Sunteți pe pagina 1din 244

FÚTBOL:

JUGAR EN DEFENSA

Jens Bangsbo Birger Peitersen

EDITORIAL PAIDOTRIBO
EDITORIAL
PAIDOTRIBO

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos.

Título original: Defensiv Spielen

© Vi forsvarer (1998) + Det gode hold (1997)

© Forsvarsspillet (2000) 2ª edición

Traducción: Ana Chacón

Director de colección y revisor: Manuel Pombo

Diseño cubierta: Carlos Páramo

© 2002, Jens Bangsbo, Birger Peitersen & Hovedland Editorial Paidotribo Consejo de Ciento, 245 bis, 1. o 1. a 08011 Barcelona Tel. 93 323 33 11– Fax 93 453 50 33 http.//www.paidotribo.com E-mail: paidotribo@paidotribo.com

Primera edición:

ISBN: 84-8019-654-8 Fotocomposición: Editor Service, S.L. Diagonal, 299 – 08013 Barcelona Impreso en España por A & M Gràfic S.L.

ÍNDICE

ÍNDICE

Prólogo

5

Capítulo 1 Trabajo individual en defensa

7

Capítulo 2 Principios de la defensa

37

Capítulo 3 El juego en defensa

77

Capítulo 4 Estilo de defensa

169

Capítulo 5 Organización y criterios de la táctica del equipo

205

Capítulo 6 Entrenamiento táctico

211

Capítulo 7 Dirección de equipo

229

Capítulo 8

Conclusión

239

como jugadores pelota dribling correr sin el balón pase

como jugadores pelota dribling correr sin el balón pase

PRÓLOGO

PRÓLOGO

A menudo se reprocha al fútbol actual que está “orientado al juego defensivo”.

Como se describe en la primera obra titulada Juego en ataque, es un hecho que cada vez más, en las últimas décadas, los jugadores de la línea de ataque pasan poco a poco a colocarse en la línea de defensa. A este respecto es cierto que,

actualmente, los equipos están más orientados a la defensa de lo que lo estaban en otros tiempos. En cambio, las tareas de cada uno de los jugadores y su fun- ción dentro del equipo es hoy más compleja que entonces. Los defensas de los años cincuenta y sesenta tenían su capacidad de acción notablemente limitada, mientras que en la actualidad los jugadores tienen que cumplir variadas tareas tanto en defensa como en ataque. Por este motivo, no existe un número preder- minado de jugadores para poner en práctica una organización defensiva u ofen- siva.

El dicho militar “la mejor defensa es un buen ataque” es para muchos entrena-

dores de equipos profesionales el punto de partida de su labor de entrena- miento. Además, se discute cuál es la relación existente entre la filosofía de fút- bol que tienen dichos entrenadores y la de los equipos que entrenan. La cues- tión central del análisis es la de si la orientación es defensiva u ofensiva. En el libro titulado El embajador, el antiguo entrenador del Real Madrid Jorge Valdano escribe que encuentra a sus colegas los “hiperrealistas” como destruc- tores del juego. No están en condiciones de soñar; realmente, este tipo de entre- nadores le refuerzan aún más en su opinión sobre el fútbol, que viene a defender del siguiente modo: “Algunos dicen que lo fundamental en el fútbol es ganar y otros, los de corazón blando, decimos que vamos a divertirnos”. El fút- bol está invadido por el virus de la efectividad y sus partidarios se preguntan por qué se debe jugar bien. Una vez se le preguntó al poeta Borges para qué servía la poesía, y su respuesta fue: ¿para qué sirve la ternura? o ¿ para qué sirve el aroma del café? Cada pregunta sonaba como una respuesta. Sirve el deleite, el sentimiento, la vida.

6
6

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Con una defensa bien organizada, de vez en cuando, se experimenta un senti- miento de deleite. Cuando el juego de defensa funciona, se dice que la defensa “está bien”. Esto incluye que la línea de defensa está preparada para los ataques del equipo con- trario y que cada jugador tiene una labor con sentido para el resto de sus com- pañeros. La labor del defensa tiene numerosas recompensas: realizar una entra- da correctamente, ganar un balón de cabeza por un buen cálculo en el salto o, por ejemplo, interceptar un pase del contrario gracias a una visión anticipatoria del desarrollo del juego. La satisfacción se transmite también a todo el equipo si el contrario intenta, en vano, atacar. Una defensa bien formada crea en su mayoría la mejor base para un juego en ataque. En este libro proporcionamos sugerencias para el desarrollo de una conducta en defensa bien organizada. Si el entrenador consigue transmitir a sus jugadores la visión de que la labor defensiva es una tarea de gran responsabilidad, y recom- pensada, y no la de una misión obligada que hay que cumplir, el resultado es un equipo equilibrado cuyo potencial aumenta considerablemente.

Capítulo 1

Trabajo individual en defensa

Los elementos fundamentales del trabajo individual en defensa son cubrir, que se refiere a los procedimientos generales de un jugador cuando la posesión del balón es del contrario, y marcar, es decir, el trabajo en defensa frente a un jugador con- trario directo. En el siguiente capítulo se ejemplifican dichos conceptos y se hacen algunas propuestas de entrenamiento.

1.1 Cubrir / Marcar

Principio

Un defensa ha de situarse de manera que impida al adversario el lanzamiento a puerta y pueda él mismo recuperar del balón.

Aplicación

Si el equipo contrario tiene el balón, los jugadores del equipo defensor deben lo- grar las condiciones para recuperarlo. Para ello, cada jugador ha de cubrir y mar- car, de modo que ambas acciones son aplicadas durante la defensa en todo el campo de juego, independientemente de si un equipo realiza un marcaje en zona o marcaje individual. Un equipo posee, habitualmente, varios jugadores cuya tarea principal consiste en cubrir al delantero del equipo contrario. Por ello, se les denominan con frecuencia jugadores marcadores. Los marcadores habituales de la selección nacional danesa de la época más reciente son Søren Busk, Ivan Nielsen y Marc Rieper, cuya princi- pal tarea consiste en cubrir muy de cerca de los delanteros del equipo contrario.

8
8

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

8 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA El jugador que lleva el balón no debe tener

El jugador que lleva el balón no debe tener la posibilidad de girarse en la direc- ción del ataque. Es lo que impide el jugador de la selección nigeriana Usche Uscheshukwo con su estrecho marcaje a Peter Møller.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

9
9

Objetivo

Mediante su posición en el campo, un defensa debe:

• Impedir que el jugador del equipo contrario pueda recibir el balón en posición propicia.

• Impedir que el jugador en posesión del balón pueda disparar o continuar con el balón hacia delante.

• Poder recuperar el balón.

• Conseguir que el juego se traslade a una determinada zona del campo.

Descripción general y ayudas de aplicación

Si los contrarios recuperan el balón, el equipo defensor debe, entonces, adoptar una posición adecuada de defensa y un punto de partida idóneo para conseguir robar el balón. Para ello, resulta vital que los jugadores comprendan una se- rie de puntos abajo detallado.

Replegarse

Si un equipo pierde el balón, en ese momento habrá más jugadores delante del balón que detrás de él. Los jugadores que se encuentran cerca del balón deben orientarse hacia la zona de defensa, es decir, avanzar hacia una posición entre el balón y la propia portería. Los defensores deben permanecer más cerca de su portería que el jugador contrario más próximo (véase figu- ra 1). En caso de contraataque por parte del contrario, los laterales de- ben retroceder en línea recta hacia los postes, mientras que los juga- dores centrocampistas se orientan hacia el punto de penalti (véase fi- gura 2).

los postes, mientras que los juga- dores centrocampistas se orientan hacia el punto de penalti (véase

Fig. 1

10
10

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Fig. 2 Fig. 3
Fig. 2
Fig. 3

En caso de que un jugador se dirija a su contrario directo, debe aproximarse a él con rapidez y mantener la posición cuando se encuentre a unos dos metros del contrario, con el fin de reaccionar en caso de que el contrario intente adelantarle.

Colocación

A la hora de marcar a un contrario, el jugador debe colocarse en la trayectoria en- tre su propia portería y el atacante y, al mismo tiempo, debe mantener una posi- ción lateral para poder ver tanto el balón como al contrario (posición de alerta). Es- ta posición permite al defensa recuperar el balón antes de que éste llegue al contrario. La distancia a la que debe mantenerse el jugador con respecto al ata- cante depende del ángulo existente entre el balón, el adversario y la portería. Si el jugador que conduce el balón se encuentra justamente delante de la portería y, si tanto el defensa como el atacante están entre la portería y el jugador que lleva el balón, el defensa debe estar directamente detrás del atacante. Con esto se evita que el atacante, al recibir el balón, pueda pasarlo. Si, por el contrario, el jugador que lleva el balón se encuentra a un lado de la portería, el defensa puede situarse en un lateral de su adversario, de frente al jugador que conduce el balón, de ma- nera que tenga a ambos adversarios en su ángulo visual (véase figura 3). En caso de que el defensa esté situado en uno de los laterales del campo, puede situarse igualmente al lado de su adversario. En la figura 4, a modo de ejemplo, “2 negro” puede situarse a la izquierda de “10 blanco”, porque así se encontrará en una po- sición más favorable para interceptar un pase a “10 blanco”.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

11
11
Fig. 4 Fig. 5
Fig. 4
Fig. 5

Posición de defensa

Un defensa debe mantener su centro de gravedad manteniendo ligeramente flexio- nadas las articulaciones de la rodilla y de la cadera (articulaciones en posición me- dia). Colocará un pie más adelantado que el otro, dirigiendo el cuerpo hacia el ju- gador que conduce el balón. Esta posición facilita al defensa cambiar la dirección, aunque al mismo tiempo requiere movimientos cortos del pie. Quien observe al ju- gador Jan Heinze, del equipo nacional danés, podrá admirar a un futbolista con la capacidad de situarse correctamente y adoptar la posición adecuada formando una misma unidad.

Distancia de separación

A la hora de marcar, la separación con respecto al adversario directo depende de

dónde se encuentre el balón. Si se encuentra cerca de ambos jugadores, el jugador

que cubre debe situarse entre un metro y un metro y medio alejado de su contrario.

Si éste es un jugador rápido, puede llegar a ser necesaria una distancia entre uno y

dos metros para que el adversario no pueda escapar del defensa en el caso de que el balón sea lanzado hacia delante. Si el adversario directo recibe el balón, es impor-

tante que el jugador que cubre se acerque rápidamente a éste para que no se pueda volver en dirección de ataque. Si el balón se encuentra en el lado opuesto al campo de juego, el defensa no puede permanecer firme delante del contrario directo, sino que ha de orientarse hacia la mitad del campo y mantener una distancia de separa- ción tal que pueda auxiliar a sus compañeros de juego y, al mismo tiempo, correr ha- cia su contrario si el balón le ha sobrepasado (véase figura 5).

12
12

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

12 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Es importante que el defensa mantenga la distancia de

Es importante que el defensa mantenga la distancia de separación correcta con respecto al jugador que lleva el balón para que éste no consiga escapar con faci- lidad. El centrocampista brasileño Dunga se encuentra demasiado cerca de Michael Laudrup y, como consecuencia, será sobrepasado.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

13
13
T RABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA 13 Un tackling implica un gran esfuerzo. Sin embargo, Nemec logra

Un tackling implica un gran esfuerzo. Sin embargo, Nemec logra en este caso des- pejar el balón de Thomas Hässler.

Recuperación del balón

El contrario puede robar el balón mediante un tackling, un despeje o mediante una interceptación del pase. En el fútbol internacional se muestra cada vez más que la recuperación del balón se realiza cuando el defensa bloquea un pase y, en menor medida, cuando se realiza un tackling. Éste es, además, el método más eficaz para robar el balón. Por una parte, el defensa se encuentra frente al contrario a quien va dirigido el pase y, por otra parte, está adelantado y puede contribuir a un juego más rápido. El defensa debe tener siempre en cuenta qué posibilidades de pase tie- ne el contrario. La rapidez de un jugador depende en gran medida de su capaci- dad para valorar la situación de juego.

14
14

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

14 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA En la zona de peligro, puede tener consecuencias muy

En la zona de peligro, puede tener consecuencias muy negativas que el defensa no sea lo suficientemente rápido para cubrir la pierna de lanzamiento del jugador que tiene la posesión del balón. En 1996 le costó a la selección checa el Campeonato de Europa cuando Oliver Bierhoff hizo el “Gol de Oro”.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

15
15

En caso de que el balón sea recuperado mediante un tackling, el defensa estaría en situación idónea para conseguir su objetivo. Observando cómo el contrario recibe

o controla el balón, el defensa puede colocarse de tal manera que tras un primer

contacto del contrario con el balón pueda realizar un tackling. Si el jugador en po- sesión del balón consigue controlarlo, el defensa puede amagar la entrada para que el atacante desplace un poco el balón, y así estar en mejor situación para rea-

lizar un despeje o un tackling. En todos los intentos de recuperación del balón, el defensa debe mantenerse siempre en pie. Cuando el jugador se confía a la hora de realizar un tackling y se arroja al suelo por el balón, en caso de que el intento de recuperación falle deja una zona libre. Ya que un defensa en el suelo no puede cu- brir ni la zona ni al contrario, un tackling es siempre un riesgo y puede tener conse- cuencias muy negativas si se fracasa. A modo de ejemplo podemos citar el Mun- dial del año 1998, jugando la selección danesa contra la selección francesa, el jugador Jes Hogh provocó un penalti debido a un intento fallido de tackling con un delantero de la selección francesa, a quien alcanzó la pierna cuando pasaba con

el balón. Sin embargo, en la línea de banda se puede recurrir al tackling si el juga-

dor amenaza con escaparse con el balón.

Determinar la dirección

Un defensa, mediante su posición en el terreno de juego, puede obligar al jugador que se encuentra en posesión del balón a moverse en una determinada dirección.

Si el defensa se coloca frente al jugador que lleva el balón, éste se desplaza hacia

un lado o hacia atrás. Si el defensa se sitúa, brevemente, al lado del jugador con- trario y se aparta, “obliga” al contrario a indicar más o menos la dirección del giro del cuerpo. En el capítulo 2 apartado 2 (ver pág. 59) se trata de forma más deta- llada este tipo de defensa.

Ejercicios

En el entrenamiento de esta conducta es importante que haya una dirección de ata- que, de modo que el defensa tenga la posibilidad de adoptar una posición correc- ta. Es además una ventaja tener muchas porterías pequeñas, con ello no tiene mu- cho sentido que el defensa sólo pueda replegarse hacia su propia puerta con el fin de defenderla. Muchos ejercicios del capítulo 2 correspondientes al apartado apoyar y asegurar (ver página 42) pueden incluir, sin grandes cambios, tareas de cobertura que pue- den aplicarse en el entrenamiento de la cobertura. A modo de ejemplo, citamos el ejercicio de juego número 4 correspondiente al apartado apoyar y asegurar, que puede aplicarse en el entrenamiento de la cobertura.

16
16

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio 1 (figura 6)

Aproximadamente 1/5 parte del terreno de juego (área de castigo con prolongación), formado por tres zonas (1-3) y una portería grande.

Jugadores: 4: un centrocampista (7), un delantero (10), un defensa (3) y un portero (1). Descripción de juego: El número 7 pasa el balón al número 10; éste debe in- tentar regatear al número 3 y, después, buscar el lanza- miento a puerta. Condiciones: Los números 3 y 10 sólo pueden permanecer en las zo- nas 1 y 2, mientras que el número 7 debe permanecer en la zona 3.

Terreno de juego:

Gol:

Cada gol cuenta.

Más variantes:

a) El número 10 puede realizar un pase doble al nú- mero 7.

b)

El número 10 puede pasar el balón al número 7, que

podrá tocarlo como máximo dos veces.

c) Los números 3 y 10 sólo pueden permanecer en la zo-

na 1 (área de castigo), el portero no debe sobrepasar la zona de la portería. Consejo de aplicación: En este ejercicio hay que prestar especial atención a la distancia de separación y posición del jugador 3 con respecto al jugador número 10. El jugador número 3 debe intuir qué problemas pueden originarse, si se en- cuentra muy cerca del jugador contrario (el atacante puede distanciarse del jugador que cubre, etc.) y si se encuentra muy distanciado del jugador contrario (el atacante puede girarse, etc.). En los desarrollos a) y b) el jugador número 3 debe acostumbrarse a carreras rápidas y a cambios de posi- ciones, así como a saber adoptar la posición correcta con respecto al jugador número 10 y encontrar el ángu- lo de pase procedente del jugador número 7. Además, el jugador número 3 puede entender la posibilidad de peligro que existe cuando se deja al jugador contrario sólo para ir a cubrir un pase. En el desarrollo c) la importancia reside en la cobertura mediante el jugador 3, que se encuentra un poco retirado, y en cómo debe el jugador 3 interceptar el pase del juga- dor 7 contando con el gran peligro de que el jugador 10 se gire o que reciba el balón al otro lado del jugador 3.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

17
17
Fig. 6
Fig. 6

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección

18
18

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio 2 (Figura 7)

Terreno de juego:

1/8 parte del terreno de juego.

Jugadores:

Cuatro.

Organización: Dos jugadores (1 y 4) en línea de banda, el jugador nú-

mero 1 está en posesión del balón. Un jugador detrás de cada línea pequeña (2 y 3). Tras una situación de juego se girará de manera que el jugador número 1 se

coloque en el lugar del número 2, mientras que el nú- mero 2 toma la posición del número 3, quien se vuelve para colocarse detrás del número 4. Descripción del juego: El jugador número 1 pasa el balón al 2, que será quien corra hacia él intentando regatear al defensa en la línea de puerta. El jugador número 3 deberá impedir que el jugador número 2 no regatee en la línea de puerta.

Gol:

Variantes: a) El saque para el jugador número 2 se realiza por el aire. b) El jugador número 3 comienza desde el medio de la línea corta. Consejos de aplicación: Este ejercicio trata sobre todo del trabajo en defensa del jugador. El defensa debe calcular exactamente cuál es el movimiento del jugador que lleva el balón y colocarse correctamente para presionar al jugador que se en- cuentra en posesión del balón y prever el momento en que puede realizar el tackling. Es importante que el ju- gador número 3 corra rápidamente hacia el jugador número 2 y adopte una posición de defensa correcta (de 2 a 3 metros aproximadamente) con un giro del cuerpo en la dirección que crea el defensa que el juga- dor número 2 debería regatear mejor. En caso de correr demasiado rápido hacia el número 2, habría un gran riesgo de ser regateado por éste. En el desarrollo correspondiente al punto a) hay dificul- tad en el control del balón y, por ello, el jugador número 3 dará tiempo para tomar la posición deseada. En el desarrollo b) el jugador número 3 está muy cerca del 2, de este modo el jugador número 3 deberá adap- tar el momento de ataque al grado de dificultad del pa- se del balón. Si se adelanta con demasiada velocidad, obtiene oportunidades de poder conquistar el balón con rapidez, aunque también existe el peligro de ser so- brepasado por el contrario.

