la selección y la dibujaremos con el trazo del ratón, y se cerrará creando
una línea recta desde el inicio del trazo al lugar donde se soltó el botón del ratón.

La función de la herramienta Lazo poligonal es muy parecida a la anterior. Se trata de crear una
selección poligonal definiendo los vértices de ésta.

Su funcionamiento es muy sencillo:


1. Selecciona la herramienta Lazo poligonal.
2. Haz clic sobre el inicio del trazo que configurará el
perímetro de la selección.
3. Ves marcando las vértices haciendo clic en cada
uno de sus puntos.

4. Para terminar el trazo posiciona el puntero cerca


del inicio del trazo hasta que adopte esta forma

. Haciendo clic en este punto el trazo se


cerrará y verás la selección.

Es posible cerrar el trazo desde cualquier punto pulsando la tecla Ctrl y haciendo clic en
cualquier lugar del lienzo.

La tecla Shift creará trazos horizontales, verticales o de 45 grados.

La tecla Alt permite alternar entre la herramienta Lazo y Lazo poligonal si se pulsa durante la
creación del trazo de perímetro.

Las opciones de estas herramientas son las vistas en el Marco rectangular y elíptico: el
Desvanecimiento y el Suavizado.

La herramienta Lazo magnético es algo más completa. Actúa ajustándose a los bordes de las áreas
definidas de la imagen evaluando los cambios de color.

Por esto, su uso es aconsejado cuando el área a seleccionar contrasta con su fondo.

Para utilizar esta herramienta sigamos los siguientes pasos:

1. Selecciona la
herramienta Lazo

magnético .

2. Haz clic en el
primer punto del
trazo del
perímetro de la
selección.

3. Guía el trazo
inteligente con el
puntero del ratón.

4. Puedes definir un
punto de anclaje
para que el trazo
pase por ese
punto haciendo
clic sobre él. Para
eliminar puntos
de anclaje pulsa
la tecla Suprimir
tantas veces
como sea
necesario.

5. Una vez
terminado el
trazo, posiciona el
puntero sobre su
inicio hasta
mostrar esta
forma . Haz
clic y la selección
se cerrará.

Es posible cerrar el trazo en cualquier momento haciendo doble clic o pulsando la tecla Ctrl al
tiempo que se hace clic con el ratón.

En esta herramienta la tecla Alt te permitirá el uso de las herramientas Lazo y Lazo poligonal
regresando de nuevo al Lazo magnético cuando dejes de pulsarla.
La Herramienta Varita Mágica

La herramienta Varita mágica no se basa en la forma, como las anteriores, sino que su método de
selección es por el color.

Su uso es muy sencillo, basta con hacer clic en el color que se quiera seleccionar y el comportamiento de
la variará según la configuración de sus opciones.

El nivel de Tolerancia indicará la extensión de la gama de colores que aceptará la Varita. Si introdujiste
un 0, el único color seleccionado será aquel en el que hiciste clic. Con valores más altos Photoshop será
más permisible y aceptará colores similares.

La casilla Contiguo obliga a que la selección se ajuste a colores similares en contacto con el
píxel inicial. Si no está marcada se seleccionarán todos los píxeles en la capa con el mismo color de
muestra.

Para hacer selecciones de color en todas las capas marque la siguiente casilla:

. Esto hará que se evalúe la pintura existente en cada una de las capas y si el
color coincide añadirá esa zona a la selección.

Existe otro método para hacer selecciones por color más visual e intuitivo. Haz clic en
Selección→Gama de colores y se mostrará el siguiente cuadro de diálogo:
La Herramienta de Selección Rápida
La herramienta de Selección Rápida, añadida en esta última versión de Phosothop CS3, recoje las
características más importantes de las herramientas que hemos visto hasta ahora.

Con esta herramienta seremos capaces de realizar selecciones complejas con únicamente un par de
clics.

Su comportamiento es muy sencillo de entender. Igual que la Varita mágica, la herramienta de


Selección Rápida es capaz de evaluar el color del píxel sobre el que hacemos clic y expandir la selección a
partir de ese punto. Sin embargo, la evaluación de píxeles (y por tanto la selección) no se detendrá hasta
encontrar un borde definido en la imagen.

Veamos un ejemplo para verlo más claro.


En la imagen superior podemos ver como haciendo clic rápidamente se selecciona toda la sección del
árbol hasta llegar a lo que la herramienta considerará unos bordes más o menos definidos.

Podemos volver a pintar con la herramienta hacia abajo para que incluya el resto del árbol a la selección.
De esta forma, la herramienta añadirá los píxeles a la selección hasta llegar a los bordes de la parte inferior
del árbol.

Las opciones de esta herramienta son muy sencillas:

La Punta de pincel nos ayudará a delimitar correctamente el alcance de la herramienta. Ten en cuenta
que cuanto más grande sea más gamas de coores evaluará y por tanto aceptará. En el ejemplo de arriba,
para las rammas más finas ha sido necesario recurrir a una punta de pincel fina para que no tomase como
muestra colores de la pared de fondo.

La opción Muestrear todas las capas, como ya hemos visto, utilizará como muestra cualquier píxel de
pintura que se encuentre dentro del apunta de pincel independientemente de la capa en la que se encuetre.
Obviamente sólo tendrá en cuenta aquellas capas que sean visibles en ese momento.

La opción Mejorar automáticamente hace que la selección sea un poco menos brusca en sus bordes.
Es decir, aplica un poco de suavizado para que la selección final no resulte muy artificial.

Finalmente, el grupo de opciones añade o resta a la selección nuevas zonas. Este


comportamiento lo veremos en el siguiente apartado Superposición de selecciones.

Perfeccionar Bordes
Photoshop añade por fin en esta última versión una
herramienta que se nos hacia necesaria desde hace mucho tiempo: la posibilidad de modificar una
selección después de su creación. Esto será posible gracias al botón situado a la derecha de la barra de

Opciones de herramientas .

Al hacer clic en este botón (que podemos encontrar al crear una selección con cualquiera de las
herramientas que hemos visto) se abrirá el cuadro de diálogo que puedes ver a la derecha.

Gracias a este diálogo podemos modificar los bordes de la selección modificando el suavizado,
contraste y radio de aceptación de píxeles con tres rápidos deslizadores.

En todo momento podrás ver el resultado de la selección teniendo marcada la opción Previsualizar.

Ayúdate de los botones para cambiar la vista de la selección


y así poder ver mejor cómo está quedando tu selección modificada.

Las opciónes Calar y Contraer/Expandir con accesibles también desde el menú Selección.

Calar añade espacios no seleccionados que se encuentren dentro de la selección. Mientras que
Contraer/Expandir aumenta o disminuye el tamaño de la selección en el porcentaje indicado en el
deslizador.
Las Selecciones Personalizadas
En Photoshop es posible realizar selecciones con un alto grado de personalización. Podemos acceder a
múltiples opciones de transformación desde el menú Selección → Transformar selección.
La selección se volverá modificable y podrás editarla de diversas formas.

Veremos las opciones de transformación en temas posteriores.

También es posible modificar el aspecto de nuestra selección desde el menú Selección → Modificar,
éste desplegará un submenú con diferentes opciones:

• El comando Borde transforma la selección actual en un marco tras haber definido su


anchura.

• El comando Redondear limpia la selección basándose en el color, añadiendo a la


selección pequeñas zonas no seleccionadas y eliminando algunas islas que no deberían
pertenecer a ella.

• Los comandos Expandir y Contraer aumentan o disminuyen el área de la selección tanto


píxeles como se halla establecido en su cuadro de diálogo.

• Desvanecer cambia el desvanecimiento de la selección como vimos en apartados


anteriores.
Otros modos de modificación son los de Extender y Similar, también en el menú Edición:

Estos comandos están destinados a la expansión de la selección incluyendo colores similares. El


comando Extender incluye únicamente los píxeles contiguos, mientras que el comando Similar añade los
píxeles similares dispuestos por cualquier lugar en la imagen.

Si quieres aprender más sobre como modificar y guardar selecciones, visita el tema avanzado de
Máscaras de Selección.

Mediante el selector de color escogeremos el color en la imagen que queremos seleccionar.

Podemos variar la tolerancia con el control de desplazamiento y añadir o eliminar áreas a la

selección mediante los iconos .


La Superposición de Selecciones
Además de todas las opciones de configuración que hemos visto, existe además una solución muy
sencilla para la selección de áreas múltiples.

Durante todo el tema hemos obviado una de las partes más importantes de la barra de opciones en las
herramientas de selección:

Estos controles nos ayudarán a administrar las áreas de selección para crear selecciones más complejas.

Expliquemos antes de nada el significado de estos iconos.

• Con el icono de Selección nueva activado, se crea una selección única sobre la capa,
eliminado cualquier selección anterior.
• Con el icono de Añadir a la selección activado, se añade la selección que crees a la
existente, creando una selección final que será resultado de la suma de las dos.

• El icono Restar de la selección te permite restar de la selección actual el área que


escojas. La selección resultante será la resta de las dos selecciones.

• Con Intersecar con la selección te será posible crear una selección final resultante
de la intersección de la selección existente y la que añadas.

Veamos unos ejemplos:

Partiendo de la seleccion en la imagen A, podemos añadirle la selección en rojo de la imagen B con el

icono activado. A esta selección le restaremos la zona roja de la imagen C activando el icono ,y
finalmente intersecaremos la última zona (de la imagen D) con la selección resultante usando la opción

Los comandos Añadir a la selección y Restar a la selección se activan automáticamente al

mantener pulsadas las teclas Shift (para añadir) y Alt (para restar) mientras tengas
activada una herramienta de selección.
Redimensionar la Imagen

A pesar de no tratarse de una herramienta de selección, la herramienta Recortar coincide en


rasgos generales con estas herramientas. Sirve para recortar parte del documento para desecharlo. Su
funcionamiento es el siguiente:
1. Selecciona la
herramienta Recortar

en el panel de
herramientas.

2. Selecciona el área de la
imagen que quieras que
permanezca.

3. Puedes modificar el alto


y el ancho de la
selección sirviéndote de
las guías de tamaño
. También
puedes desplazarla
haciendo clic sobre ella y
arrastrándola a la
posición correcta.

4. Cuando tengas el área


deseada encuadrada en
el rectángulo haz doble
clic sobre ella o pulsa el

icono en la barra de
opciones.

Una vez aceptado el recorte, la parte sobrante se desprecia y la imagen toma el tamaño de la selección
del recorte.

Existe otro modo de realizar recortes con selecciones muy sencillo. Una vez tengas la selección que
quieras transformar en recorte sólo tienes que hacer clic en Imagen → Recortar y la imagen se recortará
tomando las dimensiones del área seleccionada.

Si la selección no fuese rectangular se tomarían los bordes como límites para el recorte.

Otro modo de editar el tamaño del lienzo de la imagen es usando el comando Imagen→Tamaño de
lienzo.

Desde aquí puedes modificar la altura y anchura del lienzo y escoger dónde anclar la imagen existente,
para que en caso de recorte se mantenga en el centro o en alguna de las esquinas.

Si el tamaño final es mayor al original, podrás elegir el color del sobrante desde el menú que se
encuentra al pie:
También existe la opción de redimensionar la imagen sin recortarla. Simplemente cambiando su altura
y/o anchura y dejando que Photoshop se encargue de calcular la redimensión. Para ello haz clic en el
comando Imagen→Tamaño de imagen y modifica las dimensiones en píxeles del documento:

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 6. Prueba evaluativa del Tema 6.