El balón debe ser regateado en la línea corta.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

19
19
Fig. 7
Fig. 7

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición de defensa – Distancia de separación – Recu- peración del balón – Determinar la dirección

20
20

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio 3 (Figura 8)

Terreno de juego: 1/4 parte dividida en dos zonas (1 y 2) y una portería grande. Jugadores: 9-4:4 y un portero. Organización: Dos jugadores (blanco 3 y 10 negro) se encuentran en la zona 1, mientras que el resto de los jugadores permanecen en la zona 2, a excepción del jugador blanco número 8, que se encuentra detrás de la línea del centro del campo. Descripción Dos jugadores comienzan en la zona dos con el balón y deben del juego: intentar mantenerlo en la zona. Tres jugadores negros intentan luchar por el balón. Tras la conquista del balón, hay que pasarlo al jugador negro número 10 utilizando como máximo dos pa- ses; después, el juego es libre. El jugador blanco número 8 pue- de repartir su trabajo de defensa si sus compañeros han perdido el balón en la zona 2. Gol: El equipo negro realiza un tiro a la portería grande, mientras que el equipo blanco consigue un punto si éste tras la conquista del balón se lo lanza al jugador blanco número 8, siempre y cuando se encuentre detrás de la línea de medio campo. Desarrollo: a) Se acerca un jugador blanco más y el jugador negro juega en la zona 2. b) Las zonas deben ser trasladadas a la otra mitad del terreno de juego correspondiente al contrario (véase figura 9). Consejos En este ejercicio los jugadores del equipo blanco entrenan cómo de aplicación: adaptar una posición de defensa correcta. Después de perder el balón, los jugadores del equipo blanco situados en la zona 2 co- rren entre su propia puerta y el balón. El jugador número 8 debe correr más aproximado a su propia portería, al igual que el ju- gador contrario más próximo. Es importante que el primer juga- dor blanco ataque al contrario que tiene el balón intentar retar- dar, en la medida de lo posible, el juego del equipo negro, con el fin de que sus compañeros ganen tiempo y puedan retroceder. El defensa puede, por ejemplo, realizar un pressing tan fuerte al jugador que lleva el balón que tenga muchas dificultades para controlarlo, o bien puede obligarlo a correr hacia fuera. En el desarrollo b) la importancia reside en la parte de atrás del terre- no de juego. Esto significa que la posición de salida del jugador blanco número 8 se encuentra en el área de castigo del jugador contrario, mientras que las posibilidades de gol del equipo ne- gro se modifican. Sólo se conseguirá el gol si el equipo negro dribla con el balón en uno de los conos de portería, de tres me- tros de ancho, que se encuentran sobre la línea de la mitad del campo.

Fig. 8

Fig. 9

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

21
21
Fig. 8 Fig. 9 T RABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA 21 Puntos clave: Retroceder – Posición –

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición de defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la posición

22
22

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (figura 10)

Terreno de juego: 20 x 16,5 aproximadamente, formado por 2 zonas (1 y 2). Las porterías (conos) están colocadas detrás de las lí- neas de las zonas 1 y 2.

Jugadores:

Organización: Cada equipo coloca a uno de sus jugadores en la zona 1 y dos jugadores en la zona 2.

Un juego normal. Cada jugador tiene la responsabili- dad de cubrir estrechamente a su contrario en la propia zona de defensa.

Condiciones: Los jugadores sólo pueden permanecer en la zona don-

Descripción del juego:

6: 3 y 3.

de habían comenzado.

Gol: Un equipo consigue un tanto si alcanza los conos del contrario. Variantes: a) Por cada fase de ataque, el jugador de la zona de ataque sólo podrá cambiar una vez con el jugador de la zona de defensa. Los mismos defensas son los que de- ben determinar los jugadores que quieren cubrir. b) Los defensas pueden tocar como máximo dos veces el balón y, al igual que en la zona de defensa, sólo pueden pasarse el balón entre sí dos veces.

Consejos de aplicación: Lo esencial del juego reside en las condiciones de la ac- ción de marcar, así como de la distancia y la posición de los jugadores que marcan con respecto a los contrarios.

A las atacantes se les debe exigir que tengan mucho

movimiento (no importa si tienen la posesión del balón),

de este modo se dificultan las condiciones para los de-

fensas.

En la variante a) lo esencial reside en la inversión del or-

den que debe originarse cuando el defensa cambia la cobertura.

La variante b) puede ser utilizada cuando el jugador es

muy lento y se originan pocas situaciones de separación

de cobertura deseada.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

23
23
Fig. 10
Fig. 10

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección.

24
24

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (figura 11)

Terreno de juego: El terreno de juego es libre.

Jugadores:

Organización: Se colocan 4 conos, como muestra la figura 11. La dis-

tancia existente entre un cono y otro es de 6 metros, mientras que la distancia más larga existente entre los conos que se encuentran a ambos extremos es de 20 metros. Cada jugador se reparte dos conos. Los jugadores tienen que intentar alcanzar los conos del

Descripción del juego:

jugador contrario, ya sea el más próximo o el más aleja- do. En caso de gol se cambia la ubicación de los conos. Gol: El jugador consigue un gol si alcanza el cono del contrario. Variantes: a) La distancia entre los conos puede variar. b) Se juega con 2:2. Consejos de aplicación: El juego entrena situaciones de 1 contra 1 y lo esencial del juego reside en la técnica y táctica de la conquista del balón. Se entrenan los principios básicos de la ac- ción de marcar, esto significa que la posición correcta se tendrá que adecuar continuamente en relación con el ju- gador que conduce el balón, dado que hay dos posibili- dades de conseguir un tanto. Cuando se consiga un gol, ambos jugadores deben diri- girse lentamente a su pareja de conos con el fin de no realizar un gran esfuerzo físico. Mediante la introducción de la variante a) el ejer- cicio puede adaptarse al estado físico del jugador. Si, por ejemplo, quisiéramos darle más exigencia, colocaríamos los conos a una distancia mayor. En la variante b) ambos defensas tienen que adaptar con- tinuamente su ejercicio en función de quién marca al jugador que conduce el balón y quién apoya al juga- dor que realiza la acción de cubrir. Con esto se in- tenta, al mismo tiempo, la conquista del balón en el pase.

2: 1 y 1.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

25
25
Fig. 11
Fig. 11

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección.

26
26

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 3 (figura 12)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/4 parte del terreno de juego com- prendido en 3 zonas (1-3). Se colocan tres porterías en cada línea de fondo de las zonas 1 y 3.

Jugadores:

Organización: 3 jugadores de cada equipo se encuentran en las zonas 1 y 3, mientras que un jugador de cada equipo se man-

tiene en la zona 2 (jugadores de zona central). Juego normal. El balón debe jugarse en la zona central

Descripción del juego:

(2), antes de que éste pueda jugarse en la zona de ata- que (1 y 3). Condiciones del juego: Los jugadores deben permanecer en la zona donde han comenzado el juego. Gol: Un equipo consigue marcar un tanto si alcanza algunas de las tres porterías del contrario. Variantes: a) Se encuentran dos jugadores de cada equipo en la zona central (2). b) Todos los jugadores, a excepción de los que se en- cuentran en la zona central, pueden moverse libremente por todo el terreno de juego. Pero en la zona central só- lo pueden tocar el balón los jugadores que siempre se encuentran en ella. Consejos de aplicación: En la conquista del balón por parte del contrario, cada jugador puede marcar en la zona de defensa a uno de los jugadores contrarios. Con ello se pone de relieve có- mo los jugadores que cubren a los contrarios evitan que éstos reciban el balón o que puedan girarse y seguir ju- gando hacia delante. También se puede practicar el continuo cambio que se produce entre la acción de ata- car y la de cubrir. La situación se modifica rápidamente, de manera que es importante mantenerse muy cerca del contrario. Debido al tamaño de la zona central, pueden aumentarse las exigencias a los jugadores que realizan la acción de cubrir –cuanto más grande es la zona cen- tral, más difícil le resultará al jugador realizar una bue- na cobertura–. Las variantes hacen que los ejercicios sean más comple- jos si se dificultan las tareas para cubrir al jugador. En la variante a) hay que cubrir estrechamente a todos los ju- gadores atacantes, en la variante b) se cubrirán también al resto de jugadores.

14: 7 y 7.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

27
27
T RABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA 27 Fig. 12 Puntos clave: Retroceder – Posición – Posición en

Fig. 12

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección.

28
28

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 4 (Figura 13)

Terreno de juego: 1/4 del terreno de juego y dos zonas de penalti (1 y 4), así como una zona media dividida en dos zonas (2 y 3). Dos porterías grandes. Jugadores: 10: 4 y 4, más dos porteros. Organización: Cada equipo coloca a uno de sus jugadores en cada una de las cuatro zonas. Descripción del juego: Juego normal. Condiciones del juego: Los jugadores no pueden abandonar la zona. Gol: Cuentan los goles normales marcados en ambas porte- rías. Variantes: a) En caso de gol se cambiará el juego, lo que significa que el equipo invertirá la dirección de ataque.

b) Se colocan dos jugadores más en cada equipo, que

pueden moverse libremente por todo el terreno de juego.

c) En cada equipo se introducirán dos jugadores más;

éstos podrán moverse con libertad por todo el terreno de juego. Consejos de aplicación: Con la limitación de la superficie de juego para cada ju- gador, en este ejercicio puede entrenarse especialmente el marcaje directo al contrario. Con la variante a) se entrenará, además, el cambio de ataque a defensa. Mediante la variante b) se aumentarán las exigencias en la atención de los jugadores. En la fase de ataque los ju- gadores que se encuentran más retrasados deben parti- cipar y, al mismo tiempo, atender a los jugadores que deben cubrir. En la fase de defensa los jugadores tienen que saber calcular cuándo deberían dejar de marcar eventualmente a un contrario para ir a apoyar a su compañero. En la variante c) se refuerzan las exigencias en la aten- ción de los jugadores.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

29
29
Fig. 13
Fig. 13

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección.

30
30

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 5 (Figura 14)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/5 del terreno de juego divididas en tres zonas –dos zonas exteriores (1 y 3) y una zona central (2)–. Jugadores: 10: 5 y 5. Organización: Cada equipo tiene un jugador en cada una de las zonas exteriores (1 y 3). Los tres jugadores restantes pertene- cientes a cada equipo deben permanecer en la zona media (2).

A cada jugador en la zona media se le asigna una ta- rea de marcaje. Ninguno de los jugadores puede abandonar su zona.

Condiciones del juego:

Gol: Los equipos consiguen un tanto si logran llevar el balón a la otra zona exterior y volver sin que le equipo contra- rio consiga robárselo; esto significa que no pueden to- car el balón más de dos jugadores. Variantes: a) Los jugadores de la zona central pueden del mismo modo permanecer en las zonas exteriores. b) Los jugadores de la zona central no tienen determina- da ninguna tarea de cobertura. Consejos de aplicación: En este juego se practica cómo deben desplazarse los jugadores que cubren, teniendo en cuenta a los jugado- res contrarios y al jugador que conduce el balón, y en qué situaciones deben intentar los jugadores que cu- bren, en especial los jugadores de las zonas exteriores, interceptar el pase a su contrario directo. En la variante a) se amplía la zona de juego y aumentan las exigencias en la orientación de los jugadores que cu- bren. Con la variante b) los jugadores pueden practicar adop- tando una nueva posición de cobertura tras perder el balón o finalizar el tanto. En este ejercicio queda claro que la comunicación entre los defensas facilita notable- mente el trabajo en defensa; de este modo el esfuerzo fí- sico de cada uno de los jugadores se verá reducido.

Descripción del juego:

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

31
31
T RABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA 31 Fig. 14 Puntos clave: Retroceder – Posición – Posición en

Fig. 14

Puntos clave:

Retroceder – Posición – Posición en defensa – Distancia de separación – Con- quista del balón – Determinar la dirección.

32
32

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios especiales de un calentamiento en los entrenamientos relativos al marcaje

Ejercicio 1 (Figura 15)

Jugadores:

Descripción de juego: En jugador número 1 corre lentamente y con ligeros mo- vimientos en curva desde la línea del centro del campo

hasta la de línea de meta. El jugador número 2 corre de espaldas e intenta mantener la misma distancia de sepa- ración con respecto al jugador número 1. En la línea de meta se alternarán los jugadores. Poco a poco la veloci- dad puede variar.

2.

Fig. 15
Fig. 15

Ejercicio 2 (Figura 16)

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

33
33

Terreno de juego:

Una zona de penalti.

Jugadores:

8: 4 y 4.

Descripción de juego: Cada jugador del equipo blanco tendrá un balón y será

marcados por los jugadores del equipo negro, quienes lucharán por el balón. Si un jugador del equipo negro roba el balón, tiene que driblar y llevar el balón a la lí- nea de banda, de donde retrocederá a la zona de juego lo más rápido posible.

Fig. 16
Fig. 16
34
34

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio 3 (Figura 17)

Jugadores: 6: 5 atacantes (1-5) y un jugador que cubre.

Organización: 4 atacantes (1-4) poseen el balón fuera del círculo, mien- tras que los jugadores 5 y 6 permanecen dentro del círculo.

Descripción del juego:

El ejercicio se dividirá en tres fases.

Fase 1:

Los jugadores 1-4 pasan el balón al jugador número 5 y

Fase 2:

éste se los devuelve, el jugador 6 sigue al jugador número 5 de forma pasiva. Una vez realizado el ejercicio de la fase 1 determinadas

Fase 3:

veces, los balones no volverán a pasarse. El jugador nú- mero 5 tiene que escapar del jugador que le cubre y, de este modo, conseguir recibir el pase y volverlo a lanzar. El jugador número 6 ya no se queda atrás, sino que intentará impedir el pase o pase de vuelta. Con el pase o pase de vuelta se consigue un punto. El objetivo es alcanzar el ma- yor número de puntos posibles en determinado período de tiempo. Sólo la mitad de los jugadores que se encuentran en el ex-

terior del círculo poseen un balón. Los jugadores que están dentro del círculo se alternan en la acción de atacar o cu- brir, lo que significa que uno juega contra otro. El jugador atacante no tiene que volver a pasar el balón directamen- te. Se consigue un punto si se recibe un balón de uno de los jugadores que se encuentran fuera del círculo y se vuelve a pasar a uno de los jugadores sin balón. Para conseguir un punto, el pase tiene que ser exacto (los jugadores tienen eventualmente cada uno una zona, en las que pueden mo- verse para recibir el balón). El jugador que se encuentra de atacante, es decir, que está en posesión del balón den- tro del círculo, estará hasta que el segundo jugador del cír- culo consiga robarle el balón o si falla el pase. Los jugado- res que están fuera del círculo deben estar preparados para atender a los jugadores que tienen el balón dentro del círculo. Variantes: a) Dentro de la zona marcada se encuentran más jugado- res que cubren y atacan. En la fase 3 se forman dos equi- pos en los que ambos podrán jugar dentro de la misma zona. b) En la fase 3 no puede devolverse el pase al mismo juga- dor que lo ha lanzado.

TRABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA

35
35
T RABAJO INDIVIDUAL EN DEFENSA 35 Fig. 17

Fig. 17

36
36

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

36 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Michael Laudrup obliga a Djorkaeff mediante su oposición a

Michael Laudrup obliga a Djorkaeff mediante su oposición a recibir el balón en la dirección contraria y evitar así la creación de juego del equipo nacional francés.

Capítulo 2

Principios de la defensa

En los equipos en los que funciona bien la defensa cada vez más hay jugadores justo allí donde se encuentra el balón. Este es, por regla general, el resultado de una evolución sistemática del comportamiento en defensa de tales equipos. Para realizar un trabajo coherente en la defensa de un equipo es determinante que cada jugador cumpla con su trabajo personal táctico en defensa, teniendo también en cuenta el trabajo de sus compañeros. Esto genera un entrenamiento sistemático en los principios básicos de defensa en los que se les transmite a los jugadores cómo pueden trabajar juntos en la defensa. Esto significa que, durante el entrenamiento de un determinado principio de defensa, también serán utilizados otros principios y que, por esto, se espera conseguir el entendimiento de los jugadores. En este ca- pítulo se hablará sobre los diferentes principios del trabajo en defensa y se presen- tarán ejercicios y juegos para practicar tales principios. En el siguiente capítulo se describirán ejercicios complejos en los que, al mismo tiempo, se entrenarán otros principios del trabajo en defensa. Estos ejercicios pueden facilitar la transición en- tre un entrenamiento aislado de un principio de defensa a la competición y sirven además de repetición después de haber entrenado uno o más principios en defen- sa. Cuando se trabaja un principio de defensa los jugadores deberían tener la po- sibilidad de practicarlo con un juego y en un terreno de juego amplio. Durante este juego el entrenador puede proporcionar ayudas sobre cómo puede ser utilizado ese principio en cuestión. En el capítulo Formas de entrenamiento y organización en el entrenamiento táctico, se detallarán más posibilidades sobre el cómo y de qué manera pueden variar las indicaciones del entrenador.

38
38

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

2.1 Apoyar/asegurar

Principio

Apoyar Un jugador se coloca detrás de uno o más jugadores para poder atacar si el balón le es driblado o pasa por él (figura

18).

Asegurar El jugador retrocede a una posición en la que pueda apoyar a uno o más compa- ñeros (ver figura 19).

Aplicación

Apoyar y asegurar son las labores de- fensivas que realizan los jugadores en to- do el terreno de juego y, principalmente, en su propia mitad del campo. Cada ju- gador ha de realizar las tareas de apoyo durante el transcurso de todo el partido. El apoyo es generalmente la tarea princi- pal para el defensa libre en su trabajo en defensa. El defensa libre tiene que “leer el juego” y estar preparado para ir al corte si su compañero es sobrepasado.

Fig. 18 Fig. 19
Fig. 18
Fig. 19

Objetivo

1. Evitar que el jugador rival pueda correr con libertad hacia la portería, después de haber adelantado o sobrepasado al jugador del propio equipo.

2. Conseguir el balón directamente después de que el jugador contrario pase al jugador compañero o de que éste se encuentre demasiado alejado del balón.

3. Recuperar los balones que se encuentren en las zonas libres.

4. Dar más posibilidades a los compañeros presionando al jugador que lleva el balón.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

39
39

5. Limitar las posibilidades de avance de un jugador que pueda driblar fácilmente.

Descripción general y ayudas aplicables

Indicaciones principales para apoyar

Colocación

El jugador que realiza la acción de apoyar debería colocarse lo más próximo posi- ble a la línea existente entre el jugador que lleva el balón, su compañero y la porte- ría.

Distancia de separación

La distancia de separación del jugador que realiza el apoyo con respecto a la de su compañero o compañeros depende de su propia velocidad y de la velocidad o ar- te de driblar (capacidades técnicas) del jugador que ataca, del número de jugado- res rivales y compañeros que se encuentran en el área circular más cercana y de las posibilidades que tienen, los compañeros que están más adelantados, de hacer que el juego sea más lento. Si el jugador que apoya es veloz, puede entonces man- tenerse relativamente cerca del compañero que ataca al jugador que lleva la pelo- ta, de modo que tenga más posibilidades para poder atacar si su compañero es sobrepasado. El jugador que apoya debe mantener una mayor distancia de su compañero y del jugador contrario si este último es rápido y potente en driblar. Si se encuentran muchos jugadores compañeros y rivales en una zona circular apro- ximada, por regla general se mantiene a una mayor distancia del jugador que ata- ca al contrario que lleva el balón. Por una parte, porque otros compañeros pueden atacar y el jugador es sobrepasado por otra, para poder apoyar si el balón se pa- sa rápidamente y para que no pueda ser mediante un pase. La distancia de sepa- ración del jugador que apoya en relación con los compañeros y con el jugador ri- val que lleva el balón puede ampliarse si los jugadores están en la misma situación de querer retardar el juego, lo que significa retardar la tendencia del juego del contrario hacia delante.

40
40

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

40 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA El jugador Litmanen del Ajax Amsterdam es severamente presionado

El jugador Litmanen del Ajax Amsterdam es severamente presionado por un juga- dor contrario y un jugador de apoyo que le sigue inmediatamente detrás.

Posición en el terreno de juego

La posición del jugador de apoyo en relación con su compañero y el jugador rival depende de dónde se realice la acción en el terreno de juego. En la mitad del terre- no de juego correspondiente al equipo contrario, el jugador de apoyo puede per- manecer relativamente cerca del jugador que ataca al contrario. En la propia zona de defensa es muy arriesgado estar muy cerca del jugador contrario y del compa- ñero, dado que el jugador que lleva el balón, mediante un pase adelantado, po- dría correr libremente hacia la portería. Sin embargo, en el área de penalti, el ju- gador de apoyo debe mantenerse muy cerca del compañero y del jugador

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

41
41

contrario, dado que si el compañero es sobrepasado el jugador que lleva el balón tendría la posibilidad de llegar a puerta.

Retardar

Si el jugador del propio equipo es driblado, y el jugador de apoyo no dispone de

una posibilidad inmediata para robar el balón, debería intentar retardar el juego de modo que el compañero pueda correr y apoyarlo. Puede impedir el ataque del jugador rival que lleva el balón manteniendo la distancia con respecto al contrario e intentando desviar el juego mediante sus movimientos.

Comunicación

La comunicación y el trabajo en equipo entre el jugador de apoyo y el que se diri-

ge hacia el jugador rival que lleva el balón son sumamente importantes. Los juga- dores del mismo equipo pueden intentar, mediante su posición en el juego, hacer que el jugador que lleva el balón se mueva en dirección hacia el jugador de apoyo, para estrechar el área que el jugador de apoyo tiene que cubrir (ver también pági- na 59).

Instrucciones principales para asegurar

Directo

Con frecuencia el jugador sobrepasado permanece quieto o va a la caza del juga- dor que le ha driblado con la esperanza de poder volver a robar el balón rápida- mente. Aunque, en la mayoría de los casos, vemos que los jugadores retroceden a una posición más apropiada para tener la posibilidad de apoyar a su compañero.

Ejercicios

A continuación tenemos una serie de ejercicios que nos ayudarán a practicar las

acciones de apoyar y asegurar.

42
42

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio 1 (figura 20)

Terreno Aproximadamente 1/4 parte del terreno de juego (una área de penalti ampliada), distribuida en dos zonas (1 y 2) y una portería grande.

Jugadores: 4: un atacante (10), un defensa (3), un jugador de apoyo (4) y un portero (1). Descripción El jugador número 10 comienza con el balón y tiene que inten- del juego: tar driblar al jugador número tres, quien sólo puede permanecer en la zona 2. El jugador número 10 sólo puede llegar hasta la zo- na 1. El jugador número 4 no puede salirse de la zona 1. Goles: Se marca el tanto de forma ordinaria. Desarrollo: a) El jugador número 4 comienza situándose 10 metros por de- trás del número 10. Cuando éste comience con el dribbling, el ju- gador número 4 tiene que correr en su dirección dentro de su zo- na de castigo. Éste sólo podrá atacar cuando el jugador número

10

se encuentre en la zona 1.

b)

Se colocará otro atacante (11) en la zona 2. Sólo uno de los

atacantes puede driblar dentro de la zona 1.

c) El jugador número 11 tiene que permanecer en la zona 1. Am-

bos jugadores atacantes pueden permanecer en la zona 1.

d) El jugador número 3 puede situarse en la zona 1 si el balón se

juega en dicha zona.

Consejos El jugador número 4 tiene que intentar atacar al jugador núme- de aplicación: ro 10 antes de que éste consiga el tiro a puerta, lo que significa que el jugador número 4 debe situarse relativamente cerca de los jugadores 10 y 3, pero no muy cerca, ya que el jugador número

10 puede realizar un pase adelantado al número 3 y el número

cuatro encontrarse adelantado. En este ejercicio tiene prioridad el trabajo en equipo de ambos defensas. En el desarrollo correspondiente al apartado a) el número 4 (el ju- gador de apoyo) ha de acostumbrarse a correr en una posición de seguridad antes de atacar. Al mismo tiempo, el jugador núme- ro 3 tiene que intentar mantener (retardar) al jugador número 10 hasta que el número 4 vuelva a su posición.

En el desarrollo b), el número 4 tiene que prestar atención al ata- cante libre y, al mimo tiempo, apoyar a su compañero. Con esto se aumentan las exigencias a los jugadores de apoyo y además se da la posibilidad de entrenar el trabajo en equipo de los defensas. El desarrollo c) puede explicar cómo tiene que desplazarse el ju- gador que cubre (4) para poder apoyar al mismo tiempo a su compañero y cuándo debe dejar de cubrir y centrarse en la labor de apoyo.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

43
43
Fig. 20
Fig. 20

En el caso del desarrollo d) puede verse claramente cómo el jugador número 4, después de haber sido sobrepasado el número 3, puede retardar el juego para que el jugador 3 pueda volver a incorporarse. El ejercicio 1 también puede llevarse a cabo en otras partes del terreno de juego, como por ejemplo en las bandas del campo, donde el atacante, después de haber sobrepasado a los defensas, puede realizar un pase al compañero en la zona de castigo.

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

44
44

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio 2 (figura 21)

Aproximadamente la parte correspondiente a 2/5 del terreno de juego (una zona de penalti ampliada), dividi- do en tres zonas (1-3), y una portería grande.

Jugadores: 7: Un pasador (7), dos atacantes (10 y 11), dos defensas (2 y 3), un jugador de apoyo (4) y un portero (1). Descripción del juego: El jugador número 7 pasa el balón al número 10 o al 11, tras realizar un pase doble (juego vertical) con el 7 pue- de jugarse. Los jugadores 10 y 11 tienen que jugar entre ellos (también es posible realizar el pase doble con el ju- gador 7) hasta que uno de ellos pueda driblar en la zo- na 1 y lanzar a puerta. Sólo se puede lanzar a puerta desde la zona 1. Condiciones: El jugador número 4 tiene que mantenerse en la zona 1, mientras que los jugadores 2 y 3 se encuentran en la zo- na 2 y los jugadores 10 y 11 pueden situarse en las zo- nas 1 y 2 (pero sólo uno de los dos jugadores podrá per- manecer en la zona 1). El jugador número 7 ha de quedarse en la zona 3.

Terreno de juego:

Goles:

Se marca el tanto de forma ordinaria.

Desarrollo:

a) Sólo se puede pasar el balón en la zona 1.

b) La zona 1 se prolonga a lo largo.

c) Se coloca un atacante. Sólo uno de los atacantes pue-

de estar continuamente en la zona 1, o sea, driblar en la zona 1. Consejos de aplicación: Este ejercicio es la continuación del anterior (ver consejos de aplicación del ejercicio 1), pero la situación del juga- dor de apoyo (4) es en este ejercicio más compleja. El desarrollo a) dificulta el cálculo del jugador número 4, ya que tiene que cubrir las zonas en las que se juega con el balón. En el desarrollo b) se amplía la zona que el jugador nú- mero 4 tiene que cubrir, de manera que su trabajo en de- fensa se verá más difícil. En el caso del desarrollo c) aumentan las exigencias en la visión de juego del jugador número 4 y el trabajo en equipo de los jugadores 2 y 3. Lo esencial del ejercicio es la comunicación existente entre los jugadores 2, 3 y 4.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

45
45
Fig. 21
Fig. 21

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

46
46

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (figura 22)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/8 parte del terreno de juego, dis- tribuida en tres zonas (1-3), con 7 porterías (conos) a ambos lados, que se sitúan en las líneas de fondo de las zonas. Jugadores: 6: 3 y 3, de donde un jugador de cada equipo adopta la posición de jugador de apoyo (en el equipo blanco es el 3 y en el negro es el 8).

Descripción del juego:

Condiciones: Los jugadores 3 y 8 se encuentran en las zonas 1 y 3, respectivamente. En las zonas 1 y 3 no puede haber nin- gún compañero, puede haber como máximo un jugador contrario. Goles: Un equipo consigue marcar un tanto lanzando en medio (o alrededor) de los conos situados en la línea de fondo de ambas zonas. Variantes: a) los jugadores 3 y 8 pueden permanecer del mismo modo en la zona 2. Sin embargo, inmediatamente des- pués de la pérdida del balón del propio equipo, tienen que retroceder a su zona de defensa. b) Cada equipo lanza a las pequeñas porterías en vez de lanzar a los conos. Consejos de aplicación: Lo esencial de este ejercicio reside en las posiciones de los jugadores 3 y 8, en relación con sus compañeros y el jugador que lleva el balón. Además, el resto de los jugadores entrenan su capaci- dad de calcular cómo pueden ayudar al jugador de apoyo y, al mismo tiempo evitar que no reciba el balón el jugador que tienen que cubrir. También pueden prac- ticar el momento indicado para robar el balón, que es cuando el contrario tiene el área de movimiento más pe- queña posible. Con la variante a) se hace más complicada la situación para los jugadores 3 y 8, ya que ellos también tienen que acostumbrarse aquí a retroceder para asegurar a su compañero. Los compañeros deben intentar retardar el juego, hasta que los jugadores que aseguran recu- peren su posición. Con la variante b) los jugadores 3 y 8 deben acostum- brarse a desplazarse correctamente en relación con la portería.

El juego normal.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

47
47
Fig. 22
Fig. 22

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

48
48

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (figura 23)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/8 parte del terreno de juego, divi- dido en cuatro zonas (1-3) y una zona central. En las lí- neas de fondo de las zonas 1 y 4 se colocarán dos por- terías pequeñas. Jugadores: 10: 5 y 5, de los que un jugador (5) de cada equipo adopta la posición del jugador de apoyo. Organización: El balón se encuentra en el principio de la zona 2. Dos jugadores de cada equipo se encuentran en la zona 2 y 3, mientras que el jugador número 5 blanco debe man- tenerse en la zona 4 y el negro en la zona 1.

Juego normal. Cada equipo defiende y juega en las dos

Descripción del juego:

porterías. Condiciones: El jugador blanco número 5 se encuentra en la zona 4,

y el negro número 5 en la zona 1. Estos jugadores no

pueden estar en la zona central. Si el balón se encuentra en las zonas 2 ó 3, todos los jugadores tienen que per- manecer en la zona en la que estaban cuando comenzó

el juego.

Goles: Un equipo consigue marcar un tanto alcanzando las porterías contrarias. Variantes: a) Los jugadores número 5 pueden moverse libremente por todo el terreno de juego, pero después de perder el balón tienen que volver corriendo a sus propias zonas de defensa. Pueden pasar corriendo por la zona central. b) Todos los jugadores pueden correr por la zona cen- tral; sin embargo, el balón no puede ser tocado en esta zona. Consejos de aplicación: Ver los consejos de aplicación correspondientes a los ejercicios de las ilustraciones 1 y 2. En la variante a) reside la importancia en el trabajo en equipo de los jugadores de apoyo (con el número 5) y sus compañeros. Los jugadores número 5 han de orien- tarse hacia atrás rápidamente y asegurar a sus compa- ñeros, mientras que ellos tienen que retardar el juego para que al jugador numero 5 le de tiempo a retroceder.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

49
49
P RINCIPIOS DE LA DEFENSA 49 Fig. 23 Puntos clave para apoyar: Colocación – Distancia de

Fig. 23

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

50
50

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 3 (figura 24)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/4 parte del terreno de juego divi- dido en cuatro zonas (1-4), se colocan tres porterías (co-

nos) en las líneas de fondo de las zonas 1 y 4. Jugadores: 12: 6 y 6, de donde dos jugadores de cada equipo to- marán la posición del jugador de apoyo (5 y 6). Descripción del juego: Juego normal. Cada equipo defiende y juega en una portería. Tras la pérdida del balón los jugadores 5 y 6 de cada equipo deben cambiar de zona. Se pierde el balón en el momento en que el equipo contrario roba el balón y realiza un pase. El balón no puede ser jugado desde la propia mitad a las zonas de ataque, es decir, desde las zonas 3 y 2. Condiciones: Los jugadores 5 y 6 deben permanecer en las zonas 1 ó 4. Estos jugadores no pueden tocar el balón en las zo- nas 2 y 3. Los jugadores de las zonas 2 y 3 deben estar en dichas zonas durante todo el tiempo. Goles: Un equipo marca un tanto si alcanza los conos del equi- po contrario. Variantes: a) Está permitido pasar el balón a las zonas de ataque desde la propia mitad del campo.

b) Durante la carrera entre las zonas 1 y 4, los jugado-

res con el número 5 y 6 pueden robar el balón (tras una posible recuperación del balón, se realizará la carrera hacia delante a la zona nueva).

c) Los jugadores 5 y 6 pueden moverse libremente por

todo el terreno de juego. Consejos de aplicación: En este ejercicio se trabaja fundamentalmente el replie- gue de la defensa cuando se pierde el balón. Además, muestra los comportamientos de los compañeros, como por ejemplo dejar de realizar un tackling para mantener la distancia de separación correcta en relación con el ju- gador rival, y evitar que no sea sobrepasado con una sola jugada. En la mitad del campo del contrario es

donde debe retardarse preferentemente el juego, para que no puedan jugar en las zonas libres del área de ataque.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

51
51
Fig. 24
Fig. 24

Mediante la variante a) se intensificarán las exigencias al jugador que asegura en la acción de retroceder rápido. Con la variante b) el jugador que asegura recibe una impresión de la necesidad de retroceder rápidamente, con el fin de adaptar una posición para asegurar. Algu- nos jugadores prefieren estar en esa situación para poder luchar por el balón. Sin embargo, si la estrategia falla, el error se pagará caro y el balón será pasado ha- cia delante, donde se encuentran los atacantes libres. En la variante c) los jugadores que aseguran son permanentemente trasladados a situaciones en las que deben decidir si atacan directamente en el juego o si pre- fieren retroceder y apoyar.

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

52
52

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 4 (figura 25)

Terreno de juego: El área de penalti, distribuida en cuatro zonas (1-4). Cuatro porterías (conos) que se colocan en ambas líneas de fondo de las zonas 1 y 4.

8: 4 y 4. Juego normal. El balón no puede jugarse sobre dos zo- nas. Es decir, el jugador que lleva el balón puede pasár-

selo al compañero en la zona siguiente o driblar hasta la siguiente zona. Si decide driblar, su compañero debe di- rigirse inmediatamente a la zona donde comenzó el ju- gador que dribla. Condiciones: Durante todo el tiempo debe haber un jugador de cada equipo en cada una de las zonas. El equipo que se en- cuentre en posesión del balón puede naturalmente tener

Descripción del juego:

Jugadores:

a dos jugadores en la misma zona por un tiempo breve.

Goles: Un equipo marca un tanto si alcanza uno de los conos del equipo contrario. Variantes: a) Se puede jugar el balón por varias zonas.

b) Cada equipo puede lanzar a las porterías a una dis- tancia de dos metros, en vez de lanzar a los conos. Consejos de aplicación: Este ejercicio muestra cómo abandonar al contrario que están cubriendo para ir a apoyarse al compañero. Al mismo tiempo aclara cómo se puede cubrir a un jugador

y cómo debe apoyar al compañero en el mismo momen-

to (ver página 7 cubrir/marcar). Con la variante a) se les inculca a los defensas que no se encuentran ante el balón cómo han de cubrir estrecha- mente a los jugadores rivales. Mediante la variante b) los jugadores que aseguran de- ben acostumbrarse a orientar su posición en dirección a su propia portería.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

53
53
P RINCIPIOS DE LA DEFENSA 53 Fig. 25 Puntos clave para apoyar: Colocación – Distancia de

Fig. 25

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

54
54

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 5 (figura 26)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/8 parte del terreno de juego, dis- tribuido en cinco zonas (1-5).

Jugadores:

Organización: Dos jugadores de cada equipo (jugadores centrales) se colocan en la zona central (4), los otros dos jugadores (jugadores exteriores) se dirigen a las zonas exteriores, que están casi enfrente (zonas 1 y 5, así como las zonas 2 y 3). Tras un tiempo, los jugadores de las zonas cen- trales se cambian con los jugadores de las zonas exte- riores.

Los jugadores de la zona central (4) sólo pueden aban- donarla driblando hacia las zonas exteriores contrarias. Los equipos consiguen un tanto si logran pasar el balón de la zona exterior contraria a la zona exterior propia. Si los jugadores de la zona exterior roban el balón o in- terceptan un pase, no pueden atacar, sino que deben pasar el balón al compañero de la zona central. Véase descripción de juego.

Variantes: a) Los jugadores de la zona central pueden realizar una pared con los jugadores de las zonas exteriores (esto

Goles:

Descripción del juego:

8: 4 y 4.

significa que el balón debe ser directamente devuelto).