Unidad 7. Trabajando con Capas (I)

Ahora empezaremos a ver más profundamente las características que nos ofrece Photoshop. Ya hemos
aprendido qué son las capas, a modificarlas, añadirles pintura y retocarlas, a seleccionar partes de una
imagen y recortarlas para añadirlas a nuestra composición.

Bien, ahora veremos formas de editar las capas de formas más avanzadas: las transformaciones y las
máscaras.

La Transformación

Transformar una capa te va a permitir modificarla de muchas formas, podrás hacerla más pequeña,
voltearla, rotarla, darle perspectiva, etc.

Para ello veremos el submenú Edición → Transformar:


Como puedes observar tienes diferentes modos de transformación, si haces clic en alguna de ellas un
marco de transformación aparecerá sobre el área con pintura de la capa. Esto significa que has entrado
en el modo de transformación.

A continuación explicaremos cuales son sus opciones:

• Escala te permite redimensionar la capa reduciendo o aumentando su altura y anchura.

Recuerda que, manteniendo pulsada la tecla Shift las proporciones se


mantendrán y la imagen no se deformará.

• Rotar gira la capa respecto al punto de referencia representado como . Puedes


desplazarlo donde quieras haciendo clic sobre él y arrastrándolo a una nueva posición o

escoger un punto predefinido desde la barra de opciones .

• Los comandos Sesgar, Distorsionar y Perspectiva actúan dándole el aspecto de sesgo,


distorsión y perspectiva a la capa.
• El comando Deformar, que se incluye por primera vez en esta versión, te permite modelar
la capa para que tome una forma determinada. Esta opción es muy útil cuando quieres
ajustar la capa a una imagen existente.

Todos estos comandos funcionan del mismo modo:

1. Selecciona
el
comando
en el
submenú.

2. Acerca el
puntero del
ratón a una
de las
guías

.
Veras que
la forma
del puntero
cambia.

3. Haz clic y
arrastra el
ratón
aplicando
la
transforma
ción.

4. Cuando
estés
satisfecho
suelta el
botón del
ratón.

5. Puedes
repetir
estos
pasos
tantas
veces
como
quieras.
Cuando
hayas
acabado
haz doble
clic sobre
la imagen
o pulsa el

botón
en la barra
de
opciones.

Si quieres aprender más sobre como utilizar la opción Deformar, visita el tema avanzado de
Transformación.
Puedes cambiar de modo de transformación haciendo
clic derecho sobre la capa para que aparezca el menú
contextual de transformación.

Este método te permite realizar diferentes efectos


antes de aplicar la transformación a la imagen.

La Transformación libre te permite entrar en modo de transformación total, donde se pueden aplicar
todos los efectos al mismo tiempo o bien reconociendo la forma que adopta el puntero del ratón en las
diferentes opciones o mediante combinación de teclas:

Escal
sin
combinaci
Sesgar
+
a ón

Rotar
sin
combinaci Distorsion
/
ón ar

+
+
/
Perspectiv
a

Los comandos Rotar 180º, 90º AC y 90º ACD realizan un giro de la capa de manera más precisa. (AC
gira hacia la derecha; ACD gira hacia la izquierda).

Puedes conseguir la imagen reflejada de la capa con los comandos Voltear horizontal y Voltear
vertical.

Para practicar estos comandos puedes realizar el Ejercicio de Efecto espejo.

Nota: Photopshop incluye en esta última versión la posibilidad de transformar más de una capa a la vez
con solo crear una selección múltiple de capas en la ventana Capas.

Si creas una selección múltiple y utilizas el comando Transformación, todos los cambios que realices se
aplicarán sobre las capas seleccionadas.
Las Máscaras de Capa
Las máscaras son una solución muy buena a muchos de los retoques que querremos realizar.

Una máscara, en principio, no es más que un delimitador que colocaremos sobre una capa. Este
delimitador determinará el nivel de opacidad de la capa sobre la que actúa.
Las máscaras sólo permiten colores pertenecientes a la gama de escala de grises. El color negro en una
máscara indica que la capa sobre la que actúa en esa zona será totalmente transparente. Al contrario, una
zona blanca en una máscara indicará que la capa afectada mantendrá su opacidad al 100% en esa zona.

De ahí que los diferentes niveles de grises equivalgan a diferentes niveles de opacidad.

Veamos un ejemplo:

Partiendo de dos capas diferentes (Fig. 1) las solapamos (Fig. 2). Aplicamos la máscara con la
herramienta Degradado (Fig. 3) para obtener el resultado de la Fig. 4.

Crear Máscaras de Capa


Ya sabemos para qué sirven y cómo actúan las máscaras. Aprendamos, ahora, a crear nuestras
máscaras personalizadas.

Crear una máscara es muy sencillo, sólo hay que seguir unos pocos pasos:

1. Selecciona en la ventana Capas la capa


sobre la que quieres que actúe la
máscara.

2. Pulsa el botón Añadir máscara vectorial


en la misma ventana.
La imagen arriba muestra el resultado de seguir estos pasos en la ventana Capas.

Expliquemos el significado de todos los nuevos símbolos:

• Aparece una nueva miniatura a la derecha de la miniatura de la capa. Ésta es la miniatura

de la nueva máscara . En principio la máscara se muestra en blanco, por lo que la


capa sobre la que actúa no se ve afectada en su opacidad por ningún cambio.

• El recuadro que rodea a la miniatura de la máscara indica sobre dónde estamos aplicando
la pintura. Observa que haciendo clic en una de las miniaturas cambiamos su estado,
activándolas y permitiendo el uso de pintura sobre ella.

• Podemos alternar entre verter pintura o realizar cambios sobre la capa o la máscara
haciendo activa cada vez la que nos interese haciendo clic en su miniatura.

• Por último, el icono de enlazado bloquea la capa y la máscara uniéndolas. Si movemos

una, la otra se moverá con ella. Si las desenlazamos haciendo clic sobre el icono ,
podremos moverlas independientemente.

A veces es aconsejable el uso de pinceles por su suavizado, esto nos permite crear transiciones de
opacidad más fácilmente en los bordes.

Para ayudarnos a crear la capa podemos activa su visibilidad desde la pestaña de Canales, al lado de la
pestaña Capas, o desde el menú Ventana → Canales.

Aquí, además de los tres canales de color, encontraremos los canales Alfa y las máscaras de selección y
de capa.

Activando el icono de visibilidad podemos ver nuestra máscara de capa sobre el lienzo.
Está predefinido que las máscaras se muestren de color rojo y con una opacidad del 50%, pero
podríamos cambiar estas propiedades haciendo doble clic sobre su miniatura.

También podemos hacer clic derecho en su miniatura para ver sus opciones:

Las últimas sirven para crear diversas selecciones a partir de la forma de la máscara. Nosotros haremos
hincapié sobre las 3 primeras:

• Eliminar máscara de capa elimina la máscara de capa restaurando la capa a su estado


original.

• Aplicar máscara de capa fusiona la capa y la máscara dando como resultado una sola
capa con los efectos obtenidos.

• También es posible Deshabilitar la máscara de capa para no eliminarla, pero


manteniendo sus efectos inactivos.
Puedes hacer el ejercicio paso a paso de Crear máscaras.
Los Recortes de Capa
Otra de las opciones que nos permite Photoshop son los recortes de capa.

El objetivo de esta función es crear una intersección entre dos capas para mostrar la resta resultante. Así,
por ejemplo, a partir de estas dos capas

Conseguir esta como resultado:

El procedimiento es muy sencillo. Sólo basta con mantener la tecla Alt pulsada mientras
colocamos el puntero del ratón entre dos capas en la ventana de Capas hasta que tome la forma .
Entonces haz clic y se creará la máscara de recorte.
Otra forma de hacerlo sería a través del menú Capa → Crear máscara de recorte o pulsando la
combinación de teclas Ctrl + G.

Ten siempre en cuenta que lo que estas haciendo es una sustracción, a la capa superior le restaremos la
inferior, y esa será la capa resultante.

Los Objetos Inteligentes

Los objetos inteligentes son una nueva característica incluida en la versión CS2.

Los objetos inteligentes almacenan en una sola capa un objeto independiente a nuestro documento.
Veamos un ejemplo:

Podemos reservar esta composición como objeto inteligente para agrupar las capas que lo forman en una
sola.

Para ello deberás seleccionarlas todas y hacer clic derecho en cualquiera de ellas. En el menú contextual
deberás seleccionar Agrupar en objeto inteligente nuevo.

El resultado de esta acción es la creación de un objeto inteligente que contendrá las capas y las hará
independientes del documento con el que estamos trabajando.
De esta forma podemos escalar, rotar, deformar o transformar la capa de una forma no destructiva. Es
decir, aunque en nuestro documento la capa cambie de forma, color, etc... siempre mantendremos el
original intacto en un archivo independiente con extensión PSB que se almacenará en el archivo PSD:

Para acceder a este archivo sólo tendrás que hacer doble clic en la miniatura del objeto inteligente en el
documento principal.

Cualquier cambio que realices sobre el archivo PSB afectará al objeto inteligente representado en el
archivo PSD. Esta función es muy útil para crear diferentes copias de un elemento y modificarlas a través
del PSB para actualizarlas en una sola acción.

Una de las características de los objetos inteligentes es que son compatibles con las composiciones
creadas en Adobe Illustrator, el programa de gráficos vectoriales que se encuentra en la misma suite que
Photoshop.

De esta forma, si seleccionamos una composición vectorial en Illustrator y la copiamos, al intentar


pegarla en un documento de Photoshop aparecerá el siguiente cuadro de diálogo:
Al contrario que las imágenes basadas en píxeles, la ventaja de este tipo de gráficos es que podrás
cambiar su tamaño sin ningún tipo de problemas manteniendo siempre la resolución original del objeto.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 7. Prueba evaluativa del Tema 7.

Unidad 8. Formas y Texto (I)

Tras conocer cómo funcionan las capas y como trabajar con ellas podemos pasar a conocer elementos
más completos, que lejos ya del tratamiento de imagen nos ayudarán a crear composiciones más vistosas y
de mayor calidad: las Formas y el Texto.

Las Herramientas de Forma

Las herramientas de Forma nos permiten añadir formas poligonales, prediseñadas o definidas por el
usuario a nuestra composición. Podemos acceder a ellas desde el panel de herramientas.

Observa que una vez seleccionada la herramienta de forma, podemos cambiar entre ellas directamente
desde la barra de opciones de herramientas:

El uso de las herramientas Rectángulo , Rectángulo redondeado , Elipse , Línea

y Forma personalizada funcionan del mismo modo. El clic sobre el lienzo determinará la
esquina superior izquierda de la forma, y tras arrastrar el ratón, la esquina inferior derecha se emplazará en
el lugar donde soltemos el botón.

La herramienta Polígono toma el primer clic como centro de la forma y el fin del arrastre como el
tamaño de su radio.

Las opciones únicas de las formas son pocas, por lo que las explicaremos seguidamente:
• La herramienta Rectángulo redondeado te permite seleccionar el radio de sus

esquinas desde la barra de opciones de herramientas: .

• Puedes seleccionar el número de lados de la herramienta Polígono .

• La herramienta Línea te permite configurar su grosor: .

• Y por último, veremos más a fondo la opción de Forma de la herramienta


Forma personalizada.