Está permitido jugar el balón desde la propia mitad a las zonas de ataque 1 y 4.

b) Un jugador de las zonas exteriores de cada equipo

puede permanecer en la zona central.

c) Todos los jugadores de las zonas exteriores pueden

estar al mismo tiempo en la zona central (4). Consejos de aplicación: Los jugadores de las zonas exteriores trabajan como ju- gadores de apoyo y deben acostumbrarse a atacar si los compañeros son sobrepasados o driblados. Las exigencias de rapidez son considerables para los ju- gadores que atacan, ya que el jugador que dribla en la zona 2 sólo tiene dos posibilidades de pase (2 zonas ex-

teriores).

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

55
55
P RINCIPIOS DE LA DEFENSA 55 Fig. 26 Con este ejercicio, los jugadores de las zonas

Fig. 26

Con este ejercicio, los jugadores de las zonas exteriores deben aprender a cambiar del ataque a la defensa y viceversa. Mediante la variante a) se practicará la capacidad de los jugadores de las zonas exteriores para cambiar de la acción de atacar a defender, y viceversa. En las variantes b) y c ) pueden ponerse de relieve las funciones de los jugadores de las zonas exteriores como jugadores destinados a asegurar, obligándoles a retro- ceder a su zona y a intervenir en los tiros a puerta.

Puntos clave para apoyar:

Colocación – Distancia de separación – Posición en el terreno de juego – Retardar – Comunicación

Puntos clave para asegurar:

Directo – Retardar

56
56

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios de calentamiento especiales para el entrenamiento en apoyar y asegurar

Ejercicio 1 (figura 27)

Jugadores:

Descripción: El jugador 1 pasa el balón al jugador 2 y una vez realizada la acción, sobrepasa al jugador

número 2; éste espera a que jugador 1 le haya pasado para después girarse y pasarle dri- blando. Tras haber adelantado un poco al ju- gador 1, se gira y le devuelve el pase.

2.

Ejercicio 2 (figura 28)

Jugadores:

Descripción: El jugador pasa al jugador 3 driblando, por lo que el jugador 2 toma posesión del balón. El

jugador 1 realiza entonces una carrera rápida y se detiene de manera que el jugador 2 pue- de pasar driblándolo. Una vez que el jugador 2 ha pasado al jugador 1, el jugador 3 toma la posesión del balón y el jugador 2 sigue co- rriendo, se para y así sucesivamente.

3.

jugador 3 toma la posesión del balón y el jugador 2 sigue co- rriendo, se para

Fig. 27

jugador 3 toma la posesión del balón y el jugador 2 sigue co- rriendo, se para

Fig. 28

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

57
57

Ejercicio 3 (figura 29)

Jugadores:

Descripción: El jugador 1 pasa el balón al jugador 2, quien lo pasa al primer toque al jugador 3, éste dri- bla primero al jugador 2 y después sobrepasa al jugador 1 hasta llegar al 4. Una vez realiza- da la acción, el jugador 3 pasa el balón al ju- gador 1, quien lo devuelve al primer toque al jugador 4. Éste pasa driblando en primer lu- gar al jugador 2 y finalmente sobrepasa al 3 corre pasando por delante del jugador 2, y así sucesivamente.

4.

pasando por delante del jugador 2, y así sucesivamente. 4. Ejercicio 4 (figura 30) Terreno de

Ejercicio 4 (figura 30)

Terreno de juego: 20 x 20 metros con cuatro zonas.

Fig. 29

Jugadores:

Descripción: En cada una de las cuatro zonas debe haber un jugador de cada equipo. El balón puede ser jugado por todas las zonas, pero los jugadores sólo pueden abandonar la zona driblando. Un equipo consigue un tanto si puede driblar en tres zonas seguidas, lo que significa que el equipo contrario no puede recuperar el balón. Si un ju- gador dribla dentro de una zona, su compañero no puede disputar el balón en esa zona. Es mejor que corra hacia la zona de donde vino su compañero. Variantes: Después de pasar a otra zona, el jugador que dribla puede pasarle el balón a su compañero. En caso de per- der el balón, uno de los jugadores debe volver a la zona de la que ha venido el ju- gador que dribla.

4 y 4.

per- der el balón, uno de los jugadores debe volver a la zona de la que

Fig. 30

58
58

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

58 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Allan Nielsen se coloca de tal manera que cubre

Allan Nielsen se coloca de tal manera que cubre una zona y obliga al centrocam- pista francés Djorkaeff a desplazarse hacia un lado.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

59
59

2.2 Determinar la dirección de juego del contrario

Principio

Un jugador en defensa, mediante su posición, hace que el jugador rival drible o realice un pase en una determinada posición (figura 31). Así, los jugadores ata- cantes “se ven obligados” a desplazarse a zonas en las que el área de juego está li- mitada, o en las que hay más defensas que pueden disputarle la posesión.

que hay más defensas que pueden disputarle la posesión. Fig. 31 a) Mediante la posición del

Fig. 31

a) Mediante la posición del jugador 2, la zona se abre hacia la línea de banda izquierda. El jugador 9 es obligado a desplazarse allí y el jugador 2 puede in- tentar robar el balón. b) Con la posición del jugador 2 se obliga al jugador 9 a driblar hacia una zona en la que están colocados los compañeros en defensa (jugadores 4 y 5).

Aplicación

En todo el terreno de juego puede utilizarse el principio de presionar al contrario en una determinada posición, especialmente si el jugador que lleva el balón se en- cuentra cerca de los límites del terreno de juego, es decir, se encuentra cerca de la línea de banda o de la línea de fondo. Este principio puede utilizarse de forma in- dividual o en todo el equipo. Un equipo en defensa puede limitar el área de ataque del contrario mediante la posición de sus jugadores y, en parte, dirigir la creación del juego. Cubrir una zona puede “obligar” al jugador contrario que lleva al balón a realizar un pase a una zona en la que hay más ventajas para el equipo en de- fensa. Por ejemplo, cuando se obliga al contrario a realizar un pase con escasa se- guridad. La figura 32 ejemplifica cómo se coordina todo el equipo para dirigir la construc- ción del juego del equipo contrario. El equipo negro “tienta” al equipo contrario

60
60

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

para atacar por el centro, abriendo justamente esa zona. Tras haber llevado el ba- lón a la zona deseada, el equipo negro disputa el balón allí donde más posibilida- des tiene de recuperarlo.

Fig. 32
Fig. 32

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

61
61

Objetivo

1. Obligar a un jugador contrario a jugar en una dirección donde sea difícil de- sarrollar un juego constructivo, o donde aumenten sus posibilidades de perder el balón.

2. Obligar al jugador que lleva el balón a pasarlo a otro jugador menos seguro o que se encuentre en una posición desventajosa.

Descripciones generales y ayudas de aplicación

Indicaciones principales para el/los defensas

Distancia de separación

La distancia de separación del jugador en defensa en relación con el jugador rival que lleva el balón depende de la velocidad y de la capacidad de driblar de dicho jugador. Si el defensa es más veloz que el jugador que lleva el balón, la distancia de separación puede ser más pequeña; si el defensa es relativamente lento y el ata- cante es un jugador más rápido, la distancia de separación debería ser más am- plia. La distancia de separación también depende de si se puede conseguir que un ata- cante juegue en una dirección determinada. Cuanto más cerca está el defensa del atacante, mayor será la probabilidad de que el atacante corra en la dirección de- seada. Aunque hay que tener en cuenta el notable riesgo que esto supone si el de- fensa es sobrepasado.

Colocación

La colocación del defensa con respecto al jugador rival que lleva el balón está en función de, depende si los compañeros le apoyan. Si el defensa es apoyado, puede permitirse entonces intentar que el jugador que lleva el balón se desplace hacia un lado o arrebatarle el balón.

Coordinación

Para obligar al contrario a que se desplace en una determinada dirección es nece- saria la coordinación entre los defensas participantes. Los jugadores más retrasa- dos en el terreno de juego deben informar de su posición a los jugadores que se di- rigen al jugador que lleva el balón.

62
62

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

62 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Un defensa ha presionado a un jugador rival hacia

Un defensa ha presionado a un jugador rival hacia la línea de banda, acción que le permite robar el balón mediante un tackling con el cuerpo.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

63
63

Esto permite a los defensas calcular hacia dónde deben “presionar” al jugador que lleva el balón.

Abrir/cerrar

Al principio, los jugadores pueden mediante su posición abrir una zona al jugador rival que le resulte atractiva y cerrarla una vez el jugador ha penetrado en ella. Esto supone atacar al jugador que lleva el balón y bloquear sus posibilidades de juego.

Ejercicios

Más adelante se describen una serie de ejercicios con los que se entrena la deter- minación de la orientación del juego del contrario.

64
64

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de la ilustración 1 (figura 33)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/4 parte del terreno de juego, com- prendido en un área de penalti (zona 1) con una prolon- gación (zona 2) y una portería grande. Jugadores: 4: un pasador (7), un delantero (10), un defensa (3) y un portero (1). Descripción del juego: El jugador 7 pasa el balón al jugador 10, quien pasa al jugador 3 driblando. Mediante un movimiento con el brazo, el jugador 7 muestra en qué dirección debe inten- tar el jugador 3 asediar al jugador 10. Condiciones: El jugador 3 sólo puede situarse en la zona 2, mientras que el jugador 10 puede desplazarse por las dos zonas (1 y 2) y el jugador 7 debe permanecer fuera de las zo- nas 1 y 2. Goles: Cuentan los tantos normales que se lanzan a puerta. Desarrollo: a) El jugador 7 puede actuar como compañero del juga- dor 10. b) Se colocan dos jugadores más en defensa (2 y 5) en los ángulos del área de penalti (véase figura 33). Los ju- gadores 2 y 5 sólo pueden atacar como defensas si se en- cuentran en el área que marca el jugador 7 y el jugador 10 dribla en esa zona. Los jugadores 2 y 5 sólo pueden atacar dentro de la zona de penalti. Consejo de aplicación: En primer lugar, el jugador 3 debe aprender a colocarse de modo que presione al jugador 10 en la dirección co- rrecta. Poco a poco, el jugador 3 debería aprender a co- locarse de modo que también tuviera la posibilidad de atacar antes de que el jugador 10 consiguiese el tiro a puerta. El desarrollo a) aumenta las posibilidades que entrenan la posición del jugador 3 en relación con la del jugador 10, dado que el jugador 3 tiene que considerar varias di- recciones de juego. Mediante el desarrollo b) se aclara al jugador 3 la impor- tancia de presionar al jugador 10 en el lado correcto en donde él encontraría apoyo. Además, el jugador 3 debe reconocer la ventaja de presionar al jugador 10 hacia una determinada zona aunque no tenga la posibilidad de disputarle el balón. En la variante c) aumentan las exigencias de la posición de juego del jugador 3, debido a que tiene que impedir que el jugador 10 pase el balón al jugador 11.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

P RINCIPIOS DE LA DEFENSA Fig. 33 Fig. 33a 65 Puntos clave para el/los jugadores en

Fig. 33

Fig. 33a

65
65

Puntos clave para el/los jugadores en defensa:

Distancia de separación – Colocación – Coordinación – Abrir/Cerrar

66
66

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (figura 34)

Terreno de juego:

1/2 del área de penalti.

Jugadores:

8: jugarán en pareja.

Organización:

Todos los jugadores menos una pareja tienen un balón.

Descripción del juego:

La pareja que se encuentra sin balón debe intentar ro- bar uno. La pareja que pierde el balón es la que ahora tiene que robarlo.

Condiciones: Si un jugador, driblando, se sale del terreno de juego establecido, él y su compañero tendrán que robar ba- lón.

Goles:

Desarrollo: a) Sólo un balón por pareja. Uno de los jugadores de la pareja tiene que estar en posesión del balón. b) Los jugadores no juegan en pareja. De ahora en ade- lante, son dos jugadores los que tienen que robar el ba- lón. Si un jugador lo pierde, pasa a robar balón, es de- cir, que se va incrementando el número de jugadores que deben recuperar el balón. Consejos de aplicación: Los jugadores que deben robar el balón tienen que in- tentar presionar al jugador que lleva el balón hacia los límites del campo o hacia otros compañeros en defensa, para facilitar la recuperación. Este ejercicio trata en es- pecial la posición del jugador que roba el balón en rela- ción con el jugador que lleva el balón y la coordinación entre los jugadores que roban el balón. Con la variante a) es especialmente importante la coor- dinación entre los jugadores que roban balón, ya que en este ejercicio es difícil robar balón. Con la acción de cubrir, uno de los jugadores que roba balón puede im- pedir el pase al compañero del jugador que lleva el ba- lón, mientras que al mismo tiempo éste es “dirigido” ha- cia los límites del campo o en la dirección del segundo jugador que roba balón. En el caso de la variante b) aumenta continuamente la cifra de jugadores que roban balón. Se trabaja la nece- sidad de coordinación para recuperar el balón. Propo- nemos además una competición: ¿quién puede perma- necer más tiempo con el balón?, que puede crear una gran motivación entre los jugadores.

No hay.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

67
67
Fig. 34
Fig. 34

Puntos clave para el/los jugadores en defensa:

Distancia de separación – Colocación – Coordinación – Abrir/Cerrar

68
68

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (figura 35)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/5 parte del terreno de juego, co- rrespondiente al área de penalti con prolongación, divi- dida en cuatro zonas (1 – 4).

Jugadores: 6 : 3 equipos constituidos por 2 jugadores cada uno. Organización: Un equipo ataca, mientras que los otros dos equipos de- fienden. Cada jugador del equipo defensor debe mar- car una zona (véase figura ZW5). Los dos atacantes co- mienzan cada uno con un balón desde las líneas de fuera. Después de cada ataque, los equipos cambian de posición.

Los jugadores del equipo atacante tienen que intentar pasar desde la línea exterior a la otra línea, en un perío- do de 30 segundos.

Condiciones: Los jugadores del equipo atacante no pueden permane- cer en la misma zona, si un defensa roba el balón los atacantes no pueden proseguir en su ataque. Una vez haya pasado el atacante el área de penalti, no puede cambiarse a otra zona. Goles: Si consigue uno de los jugadores del equipo atacante llegar driblando de una línea exterior a otra, dentro del período establecido, el equipo atacante recibe un punto. El equipo defensor responsable de esa zona perderá un punto. Variantes: a) Los jugadores de los equipos defensores se colocan uno al lado del otro.

Descripción del juego:

b) La dimensión de las zonas se cambia.

c) El equipo atacante tiene sólo un balón.

Consejo de aplicación: En este ejercicio los jugadores defensas deben intentar aproximar a un atacante a la zona donde se encuentre un defensa del otro equipo o si el atacante se encuentra en la zona de penalti, presionarlo hasta la zona límite (periférica; la zona que está cerca de la línea de banda) para poder robar balón. Este ejercicio aclara la impor-

tancia de la posición del defensa en función del atacante. Con la variante a), los defensas deben comprender la importancia que supone la coordinación con los compa- ñeros.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

69
69
Fig. 35
Fig. 35

Mediante la ampliación de las zonas se dificulta el trabajo en equipo, de donde surgen más posibilidades para conseguir un mejor rendimiento por parte de los de- fensas. Mediante la variante c) puede explicarse cómo debe colocarse el jugador compa- ñero del que presiona al jugador rival que lleva el balón. Si se intenta interceptar el balón o se está muy cerca del contrario, la carrera resulta peligrosa si el contrario corre por delante del defensa. Sin embargo, el defensa debe mantenerse cerca del atacante para tener la posibilidad de atacar rápidamente en la recepción del pase.

Puntos clave para el/los jugadores en defensa:

Distancia de separación – Colocación – Coordinación – Abrir/Cerrar

70
70

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 3 (figura 36)

Terreno de juego: Una de las áreas de penalti. Jugadores: 6: 4 atacantes (equipo negro) y 2 defensas (equipo blanco).

Organización: Dos atacantes se colocan en las zonas 1 y 4, mientras que los dos defensas se sitúan en las zonas 2 y 3. Uno de los defensas comienza con el balón en la zona 1.

Los atacantes driblan en las zonas 2 y 3, y tienen que in-

tentar pasar el balón a uno de los dos atacantes que se encuentran en las zonas de enfrente (1 y 4). Condiciones: Ambos jugadores no pueden abandonar la zona. Los atacantes no pueden driblar dentro de las zonas 1 y 4. Sólo puede haber un atacante en las zonas 2 y 3. Goles: Los atacantes consiguen un tanto si consiguen atravesar una de las zonas centrales (2 y 3) y pasar el balón a uno

Descripción del juego:

de los atacantes que permanecen en la zona opuesta a la original. Desarrollo: a) El jugador que tiene el balón debe driblar dentro de la zona central.

b) Los atacantes sólo pueden driblar hacia delante.

c) El atacante que pierde el balón toma la posición del

defensa. Se juega sin goles.

d) El pase debe realizarse desde la zona centro. La zo-

na opuesta a la zona centro se encuentra donde el ata- cante empezó a driblar, lo que significa que el atacante debe atravesar la primera zona central. Consejo de aplicación: El defensa que alcance primero al jugador que lleva el balón tiene que intentar bloquear un pase largo y, al mismo tiempo, evitar que el atacante le sobrepase. Ade- más, el defensa tiene que “obligar” al atacante que en esos momentos dribla a dirigirse hacia la segunda zona central, de manera que pueda atacarle con éxito. Por eso es importante que el defensa se encuentre cerca del atacante, y al mismo tiempo que se guíe por la posición del segundo defensa.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

71
71
P RINCIPIOS DE LA DEFENSA 71 Fig. 36 La variante a) permite muchas posiciones de salida

Fig. 36

La variante a) permite muchas posiciones de salida diferentes y hace aumentar las exigencias del defensa para ponerse en otro sitio. En el caso de la variante b) la situación es más difícil para el atacante, y el defensa tiene que concentrarse en menos direcciones de ataque. Así que la importancia pue- de residir en la posición del defensa en relación con el jugador que lleva el balón. La variante c) puede desarrollar este ejercicio de forma más variada y motivar al atacante. En el caso de la variante d) la importancia reside en la coordinación entre ambos defensas. Esta variante puede aplicarse con los atacantes que fundamentalmente realizan pases largos.

Puntos clave para el/los jugadores en defensa:

Distancia de separación – Colocación – Coordinación – Abrir/Cerrar

72
72

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 4 (figura 37)

Terreno de juego: 1/2 parte del terreno de juego con dos zonas (1 + 2). Tres porterías pequeñas en cada línea de banda.

Jugadores:

Descripción del juego:

tres porterías. Condiciones: En las zonas 1 y 2 los jugadores sólo pueden tocar el

balón dos veces como máximo. Goles: Cuentan los goles que se marcan en una de las tres por- terías contrarias. Variantes: a) Si el balón no se encuentra en una de las zonas, sólo puede haber jugadores del equipo defensor en las zo- nas 1 y 2.

b) En las zonas 1 y 2 tiene que haber como mínimo un

12: 6 y 6. Juego normal. Los equipos defienden y atacan en las

jugador del equipo en defensa.

c) Los jugadores del equipo en defensa sólo pueden en-

contrarse en las zonas 1 y 2 si los jugadores del equipo atacante también están allí. Consejo de aplicación: Los jugadores del equipo en defensa tienen que intentar presionar a los jugadores del equipo atacante para que se salgan de las zonas 1 y 2, y así dificultar el ataque. Con esto los jugadores pueden aprender el efecto que puede tener obligar a los jugadores contrarios a despla- zarse en una determinada dirección. Este ejercicio tam- bién puede aclarar la importancia de la coordinación entre el jugador que se dirige al rival que lleva el balón y sus compañeros. Mediante las variantes a) y b) se refuerza esta última in- dicación. En la variante b) los compañeros sólo pueden ser útiles en las zonas 1 y 2 si se consigue que el contra- rio juegue o drible el balón en una de esas zonas. La variante d) puede mostrar a los jugadores qué venta- jas puede tener presionar al contrario hacia una zona determinada del terreno de juego.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

73
73
Fig. 37
Fig. 37

Puntos clave para el/los jugadores en defensa:

Distancia de separación – Colocación – Coordinación – Abrir/Cerrar

74
74

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios especiales de calentamiento para la práctica de “obligar el contrario a desplazarse en una determinada di- rección”

Fig. 38 Fig. 39
Fig. 38
Fig. 39

Ejercicio 1 (figura 38)

Jugadores: 2 – Un atacante (1) y un de- fensa (2). Organización: El jugador 1 se encuentra entre dos líneas que delimitan una distancia de 15 metros aproxi- madamente. Descripción: El jugador 1 dribla hacia el ju- gador 2, quien tiene que pre- sionar al jugador 1 para que el balón salga por línea de ban- da; el jugador 1 debe intentar llegar driblando hasta la línea de fondo.

Ejercicio 2 (figura 39)

Jugadores: 6: 4 atacantes (1-4) y dos de- fensas (5 y 6). Organización: Los atacantes se colocan den- tro de un triángulo, dos juga- dores se sitúan dentro del án- gulo donde se encuentra el

balón. Uno de los defensas (5) se coloca en el lugar donde se encuentra el balón, mientras que el otro defensa se coloca donde se encuentra el jugador 3. Descripción: El jugador 1 dribla hacia el jugador 2, mientras el jugador 5 le sigue sin entrarle. El jugador 2 recibe el balón, es entonces cuan- do el jugador 5 tiene que intentar conducirlo a una esquina don- de ya se encuentra un defensa. En caso de no conseguirlo, el ju- gador 5 tendrá que jugar una vez más. Los atacantes se “dejarán llevar” sólo en el caso que el defensa se desplace co- rrectamente.

PRINCIPIOS DE LA DEFENSA

75
75
P RINCIPIOS DE LA DEFENSA 75 En el juego en defensa se originan muchas situaciones de

En el juego en defensa se originan muchas situaciones de uno contra uno, que re- quieren fuerza física. En el Mundial, jugando contra la selección de Francia, Brian Laudrup es duramente presionado por Desailly. La acción de un jugador debe co- ordinarse con los compañeros para crear una defensa efectiva. Esto se verá de for- ma más detallada en el siguiente capítulo.

76
76

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ellos Tiro de gol Estorbar/robar Ellos tienen el balón Crear la jugada de gol Robar/impedir
Ellos
Tiro de gol
Estorbar/robar
Ellos tienen el balón
Crear la jugada de gol
Robar/impedir
el tiro a puerta
Afianzamiento
Robar/evitar
Creación de juego
el juego
Nosotros
Fig. 40
Nosotros tenemos el balón
Transición del juego

Capítulo 3

El juego en defensa

En los capítulos 1 y 2 se ha descrito el concepto de trabajo en defensa individual así como los principios de la defensa con pocos jugadores. Este capítulo se centra en las situaciones tácticas de equipo relativas al trabajo en defensa. El fútbol es un continuo cambio entre tenemos el balón y tienen el balón. El modelo de la figura 40 muestra con una ilustración las distintas fases de las que consta el juego de ataque

y de defensa, independientemente de dónde se encuentre el balón en el terreno de

juego. El equipo defensor ha de intentar interrumpir la organización del juego del contrario, recuperar el balón e impedir el último pase, así como que el contrario lle- gue a puerta en la propia zona de defensa. Esto puede suceder en diferentes mo- mentos y de distintas maneras. Cada equipo debe desarrollar su propio estilo de defensa. La táctica de defensa supone la elección por parte del equipo de una es- trategia para aprovechar las aptitudes de sus propios jugadores, de manera que el equipo pueda recuperar el balón e impedir el último pase y que el contrario llegue

a puerta.

Cada uno de los jugadores del equipo defensor ha de pensar en las diferentes tác- ticas de defensa: “¿Cómo puedo contribuir personalmente a que el equipo recupe- re el balón?”. Al mismo tiempo, tiene también que pensar en el modo más conve- niente de situarse en posición de ataque en el caso de que el equipo recupere el balón. La entrada en acción del jugador ha de estar coordinada con la de sus com- pañeros de juego para conseguir un juego de defensa eficaz. En el libro Jugar en ataque se describen distintos tipos del juego de defensa, que serán descritos de for- ma más detallada en este capítulo.

Organización de la cobertura

Si es el contrario el que está en posesión del balón, existen dos principios esencia- les que se refieren a cómo un equipo debe organizar su defensa:

78
78

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

78 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA La selección nacional noruega marca en zona. El defensa,

La selección nacional noruega marca en zona. El defensa, en cuyo terreno se encuentra el jugador que conduce el balón (Brian Laudrup), intenta acosar a éste. El resto de los defensas se mueven en la dirección del balón y están preparados para hacerse con él cuando llegue a su terreno.

EL JUEGO EN DEFENSA

79
79

• Acción de marcaje en zona: los jugadores cubren una determinada zona del te- rreno de juego. • Acción de marcar al hombre: cada jugador cubre a un jugador contrario deter- minado.

El diagrama que aparece más abajo muestra esquemáticamente una visión sobre los principios de la acción del marcaje y sus formas particulares. La cobertura en zona puede ser realizada por medio de un marcaje en zona, o bien a través de un marcaje al jugador. La acción de marcar al hombre puede llevarse a cabo sobre la base de la cobertura en zona o a través de la cobertura al hombre. En una defensa combinada puede darse una mezcla entre la acción de marcaje en zona y de marcaje al hombre, pudiéndose en ésta última marcar de forma conti- nuada a un jugador del equipo contrario (punto de cobertura). La defensa combi- nada se describe con más exactitud en el párrafo 3.3 (véase página 137).

Marcaje/Vigilancia en zona Marcaje en zona Marcaje/Vigilancia al hombre Marcaje mixto Marcaje por zonas y
Marcaje/Vigilancia
en zona
Marcaje en zona
Marcaje/Vigilancia
al hombre
Marcaje mixto
Marcaje por zonas
y objetivos
En zonas
Marcaje al hombre
Al hombre todo
el campo

Un equipo puede, en principio, utilizar una de las ya conocidas formas de defensa, incluidas en la acción de marcar en zona y marcar al hombre. Las cuatro formas son descritas minuciosamente en este capítulo que muestran además ejemplos de situaciones de juego que permiten concretarlas aún más. El equipo blanco ha recuperado el balón, que en poder estaba el equipo negro, y 1 comienza a organizar el juego en su propia mitad del campo. Los jugadores del equipo negro tienen ahora distintas posibilidades para obrar dependiendo de la forma de marcaje que utilicen.

80
80

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Acción de marcar en zona con marcaje en zona

El defensa se sitúa en una zona determinada del terreno de juego y se mueve sólo según los movimientos de sus compañeros de juego. Si un jugador contrario avan- za en su zona, el defensa se situará de tal manera que le permita seguir los movi- mientos de los compañeros de juego y, al mismo tiempo, estar preparado para marcar a un contrario (véase figura 41).

Fig. 41

para marcar a un contrario (véase figura 41). Fig. 41 El jugador 7 negro avanza en

El jugador 7 negro avanza en su zona hacia delante prestando atención al jugador 8 blanco. El resto de jugado- res avanzan en sus zonas en relación al balón y al jugador 7 sin tener en cuenta los movimientos de los contra- rios.

El jugador 7 negro avanza pendien- te sólo del balón y de los compañe- ros de juego.

EL JUEGO EN DEFENSA

81
81

Cobertura en zona con marcaje al hombre

El jugador en defensa se coloca en una determinada zona del terreno de juego y avanza en su área, atento al contrario más cercano. Cuanto más cerca se encuen- tre del contrario, más estrechamente será éste marcado. Si el contrario abandona la zona, pasará a ocuparse de él otro compañero. El nuevo jugador reemplaza a su compañero en su labor de marcaje (véase figura 42).

Fig. 42

en su labor de marcaje (véase figura 42). Fig. 42 El jugador 7 negro marca al

El jugador 7 negro marca al jugador 8 blanco en su zona.

Los jugadores 7 y 6 negro cambian el marcaje cuando 8 y 9 blanco cambian la zona.

82
82

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Acción de marcar al hombre partiendo de la cobertura en zona

El

jugador en defensa se sitúa sobre el terreno de juego en una zona determinada

y

marca durante toda la situación al jugador contrario que pisa este espacio del

campo cada vez que el equipo contrario sobrepasa la línea de centro. Si se despe- ja la situación de juego, por ejemplo si se recupera el balón o se llega a tocar, el defensa se sitúa de nuevo en la parte del terreno que le corresponde (véase figura

43).

Fig. 43

del terreno que le corresponde (véase figura 43). Fig. 43 El jugador 7 negro avanza en

El jugador 7 negro avanza en su área en dirección 8 blanco y continúa el marcaje.

El jugador 7 negro marca a 8 blan- co y 6 negro marca a 9 blanco, incluso si 8 y 9 blanco cambian de posición.

EL JUEGO EN DEFENSA

83
83

Acción de marcar a la persona con cobertura fija al hombre

El jugador en defensa elige a un contrario determinado y desempeña las labores de cobertura durante todo el tiempo de juego (véase figura 44).

Fig. 44

durante todo el tiempo de juego (véase figura 44). Fig. 44 El jugador 7 negro busca

El jugador 7 negro busca a su contra- rio directo, al cual cubrirá durante toda la fase defensiva.

7 negro continúa el marcaje.

84
84

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

De modo esquemático, pueden describirse las ventajas y los inconvenientes de una cobertura en zona y al hombre de la manera siguiente:

Acción de marcar en zona

Ventajas

• Posición clara en defensa

• Ningún espacio libre

• Situación óptima de los jugadores al recuperar el balón

• Muchas posibilidades de pase una vez que se está en posesión del balón

Inconvenientes

• Confusión en cuanto a competencias

• Necesidad de un largo aprendizaje de esta modalidad de defensa

• Miedo por parte de los jugadores a abandonar su zona, no pudiendo de esta forma prepararse para el ataque

Acción de marcar al hombre / cobertura al hombre

Ventajas

• Responsabilidad clara de los jugadores

• Fácil de aprender

• Cobertura estrecha y cercana al balón

• Se pueden aprovechar los puntos fuertes de los defensas

Inconvenientes

• El defensa puede ser “retirado” de una posición central

• Puede surgir inseguridad en cuanto a las competencias a la hora de defender

• Posibilidad de que haya espacios libres en la zona de defensa

• Dificultad para apoyar a otros jugadores en defensa

• Físicamente fatigoso

• Los jugadores se sienten inseguros a la hora de participar en acciones de ataque

• Tienen una posición inoportuna en el caso de robar balón

EL JUEGO EN DEFENSA

85
85
E L JUEGO EN DEFENSA 85 Durante el Mundial de 1998, jugando contra Brasil, Ronaldo fue

Durante el Mundial de 1998, jugando contra Brasil, Ronaldo fue cubierto muy de cerca por Jes Høgh cuando aquel se encontraba en su área de cobertura, por la derecha. Por su parte, Jan Heintze estaba preparado para reemplazar a Høgh en el caso de que Ronaldo se moviese en dirección hacia él.

No fue hasta mediados de los años setenta cuando se empezó a distinguir clara- mente entre equipos que marcaban en zona y equipos que preferían marcar al hombre. En los últimos años se han complicado estos términos y existen algunas du- das sobre lo que significan exactamente. El grupo encargado de emitir informes de la Federación Danesa de Fútbol en la Eurocopa de 1986 explica, en su análisis, que el torneo mostró un gran número de variaciones de este tipo con respecto a cómo los equipos organizaban su defensa, alegando además que los límites entre los tér- minos “cobertura en zona” y “cobertura al hombre” estaban muy claros tras la Eu- rocopa. En el informe del Comité técnico de la UEFA se categorizó la organización de la defensa de los 16 países miembros según el valor que los propios equipos atri- buían al principio de marcar en zona o marcar al hombre. El análisis mostró un re- parto idéntico en cuanto a las preferencias por realizar ambas modalidades de marcaje. Fueron sobre todo los países situados al sur y al oeste de Europa los que eran más partidarios de realizar una marcaje en zona, mientras que los equipos provenientes de Europa Central y del Este preferían la acción de marcar al hombre. En el Mundial de fútbol de 1998 el análisis demostró que existía una mayoría de equipos que optaban por la primera modalidad de marcaje en zona.

86
86

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

La elección de la organización de la defensa

Las acciones de marcar en zona y al hombre requieren una organización tan dis- tinta que el entrenador no puede cambiar de forma de defensa entre una jugada y otra. Estas modalidades son muy diferentes entre sí en lo que se refiere al reparto de funciones así como en los objetivos que persiguen cada una de ellas. Si un entrenador comienza a trabajar con un nuevo equipo, en primer lugar tiene que analizar la organización de la defensa ya existente en dicho equipo. De esta forma, surgen cuestiones como si hay un buen potencial en los jugadores y si la ca- lidad del trabajo en defensa está en armonía, o si la capacidad de defensa del equipo puede aumentar con una modificación en la organización defensiva. Si el entrenador ya tiene una imagen realista de los jugadores que tiene, ha de sopesar las ventajas y los inconvenientes de las formas de defensa anteriormente menciona- das. Tiene que calcular, entre otras cosas, cómo puede colocar jugadores centrales en situaciones de juego importantes. Ha de analizar, por ejemplo, cómo el defensa libre llega a tiempo a la línea de banda. ¿Puede el defensa participar en rápidos contraataques si ha llegado hasta la línea de centro o ha de hacerlo en estos casos el libero? ¿Puede el defensa retroceder lo suficientemente rápido como para poder marcar a un extremo? Si el análisis demostrase de forma clara que la defensa ha de ser organizada de forma diferente, es decisivo para que se produzca el cambio que se disponga del tiempo suficiente para trabajar estos conceptos. Una modifica- ción del juego de defensa requiere como mínimo un mes en un equipo profesional; en otros equipos, un entrenamiento considerablemente más largo. En la página 211 y siguientes se describen algunas pautas que se refieren a cómo entrenar la capacidad táctica de los jugadores y a cómo un equipo se convierte en una unidad de fuerza. Especialmente en la fase de iniciación en un principio tácti- co de equipo se debería alternar el entrenamiento en pequeños grupos con el en- trenamiento con todo el equipo.

Las distintas formas de defensa

En los tres próximos apartados son presentadas con detalle las acciones de marcar en zona y al hombre así como la defensa combinada. El rasgo común a las dos modalidades defensivas más empleadas es que ambas se realizan partiendo de la base de los principios generales de la organización de la defensa. Estos principios se basan en la manera en que un equipo aporta profundidad al juego de defensa y en cómo pueden relacionarse las distintas cadenas de jugadores. Ambos compor- tamientos son descritos en los apartados 3.4 y 3.5.

EL JUEGO EN DEFENSA

87
87
E L JUEGO EN DEFENSA 87 Durante la acción de marcar en zona con marcaje al

Durante la acción de marcar en zona con marcaje al jugador surgirán muy rara- mente situaciones alrededor del área de penalti en las que el contrario no sea mar- cado estrechamente. En el centro de la foto puede observarse cómo el rival de Zin- dane sigue los movimientos de éste.

88
88

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

88 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Fig. 45

Fig. 45

EL JUEGO EN DEFENSA

89
89

3.1 Acción de marcar en zona

El principio del marcaje en zona

Durante la fase de defensa, un jugador es responsable de una zona determinada sobre el terreno de juego (véase figura 45). Existen dos formas de marcaje en zona:

Cobertura en zona con marcaje en zona: Los jugadores se colocan en una determi- nada zona sobre el terreno de juego y se mueven exclusivamente en relación a los demás jugadores. Cobertura en zona con marcaje al jugador: Los jugadores se colocan en una deter- minada zona sobre el terreno de juego y se mueven dentro de dicha zona en rela- ción a su contrario más cercano. Ambas formas de defensa son descritas de manera más exacta a continuación:

Aplicación

La acción de marcaje en zona es una posibilidad de la organización del juego de defensa. La idea que subyace a esta forma de marcaje es que los jugadores se res- ponsabilicen de una determinada zona, especialmente en la mitad propia del te- rreno de juego. Así se asegura que el equipo cubra todo el terreno de juego exten- sa y profundamente. La dimensión del espacio de cada jugador depende de la dimensión del espacio a cubrir por el resto de jugadores. Un gran número de equipos profesionales practica la acción de marcaje en zona. Así, por ejemplo, tres de los semifinalistas durante el Mundial de fútbol de 1998 en Francia (Brasil, Francia y Holanda) practicaron esta forma de marcaje, mientras que durante la Eurocopa de 1996 lo hicieron algo más de la mitad de los equipos. El punto fuerte de la acción de marcaje en zona es que la colocación de la defensa representa un bloque compacto a través de la interacción de la cobertura realizada en cada una de las zonas. Para cubrir con eficacia una superficie es importante que las zonas asignadas a los jugadores se solapen entre sí tanto en línea horizon- tal como perpendicular. En la figura 46, las flechas de movimiento ilustran cómo to- do el equipo negro se mueve hacia el balón y cómo continúa la relación entre las cadenas y los jugadores en línea horizontal y perpendicular. La acción de marcaje en zona requiere una organización disciplinada así como un buen entendimiento entre los jugadores. Estos dos principios son necesarios para poder conseguir un trabajo homogéneo en defensa.