Para seleccionar la forma a dibujar haz clic en el desplegable:

Como en otras opciones, aquí nos es posible elegir entre un gran número de opciones. Si
pulsamos el botón podemos acceder a las opciones de forma.
Es posible cargar más formas predefinidas por Photoshop escogiendo entre uno de estos
grupos:

Hasta aquí hemos visto todas las opciones de estas herramientas, pero si nos fijamos podemos
configurarlas aún más. Haciendo clic en el desplegable al lado de las formas descubriremos más opciones:

Para el Rectángulo, Rectángulo redondeado, Elipse y Forma personalizada las opciones son las
mismas que se muestran en la imagen de arriba.

La opción cuadrado obliga a la forma a tener el mismo alto que ancho. Este efecto se puede conseguir

del mismo modo sin activar esta opción, pero manteniendo pulsada la tecla Shift mientras se
dibuja la forma.

Es posible crear formas con un tamaño fijo, predefiniendo su altura y su anchura en las cajas de texto

La opción Proporcional te permite fijar la proporción entre la altura y la anchura de la forma.

Las casillas Desde el centro y Ajustar a píxeles activan eso mismo: que la forma se dibuje desde el
centro y ajustándose a los límites de los píxeles
existentes.

Las opciones de Polígono son las siguientes:


Radio te permite fijar un tamaño fijo a la forma final. La opción Estrella creará un polígono en forma de
estrella con tantas aristas como lados hayas especificado.

La herramienta Línea te permite añadir flechas en su inicio y/o en su final, además de darte la
posibilidad de configurar su punta:

Para usuarios que empiezan a utilizar el programa es aconsejable el uso de Rellenar píxeles para
dibujar las formas. Las otras dos opciones están relacionadas con capas y trazados que no hemos visto en
el curso.

Sus opciones, al tratarse de un vuelco de pintura sobre la capa, ya nos son conocidas:

Normalmente el uso de suavizado es preferible, así las formas se muestran con bordes menos bruscos.
Aunque para líneas de grosor fino es mejor desactivar la opción para que la línea quede más definida.
El Texto
El grupo de herramientas de Texto, como imaginarás, sirve para introducir texto en nuestras
composiciones. Aunque podemos encontrar diferentes formas de hacerlo:

Primero vemos que es posible escribir texto en 2 direcciones diferentes, una de izquierda a derecha y la
otra de arriba abajo.

Si nos fijamos aún más también veremos que las dos últimas herramientas, Máscara de texto horizontal

y Máscara de texto vertical , no dibujan texto, sino que crean una selección con la forma del texto
que hayas escrito.

Veremos ahora las dos primeras herramientas, Texto horizontal y Texto vertical , que
comparten todas sus características.
Como ves la herramienta texto te permite elegir la fuente, tamaño, alineación y color.

El icono te permite cambiar en el momento de escritura entre modo horizontal o vertical.

El desplegable indicará la forma en la que los bordes del texto se fusionan con el
fondo. La opción Ninguno dejará los bordes completamente rectos, mientras que el resto
realizan suavizados y transiciones para mejorar el acople del texto a la imagen.

Otra de las opciones a destacar sería Crear texto deformado que muestra un cuadro de dialogo
con diferentes tipos de deformado modificables:

Desde el icono podemos acceder a más opciones, aunque éstas son más útiles para grandes
cantidades de texto.
Una vez hayamos configurado todas las opciones del texto, y tras haberlo escrito, deberemos hacer clic

en el icono para aceptar el texto. (Cambiar de herramienta causaría el mismo efecto).

Observa que ha aparecido una capa de textos en la ventana Capas:

Este tipo de capas no aceptan más pintura, así que el fondo y otras imágenes deberán ir distribuidas en
capas diferentes.

Existe la posibilidad de convertir una capa de texto en capa normal, para ello haz clic derecho sobre la
capa y selecciona Rasterizar texto.

Mientras la capa de texto no se rasterice podrá ser susceptible de cambios. Para ello selecciona la
herramienta Texto y activa la capa de texto que quieres modificar. Los cambios que realices en la barra de
opciones se verán reflejados en la capa.

Practica lo que has aprendido realizando el Ejercicio de Composiciones con formas y texto.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 8. Prueba evaluativa del Tema 8.

Unidad 9. Edición Avanzada de Capas (I)


Ya prácticamente sabemos maneja todos los controles de Photoshop. Ahora, más que otra cosa,
necesitaremos imaginación para ir creando composiciones cada vez mejores.

Pero antes de acabar de hablar de las composiciones veremos algunos recursos que nos pueden ser
muy útiles.

Los Estilos: Opciones de Fusión

Los estilos de capa son efectos (como sombras, biseles, resplandores.) que proporciona Photoshop
para dotar de diferentes acabados a las capas.

Ten en cuenta que los estilos están enlazados a la capa que están afectando. Así que si cambias el
contenido, la forma o la posición de la capa el estilo se adaptará a los nuevos cambios.

Veamos como podemos acceder al editor de Estilo de Capa. Haz clic en el botón al pie de la
ventana de Capas y se mostrará un listado de todos los estilos disponibles.
Haremos clic en Opciones de Fusión para acceder al editor de Estilo de Capa y poder configurar todos
los estilos al mismo tiempo.

Llegando al editor de esta forma, el primer menú de opciones son las que puedes ver arriba.

Estas opciones no se refieren a ningún estilo en particular sino a la capa en general.

Y al modo en el que los efectos o estilos de capa se fusionarán con el resto de objetos en la composición.

En los primeros temas vimos cómo modificar la opacidad de la capa desde la ventana Capas (también
puedes hacerlo desde la opción anterior), ahora es importante resaltar entre la opacidad y la opacidad del
relleno:
La opacidad del relleno establece la transparencia de la pintura de la capa, no afectará a la opacidad
de los estilos aplicados a ella. Al contrario que la opacidad que afecta tanto a los estilos como a la capa
en sí.

A continuación veremos los estilos uno a uno. Activando la casilla Previsualizar podrás ver cómo los
estilos afectarán a tu capa en el lienzo. También tienes una muestra en miniatura de cómo afectarían los
estilos a un cuadrado.

Sombra paralela te permite añadir un Sombra interior realiza exactamente la


sombreado bajo la capa en la dirección que misma función que la anterior, pero la sombra se
escojas. Puedes modificar su color, opacidad y proyecta hacia dentro. Este efecto da la sensación
diferentes opciones sobre su contorno. de hundimiento:

Resplandor exterior crea un resplandor Igual que el caso anterior, Resplandor


alrededor de toda la zona coloreada de la capa. interior crea un resplandor alrededor de toda el
Puedes escoger el color, la forma de transición e área coloreada de la capa pero en dirección hacia
incluso configurar el resplandor como un el interior. Sus opciones son las mismas.
degradado.

Bisel y relieve te ofrece la posibilidad de El estilo Satinado aplica una sombra sobre el
crear la sensación de que la capa se encuentra en área con pintura que le da un aspecto de satinado.
relieve añadiéndole un borde biselado. Este y los siguientes estilos han de usarse con
cuidado porque alteran en gran medida la pintura
de la capa.

Este estilo puede configurarse modificando las


opciones de Contorno para el bisel y Textura para
la forma en que se muestre el relieve.
La Superposición de colores te permite la La Superposición de degradado superpone
superposición de un color con una opacidad un degradado (a tu elección) sobre la capa.
determinada sobre toda la pintura de la capa (las Modificando su opacidad puedes conseguir
áreas transparentes no se ven afectadas). transiciones de color bastante agradables.

Superposición de motivo, como las Por último el estilo Trazo añade un borde a la
anteriores, superpone sobre la pintura de la capa un capa de la anchura y el color escogidos. Esta
motivo a tu elección, podrás modificar el motivo a opción es muy útil para enmarcar imágenes.
utilizar y su tamaño. También puedes usar degradados para el trazo lo
que te dará mucho juego a la hora de aplicar este
estilo.

Como hemos dicho antes, podemos combinar distintos tipos de estilos.

Aquellos cuyas casillas se encuentren activadas serán los estilos que se mostrarán:

Ten en cuenta que si el estilo Bisel y relieve no se halla activado los estilos Contorno y Textura no se
mostrarán aun cuando estén activados.

Cuando hayas definido todos los estilos haz clic en Ok y verás como tu capa se completa con los nuevos
estilos.
Puedes guardar tu conjunto de opciones como un estilo predefinido pulsando el botón Estilo nuevo en el
editor de Estilo de Capa o pulsando el botón al pie de la ventana de Estilos.

Puedes acceder a esta ventana desde la pestaña Estilos en la ventana de Color o haciendo clic en el
menú Ventana → Estilo.

Desde esta ventana te es posible aplicar también otros estilos ya definidos por Photoshop haciendo clic
sobre ellos. O gestionar tus estilos creando nuevos , borrando los ya existentes arrastrandolos sobre este
botón o eliminándolos de la capa activa del momento .

También puedes cargar otras bibliotecas haciendo clic en el botón y seleccionando la opción
correspondiente en el menú:

Pero veamos las opciones que nos ofrece este otro menú contextual: haz clic derecho sobre el icono de
estilo de cualquier capa en la ventana de Capas.
Desde aquí puedes acceder directamente a la ventana de configuración de los diferentes estilos en el
editor de Estilo de Capa haciendo clic sobre alguno de ellos.

Uno de los comandos más útiles es el de Copiar estilo de capa. Te permite Pegar posteriormente en
otra capa (a la que se le aplicarán los mismos efectos) o a un conjunto de capas enlazadas.

Las siguientes opciones las explicaremos a continuación:

• Luz global te permite cambiar con un par de clics la posición de la luz global de todos los
estilos.

• Con el comando Crear capas transformarás todos los estilos aplicados en capas
enlazadas o recortes a la capa sobre la que estaban actuando. Si ejecutas este comando
no podrás modificar más los estilos ni estos se adaptarán a los cambios de la capa sobre la
que actuaban.

Algunos estilos no pueden verse convertidos en capas, así que usa este comando con cuidado.
• Ocultar/Mostrar todos los efectos esconde o enseña todos los estilos que se están
aplicando a la capa en el momento.

• Escalar efectos te permite escalar el estilo tanto como indiques en el cuadro de diálogo.
Un porcentaje mayor que 100 agrandará el estilo; al contrario uno menor de 100 lo hará
más pequeño.

Puedes crear un estilo paso a paso en el Ejercicio crear gotas de agua.


Los Filtros
Otra forma de modificar la pintura de la capa que nos brinda Photoshop son los Filtros, estos se aplican
a la capa activa o a la selección del momento.

Podemos ver un listado completa dividido en categorías en el menú Filtro en la barra de menú.

Es recomendable que vayas probando uno a uno todos los filtros para que te familiarices con su
funcionamiento.

Otra posibilidad interesante es la Galería de Filtros, haz clic en Filtro → Galería de Filtros para ver su
ventana de trabajo:
Desde aquí podrás gestionar gran parte de los filtros (aunque no todos) y aplicarlos combinados con una
sola operación.

Su uso es bastante sencillo. Selecciona desde el navegador de filtros la miniatura de filtro que quieras
aplicar. Al seleccionarla se aplicará directamente en el área de Previsualización de Filtros.

Puedes modificar las opciones del filtro desde el panel de opciones, y una vez te hayan convencido los
nuevos cambios puedes añadir un filtro nuevo haciendo clic en el icono Nueva capa de efecto al pie de
la lista de Filtros aplicados.

De esta forma podrás combinar diferentes filtros sobre la misma imagen pudiendo ver el resultado final de
una sola vez.

Es posible anular la visibilidad de alguno de los filtros haciendo clic sobre el icono al lado del
nombre del filtro.

Puedes borrar cualquier filtro aplicado seleccionándolo en la lista de filtros aplicados y pulsando el botón
Eliminar capa de efecto .