90
90

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Acción de marcaje en zona con marcaje en zona

Principio

Los jugadores de un equipo se encuentran durante el juego de defensa en determi- nadas zonas sobre el terreno de juego y se mueven siempre en relación a sus com- pañeros de juego más próximos.

Aplicación

Originariamente fueron los equipos británicos, en especial el FC Liverpool, los que consiguieron, por primera vez, establecer en los años 80 un juego de defensa efec- tivo basado en la acción de cubrir en zona con marcaje en zona. Hoy en día otros equipos europeos, como la Juventus de Turin, han desarrollado una buena y orga- nizada acción de cubrir en zona. El mejor ejemplo de cobertura en zona con mar- caje en zona es aún la selección nacional noruega, con su entrenador Egil Olsen. Durante el trabajo en defensa de este equipo, uno casi cree ver una cinta elástica que une a los jugadores con el centro del juego. Los modelos de trabajo sincroniza- dos funcionan gracias a la comunicación entre los jugadores. La organización de la defensa constituye un buen punto de partida para diseñar el ataque tras conquistar el balón, ya que casi siempre se tiene la posibilidad de pa- sarlo desde la zona donde éste fue recuperado hasta un compañero bien posicio- nado.

Objetivo

1. No dejar ninguna zona libre al contrario.

2. El equipo puede realizar un ataque rápido cuando se recupera el balón.

3. “El terreno de juego se hace pequeño”, lo que dificulta que el contrario conser- ve el balón.

Descripción general y consejos de aplicación

Un jugador es responsable de su propia zona en el momento en que ha de orien- tarse según el balón y los jugadores más próximos. Si el jugador que conduce el balón se encuentra en su área, ha de adelantarse según los principios del trabajo individual en defensa (véase página 7). Si se realiza una acción de cubrir en zona con marcaje en zona, no ha de existir ningún espacio libre junto al balón que pue- da ser aprovechado por el equipo contrario.

EL JUEGO EN DEFENSA

91
91

Al mismo tiempo que se presiona al jugador contrario que conduce el balón, el res- to de jugadores ha de trasladarse rápidamente hacia el lugar donde se encuentra la pelota e intentar mantener una distancia de separación constante en relación al jugador más próximo tanto por los lados como por delante. De esta manera, el equipo conserva el equilibrio en la organización de la defensa. Si el equipo contrario cambia de zona, cambiarán asimismo el sitio los jugadores en defensa de manera correspondiente. En la figura 46 se representa cómo el equi- po blanco mantiene la organización durante el cambio de orientación del juego, hasta ocupar la nueva zona en la que se encuentra el balón. La acción de marcar en zona con marcaje zonal requiere visión de juego por parte de cada jugador. Éste ha de saber lo que sucede alrededor de él y del jugador que conduce el balón. Tiene que moverse todo el tiempo en relación al jugador de su equipo más próximo, tal y como se deduce de la figura 46. Los jugadores deben comunicarse entre sí a través de cortas señales indicando hacia dónde se dirigen, por ejemplo: “voy a la izquierda”, “acércarte más”, “me dejo caer” y “hombre de- trás”. La comunicación es importante para que la cadena pueda cambiarse con ra- pidez.

Fig. 46
Fig. 46
92
92

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Acción de marcar en zona con marcaje al hombre

Principio

Durante el trabajo en defensa, cada jugador se hace responsable de una zona de- terminada y, en ella, marca a un contrario hasta conducirlo hacia uno de sus com- pañeros o hasta haber recuperado el balón.

Aplicación

La defensa en zona con marcaje al hombre se aplica con más frecuencia que la ac- ción de defensa en zona con marcaje en zona. Son, sobre todo, los equipos britá- nicos los que emplean este tipo de organización defensiva, que otorga a cada de- fensa la responsabilidad de marcar dentro de su propia zona. Existen muchos ejemplos que muestran cómo un jugador puede llegar a ser un especialista en mar- car un determinado espacio del terreno de juego. El danés Jan Geintze y el jugador arsenal Tony Adams han demostrado a menudo sus aptitudes a la hora de mante- ner una posición siempre correcta, de tal manera que consituyen un eslabón muy importante en la defensa en cadena, al mismo tiempo que están en disposición de arrebatarle el balón al contrario.

Objetivo

1. Cubrir estrechamente a los jugadores contrarios que se encuentran cerca del balón, en el tercio trasero del terreno de juego.

2. Que no haya ningún contrario libre en la área propia de defensa.

3. Que el equipo esté en condiciones de contraatacar en caso de recuperar el ba- lón.

Descripción general y consejos de aplicación

Un jugador se hace responsable de su propia zona en cuanto que tiene que marcar

al contrario que se encuentra en ella. El marcaje al hombre se desarrolla según los

principios de trabajo individual en defensa (véase página 7). El jugador ha de cal-

cular cómo situarse dentro de su zona en relación al contrario, al centro de juego y

a los compañeros que se encuentran cerca de él. Además, ha de tener visión de

juego, de la posición de sus compañeros, y ser capaz de dirigir al contrario al que

está cubriendo hacia la posición más conveniente para los propios intereses; por

ejemplo, cuando un jugador contrario corre detrás de él. Para poder conseguir es-

ta visión de juego, ha de mantener un estado de alerta mediante el cual debe ser

capaz de identificar al contrario así como seguir el desarrollo del juego y saber lo que sucede en su zona de responsabilidad.

EL JUEGO EN DEFENSA

93
93
E L JUEGO EN DEFENSA 93 El jugador alemán Matthias Sammer se acerca rápidamente hacia su

El jugador alemán Matthias Sammer se acerca rápidamente hacia su contrario, que avanza en su zona, y lo sigue hasta que otro jugador lo sustituye en su acción de cobertura.

En el caso de defensa en zona con marcaje al hombre es decisivo que el cambio de marcaje al jugador se realice de forma coordinada. Es por ello que en el último apartado se aborda este tipo de defensa.

Ejercicios

Los ejercicios descritos pueden ser aplicados independientemente de si se quiere entrenar la defensa en zona con marcaje en zona o con marcaje al hombre. El en- trenador únicamente ha de dar prioridad a la variante que vaya a trabajar en ca- da momento.

94
94

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 1 (Figura 47)

1/2 terreno de juego con dos zonas (1-2) y cuatro peque-

ñas porterías que son colocadas de forma paralela a la lí- nea de centro entre ambas zonas. Jugadores: 10 - 5:5. Organización: El equipo negro juega desde la línea de meta hacia las porterías (zona 1), mientras que el equipo blanco lo hace

desde la línea de centro hacia las porterías (zona 2). Descripción del juego: Juego normal. Condiciones del juego: El equipo negro puede marcar tantos sólo desde la zona 1, mientras que el equipo blanco sólo puede conseguir anotar desde la zona 2. Si el equipo blanco recupera el balón o marca un gol, se jugará en la zona 2. Asimismo,

se jugará en la zona 1 si el equipo negro recupera el ba-

lón en la zona 2. El primer pase una vez conquistado el balón es libre, lo que significa que el jugador al que se pasa el balón puede recibirlo con toda tranquilidad. Goles: Se contarán como tantos los que atraviesen las porterías pequeñas. Variantes: a) El equipo que marca un tanto conserva el balón. b) Se añade otro jugador en ambos equipos.

Consejos de aplicación: El ejercicio entrena, en primer lugar, el movimiento en lí- nea horizontal de una cadena en defensa (desplazamien-

to lateral). Los jugadores en defensa han de minimizar los

espacios existentes hasta el balón. Con la variante a) el equipo defensor debe aprender a volver a organizar de forma rápida su defensa en zona.

Por este motivo es necesario que los jugadores se comuni- quen entre ellos y que organicen su posición de forma conjunta.

A través de la variante b) la defensa en línea correspon-

diente puede influir con más facilidad en la dirección del juego del contrario, lo que aumenta el número de jugado- res del propio equipo que están cerca del balón.

Terreno de juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

95
95
Fig. 47
Fig. 47

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Visión de juego - Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

96
96

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 2 (Figura 48)

Aproximadamente 1/3 del terreno de juego con cinco

porterías pequeñas que se encuentran a diez metros de la línea de centro, y dos porterías grandes situadas sobre la línea de fondo. Jugadores: 11- 6:5. El equipo blanco está formado por cinco jugado- res y el negro por seis, de los cuales dos se encuentran en sendas porterías. Organización: El equipo blanco defiende las dos porterías pequeñas. Descripción del juego: Juego normal. Los dos porteros pueden ser incluidos en el juego por el equipo negro como jugadores libres. Condiciones del juego: El equipo blanco tocará el balón tres veces como máximo. Goles: El equipo negro ha de marcar tantos en las porterías pe- queñas, mientras que el blanco lo hará en las dos porterí- as grandes. Desarrollo: a) Un tanto contará doble para el equipo negro si un ju- gador regatea el balón a través de una de las porterías pequeñas. b) Se añade otro jugador en el equipo negro. Consejos de aplicación: El equipo blanco cuenta en superioridad numérica, de modo que puede practicar una defensa compacta en zo- na y presionar a tiempo al jugador del equipo contrario que conduce el balón. Con este ejercicio se trata de mos- trar cómo el equipo puede adelantarse al unísono en la dirección del balón. Si el portero lleva el balón a juego, surgen situaciones en las que le puede resultar problemá- tico al equipo blanco volver a organizarse con la suficien- te rapidez. Es por ello que los jugadores del equipo blan- co han de intentar retardar la organización del juego del equipo negro hasta que haya vuelto a organizar su defen- sa. La variante a) alenta al equipo negro a desafiar a los jugadores en defensa del equipo blanco, de manera que éste debe recurrir al apoyo mutuo y considerar un even- tual cambio en la orientación del juego. Con la variante b) se le pone aún más difícil al equipo blanco volver a organizar su defensa con la suficiente ra- pidez.

Terreno de juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

97
97
E L JUEGO EN DEFENSA 97 Fig. 48 Puntos clave para marcar en zona: Cambio de

Fig. 48

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Equilibrio – Visión de juego – Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

98
98

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 3 (Figura 49)

1/2 terreno de juego compuesto por dos zonas (1-2) con

porterías pequeñas (4 m de ancho), que se colocan para- lelas a la línea de centro entre las zonas 1 y 2. Jugadores: 10 - 4:5 y un portero. Organización: El equipo blanco está formado por cuatro jugadores, y el negro por cinco.

Descripción del juego: Juego normal. El equipo blanco defiende la portería gran- de. El equipo negro comienza con el balón en la zona 1. Condiciones del juego: El equipo negro puede alcanzar la zona 2 sólo si lo hace

a través de una de las porterías pequeñas. Si un jugador

blanco obtiene la posesión del balón, el equipo debe in- tentar conservarlo. Goles: El equipo negro lanza hacia la portería grande, mientras que el blanco (incluido el portero) obtiene un punto si con- serva el balón al menos durante seis pases. Desarrollo: a) En lugar de cuatro porterías, se colocan dos más an- chas (20 metros) en las esquinas. b) Se añade un jugador en ambos equipos.

Consejos de aplicación: Con este ejercicio se entrena en primer lugar el movimien-

to en horizontal de una defensa en línea (desplazamiento

lateral). Los jugadores en defensa han de minimizar los espacios hasta el balón. Con la variante a), el equipo defensor ha de aprender a

organizar rápidamente su defensa en zona. Por ello, es necesaria la comunicación entre los jugadores así como la realización coordinada de dicha organización. Al mismo tiempo, el jugador que conduce el balón tiene que ser cu- bierto lo más rápidamente posible.

A través de la variante b), la defensa en línea correspon-

diente puede influir más fácilmente en la dirección del jue- go del contrario y así hacer aumentar el número de juga- dores del propio equipo cerca del balón.

Terreno de juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

99
99
Fig. 49
Fig. 49

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Equilibrio – Visión de juego - Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección - Visión de juego - Visión de alerta

100
100

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (Figura 50)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/3 del terreno de juego dividido en tres zonas (1-3) con dos porterías grandes. Jugadores: 10 - 5:5, de los cuales dos se sitúan en la portería. Organización: Los jugadores 2 y 3 blanco y 4 y 5 negro comienzan en la zona 1, mientras que 6 y 7 blanco y 8 y 9 negro se en- cuentran en la zona 3.

Descripción del juego:

Condiciones del juego: Los jugadores 2, 3, 4 y 5 pueden permanecer en las zo- nas 1 y 2. El equipo que se encuentra en posesión del ba- lón no puede lanzar el balón hacia delante a las zonas 2

Juego normal.

y

3. Los jugadores 6, 7, 8 y 9 pueden estar en las zonas 2

y

3.

Goles: Cuentan los goles normales a puerta. Variantes: a) El equipo que se encuentra en posesión del balón pue- de lanzar el balón también hacia delante, a la zona 2. b) En ambos equipos se añade otro jugador. Consejos de aplicación: Con este ejercicio se entrena, en primer lugar, el movi- miento en línea horizontal y perpendicular del equipo que realiza la acción de defender. Los espacios que se solapan en línea horizontal se definen a través de la zona 2, de modo que los jugadores en defensa pueden orientarse a la hora de saber hasta qué distancia pueden extender su juego. Al mismo tiempo, pueden aprender las posibilida- des de ataque que se les presentan durante el juego posi- cional. Con la variante a) crecen para el equipo que defiende las exigencias de coordinación en sus movimientos de defensa. Con la variante b) se deben incluir más jugadores en la si- tuación de defensa, circunstancia que exige una mayor comunicación entre los jugadores y una gran visión de juego.

EL JUEGO EN DEFENSA

101
101
Fig. 50
Fig. 50

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Visión de juego – Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

102
102

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (Figura 51)

Terreno de juego: 1/2 terreno de juego con tres zonas (1-3).

Jugadores: 18 - 9:9. Hay un portero en cada equipo. Dos jugadores de cada equipo corren al encuentro mutuo (10 y 11).

Juego normal con fuera de juego. Sólo se puede jugar en

la zona de ataque si los jugadores 10 u 11 han tocado el balón en la zona central (2). Condiciones del juego: Los jugadores 10 y 11 han de encontrarse en la zona de ataque si el contrario está en posesión del balón. Sólo los jugadores 10 y 11 pueden tocar el balón en la zona cen- tral; se les permite hacerlo tres veces como máximo. Goles: Cuentan los goles normales mediante tiros a puerta. Variantes: Los jugadores 10 y 11 no pueden tocar el balón antes de que se juegue en la zona de ataque. Consejos de aplicación: Dado que los jugadores 10 y 11 corren al encuentro de sus respectivos contrarios, se generan continuos cambios de posición en los atacantes del adversario, de manera que la defensa en zona del equipo defensor está marcada por sucesivas modificaciones. Si el equipo marca en zona con marcaje al hombre, los defensas que se encuentran en la cadena más retrasada tienen que calcular a qué dis- tancia deben seguir a los jugadores 10 y 11. El resto de jugadores ha de decidir quién va a continuar marcando a los jugadores 10 y 11 en el caso de que éstos avancen en su dirección. Las cadenas de jugadores tienen que estar bien comunicadas en el caso de que los atacantes tomen nuevas posiciones. Este ejercicio exige una buena coordi- nación entre las posiciones de los dos jugadores que se encuentran sobre una línea, uno delante o detrás del otro en cuanto a su colocación. Con la variante propuesta, el equipo atacante consigue una mayor libertad de movimiento. Al mismo tiempo, au- menta las necesidades de visión de juego y de comunica- ción por parte de los defensas.

Descripción del juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

103
103
Fig. 51
Fig. 51

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Visión de juego – Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

104
104

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 3 (Figura 52)

Terreno de juego: 1/2 terreno de juego con diez conos colocados sobre la línea de fondo y la línea de centro. Jugadores: 14 - 7:7. Organización: Ambos equipos se organizan en dos líneas (organización

4-3).

Juego normal con fuera de juego. Cada equipo comienza

a jugar y defiende diez conos. Condiciones del juego: Mientras dura la posesión del balón, los jugadores pue- den tocarlo como máximo dos veces. Goles: Un equipo obtiene un punto si lanza contra un cono del equipo contrario. Variantes: a) Los equipos tienen que llevar el balón entre dos conos contrarios. b) No existe límite en cuanto al número de veces que pue- de tocarse el balón. Consejos de aplicación: El terreno de juego es muy ancho, por lo que los defen- sas tienen que marcar espacios grandes. Esto requiere una gran concentración, así como un buen rendimiento físico para formar una unidad sólida durante la acción de marcar. Con la variante a) se ha de marcar de forma más estrecha al jugador que conduce el balón. Al mismo tiempo, con la variante b) aumentan las exigen- cias en cuanto a marcar y apoyar dado que los atacantes tienen espacios libres y pueden, entre otras cosas, aprove- char el regate.

Descripción del juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

105
105
Fig. 52
Fig. 52

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Visión de juego – Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

106
106

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 4 (Figura 53)

Terreno de juego: Aproximadamente 2/3 del terreno de juego con dos por- terías grandes. Jugadores: 18 - 9:9, con un portero en cada equipo. Organización: Ambos equipos organizan dos líneas de cuatro hombres. Las dos mitades del terreno de juego están separadas por la línea de centro normal del campo de manera que tie- nen una dimensión diferente. Se juega a medio tiempo (2 x 15 min.).

Juego normal con fuera de juego (independientemente de

la línea de centro). Condiciones del juego: Los jugadores pueden tocar el balón como máximo dos veces en la mitad propia del terreno de juego, antes de que se tenga que lanzar el balón al otro lado de la línea de centro. No se puede volver a lanzar el balón a la pro- pia mitad del campo. Goles: Son válidos los goles normales a la portería contraria. Variantes: a) Dos jugadores de cada equipo tienen que permanecer siempre en la mitad contraria. b) El equipo que defiende la mitad mayor del terreno de juego tiene que pasar el balón al otro lado de la línea de centro después de hacer como máximo dos pases. El por- tero puede también lanzar el balón directamente hacia la mitad contraria. Consejos de aplicación: Este juego requiere la capacidad de volver a organizar con rapidez la defensa en línea. Como el equipo contrario tiene que lanzar el balón rápidamente a la mitad del equi- po defensor, es importante para la cadena de defensa posterior que la cadena anterior intente dirigir la organi- zación del juego del contrario de tal manera que se en- cuentren muchos jugadores en el área principal de la mi- tad del terreno de juego del contrario. El equipo que defiende la mitad menor del terreno de juego conseguirá formar enseguida una unidad sólida, mientras que esto es claramente mucho más difícil para el equipo situado en la mitad mayor del terreno de juego. Con la variante a), los jugadores en defensa posteriores deben prestar atención a la posición de los dos contrarios, así como considerar esta situación durante su juego de ataque.