Una vez hayas terminado pulsa el botón OK para aceptar los cambios o cancela y volverás al lienzo tal y
como lo dejaste.

Haz el Ejercicio Usar Filtros para familiarizarte con la Galería de Filtros.

Otra de las herramientas que te será muy útil es la de Punto de fuga.

Con ella podrás modificar las imágenes para darles un perspectiva calculada que te permitirá copiar,
pegar y crear nuevas composiciones manteniendo el punto de fuga original de la imagen.

Si quieres aprender a utilizar esta herramienta te recomendamos que visites el avanzado de Punto de
fuga.
Los Filtros Inteligentes
Photoshop añade en esta última versión la posibilidad de añadir filtros inteligentes a la imagen que no
modifiquen los píxeles de pintura irreversiblemente. Es decir, con esta nueva característica podremos añadir
filtros a nuestros proyectos que podremos deshacer, esconder o modificar en cualquier momento.
La única condición que el programa nos plantea es que estos filtros deberán ser aplicados directamente
sobre objetos inteligentes.

Veamos cómo podemos utilizarlos.

Con las capas sobre las que queremos aplicar los filtros inteligentes seleccionadas vamos al menú Filtro
y seleccionamos la opción Convertir para filtros inteligentes:

Esto hará que nuestra capa o capas se conviertan en un objeto inteligente. También es posible realizar
esta acción como vimos en unidades anteriores haciendo clic derecho sobre las capas y seleccionando
Convertir en objeto inteligente.

A partir de este momento, estaremos listos para poder aplicar cualquiera de estos filtros del modo en el
que lo haciamos habitualmente. La diferencia en este caso será la visualización en la ventana Capas:

Este modo de representación nos recuerda mucho a la que vimos en los estilos de capa. De hecho su
funcionamiento es muy parecido.

Podemos esconder el efecto de cualquiera de los filtros haciendo clic en su botón de visibilidad. O incluso
aplicar una máscara de filtro seleccionando la miniatura Filtros inteligentes y dibujando sobre ella con
diferentes tonalidades de grises:

Para modificar en cualquier momento la configuración de uno de los filtros aplicados bastará con hacer
doble clic sobre él y se abrirá el cuadro de diálogo de configuración del filtro en cuestión.
Esta característica se encuentra entre las más avanzadas y novedosas de Photoshop y nos ayudarán a
modificar nuestras imagenes de modo reversible y con una flexibilidad inexistente hasta esta versión.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 9. Prueba evaluativa del Tema 9.

Unidad 10. Fotografía Digital (I)

Hasta ahora hemos visto numerosas opciones, herramientas y usos que nos ayudarán en nuestra
experiencia con Photoshop.

Pero este tema en particular tratará específicamente algunas de las modificaciones que podemos hacer a
nuestro material fotográfico.

Obviamente podemos utilizar estos recursos directamente sobre nuestras fotografías para mejorarlas o
para usarlas después en nuestras composiciones.

Photoshop viene incorporado con muchísimas herramientas para corregir errores en fotografías digitales.
Veremos dos de ellas muy útiles: el Pincel corrector y la Herramienta de Pincel de ojos rojos .

Grietas, Rascaduras e Imperfecciones

El Pincel corrector es una herramienta muy buena que te permitirá corregir imperfecciones de la imagen
como motas de polvo, rascaduras, grietas, etc.

Su funcionamiento es idéntico a la herramienta Tampón de Clonar, sólo que además de imitar el color
de muestra copia y difumina los colores en intensidades tomando como referencia la textura, iluminación y
sombreado de la muestra.

Para usar esta herramienta selecciona una zona del lienzo con la pintura exacta con la tecla Alt
presionada para tomarla como muestra y ya estarás listo para reparar la imagen.

Los filtros del submenú Ruido también te pueden ayudar a eliminar de la imagen granulados, polvo o
rascaduras:

Además de poder añadirle imperfecciones a tus imágenes para darles un aspecto más envejecido.

A diferencia del Pincel corrector, para la herramienta Pincel corrector puntual no es necesario
proporcionar un punto de muestra.

El Pincel corrector puntual reconstruye la pintura tomando como referencia los píxeles de pintura que
rodean el área a tratar, de aquí que esta hrramienta, a pesar de ser muy parecida a la anterior, sólo pueda
utilizarse para pequños puntos, pecas o marcas pequeñas.
Ojos Rojos
La herramienta Pincel de ojos rojos tiene la función de pintar sobre un color para transformarlo en
otro a nuestra elección.

Su uso es muy sencillo, sólo tendrás qeu seleccionar la herramienta y hacer clic sobre cada uno de los
ojos que quieras modificar.

Si el resultado que obtengas no te parece del todo natural puedes modificar las opciones que se
presentan en la barra de opciones de herramientas:

En la opción Tamaño de la pupila deberemos indicar el pocentaje que esta ocupando la pupila en el ojo.
(La pupila es la parte central que en condiciones normales vemos de color negro).

En la opción Cantidad de oscurecimiento podremos establecer un valor para configurar el grado de


color que se aplicará sobre el ojo.

El resto del funcionamiento lo dejaremos en mano de Photoshop y tendremos nuestras fotografías


arregladas con un par de clics:

La unica desventaja de esta herramienta es que pintará los ojos de un color oscuro, negro casi siempre.

Para poder dar un toque de color diferente (verde, azul..) podemos recurrir a la herramienta de
Sustitución de color que vimos en temas anteriores.

Como ya la hemos visto con anterioridad, no nos será dificil modificar sus opciones para adaptarlas a
nuestro uso.

Para eliminar los ojos rojos de una fotografía sólo hemos de seguir los siguientes pasos:

1. Selecciona la herramienta Sustitución de color en


el panel de herramientas.

2. Selecciona un diámetro de pincel un poco más


pequeño que el área a modificar.

3. Configura las opciones de la siguiente manera:

o Modo: Color

o Muestras: Una vez

o Límites: No contiguo

o Tolerancia: 30

o Suavizado: Activado
4. Selecciona el color con el que quieres sustituir el
existente en la imagen.

5. Ahora haz clic sobre una zona roja del ojo y


manteniendo el botón pulsado arrastra el ratón para
cambiar de color las zonas afectadas.
Aclarar u Oscurecer una Fotografía
Puede ocurrir que tengamos fotografías que parezcan muy oscuras o, por el contrario, están demasiado
claras.

Photoshop nos permite ajustar correctamente los niveles de saturación de la imagen y así definir
iluminaciones, sombras y medios tonos de una forma más correcta.

Veamos los pasos que tenemos que seguir para arreglar este tipo de fotografías.

1. Haz clic en el menú Imagen → Ajustes → Niveles, saldrá el siguiente cuadro de diálogo:

2. Ajusta los reguladores negro y blanco a los límites del histograma:

Con este paso acotamos el negro más oscuro y el blanco más claro de la imagen.

3. Ahora con la ayuda de los cuentagotas seleccionaremos el negro más

oscuro en la imagen haciendo clic sobre el icono y luego sobre el color en la imagen.

Haremos lo mismo para el blanco más claro y para el gris o color más intermedio
.
Observa como la fotografía cambia para tomar una saturación más natural.

4. El histograma ha cambiado desde que abrimos el cuadro de diálogo:

Ahora pulsa el botón OK y la imagen se verá afectada por los cambios realizados.

También podemos hacer uso de las herramientas de Exposición en el Panel de herramientas:

La herramienta Sobreexponer aclara una zona de la imagen, mientras que la herramienta

Subexponer la oscurece.

La herramienta Esponja te permite saturar o desaturar la imagen según escojas en la barra de


Opciones de herramientas.

Estas herramientas, como ves, se utilizan para modificar pequeñas zonas de la imagen. Si deseas
cambiar la imagen completa es recomendable el uso del comando Niveles o Niveles automáticos (en el
mismo menú) que realiza la misma acción pero ajustándose automáticamente.
Enfoque de una Fotografía
Una de las mejores formas de enfocar una imagen es usar una Máscara de enfoque.

Para ello haz clic en Filtro → Enfocar → Máscara de enfoque y te aparecerá el siguiente cuadro de
diálogo:
Para enfocar una imagen a través de la máscara de enfoque sigue los siguientes pasos:

1. Arrastra el control de Cantidad hasta un valor comprendido entre el 150% y el 200%. Esto
aumentará el contraste de los bordes.

2. Ajusta el radio a 1 ó 2 para aumentar la anchura del borde creado al enfocar.

3. Y arrastra el control de Umbral a un valor comprendido entre 2 y 20 para determinar


cuántos píxeles cercanos al borde se verán afectados por el enfoque.

4. Una vez hayas encontrado una combinación satisfactoria haz clic en OK y los cambios se
aceptarán.

Si activamos la casilla Previsualizar, los cambios en las opciones de enfoque se irán mostrando sobre el
lienzo.

Otros métodos de enfoque son los que podemos encontrar en el submenú Enfocar en Filtro:

Úsalos tantas veces como veas necesario para conseguir enfoques cada vez más exagerados.

También una opción a considerar son las herramientas de enfoque en el panel de herramientas:
Puedes servirte de ellas para enfocar o desenfocar áreas de la imagen a tu gusto.
Blanco y Negro
Photoshop CS3 añade una nueva característica mejorada: la conversión a blanco y negro.

Esta herramienta la encontraremos bajo el menú Imagen → Ajustar:

Se abrirá el siguiente cuadro de diálogo:

Gracias a esta herramienta podremos mejorar el modo en que nuestras imágenes son convertidas a
escala de grises.

El modo Automático deja que Photoshop evalúe la imagen y decida como se realizará la conversión.

Aunque si queremos un resultado personalizado podemos modificar la cantidad de oscurecimiento de las


gamas de color simplemente desplazando la tiza por el deslizador en cada una de las gamas: Rojos,
Amarillos, Verdes, etc.

También no será posible colorear la imagen una vez transformada a Blanco y negro marcando la opción
Matiz. Allí seleccionaremos el color que queremos utilizar como filtro en la imagen en el deslizador Tono y
el grado de Saturación que tomará.
Otros Ajustes para Imágenes
Desde el menú Imagen → Ajustes podemos acceder a diferentes métodos de ajuste de imagen.
Resaltaremos, además de los ya nombrados, los siguientes comandos:

• Brillo/contraste realiza ajustes sencillos sobre la gama tonal de la imagen


mediante este cuadro de diálogo:

• El comando Equilibrio de color te ayudará a eliminar los tintes de color en las fotografías.
Éstos se producen cuando una capa de color se perjudica y la fotografía queda como
tintada con algún color en especial (amarillo, azul, etc.).

A partir de este cuadro de diálogo podemos ajustar los colores de la imagen:

Con el comando Color automático Photoshop realiza estos ajustes automáticamente.

• El comando Sombra/iluminación te resultará muy útil a la hora de corregir imágenes con


demasiado flash o primeros planos oscurecidos. Puedes ajustar la cantidad de sombras y
luces a mostrar además de muchas otras opciones si activamos la casilla de Mostrar más
opciones.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 10. Prueba evaluativa del Tema 10.

Unidad 11. Impresión de Imágenes (I)

En este último tema veremos cómo imprimir imágenes desde nuestra impresora buscando la mayor
calidad posible y configurando las salida de la imagen de la mejor forma posible.

Cambiando la Resolución de Imagen

Lo primero que debemos tener en cuenta es la resolución de la imagen. Como dijimos en los primeros
temas es aconsejable que la resolución se encuentre entre los 240 y 300ppp.

Para averiguar la resolución de la imagen haz clic en Imagen→Tamaño de imagen.

Este cuadro de diálogo nos da los datos sobre la imagen. Si la resolución fuese menos a 240 la
modificaremos siguiendo los siguientes pasos:

1. Desactiva la casilla Remuestrear la imagen si se encontrase activada. Esta acción


protegerá los píxeles de la imagen impidiendo a Photoshop que la redimensione
interpolando nuevos píxeles en la imagen.

2. Escribiremos la nueva resolución de la imagen en la caja de texto de Resolución.


Observa como cambia el tamaño final de la imagen. Esto se debe a que Photoshop, al no poder
remuestrear la imagen para que se creen más píxeles por cm2, reduce el tamaño de salida de la
imagen porque así la profundidad de píxeles aumentará.

3. Pulsa el botón OK y la resolución se aplicará.

Ahora ya podemos imprimir la imagen en papel.


Ajustando el Papel
Todas las opciones de impresión de Photoshop están localizadas en el menú Archivo. Si observamos la
lista de menú veremos que podemos encontrar estos comandos casi al final:

El comando Ajustar página nos permitirá configurar diferentes opciones relativas al papel donde vamos
a imprimir la imagen. Echémosle un vistazo al cuadro de diálogo:

Desde aquí podemos configurar el tamaño del papel. Si estás utilizando papel fotográfico (recomendado)
consulta el tamaño del papel en la descripción del fabricante.

Escoge una orientación del papel. Si quieres que la imagen se imprima en apaisado selecciona la opción
Horizontal, verás que la miniatura de ejemplo se voltea.

Pulsa el botón Impresora y selecciona la impresora con la que vas a imprimir el archivo. Luego Acepta
los cambios y tendremos la página configurada.
Configurando la Imagen
El siguiente paso es hacer clic en el comando Archivo→Imprimir. Este cuadro de diálogo te ayudará a
configurar la posición y el tamaño de la imagen en el papel.
Observa que podemos abrir el cuadro de diálogo de Ajustar página pulsando el botón con el mismo
nombre.

En todo momento los cambios que realicemos se verán reflejados en la miniatura de la izquierda.

Primero de todo configuraremos el tamaño de salida de la imagen:

Para evitar pérdidas de color y precisión es aconsejable no aumentar el tamaño de la imagen e imprimirla
al 100% de su tamaño, aunque es posible aumentar o reducir sus dimensiones introduciendo un porcentaje
de escalado o modificando directamente su altura o anchura.

Observa que aunque cambiemos alguna de estas dos últimas la imagen mantiene sus dimensiones.

Podemos activar la casilla Cambiar escala para ajustar a medios para que la imagen ocupe todo el
espacio posible en el papel que definimos previamente.

Por defecto Photoshop muestra un borde negro alrededor de la imagen. Para eliminarlo desactiva la
opción Mostrar cuadro delimitador.

También es posible redimensionar la imagen sirviéndote de las guías de tamaño en la miniatura de


impresión:
Una vez tengamos el tamaño de la imagen correcto pasaremos a posicionarlo en el papel:

En principio podemos dejar la imagen centrada en el papel, pero si decidiésemos cambiarla de lugar
tendríamos que desactivar la opción Centrar imagen y darle las coordenadas de posición.

Para ello deberemos introducir la distancia del borde superior del papel al borde superior de la imagen en
el cuadro de texto Superior, y su distancia al borde izquierdo del papel en Izquierda.

El valor 0 en ambas opciones pegarán la imagen al borde superior izquierdo del papel.

Ahora desde aquí podemos hacer dos cosas:

• pulsar el botón Imprimir y Photoshop mandará el documento a la cola de impresión,

• o pulsar el botón Hecho y el cuadro de diálogo se cerrará guardando las opciones de


impresión y así poder imprimirlo más tarde.

El botón Imprimir abrirá un cuadro de diálogo desde el que podremos enviar el documento a la cola de
impresión directamente con las opciones de impresión que hayamos guardado.

Si no hubiésemos configurado la salida de la imagen, Photoshop utilizaría los valores por defecto.

El comando Archivo → Imprimir una copia envía directamente el archivo a la cola de impresión sin
necesidad de aceptación previa.
Impresión Múltiple de una Imagen
Phothosop, entre otras opciones, te permite imprimir varias veces la misma imagen en una sola hoja. Así
podremos realizar numerosas copias de una sola imagen en una sola impresión.

Para ello deberás utilizar la opción Conjunto de imágenes que se encuentra en el desplegable
Automatizar del menú Archivo:
Una vez allí podrás seleccionar unas cuantas opciones que te permitirán ajustar el número de imágenes
por hoja que prefieras, el tamaño de la página o incluso la reolución de salida.

El objetivo de esta opción es automatizar un proceso que de otra forma podría ser bastante tedioso.

Y, obviamente, los resultados suelen ser muy buenos:

Para aprender la forma de utilizar esta característica sigue los pasos del Ejercicio de Impresión
múltiple de una imagen.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando la:

Prueba evaluativa del Tema 11.

idad 12. Fotografía Digital Avanzada (I)

En este tema veremos técnicas de uso para el retoque de fotografías y la creación de fotomontajes.
Empezaremos viendo como eliminar un objeto o persona de una fotografía.

Eliminar Elementos de una Fotografía

En estos casos el uso de la herramienta Tampón de clonar es la solución más eficiente. Su uso es
relativamente sencillo, aunque deberíamos tener unas cuantas directrices en mente.

Cuando usemos el Tampón de clonar deberemos tener en cuenta el área en la que se encuentra el
objeto que eliminamos. Veamos, por ejemplo, esta imagen:

Si queremos eliminar el círculo de la imagen deberemos continuar la línea. Esta operación con el
Tampón depende de la posición relativa de la muestra con la zona de destino. Veamos como deberíamos
actuar.

1. Toma la muestra sobre la línea manteniendo pulsada la tecla Alt y haciendo clic sobre ella.

2. Ahora el primer clic deberás hacerlo de forma que la línea entre la zona clonada y la de
destino sea paralela a la línea de fondo que debemos mantener.

Para ello podemos hacer clic sobre la misma línea más abajo y asegurarnos así la continuación
de la línea.
3. Ahora podemos eliminar el círculo manteniendo la dirección de la línea intacta. Ten en
cuenta que una vez tomada la muestra y fijado el destino, la distancia y dirección entre
ambos se mantiene hasta tomar una nueva muestra.

Es aconsejable que utilices el Tampón únicamente en las zonas necesarias para evitar inventar
píxeles en lugares donde no hacen falta. De esta forma mantendremos una coherencia más sólida en
nuestras imágenes retocadas.

Otro de los problemas con el que nos podemos encontrar es tener un objeto que queremos eliminar entre
dos fondo diferentes. En este caso deberemos mantener la dirección de ambos siguiendo los siguientes
consejos:

1. Imagina que partimos de una imagen con la siguiente estructura:


Lo primero que deberemos hacer será encontrar el punto medio o el lugar donde se
fundirán/encontrarán los dos fondos.

2. Encierra en una selección el área de uno de los fondos incluyendo el área a eliminar.

De esta forma podremos borrar esa zona sin modificar la del fondo contiguo.

3. Elimina la forma tal y como vimos en el apartado anterior.


4. Invierte la selección con el comando Selección→Invertir para cambiar la selección y
poder eliminar el elemento de la otra zona.

Otro de los problemas con el que nos podemos encontrar es tener un objeto que queremos eliminar entre
dos fondo diferentes. En este caso deberemos mantener la dirección de ambos siguiendo los siguientes
consejos:

1. Imagina que partimos de una imagen con la siguiente estructura:

Lo primero que deberemos hacer será encontrar el punto medio o el lugar donde se
fundirán/encontrarán los dos fondos.
2. Encierra en una selección el área de uno de los fondos incluyendo el área a eliminar.

De esta forma podremos borrar esa zona sin modificar la del fondo contiguo.

3. Elimina la forma tal y como vimos en el apartado anterior.

4. Invierte la selección con el comando Selección→Invertir para cambiar la selección y


poder eliminar el elemento de la otra zona.
Para eliminar formas sobre fondos repetitivos el procedimiento es mucho más sencillo. Imagina que
tenemos una imagen como la siguiente:

Lo que debemos clonar aquí no es la dirección del fondo sino su motivo. Para ello seguimos los
siguientes pasos:

1. Para copiar el motivo deberemos comprender primero su patrón. En este caso es muy
sencillo pues se trata únicamente de líneas verticales.

Tomaremos la muestra del centro de una de las líneas.

2. Y clonaremos la zona en el centro de un motivo contiguo.

De esta forma nos aseguraremos clonar el fondo manteniendo la configuración del motivo, pues
la forma y dirección de este siempre son constantes.
Para fondos completamente repetitivos y muy regulares podemos utilizar la herramienta Tampón de
motivo, seleccionando el patrón de repetición y guardándolo como motivo con el comando
Edición→Definir motivo, así lo guardaremos y podremos utilizarlo con la herramienta. Aunque de todos
modos es recomendable el uso del Tampón de clonar al ser más flexible ante cambios, modificaciones y
variaciones.

Para fondos irregulares es mejor no utilizar muestreados únicos para evitar la reproducción de
irregularidades de forma sistemática y que terminarán por crear un patrón regular. Observa el área
resaltada:

En estos casos es aconsejable tomar varias muestras durante la eliminación de la forma y superponer
clonados para que el resultado se muestre tan irregular como el fondo donde se encuentra el elemento.

Para fondos completamente planos podemos utilizar sin miedo el Tampón y eliminar la forma de una
sola pasada pues no deberemos reproducir ningún fondo sino cubrir el elemento con el color de fondo.

Esta última operación podríamos realizarla también con el Pincel o el Borrador.


La Herramienta Parche

Esta herramienta nos será muy útil para retocar y arreglar fotografías. Su función es la de reparar un área
seleccionada con píxeles de la imagen o un motivo a nuestra elección.

Igual que el Pincel corrector, hace coincidir la textura, iluminación y sombras de los píxeles
muestreados con los de origen.
Su funcionamiento es el siguiente; a partir de una selección podemos elegir entre dos opciones:

Si seleccionamos Origen, deberemos indicar el origen del parcheado haciendo clic sobre la selección
y arrastrando el puntero hasta el área de Origen de los píxeles que queremos hacer que se tomen como
referencia.

Si seleccionamos Destino, arrastraremos la selección sobre la zona de Destino donde se parcheará


la imagen sustituyéndose estos píxeles por los de la selección inicial.

Veamos un ejemplo:

En este retoque hemos utilizado la opción Origen. Habiendo seleccionado el área a retocar, hemos
arrastrado la selección al área de Origen donde se han tomado los píxeles de muestra para parchear la
zona seleccionada.

Realiza este ejercicio para comprender mejor cómo utilizar la Herramienta Parche.

Esta herramienta es útil para modificar pequeñas zona de pantalla permitiéndole clonar áreas de imagen
y ajustarlas a la iluminación y sombras del destino.

También puede resultarnos muy útil una vez utilizada la herramienta Tampón de clonar para disimular la
zona de donde se extrajo la forma y ajustarla un poco más al resto del fondo.

Tanto para las zonas clonadas con el Tampón o el Parche podemos utilizar las herramientas de
Saturación para oscurecer o aclarar las áreas de la imagen restituida.

Es aconsejable que modifiques la Exposición en las herramientas Sobreexponer

y Subexponer , o el Flujo en la herramienta Esponja e introduzcas valores


pequeños para evitar cambios bruscos y crear cambios de tonalidad más suaves.