Descripción del juego:

Fig. 53

EL JUEGO EN DEFENSA

107
107
Fig. 53 E L JUEGO EN DEFENSA 107 Es importante que uno de los defensas que

Es importante que uno de los defensas que está inclinado hacia atrás dirija a sus compañeros, lo que funciona tanto si los jugadores de la cadena de defensa avan- zan hacia delante como también si se encuentran en un movimiento de retroceso. Con esto, el equipo defensor aprende también el cambio de posición en el juego de ataque. Con la variante b) el equipo defensor debe practicar el juego del balón lar- go. Los jugadores en la cadena anterior se tienen que colocar de tal forma que fuer- cen un pase a uno de los lados. Los jugadores de la cadena posterior se han de orientar hacia la dirección del pase, siempre comunicándose entre ellos, al mismo tiempo que han de valorar si quieren impedir el pase o esperar de momento.

Puntos clave para marcar en zona:

Cambio de situación del juego – Visión de juego – Comunicación

Puntos clave durante la acción de marcar:

Ocasión – Dirección – Visión de juego – Visión de alerta

108
108

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios especiales de calentamiento en la práctica del marcaje en zona

Ejercicio 1 (Figura 54)

Terreno de juego:

Un círculo central ampliado.

Jugadores: 10 jugadores, de los que 6 son atacantes (blancos) y 4 son defensas (negros). Descripción del juego: Los seis atacantes se reparten a ambos lados de la línea de centro, situándose un jugador dentro del círculo y los otros dos fuera de él. Los cuatro defensas se sitúan a su vez de dos en dos en cada mitad del terreno de juego. Éstos no pueden luchar por el balón. El equipo atacante tiene que tocar el balón dos veces. Si éste es lanzado al otro lado de la línea de centro y fuera del círculo, los dos defensas que se encontraban en el campo desde el que se lanzó el ba- lón han de moverse en su propio medio círculo, mientras que los otros defensas saldrán fuera del círculo. Si el balón se lanza al círculo central, los dos defensas que se encuen- tran más alejados del balón tienen que avanzar hacia el círculo. Esto significa que si el balón se encuentra en la mi- tad propia del terreno de juego, los dos defensas que per- tenecen a dicha mitad tendrán que estar fuera del círculo, mientras que los dos jugadores en defensa que se encuen- tran más alejados tendrán que avanzar, bien hacia su mi- tad del círculo central, bien hacia la otra mitad del círculo si el balón es lanzado hacia allí. Los atacantes y los defensas rotan cada tres minutos.

Fig. 54

otra mitad del círculo si el balón es lanzado hacia allí. Los atacantes y los defensas

EL JUEGO EN DEFENSA

109
109

Ejercicio 2 (Figura 55)

Terreno de juego: Un campo dividido en cuatro cuadrados situado junto a la línea de banda (aproximadamente 16 x 16 m). Jugadores: 9 jugadores, de los que 4 son atacantes (blancos) y 4 son defensas (negros). Un jugador hace de punto de saque. Descripción del juego: Los atacantes se encuentran fuera de los cuadrados y tie- nen que tocar el balón dos veces. El jugador que hace de punto de saque se encuentra dentro del campo y ha de lanzar el balón siempre a otro cuadrado. Los 4 defensas tienen su punto de salida en su correspondiente cuadra- do. Si el balón se encuentra en la zona A, los defensas que están más cerca del balón tienen que salir de su zona, mientras que los otros dos se dirigen hacia los campos que acaban de ser abandonados. Si el balón se juega en la zona B, los dos defensas que se encuentran más cerca de este campo tienen que correr desde sus cuadrados, mientras que los otros dos se dirigen a los terrenos adya- centes, etc. Los atacantes pueden variar mejor el cambio de la zona lanzando el balón al campo. Cada tres minutos se cambian posiciones.

Fig. 55
Fig. 55
110
110

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Permuta de jugadores durante la defensa en zona con marcaje al hombre

Un defensa reemplaza a un compañero en su labor de marcar a un contrario cuando éste avanza hacia la zo- na del defensa y está más alejado del campo del com- pañero que el jugador que es cubierto por el defensa; es decir, dos defensas (blancos) intercambian sus tareas de marcar cuando los contrarios (negros) cambian de zona constantemente (Figura 56).

Aplicación

Fig. 56
Fig. 56

Este principio es aplicado en equipos que practican la defensa en zona con marca-

je al hombre de forma total o parcial (véase pág. 92).

Objetivo

Este principio es una condición necesaria para poder transformar la idea de defen-

sa en zona con marcaje al hombre. Los objetivos concretos son los siguientes:

• Evitar que haya un jugador sin marcar.

• Llevar al mínimo la acción de correr de cada defensa.

Descripción general y consejos de aplicación

Velocidad

A la hora de reemplazar a un compañero, el defensa ha de apresurarse hacia el

nuevo contrario que va a marcar, así como adoptar con velocidad la nueva posi-

ción defensiva.

EL JUEGO EN DEFENSA

111
111

Valoración

Los dos jugadores en defensa que marcan a ambos atacantes que cambian la zona han de considerar la posibilidad de que sea demasiado peligroso interrumpir la acción de marcar. Si los dos atacantes están muy alejados entre sí, puede ser con- veniente suspender el cambio hasta que se haya calmado un poco la situación del juego. La figura 57 muestra con un ejemplo cuándo puede convertirse una permu- ta en un problema. Si los jugadores 2 y 4 deciden intercambiarse en sus tareas res- pectivas de marcar a los contrarios, hay un período de tiempo en el que los juga- dores 10 y 11 están sin marcar. Esto conlleva un cierto riesgo, sobre todo porque el jugador 10 se encontraría libre y no habría ningún defensa entre él y la portería. El jugador 2 podría poner remedio a esta situación liberándose del jugador 11 y re- trocediendo si ve que éste puede avanzar hacia el interior del campo, pero de esta manera 11 está libre si el jugador 10 no corre hacia la banda. En los casos en los que sea imposible el intercambio del contrario en cuestión, los jugadores en defen- sa deben seguir a su contrario incluso fuera de su propia zona, hasta que se aclare la situación o hasta que otro jugador pueda hacerse cargo del mismo. El inconve- niente es que los defensas (en este caso 2 y 4) abandonan sus zonas. Durante el entrenamiento es importante que los jugadores tengan claro cuándo han de asumir la defensa de su contrario y en qué casos tienen que seguir al ata- cante saliendo de su zona.

Fig. 57

han de asumir la defensa de su contrario y en qué casos tienen que seguir al
112
112

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Comunicación

Comunicación es un concepto clave si ha de funcionar la acción de asumir la de- fensa de los contrarios. Los jugadores tienen que acostumbrarse a estar continua- mente informados sobre su propia posición y la del contrario. En una fase en la que los contrarios cambian de zona, es importante que los jugadores en defensa que forma parte de esa acción se intercambien pequeñas informaciones, tales como “voy contigo” o “ahí viene uno”.

Ejercicios

Más abajo se indican algunos ejercicios para la práctica de la permuta con juga- dores que practican la defensa en zona.

Ilustración del ejercicio de juego 1 (Figura 58)

Aproximadamente 1/4 del terreno de juego está formado

por dos zonas (1 y 2) y una portería grande. Jugadores: 8: dos como jugadores centrocampistas (6 y 8) y dos ata- cantes (10 y 11) juegan contra un jugador centrocampista (7), dos defensas (3 y 5) y un portero (1). Organización: Los jugadores centrocampistas (6, 7 y 8) se encuentran en la zona 2, mientras que el resto de los jugadores perma- necen en la zona 1. El jugador 6 empieza con el balón. Descripción del juego: El jugador 6 ó el 8 tienen que pasar el balón a los jugado- res 10 u 11 en el momento adecuado. Condiciones del juego: Los jugadores no pueden abandonar sus zonas. Se juega con “un metro de fuera de juego”, es decir, que los ata- cantes han de permanecer a más de un metro en situación de fuera de juego antes de que se pite. Los jugadores 6 y 8 no pueden marcar tantos. Goles: El equipo que ataca lanza a la portería grande, mientras que el equipo que defiende consigue un punto si el balón es pasado por los jugadores 3 ó 5 al jugador 7. Desarrollo: a) Se amplía la zona 1. b) Los jugadores de la zona 1 pueden permanecer tam- bién en la zona 2. c) En ambos equipos se añade otro jugador centrocampis- ta y los jugadores de la zona 2 pueden estar en la zona 1 (excepto uno del equipo atacante). Consejos de aplicación: Con este ejercicio se trata en primer lugar el trabajo en defensa coordinado entre los jugadores 3 y 5, los cuales deben marcar de forma estrecha a los jugadores 10 y 11.

Terreno de juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

113
113
Fig. 58
Fig. 58

Consejos de aplicación: Si 10 y 11 cambian de posición (y deben ser exhortados a ello), 3 y 5 tienen que intercambiar su contrario. Si el jugador 10 o el 11 se aden- tra hacia una posición de fuera de juego, el defensa debe dejarlo correr. El juego debe mostrar la manera tan veloz en la que se puede realizar un cambio, así como la importancia que tiene el hecho de que los jugadores 3 y 5 se comuniquen entre ellos. Las modalidades de desarrollos a) y b) hacen aumentar la necesidad de comunica- ción mutua entre los jugadores, ya que la distancia de separación entre 10 y 11 durante un cambio es mayor. En el tipo de desarrollo c) el punto fuerte no se refiere solamente a la colaboración entre los jugadores 3 y 5, sino a la que existe entre los dos jugadores centrocam- pistas. Si uno de los centrocampistas contrarios avanza y un atacante retrocede, los jugadores en defensa tienen que cubrir al jugador centrocampista en cuestión.

Conceptos clave:

Velocidad – Valoración – Comunicación

114
114

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 2 (Figura 59)

1/2 terreno de juego compuesto por dos zonas (1-2) y

una portería grande. Jugadores: 16 – 8:8, el equipo defensor tiene tres jugadores que mar- can (2, 3 y 5), un defensa libre (4) y un portero (1). Organización: El equipo que ataca (blanco) tiene 4 jugadores y el equipo defensor (negro) tiene tres jugadores en la zona 2. El resto de jugadores se encuentran en la zona 1. Descripción del juego: Juego normal. Condiciones del juego: Los jugadores no pueden abandonar sus zonas respecti- vas. Se juega al fuera de juego. Goles: El equipo que ataca lanza a la portería grande, mientras que el equipo que defiende consigue un punto si regatea el balón al otro lado de la línea de centro. Desarrollo: a) Los jugadores de la zona 1 pueden estar también en la zona 2. b) Todos los jugadores se pueden mover libremente a lo largo de todo el terreno de juego. Consejos de aplicación: El juego pone de manifiesto la colaboración entre los ju- gadores 2, 3 y 5 entre sí y juntamente con el defensa libre (4) a la hora de defender. Los atacantes deben ser incita- dos a cambiar sus posiciones para que los jugadores en defensa puedan a su vez cambiar a menudo la defensa. Con la variante a) se dificulta la labor de marcar para los jugadores que realizan esta tarea. Además, se les exige en gran manera calcular cuándo debe realizarse un cam- bio en la acción de cubrir. El juego ha de ser interrumpido si los jugadores no cambian la cobertura o si esto se hace en el momento falso. La variante b) se acerca mucho a una verdadera situación de juego y manifiesta la colaboración entre los jugadores en defensa y los jugadores centrocampistas. Si, por ejem- plo, uno de los jugadores que cubren en el exterior avan- za hacia el interior, el jugador centrocampista debe retro- ceder hacia este lado para cubrir el espacio que se ha quedado libre.

Terreno de juego:

EL JUEGO EN DEFENSA

115
115
Fig 59
Fig 59

Conceptos clave:

Velocidad – Valoración – Comunicación

116
116

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (Figura 60)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/4 del terreno de juego con tres zo- nas (1-3) y seis conos que son colocados sobre la línea de fondo de ambos equipos.

Jugadores:

Organización: En cada zona se encuentran respectivamente dos jugado- res de ambos equipos.

Descripción del juego:

Condiciones del juego: Los jugadores del equipo defensor no pueden cambiar de zona mientras que los jugadores del equipo que está en posesión del balón pueden cambiar la zona con un com- pañero de juego (está permitido que los jugadores que cambian la zona avancen en la misma zona dos metros). Goles: Un equipo consigue un tanto si alcanza un cono del equi- po contrario. Variantes: a) Se juega con “1 hombre” y “un metro de fuera de jue- go”. b) En cada zona tiene que permanecer al menos un juga- dor de cada equipo. Consejos de aplicación: Tiene que estar claro que los jugadores deben jugar en las zonas según el principio de la acción de marcar en zona con marcaje al hombre. En este juego, los jugadores en defensa son “obligados” a hacerse cargo de un contrario, de manera que se acostumbran a prestar atención a sus contrarios en la/s zona/s limítrofe/s. Los jugadores en defensa deben tener una idea de la dificultad que tiene el hacerse cargo de un contrario que se encuentra alejado del jugador en defensa en cuestión. En combinación con la variación a), en la que el equipo defensor se desplazará más hacia delante, los jugadores en defensa se darán cuenta de que es ventajoso que los jugadores del equipo no se encuentren muy cerca los unos de los otros cuando deben marcar a un contrario. Con la variante b) los defensas deben tener su punto de salida en su zona originaria. Ante un cambio de zona de los contrarios, los jugadores han de juzgar si cambian de contrario o si deben seguir marcando al mismo contrario.

12 – 6:6.

Juego normal.

EL JUEGO EN DEFENSA

117
117
Fig. 60
Fig. 60

Conceptos clave:

Velocidad – Valoración – Comunicación

118
118

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (Figura 61)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/4 del terreno de juego con tres zo- nas (1-3), siendo a su vez las zonas 1 y 3 subdivididas en dos zonas. Dos porterías grandes. Jugadores: 14 – 6:6 y un portero en cada equipo. Organización: Cada equipo tiene tres jugadores en las zonas 1 y 3 (así como un portero en la zona 1 ó 3)

Organización del juego:Juego normal. Condiciones del juego: Los jugadores no pueden abandonar su zona. El equipo defensor ha de tener a un jugador fijo en cada una de las zonas pequeñas, es decir, que sólo un jugador en defensa puede moverse libremente dentro de la zona. El equipo que se encuentra en posesión del balón ha de tener a su vez a un jugador en cada una de las zonas pequeñas. Goles: Cuentan los goles normales a las porterías grandes. Variantes: a) Sin jugador fijo que tenga que permanecer en las zo- nas pequeñas. Sin embargo, tiene que haber un jugador de cada equipo en cada zona.

b) El equipo que se encuentra en posesión del balón no ha

de tener un jugador en cada una de las zonas pequeñas.

c) Después de marcar un gol se cambia la dirección de

ataque, es decir, que los defensas pasan a ser atacantes y viceversa. Consejos de aplicación: El punto fuerte del juego reside en la colaboración entre el defensa que no está ligado a ninguna zona y los otros dos que sí lo están. Si se encuentran dos atacantes en una de las zonas pequeñas, el defensa que está ligado a su zona ha de estar en todo momento al tanto de la posición de sus compañeros y contrarios. Ha de juzgar cuándo es más conveniente intercambiar el marcaje con los compañeros. Los jugadores deben, preferentemente, cubrir al contrario que esté situado más próximo en la frontera exterior de la zona. La variante a) da una mayor libertad a los defensas aun- que exige en gran manera colaboración y no menos co- municación entre cada uno de los jugadores. Es recomen- dable introducir la variante a) una vez que los jugadores ya se han acostumbrado al juego. Con la variante b), el equipo defensor llega a veces a una situación en la que puede haber inferioridad numérica en las zonas peque- ñas. Esto deja de manifiesto cómo se ha de marcar cuan- do no hay más jugadores para marcar.

EL JUEGO EN DEFENSA

119
119
Fig. 61
Fig. 61

La variante c) puede ser aplicada para manifestar la transformación de ataque a defensa. Puede además ser aplicada como alternativa para que no tengan que ac- tuar como defensas siempre los mismos jugadores.

Conceptos clave:

Velocidad – Valoración – Comunicación

120
120

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios especiales de calentamiento en la práctica de “cambio de jugadores durante la defensa en zona con marcaje al hombre”

Ejercicio 1 (Figura 62)

Jugadores:

Descripción: El jugador 1 conduce hacia el jugador 2, que avanza ha- cia él. Aproximadamente hacia la mitad del trayecto, 2

toma el balón y sigue corriendo. El jugador 3 avanza jun- to al jugador 1 (marcado) y el jugador 4 marca a 2 hasta que se produce el cambio del balón entre 1 y 2, con lo cual el jugador 3 sigue a 2 y el jugador 4 a 1. El jugador 5 roba el balón a 2 y conduce hacia el jugador 6 hasta que éste le quita el balón, con lo que ahora el jugador 3 sigue a 6, y así sucesivamente.

6.

que ahora el jugador 3 sigue a 6, y así sucesivamente. 6. Fig. 62 Ejercicio 2

Fig. 62

Ejercicio 2 (Figura 63)

Terreno de juego: Un cuadro de aproximadamente 16,5 x 20 metros es divi- dido en cuatro zonas (1-4) con dos conos colocados en las dos zonas respectivas de cada equipo.

Jugadores:

Condiciones: Ambos equipos tienen a un jugador en cada zona y de- fienden 4 conos. Sólo el equipo que se encuentra en pose- sión del balón puede cambiar de zona (se acepta una in- tersección de un metro). Descripción: Juego normal. Se consigue un tanto al alcanzar un cono del equipo contrario.

8 - 4:4.

EL JUEGO EN DEFENSA

121
121
Fig. 63
Fig. 63

Ejercicio 3 (Figura 64)

Terreno de juego: Un área de penalti ampliada y dividida en tres zonas (1- 3). A su vez, la zona 2 es subdividida en tres zonas pe- queñas. Jugadores: 8 - 3:3 y dos jugadores comodín, que juegan siempre co- mo laterales del equipo que se encuentra en posesión del balón. Condiciones: Ambos equipos tienen a un jugador en las tres zonas pe- queñas. Sólo el equipo que está en posesión del balón puede cambiar de zona (se acepta una intersección de un metro). Los jugadores comodín han de permanecer en las zonas 1 y 3. Pueden tocar el balón dos veces como máxi- mo. En las zonas 1 y 3 no puede descansar el balón. Variantes: El equipo defensor puede también cambiar de zona. Descripción: Los jugadores comodín han de lanzar el balón de nuevo al equipo que lo lanzó. Se obtiene un punto si un jugador ha conseguido tocar el balón en cada una de las tres zo- nas pequeñas y si ambos jugadores comodín lo han toca- do sin que el equipo haya tenido que perder el balón, es decir, si dos jugadores del equipo contrario, uno tras otro, lo han tocado.

haya tenido que perder el balón, es decir, si dos jugadores del equipo contrario, uno tras

Fig. 64

122
122

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

3.2 Marcaje al hombre

El principio de marcar al hombre

Durante toda una situación de defensa, un jugador marca a un único jugador del equipo contrario (véase figura 65). Existen dos formas de marcar al hombre:

defensa fija al hombre: Cada uno de los jugadores de un equipo marca todo el jue- go a través de un jugador determinado. defensa al hombre orientada a la zona: Ante una pérdida del balón, el jugador en defensa marca al contrario que más cerca se encuentra de él. Este contrario es marcado hasta que se recupera el balón.