Extraer Imágenes
Si nuestro objetivo es extraer una imagen (una persona, un objeto o similar) uno de los mejores métodos
de extracción es el uso de las máscaras.

Puedes utilizar el método de Máscara rápida pulsando el botón en el panel de herramientas.

Pintando con el Pincel con el color negro verás que creas una veladura de color rojo. Para retornar al

Estado normal de la imagen pulsa el botón . Todas las zonas no veladas se convertirán en
selección.

De esta forma deberás pintar con negro el fondo y dejar a imagen a extraer intacta. Utiliza puntas de
pincel de tamaño pequeño para conseguir selecciones más precisas. Si te equivocas, pinta con color blanco
para eliminar el velado y por tanto añadir esa zona a la selección.

En este caso es aconsejable el uso de la Herramienta Pincel para crear la máscara, pues los bordes de
éste son más difuminados y crea selecciones con transiciones más suaves a la hora de recortar y pegar
elementos que por ejemplo las herramientas de selección.

Otra opción es el uso de Máscara de capa. Esta opción es muy buena por varias razones.

No trabajamos con veladuras, sino que directamente hacemos transparente la parte inservible de la
imagen, por lo que el efecto es visualmente más directo.

No trabajamos con desvanecimientos, la transición hacia el fondo no se hace por color sino por
transparencia y así la imagen extraída se adapta mejora su destino.

El procedimiento es muy parecido al anterior. Pulsamos el botón Crear máscara vectorial en la


ventana Capas para asignarle una máscara a la capa activa. Luego utilizaremos el Pincel (para aprovechar
el suavizado de sus bordes) con un tamaño muy pequeño y color negro para hacer transparente todo el
borde de la figura a extraer. Después con la ayuda del Bote de pintura o cualquier otra herramienta de
pintura haremos transparente el resto del fondo que queramos eliminar pintándolo de negro.

Una vez extraída la imagen deberemos aplicar la máscara de capa para poder copiarla y pegarla en su
destino. Recuerda que a esta acción se accedía a través del menú contextual de máscara de capa haciendo
clic derecho sobre su miniatura.
Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 12. Prueba evaluativa del Tema 12.

Unidad 13. Creación de Imágenes Sintéticas (I)

En este tema veremos como crear imágenes sintéticas que imiten la realidad con ayuda de las
herramientas de dibujo, filtros y degradados de Photoshop.

Estos procedimientos requieren muchas veces de más imaginación que destreza, por lo que en estos
apartados únicamente daremos unos consejos y trucos para los casos más frecuentes.

Crear Superficies Cromadas

Este es uno de los recursos más sencillos y vistosos de Photoshop, para conseguirlo deberemos crear
primero una selección.

La rellenaremos con un degradado que previamente habremos modificado. También podemos utilizar el
degradado predefinido Cobre.

Una vez tengamos el degradado definido, podemos aplicarle el comando Imagen → Ajustes →
Desaturar para mejorar su presentación.

Ya tenemos una superficie cromada.


Podemos darle un acabado más real aplicándole un filtro de ruido desde Filtro → Ruido → Añadir
Ruido y luego aplicando el filtro Filtro → Desenfocar → Desenfoque de movimiento conseguir este
resultado final:

Crear Estructuras
Podemos aprovechar el comando Transformación y las selecciones para crear estructuras complejas.
Por ejemplo, veremos como crear un cono.

Creamos una selección rectangular y la rellenamos con un degradado.

Ahora con el comando Edición → Transformar → Perspectiva convertiremos el rectángulo en un


triángulo.

Seleccionaremos la herramienta Marco elíptico y crearemos una selección ovalada en la base del
triángulo para recortarla y darle a la figura el aspecto de cono.
Tendremos que añadir a la selección el resto de la figura para que al recortar no borremos nada que no
queramos perder.

Invertimos la selección desde Selección→Invertir y borramos pulsando la tecla Supr o desde el


comando Edición→Borrar.

Ya tenemos nuestro cono:


Este es un ejemplo muy sencillo de cómo crear superficies curvas a partir de elementos rectángulares.
El Filtro Licuar
En ocasiones necesitaremos modificar nuestras composiciones de manera más natural y darles
curvaturas y efectos menos artificales y angulosos. Para ello utilizaremos el filtro Licuar.

Podemos acceder a su cuadro de diálogo desde el comando Filtro→Licuar.

Este cuadro de diálogo te permite el uso de diversas herramientas que puedes encontrar a la izquierda
del área de trabajo.

Las explicaremos a continuación.


• La herramienta Deformar hacia adelante desplaza los píxeles en la direcciñon en la
que arrastres el ratón. Es muy útil para generar curvas suaves y naturales.

• La herramienta Molinete a la derecha rota los píxeles a la derecha en las zonas


donde pulses el ratón.

• Con Desinflar desplazarás los píxeles de pintura hacia el centrodel área del pncel
mientras mantengas pulsado el botón del ratón.

• La herramienta Inflar actúa de modo contrario, alejando los píxeles del centro
mientras pulsamos el ratón.

• La herramienta Empujar a la izquierda es un poco más compleja, pues desplaza los


píxeles a la izquierda si creamos un trazo hacia arriba, mientras que si arrastramos el ratón
hacia abajo, los píxeles se despplazarán hacia la derecha.

• Con la herramienta Reflejar podemos crear reflejos de la imagen que se crearán


arrastrando el puntero, reflejándose el área situada en la dirección opuesta al trazo del
ratón.

• Por último, la herramienta Turbulencia mezcla suavemente los píxeles siéndonos


muy útil a la hora de crear efectos de fuego, olas, nubes, etc...

De todos modos, y como dijimos con los estilos de capa, es aconsejable que practiques una a una las
herramientas y te acostumbres a su funcionamiento.

Experimenta con diferentes tamaños, presiones y velocidades de pincel. Esto te dará una idea más
aproximada del funcionamiento real de la herramienta.
Otros filtros
También podemos utilizar otros filtros que nos resultarán útiles, como por ejemplo el filtro
Distorsionar→Esferizar, que nos ayudará a crear el efecto de esfera:
O el filtro Interpretar → Efectos de iluminación, que dará una acabado más profesional a las
composiciones.

El filtro Distorsionar → Onda nos puede ayudar a crear buenos fondos y superficies, e incluso podemos
crear texturas con él.

Puedes colorear luego el resultado desde el comando Imagen → Ajustar → Tono/Saturación y


activando la casilla Colorear.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 13. Prueba evaluativa del Tema 13.

Unidad 14. Opciones adicionales (I)

En este tema veremos opciones disponibles en Photoshop que nos pueden resultar muy útiles para
realizar acciones determinadas, que como podrás ver te ayudarán de una forma rápida y eficiente.

Galería de Fotografías Web


Con esta opción, Photoshop genera automáticamente un album de fotografías para que puedas subirlo a
Internet y compartir tus imágenes con el resto del mundo.

Podrás encontrar esta opción bajo el menú Archivo, en la opción Automatizar:


Se abrirá el siguiente cuadro de diálogo:

Desde el desplegable Estilos elegiremos el tipo de presentación que queremos crear. Gracias a la
integración de las herramientas de adobe en la versión CS3, Photoshop es capaz de crear galerías en Flash
simpre que tengas instalado el plug-in que puedes descargar desde aquí.

El resto de opciones te permitirán establecer qué archivos quieres incluir en la galería. Para ello haz clic
en el botón Explorar e indica en que carpeta están contenidos los archivos que vas a utilizar. Puedes
marcar la opción Incluir todas las subcarpetas para que también se tomen las imagenes contenidas en
carpetas dentro de la carpeta raíz seleccionada.

Desde el menú Opciones podrás modificar el aspecto y la configuración general de la nueva galería.
Desde los colores de los rótulos hasta el tamaño de las miniaturas que se mostrarán.

Una vez terminado pulsa el botón OK y la galería se creará en la carpeta que hayas elegido como
Destino (haciendo clic en el botón con el mismo nombre). En caso de que no hayas elegido ninguno se
creará en la misma carpeta donde se encontraban los archivos de imagen escogidos.

Luego utiliza un programa de FTP para subirlos a la red. Puedes visitar nuestro curso de internet para
aprender cómo.
Photomerge
Este comando te permitirá la creación de panorámicas utilizando varios archivos diferentes de forma
automática. Esta herramienta utiliza el Alineamiento automático de capas y la fusión automática que vimos
en temas anteriores. Sólo que en este caso la interacción por parte del usuario es mínima.

Para acceder a esta opción haz clic en el menú Archivo → Automatizar → Photomerge.

Al hacer clic en esta opción verás el siguiente cuadro de diálogo:

El uso de este diálogo es muy simple. Selecciona los archivos que quieres involucrar en la panorámica
haciendo clic en Explorar. Marca la opción Fusionar imágenes si quieres que el comando Fusionar capas
automáticamente se ejecute (de esta forma se homogeneizará el color y tono de la fotografía final).

Antes de pulsar OK deberás seleccionar un modo de Composición. Estos son los que vimos
anteriormente. La novedad aquí es la Composición interactiva, que abrirá un nuevo cuadro de diálogo que
te permitirá comprobar la composición antes de aceptarla. Desde este último cuadro de diálogo tambien
podrás elegir si utilizar perspectiva o sólo un cambio de posición.

Curiosamente, el resultado con esta herramienta suele dar mejores resultados que utilizando por nuestra
cuenta los comandos de alineamiento y fusión de capas automaticamente.
Exportar capas a archivos
Una de las herramientas automáticas más útiles de Photoshop es el comando Exportar capas a
archivos que puedes encontrar bajo el menú Archivo → Secuencias de comandos.
Gracias a esta herramienta podremos guardar rápidamente en archivos separados cada una de las capas
del proyecto activo, es decir, del proyecto en el que estamos trabajando.

Esta opción es muy útil cuando queremos tener una copia de cada una de las capas en archivos
separados ademas del archivo PSD original de Photoshop en el que se encuentran en una determinada
composición.

Cuando hagas clic en esta opción verás el siguiente cuadro de diálogo:

Aquí deberás indicar la carpeta de destino donde se guardarán los archivos que contendrán cada una de
las capas de nuestro proyecto haciendo clic en el botón Explorar.

Selecciona la opción Sólo capas visibles si quieres descartar las capas ocultas. También podrás elegir
el tipo de archivo en el que se crearán las nuevas imágenes, puedes elegir entre varios, entre ellos
destacaremos JPEG, PSD, TIFF y PDF.
Cargar archivos en pila
El comando Cargar archivos en pila podrás encontrarlo bajo el menú Archivo → Secuencias de
comandos.
Este comando, al contrario que el anterior, te permite cargar diferentes imagenes en un solo proyecto,
ubicando cada uno de los archivos abiertos en una capa diferente.

Al hacer clic en el comando se abrirá el siguiente cuadro de diálogo:

El procedimiento es muy sencillo, selecciona los archivos que quieras incluir haciendo clic en el botón
Explorar. También puedes añadir los archivos abiertos haciendo clic en el botón con el mismo nombre.

Las opciones más remarcables de este comando son Crear objeto inteligente después de cargar
capas que creará un objeto inteligente que contendra un archivo PSB (como ya hemos visto) con cada uno
de los archivos en una capa diferente, y el comando Intentar alinear automáticamente las imágenes de
origen. Este último comando intentará alinear mediante la herramienta Alineación automática de capas
los archivos abiertos lo que te permitirá una mejor edición y tratamiento de las imágenes abiertas.

En el siguiente apartado veremos cómo.

Modos de apilamiento de Objetos inteligentes


Además de todas las opciones que hemos visto para los objetos inteligentes existe una opción que aun
no hemos visto y que comentaremos a tenor del comando que acabamos de ver.

Bajo el menú Capas → Objetos inteligentes podemos encontrar las siguientes opciones:

Desplegando el menú de Modo de apilamiento podremos elegir el modo en el que queremos convertir
nuestro objeto inteligente.

Estos comandos nos dan la posibilidad de convertir (o apilar) las capas contenidas en nuestro objeto
inteligente en una sola capa. De este modo, y dependiendo del comando que seleccionemos obtendremos
un resultado u otro.

Como puedes ver en la imagen se tratan de operaciones matemáticas, en las cuales los píxeles de cada
una de las capas contenidas son evaluados y tratados de una forma distinta.
Destacaremos el comando Mediana cuyo resultado es la media de la pintura de todas las capas. De este
modo al final se obtendrá una capa que mostrará sólo los píxeles de pintura repetidos varias veces entre
todas las capas que se estaban evaluando.

Para decirlo de un modo más sencillo: con el comando Mediana podremos hacer desaparecer objetos de
nuestras imágenes si en el resto de las capas no aparecen, pues al realizar la media, los píxeles de pintura
del primero se descartarán.

Podeis poner a prueba vuestros conocimientos realizando:

Ejercicios del Tema 14. Prueba evaluativa del Tema 14.

Unidad 15. Los Trazados (I)


Como dijimos a principio del curso, Photoshop no está diseñado para dibujar, se trata sobretodo de un
programa de tratamiento de imagen.

Lo cual no quiere decir que no pueda hacer una pequeña incursión en el campo del dibujo. En este tema
veremos cómo crear trazados que sería el equivalente a crear dibujos con una herramienta bastante simple:
La Pluma.

Utilizando la Pluma

Las herramientas de pluma te permiten crear formas a partir de trazados rectos o curvos.

Para ello selecciona la herramienta Pluma en el panel de Herramientas, selecciona la opción Capas de
forma en la barra de opciones de herramienta.

Y haz clic en el lienzo donde quieras que comience la línea, luego vuelve a hacer clic donde quieras que
se encuentre el otro extremo:

De este modo crearás una línea recta, puedes volver a hacer clic en otro lugar para continuar con el
trazado.

Una forma se compone de varios trazados que conciden en los vértices, por lo que deberás crear tantas
líneas como necesites para completar tu forma.

Si al crear un extremo mantienes el botón del ratón pulsado podrás curvar el trazado del siguiente
modo:
Cuando termines la forma, creando un último trazado que conecte con el primer extremo, se rellenará con
el color frontal seleccionado:

Cada uno de los extremos de un trazado (en la imagen puedes verlos marcados con pequeños
cuadrados oscuros) se llaman puntos de ancla.

En la ventana Capas aparecerá una nueva capa con la forma creada:

Herramientas de Trazado
Como hemos visto, crear trazados es bastante sencillo. Nuestra preocupación ahora se centrará en
realizar trazados para enriquecer nuestras composiciones y poder crear logos, dibujos o imágenes más
trabajadas.

La complejidad de las formas dependerá del número de trazados que contengan y de la combinación de
éstos.

Para ayudarnos a tratar con ellos utilizaremos el resto de herramientas de trazado:

La Pluma de forma libre te permitirá crear a mano alzado (si no tenemos una paleta de dibujo
deberemos utilizar el ratón) una forma cualquiera, Photoshop se encargará de crear los trazados necesarios
una vez cierres el trazado para dar por terminada la forma.

Esta herramienta es muy útil si nuestro pulso es bueno, o sabemos dibujar bien. No tendrás que
preocuparte de crear las curvas ni pensar en cuántos trazados necesitas.

Una vez creada nuestra forma, ya sea utilizando la Pluma o la Pluma de forma libre, podremos utilizar
el resto de herramientas para mejorar el aspecto de la forma.

La herramienta Añadir punto de ancla te permitirá añadir nuevos "extremos de trazado" dentro de la
forma, esto nos dará la ventaja de poder introducir o modificar un trazado para hacerlo más complejo.

Imagina que queremos crear una curvatura en algún sitio y en principio no habíamos creado el punto de
ancla necesario para ello.
Para utilizar esta herramienta, simplemente haz clic en algún punto del trazado donde quieras insertar un
nuevo punto de ancla.

Del mismo modo la herramienta Eliminar punto de ancla te permitirá quitar cualquier "extremo de
trazado" existente una vez terminada la forma.

Probablemente veas que has creado más trazados de los que necesitas, simplemente utiliza esta
herramienta para eliminar los puntos de ancla que no necesites.

Ten en cuenta que los puntos de ancla que elimines dejarán de formar la curva y dejarán de existir, por lo
que deberás tener muy en cuenta la posición del resto de los puntos de ancla antes de eliminar uno.

Para eliminar un punto de ancla simplemente selecciona la herramienta y haz clic sobre él.

Combina estas dos herramientas para conseguir que los puntos de ancla necesarios para poder
componer la forma que buscas. No olvides que manejar los trazados no es fácil, así que deberás
acostumbrarte a usarlos antes de poder lograr crear de forma correcta tu objetivo final.

Finalmente podemos utilizar la herramienta Convertir punto de ancla para modificar los controles
del punto de ancla para mejorar la curvatura (y con ello el aspecto) de nuestros trazados.

Utiliza esta herramienta una vez tengas los puntos de ancla necesarios y tengas que modificar su
aspecto. Para ello selecciona la herramienta y haz clic sobre el punto de ancla que quieras modificar,
aparecerán los controles de curvatura para que puedas cambiarlos:

En cualquier momento puedes utilizar las herramientas de selección de trazado para trabajar con ellos:

La herramienta Selección de trazado te permite selecionar un trazado de tu proyecto simplemente


haciendo clic sobre él. Utilizala para seleccionar trazados y trasladarlos por el lienzo.

Con la herramienta Selección directa podrás seleccionar y trabajar con el trazado de forma similar que
con las herramientas que hemos visto antes. Puedes seleccionar los puntos de ancla para modificarlos e
incluso seleccionar y arrastrar un trazado sin necesidad de tocas sus extremos para nada.

Esta última herramienta te será muy útil para darle los últimos retoques a tu forma.

Una vez tengas listo el trazado podremos pasar a rellenarlo.

Puedes guardar estas formas para utilizarlas siempre que quieras y no tener que volver a dibujarlas.
Visita el avanzado de Formas personalizadas para aprender cómo .
Rellenando un Trazado
Como vimos al principio del tema, al crear un trazado, inmediatamente se nos crea una capa de forma en
el proyecto.

Puedes ver el resultado en la ventana Capas:


La forma en la que Photoshop trata los trazados es muy sencilla de entender. Una vez terminada la
forma, se crea una máscara de capa vectorial asociada a una capa de relleno que en principio se trata
simplemente de un color sólido.

Esto quiere decir que Photoshop crea una capa de relleno (la de la izquierda en la imagen) que muestra
un color sólido a nuestra elección (el color frontal cuando creamos el trazado), y luego enlazado a ella una
máscara de capa que decide que porción de la capa de color mostrar. Esta porción coincidirá con la forma
creada con nuestros trazados.

Al crear un trazado con la herramienta Pluma, éste se rellena automáticamente con un color sólido.
Existen otros tipos de capas de relleno que por consiguiente podrían estar enlazados a una máscara de
capa vectorial.

Para cambiar el tipo de capa de relleno enlazada con la forma, haz clic en el menú Capas y selecciona la
opción Cambiar contenido de capa:

Aquí encontrarás un desplegable con todos los tipos de capas de relleno que puedes utilizar.

Los tres primeros: Color sólido, Degradado y Motivo, rellenan con pintura el área definida por la forma.

Los siguientes: Niveles, Curvas, Brillo/Contraste... cambian el aspecto de la imagen en las zonas
definidas por la capa.

Cuando selecciones una de estas opciones se abrirá un cuadro de diálogo donde podrás seleccionar las
características de la capa de relleno. Por ejemplo, el cuadro de diálogo correspondiente a la capa de relleno
de Degradado es este:
Máscaras Vectoriales
Como hemos visto en el apartado anterior, Photoshop incluye los trazados creando máscaras de capa
vectoriales.

Esto quiere decir que los objetos creados en este tipo de capas están basados en líneas y curvas que
Photoshop es capaz de interpretar matemáticamente.

Ahí radica su diferencia con las capas normales, basadas en píxeles de pintura que nos son
matemáticamente interpretables.

Una forma vectorial puede transformarse (y esto incluye cambiar su tamaño, deformarla, darle
perspectiva, etc..) y mantendrá siempre sus bordes perfectamente nítidos, nunca perderá su definición
pues al aplicarsele un tranformación, Photoshop recalcula las dimensiones del objeto matemáticamente y lo
vuelve a redibujar sus líneas y curvas conforme a la transformación aplicada.

De hecho, podemos ver cómo en las herramientas de forma nos encontrabamos con estas opciones:

Hasta ahora habíamos utilizado la opción Rellenar píxeles, que creaban la forma con pintura y la
asociaban a una capa.

Si seleccionamos la primera opción, Capas de forma, Photoshop creará la forma utilizando una máscara
vectorial con las cualidades que acabamos de ver.

La segunda opción (Trazados) crea la forma como un trazado pero no la dibuja en el lienzo, sino que
esperará a que la modifiques utilizando las herramientas de trazado y puedas trabajar con ella desde la
ventana de Trazados.

Para ver con mayor claridad todos estos conceptos, practica un poco el trabajo con trazados en el
siguiente Ejercicio de Trazados.

La Ventana Trazados
En Photoshop existe otro modo de trabajar con trazados y es utilizando la ventana especifica de
Trazados.
Puedes abrirla desde Ventana → Trazados o haciendo clic en su pestaña en la ventana Capas.

Desde aquí trataremos y trabajaremos con los trazados de una forma un poco diferente.

Para crear un nuevo trazado deberás hacer clic en el botón Nuevo trazado . Luego selecciona las
herramientas de trazado que necesites y crea el trazado directamente sobre el lienzo tal y como hemos
visto en apartados anteriores.

Cuando hayas terminado y tengas la forma que necesitas utiliza los botones de esta ventana para decidir
qué hacer con la forma creada.

El botón Rellenar trazado rellenará el trazado con el color frontal del momento. Puedes pulsar la tecla
ALT mientras haces clic en el botón para que se abra el siguiente cuadro de diálogo y decidir las
características del relleno:

El segundo botón, Contornear trazado , dibuja el contorno del trazado utilizando la pintura del color
frontal, al revés que la opción anterior, este botón pinta el borde dejando el relleno transparente.

De igual modo puedes pulsar la tecla ALT para decidir cómo vas a pintar el contorno, se abrirá el
siguiente cuadro de diálogo:

Ten en cuenta que en este caso no podrás seleccionar el color que quieres utilizar, así que deberás
seleccionarlo previamente desde el panel de Herramientas.

Selecciona la herramienta con la que quieres dibujar el contorno y se utilizarán las opciones que en ese
momento tiene especificada esta herramienta. Por ejemplo, si decidimos contornear la forma utilizando el
Pincel, Photoshop dibujará los bordes tomando las opciones que en ese momento tiene la herramienta, si
esta definida una punta de pincel de 45 píxeles será ese tamaño el que utilizará.
Utiliza la opción Simular presión para que el borde se dibuje como si estuvieses utilizando una pluma
estilográfica que deja ir más cantidad de tinta en diferentes puntos de presión (teniendo en cuenta la
curvatura y longitud de los trazos).

Los siguientes botones Convertir en selección y Convertir selección a trazado interactúan


con los trazados y selecciones de modo inverso.

Es decir, podemos transformar un trazado en selección utilizando el primer botón y viceversa: podemos
transformar una selección en un trazado utilizando el segundo.

Ejercicios del Tema 15. Prueba evaluativa del Tema 15.

Unidad 16. Las Acciones (I)

La Ventana Acciones

Photoshop dispone de una herramienta muy útil orientada a trabajos repetitivos que utilicemos muy a
menudo.

La Ventana Acciones (accesible desde el menú Ventana → Acciones o pulsando la tecla F9) permite
almacenar procedimientos para ejecutarlos más tarde con un solo clic:

En principio, y para familiarizarnos con este panel podemos utilizar las acciones por defecto que vienen
incorporadas en Photoshop.

Puedes hacer clic en el botón situado en la parte superior derecha para desplegar el menú de la
ventana y cargar más acciones:

De esta forma podrás ver todas las acciones que Photoshop te ofrece desde un principio.
Su funcionamiento es muy sencillo, cada acción realiza algo diferente. Como podíamos ver en la primera
imagen existe una acción que a partir de un texto dado crea su reflejo en el agua. Para ello, simplemente
tendrás que tener una capa de texto seleccionada en el proyecto, seleccionar la acción en la ventana
Acciones y hacer clic en el botón Ejecutar acción .

Automáticamente se creará un reflejo sin tener que haber hecho nada por nuestra parte.

Esto es posible ya que la acción está compuesta a su vez de diferentes acciones que en conjunto
realizan un efecto final.

Si desplegamos la acción Reflejo en el agua veremos que está compuesta de las siguientes
subacciones:

Como puedes ver en la imagen, las acciones en las que se desglosa la acción principal son más
reconocibles, de hecho se tratan de acciones directas de Photoshop.

Seguro que ya ves más claro el modo en el que actúa este método.

Al hacer clic en una de las acciones y ejecutarla se lanzan diversos comandos de Photoshop que
modifican la imagen de determinada manera.

Verás que esta ventana te ahorrará mucho tiempo cuando aprendas a crear tus propias acciones.
Crear tus propias Acciones
Para crear tus propias acciones o comandos automatizados es aconsejable que te crees un grupo de
acciones nuevo. Para ello, haz clic en el botón Crear grupo nuevo al pie de la ventana Acciones.

Se abrirá el siguiente cuadro de diálogo donde deberás especificar el nombre del grupo para que lo
puedas reconocer más tarde:

El grupo se añadirá a la ventana de Acciones y estará listo para que lo rellenes con nuevos procesos
automáticos:
Ahora simplemente haz clic en Nueva acción y saltará el siguiente cuadro de diálogo donde
especificaremos las propiedades básicas de nuestra acción.

Aquí deberemos darle un Nombre descriptivo a la acción para reconocer lo que hace y poder utilizarla
más tarde.

En Conjunto indicaremos el grupo de acciones donde se guardará la nuestra, seleccionaremos el nuevo


grupo que hemos creado para tener todas nuestras acciones en un mismo sitio.

Podemos establecer una Tecla de función (F1, F2, F3, F4, etc...) para que la acción se ejecute al pulsar
la tecla seleccionada.

Finalmente, si quieres puedes escoger un Color para diferenciar esa acción de las demás, aunque esta
opción es totalmente opcional.

En el momento en el que pulses el botón Grabar el cuadro de diálogo se cerrará y Photoshop empezará
a grabar cada una de las acciones y comandos que ejecutes. Este conjunto de acciones serán las que se
grabarán en la acción que estamos creando y serán las que se ejecutarán cada vez que ejecutemos la
acción en cuestión.

En cualquier momento podemos detener la grabación pulsando el botón de Parar grabación .

Las acciones se almacenarán y desde ese momento, cada vez que ejecutes la acción guardada en la
ventana Acciones se ejecutarán los mismos procedimientos y por el mismo orden.

Ten en cuenta que los comandos que ejecutes durante la grabación se guardarán exactamente como
los utilizaste, las opciones de los comandos (como por ejemplo el valor del Radio en el Desenfoque
gaussiano) se almacenarán junto con la acción.
Opciones Avanzadas
Durante la grabación de la acción podemos acceder a un par de opciones que nos pueden ser de mucha
ayuda al crear este tipo de procesos automáticos.

Para ello, y sin detener la grabación, tenemos que acceder al menú de la ventana Acciones.
Seleccionando la opción Insertar elemento de menú... podemos hacer que en la secuencia se ejecute
cualquier elemento que exista en la barra de menús, para ello hacemos clic en esta opción y Photoshop nos
mostrará un mensaje para que seleccionemos la opción de menú que queramos.

De esta forma podemos grabar acciones de vista (como por ejemplo sacar las reglas o guías) y
grabarlas. De otra forma estas acciones que en principio no tienen ningún efecto sobre la imagen (sino
sobre cómo nosotros vemos el área de trabajo) no se grabarían.

Otra opción más útil todavía es la de Insertar parada...:

Al hacer clic en esta opción insertaremos una pausa en la acción. Al ejecutarse, en el momento en el que
llegue a este punto mostrará un cuadro de diálogo con un mensaje personalizado que especificaremos en
este cuadro de diálogo:

Aquí podremos indicar mensajes que indiquen el estado del proceso para que podamos decidir qué hacer
cuando la ejecutemos desde la ventana Acciones.

Existen dos modos de tratar estas paradas: con continuidad o sin ella. Para ello deberemos indicarlo
marcando la casilla Continuar o dejándola desmarcada.

Si no marcamos la casilla, el tipo de mensaje que recibimos será el siguiente:


En este caso la ejecución del proceso se parará y será necesario volver a pulsar el botón de Ejecutar
para continuar con la ejecución de la acción.

Este caso es muy conveniente para parar si necesitamos la interacción no automática, como por ejemplo
seleccionar alguna parte de la imagen o volcar algún tipo de pintura sobre el lienzo.

Cuando continues con la acción se reanuadará el proceso y seguirá hasta la siguiente parada o hasta
que termine completamente.

El otro modo de mensaje es que se muestra al marcar la casilla Continuar en el cuadro de diálogo que
hemos visto antes:

En este caso el mensaje nos permite elegir qué queremos hacer. Podemos hacer clic en Continuar para
que el proceso siga ejecutándose sin ningún tipo de interacción nuestra.

Si pulsamos el botón Detener, el proceso se parará, permitiéndonos crear copias de la imagen en


determinados estados (para poder volver a ellos más tarde) o para supervisar el estado del proceso, este
continuará cuando hagas clic de nuevo en el botón Ejecutar de la ventana Acciones.

Ejercicios del Tema 16. Prueba evaluativa del Tema 16.

Unidad 17. Obtener más recursos (I)


Introducción

Una de las características más interesantes de Photoshop quizá sea el modo en el que permite guardar
nuestros pinceles, formas personalizadas, acciones, degradados, etc...

De este modo podemos acceder a ellos fácilmente y reutilizar elementos que creamos en el pasado.

Todos estos elementos añadidos se guardan en forma de archivos (como veremos más adelante) en la
carpeta del programa por lo que resulta extremadamente sencillo copiarlas y compartirlas en diferentes
máquinas.

Adobe cuenta con un sitio de intercambio donde todos los usuarios de Adobe Photoshop pueden subir
sus creaciones y ayudarse los unos a los otros aumentando la capacidad de actuación de este software.

En Adobe Studio Exchange encontrarás un directorio de recursos enorme, donde podrás descargar
desde filtros a pinceles, pasando por diversos plug-ins que te ayudarán a realizar acciones que de otra
forma no podrían ejecutarse.

Simplemente haz clic en el vínculo anterior y navega por los directorios hasta que encuentres el elemento
que te interese. Este elemento estará incluido en un archivo, descárgatelo, cópialo en la carpeta
correspondiente según el tipo de elemento que sea, y ya podrás cargarlo en la aplicación para empezar a
utilizarlo.

Nota: Adobe Studio Exchange requiere que te registres para poder descargar sus contenidos.
En este tema veremos tipos de elementos que puedes descargar y dónde guardarlos para poder
utilizarlos con Photoshop.

Más Acciones
Una vez hayas descargado una acción verás que se trata de un archivo con extensión ATN.

Sólo tendrás que acceder a la carpeta de Photoshop, que normalmente se encuentra en C:\Archivos de
programa\Adobe\Adobe Photoshop CS3\ y abrir la carpeta Ajustes preestablecidos, aquí se encuentran
todos los archivos que contienen elementos que se utilizan en Photoshop.

Las acciones las guardaremos en la carpeta Acciones de Photoshop.

Una vez guardado el archivo descargado en su lugar podremos cargarlo sin ningún tipo de problema.

En la ventana Acciones haz clic en el botón y selecciona la opción Cargar acciones:

Selecciona la acción y se añadirá a la ventana Acciones lista para utilizarse.

Recuerda que tus acciones guardadas también se encontrarán en este directorio y las puedes
compartir subiéndolas a Adobe Studio Exchange.
Más Pinceles
Una vez hayas descargado el archivo de pinceles verás que se trata de un archivo con extensión ABR.

Sólo tendrás que acceder a la carpeta de Photoshop, que normalmente se encuentra en C:\Archivos de
programa\Adobe\Adobe Photoshop CS3\ y abrir la carpeta Ajustes preestablecidos, aquí se encuentran
todos los archivos que contienen elementos que se utilizan en Photoshop.

Los pinceles los guardaremos en la carpeta Pinceles.

Una vez guardado el archivo descargado en su lugar podremos cargarlo sin ningún tipo de problema.

Selecciona la herramienta Pincel y despliega la opción Pincel. Despliega el menú de puntas de pincel y
selecciona la opción Cargar pinceles:
Selecciona el pincel y estará listo para utilizarse.

Recuerda que tus pinceles guardados también se encontrarán en este directorio y los puedes
compartir subiéndolas a Adobe Studio Exchange.
Más Formas Personalizadas
Una vez hayas descargado el archivo de formas personalizadas verás que se trata de un archivo con
extensión CS3H.

Sólo tendrás que acceder a la carpeta de Photoshop, que normalmente se encuentra en C:\Archivos de
programa\Adobe\Adobe Photoshop CS3\ y abrir la carpeta Ajustes preestablecidos, aquí se encuentran
todos los archivos que contienen elementos que se utilizan en Photoshop.

Las formas personalizadas las guardaremos en la carpeta Formas Personalizadas.

Una vez guardado el archivo descargado en su lugar podremos cargarlo sin ningún tipo de problema.

Selecciona la herramienta Forma Personalizada y despliega la opción Forma en la barra de opciones


de herramientas.

Haz clic en el botón y selecciona la opción Cargar formas:


Selecciona la forma y estará lista para utilizarse.

Recuerda que tus formas guardadas también se encontrarán en este directorio y las puedes compartir
subiéndolas a Adobe Studio Exchange.

Otros Elementos
Como puedes ver, el método de instalación y carga de estos archivos es muy similar para cada elemento.

Únicamente deberás guardar una copia del archivo en su lugar correspondiente y cargarlo desde el lugar
indicado.

Hacer un listado de todos los elementos disponibles sería demasiado largo, así que si descargas algún
tipo de elemento para Adobe Photoshop y no sabes cómo instalarlo ponte en contacto con nosotros y te
ayudaremos a instalarlo.

Y recuerda siempre que puedes compartir tus creaciones en un entorno libre donde todos nos podemos
aprovechar de los avances de los demás y crecer juntos.

Prueba evaluativa del Tema 17.