Fig. 65
Fig. 65

EL JUEGO EN DEFENSA

123
123

Aplicación

A lo largo de muchos años el fútbol alemán ha practicado en gran medida el mar-

caje al hombre, obteniendo con ello un gran éxito. Durante los años posteriores, los equipos alemanes han renunciado cada vez más a esta forma de marcaje, lo que ha supuesto para los jugadores en defensa una gran libertad a la hora de jugar. En

la Eurocopa de fútbol de 1996 fueron los alemanes los que, con sus jugadores en

defensa, como por ejemplo Sammer y Ziege, a menudo se pusieron en marcha en

el juego de ataque de su equipo.

Una amplia lista de equipos profesionales sigue jugando con marcaje al hombre.

A modo de ejemplo, la selección nacional checa obtuvo un gran éxito en la Euro-

copa de fútbol de 1996 con su con su defensa al hombre orientada a la zona. Pero también significó esta selección checa la prueba de que la acción de marcar estre-

chamente supone un gran desgaste físico. Muchos de los jugadores checos estaban totalmente agotados al final de cada partido y eran obligados a dejarse sustituir por otros jugadores o bien a seguir jugando con la mitad de sus fuerzas.

La forma de marcar puede ser aplicada total o parcialmente por equipos que no se

compenetran bien, ya que ese tipo de defensa es visible para los jugadores. Si se marca al hombre como punto de partida, puede desarrollarse poco a poco una

forma de marcar más amplia, como por ejemplo si se les deja practicar primera- mente a los delanteros y después a los jugadores centrocampistas una defensa en zona (véase también defensa combinada pág. 137).

Objetivo

Tener una organización de la defensa clara y visible.

• Marcar al contrario de forma estrecha.

Buscar al contrario

Inmediatamente después de una pérdida del balón, los jugadores han de buscar a

su contrario directo. Si un equipo juega un estilo de defensa expectante, entonces los jugadores han de retroceder y esperar a su contrario directo.

124
124

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

124 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA Durante el triunfo de la Eurocopa de fútbol de

Durante el triunfo de la Eurocopa de fútbol de 1996 y a continuación, la selección nacional checa practicó una defensa al hombre orientada a la zona, lo que signifi- caba, entre otras cosas, que el jugador Ebbe Sand era marcado sobre todo por Kadle, como se muestra en la ilustración, durante un partido amistoso contra los checos en 1998.

EL JUEGO EN DEFENSA

125
125

Marcar

El marcaje (en este caso la distancia de separación hasta el contrario directo) sigue

los principios generales del procedimiento de marcarje (véase página 7).

Abandonar el marcaje

Si un jugador es sobrepasado, los compañeros más próximos tienen que abando- nar su posición de marcadores e intentar marcar al contrario que ahora se encuen- tra libre. De forma alternativa, el contrario ha de ser cubierto por el defensa libre (véase más abajo). Si un jugador en defensa abandona el marcaje debería avisar

a sus compañeros para que ocupen sus posiciones desde las cuales tienen la posi- bilidad de apoyar a su compañero. Si el jugador sobrepasado ocupa de nuevo su posición, los jugadores volverán a orientarse hacia su contrario directo.

Defensa libre

Si un compañero es sobrepasado en la propia mitad del campo, el defensa libre puede venir al encuentro del jugador que conduce el balón. El defensa libre tiene como tarea principal hacer retardar al jugador que lleva el balón en su acción de avanzar. El resto de los jugadores ha de intentar en este caso no alejarse demasia- do del contrario directo, especialmente cuando el jugador en posesión del balón tiene la posibilidad de tirar a portería.

Retroceder

Un jugador sobrepasado debe retroceder al instante y entretanto, de forma even- tual, hacerse cargo del contrario directo de uno de sus compañeros.

Ejercicios

Los ejercicios que se encuentran más adelante pueden ser de aplicación tanto para

la defensa fija al hombre como para la defensa al hombre orientada a la zona. Du-

rante la realización de los ejercicios, el punto fuerte residirá en la forma de marcar que ha de ser aplicada. En los consejos de aplicación que hay para cada uno de los ejercicios se detallan los puntos a los que hay que prestar una mayor atención según la modalidad de defensa que se haya elegido.

126
126

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 1 (Figura 66)

Aproximadamente 1/3 del terreno de juego dividido en

dos zonas (1 y 2) y una portería grande. Jugadores: 6 - 3:3. El equipo negro está compuesto por un portero (1)

y dos jugadores en defensa (3 y 4); el equipo blanco se

compone de dos atacantes (10 y 11) y un jugador centro- campista (8).

Organización: Al comienzo del ejercicio se encuentran todos los jugado- res en la zona 1, excepto el jugador 8, que permanece en

Terreno de juego:

la zona 2. Éste comienza con el balón en la zona 2.

Descripción del juego: Juego normal. Condiciones del juego: Los jugadores no pueden cambiar a la otra zona. Se jue-

ga con “un metro de fuera de juego” es decir, que los ata- cantes tienen que situarse a más de un metro del fuera de

juego antes de que sea pitado. Si se conquista el balón en

la zona 1, el equipo negro deberá lanzar el balón al juga-

dor 8. Goles: El equipo blanco lanza a la portería grande. Por cada gol

recibe cinco puntos. El equipo negro obtiene un punto si consigue el balón, es decir, si dos jugadores negros han tocado el balón uno tras el otro.

Desarrollo: a) En el equipo defensor se añade un defensa libre (5).

b) Se añade un jugador en defensa (6) que marca al juga-

dor 8. Los jugadores 6 y 8 pueden permanecer en ambas

zonas.

c) Se añade otro jugador en defensa que sólo puede mo-

verse en la zona 2.

d) El jugador 7 puede estar en ambas zonas.

Consejos de aplicación: Este ejercicio aclara los requisitos básicos necesarios en cuanto a la acción de marcar al hombre. Se puede prestar especial atención a la distancia de separación de los ju- gadores 3 y 4 con respecto a su contrario directo. Ade- más, el defensa libre tiene que estar preparado en caso de que su compañero sea sobrepasado. Es importante

que los jugadores 3 y 4 no intervengan si el balón es lan- zado a la zona que cubre un compañero.

EL JUEGO EN DEFENSA

127
127
Fig. 66
Fig. 66

La modalidad de desarrollo a) requiere la colaboración en el juego por parte de los jugadores 3, 4 y 5. Si 3 ó 4 son sobrepasados, entonces el otro jugador ha de va- lorar si abandona a su contrario directo o si pasa a cubrir al contrario que se en- cuentra libre. La modalidad b) limita las posibilidades de saque para el equipo blanco, lo que permite a los jugadores en defensa concentrarse mejor en la acción de marcar de forma exacta a su contrario directo. La modalidad c) hace que aumenten las exigencias para los jugadores en defensa. Las situaciones son cada vez más complejas y los jugadores se han de orientar to- do el tiempo con respecto a la posición de su contrario directo y a la del resto de contrarios. La modalidad d) hace aumentar de nuevo las exigencias y puede seguir destacan- do el papel del defensa libre (5).

Conceptos clave:

Elegir un contrario – Marcar – Abandonar el marcaje – Sweeper (defensa libre) – Retroceder

128
128

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 2 (Figura 67)

1/2 terreno de juego dividido en dos zonas (1 y 2) y una

portería grande. Jugadores: 9 - 4:4 y un portero en el equipo negro que defiende la portería grande. Organización: Al comienzo del ejercicio se encuentran todos los jugado- res del equipo negro en la zona 1, así como los del equi-

po blanco en la zona 2. El equipo blanco empieza con el balón en la zona 2. Descripción del juego: Juego normal. Ante una interrupción del juego comienzan todos los jugadores blancos con el balón en la zona 2. Los jugadores del equipo negro tienen que cubrir a un contra- rio durante toda la fase de defensa. Condiciones del juego: Los jugadores negros han de permanecer todo el tiempo en la zona 1. Si los jugadores blancos invaden una vez la zona 1, no pueden retroceder a la zona 2 antes de que los negros hayan recuperado el balón o que los blancos hayan marcado un gol. Se juega con “un metro de fuera de juego” es decir, que los atacantes tienen que estar si- tuados a más de un metro del fuera de juego antes de que sea pitado. Goles: El equipo blanco lanza a la portería grande. Por cada gol consigue cinco puntos. El equipo negro consigue un punto si llega a lanzar el balón desde la zona 1 hasta el círculo central. Desarrollo: a) Se juega sin zonas, es decir, el equipo negro puede atacar al equipo blanco a lo largo de todo el campo.

b) Los jugadores pueden tocar el balón tres veces como

Terreno de juego:

máximo.

c) Los jugadores han de tocar el balón tres veces como mí- nimo.

d) Se añade un defensa libre en el equipo negro.

Consejos de aplicación: Si los jugadores del equipo blanco avanzan a la zona 1, los jugadores del equipo negro tienen que buscar con ra-

pidez un contrario. En una defensa fija al hombre, cada jugador negro debe escoger a un jugador en concreto al que marcar. En este caso, los jugadores en defensa tienen que moverse todo el tiempo hacia la otra zona para poder alcanzar a su contrario directo si éste corre en la zona 1.

EL JUEGO EN DEFENSA

129
129
Fig. 67
Fig. 67

Durante una acción de defensa al hombre orientada a la zona, los jugadores ne-

gros conservan su posición original hasta que un contrario corre hacia su zona pa-

ra así cubrirlo. Después, el jugador en defensa ha de seguir a su contrario directo

hasta que se concluya el ataque. Es importante que quede claro a los jugadores que el contrario directo ha de ser marcado estrechamente si se encuentra cerca del balón, así como que el jugador en defensa ha de estar preparado para permutar si un jugador es sobrepasado. Con la modalidad de desarrollo a), los jugadores han de decidir cuándo quieren atacar a los jugadores del equipo blanco. La modalidad b) exige de los atacantes un gran movimiento, lo que obligará a los defensores a moverse. Con la modalidad c) los jugadores en defensa saben que el atacante retiene el ba- lón, aprendiendo así el significado de marcar estrechamente.

A través de la modalidad d) los jugadores aprender, a calcular cuándo tienen que

abandonar el marcaje y cuándo deben dejar al defensa libre que los reemplace si un jugador es sobrepasado.

Conceptos clave:

Elegir un contrario – Marcar – Abandonar el marcaje – Sweeper (defensa libre) – Retroceder

130
130

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (Figura 68)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/3 del terreno de juego y cuatro por- terías pequeñas en ambas mitades del campo.

Jugadores:

Descripción del juego:

Condiciones del juego: Los dos equipos tienen que jugar practicando la defensa

10 - 5:5. Juego normal.

al hombre.

Goles: Un equipo consigue un tanto si juega el balón a través de una de las porterías del enemigo.

Variantes: a) Sólo en la propia mitad se juega marcando al hombre.

b) Los equipos juegan alternando con defensa al hombre.

c) Las porterías son desplazadas en dirección a la mitad

del terreno de juego. Los equipos obtienen un punto si lan- zan el balón a un compañero a través de una de las por- terías.

Consejos de aplicación: Este juego muestra los pasos básicos de la acción de mar- car al hombre, especialmente cuando un defensa ha de abandonar el marcaje si un compañero es sobrepasado por un contrario o si ha sido driblado. Como el juego es físicamente muy agotador, los jugadores deberían hacer de vez en cuando pausas de 1 a 2 minu- tos. De forma alternativa, puede jugarse a ratos sin mar- car al hombre.

A través de la variante a) los jugadores pueden retroceder

a su mitad del campo y volver a organizarse antes de rea-

lizar de nuevo la acción de marcar al hombre. Esta va- riante reduce el esfuerzo físico de los jugadores. La variante b) reduce la intensidad para uno de los dos equipos, y puede hacer el juego más visible. La variante c) puede acostumbrar a los jugadores del equipo que marca al hombre a orientarse de forma rápi- da hacia atrás si son sobrepasados o driblados.

EL JUEGO EN DEFENSA

131
131
Fig. 68
Fig. 68

Conceptos clave:

Elegir un contrario – Marcar – Abandonar el marcaje – Sweeper (defensa libre) – Retroceder

132
132

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (Figura 69)

Terreno de juego: 1/2 del terreno de juego con tres zonas (1-3) y dos porte- rías grandes. Jugadores: 16 – 8:8, entre ellos dos jugadores en defensa, tres juga- dores centrocampistas y dos atacantes, así como un porte- ro en cada equipo. Organización: Dos jugadores en defensa y dos atacantes de cada equipo se encuentran en las zonas 1 y 3, mientras que los seis ju- gadores centrocampistas permanecen en la zona central.

Juego normal. Es siempre uno de los equipos el que prac-

Descripción del juego:

tica la acción de marcar al hombre. Condiciones del juego: Ningún jugador puede abandonar su zona.

Goles: Cuentan los goles normales a puerta. Variantes: a) Los seis jugadores centrocampistas pueden moverse a lo largo de todo el terreno de juego.

b) Los jugadores situados en las zonas 1 y 3 pueden estar

también en la zona 2.

c) Todos los jugadores pueden moverse libremente por to-

do el terreno de juego.

d) Ambos equipos juegan a la vez marcando al hombre.

Consejos de aplicación: El juego muestra de forma visible la colaboración entre ju-

gadores en defensa, centrocampistas y atacantes. Los ju- gadores del equipo que practica la defensa al hombre acostumbran a escoger rápidamente a un contrario una vez que han perdido el balón. Si los jugadores han entendido los principios básicos de la acción de marcar al hombre, puede introducirse la va- riante a). Esta modalidad exige una visión de juego y con ello en gran manera se exige a los jugadores que se orienten con rapidez y que estén preparados para atacar en caso de que un compañero sea sobrepasado. Con la variante b) aumentan las exigencias en cuanto a visión de juego y colaboración entre los jugadores en de- fensa y los jugadores centrocampistas. Asimismo, a través de la variante c) vuelven a aumentar estas exigencias. Por medio de la variante d) se refuerzan las exigencias fí- sicas con respecto a los jugadores, de manera que deben incluirse pausas constantemente.

EL JUEGO EN DEFENSA

133
133
Fig. 69
Fig. 69

Conceptos clave:

Elegir un contrario – Marcar – Abandonar el marcaje – Sweeper (defensa libre) – Retroceder

134
134

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 3 (Figura 70)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/3 del terreno de juego y dos porte- rías grandes. Jugadores: 18 – 9:9, entre ellos un defensa libre (3) y un portero en cada equipo.

Juego normal. Los equipos practican de forma alternativa la defensa al hombre. Se juega con fuera de juego.

Descripción del juego:

Condiciones del juego: El jugador 3 no puede permanecer en la mitad contraria. Goles: Cuentan los goles normales a portería contraria. Variantes: a) Ambos equipos practican la acción de marcar al hombre.

b) Tras un ataque cerrado o una pérdida del balón el

equipo retrocede a la propia mitad del campo.

c) Se añade un jugador en los dos equipos.

d) El jugador 3 se puede mover a lo largo de todo el terre-

no de juego. Consejos de aplicación: Este juego se acerca mucho a una situación de juego com- pleta en la que los jugadores cumplen su papel de la for- ma más amplia posible. La elección del número de juga- dores así como su posición debe depender del sistema que practica un equipo. La ilustración muestra un equipo con cuatro jugadores en la línea posterior, de los que uno es defensa libre y por lo menos tres son jugadores centro- campistas. Si la línea posterior está formada por tres ju- gadores, deben jugar sólo dos de ellos marcando al hom- bre; en la línea central debe haber cuatro jugadores. También pueden insertarse en el equipo de forma eventual jugadores en defensa y jugadores centrocampistas que jueguen todo el tiempo marcando al hombre. El otro equi- po puede estar formado principalmente por jugadores centrocampistas y atacantes, así como por un portero. De esta manera se ejercita el juego de formaciones que ade- más, son también practicadas en un juego auténtico. La variante a) entrena a los jugadores de ambos equipos, aunque también puede llegar a ser bastante compleja si los jugadores se concentran en gran medida en su contra- rio directo. Éstos deben acostumbrarse a situarse según su contrario directo y el resto de jugadores. El juego puede también plantear dificultades si los dos equipos juegan con personas que marcan y si cada uno de los jugadores no ha elegido el mismo contrario.

Fig. 70

EL JUEGO EN DEFENSA

135
135
Fig. 70 E L JUEGO EN DEFENSA 135 La variante b) puede ser aplicada si la

La variante b) puede ser aplicada si la situación de juego se vuelve demasiado compleja en la fase de transición entre ataque y defensa.

A través de esta variante los jugadores deben tener suficiente tiempo para organi-

zar su defensa. Si un equipo practica a menudo rápidos contraataques, se puede entonces establecer que los jugadores han de realizar tres pases en la propia mitad del terreno de juego antes de que el balón pueda ser lanzado más allá de la línea de centro.

A

través de la variante c) se llega muy de cerca a una situación de juego completa.

La

variante d) ofrece la posibilidad de aprender cómo se ha de actuar ante una si-

tuación donde se cuenta con menos jugadores. Los jugadores han de valorar si un jugador debe abandonar el marcaje o si el defensa libre debe intervenir en caso de

que se adelante el defensa libre del equipo contrario.

Conceptos clave:

Elegir un contrario – Marcar – Abandonar el marcaje – Sweeper (defensa libre) – Retroceder

136
136

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicios especiales de calentamiento en la práctica de la defensa al hombre

Ejercicio 1 (Figura 71)

Jugadores:

Descripción: El jugador 1 regatea, es seguido por el jugador 2 y avan- za hacia delante con el balón. El jugador 3 se adelanta y

toma el balón hacia la mitad del trayecto de 1 mientras que el jugador 4 corre a su lado. Una vez el balón ha pa- sado del jugador 1 al jugador 3, ambos corren hacia de- lante mientras que los jugadores 2 y 4 los siguen respecti- vamente. 5 se adelanta hacia 3 y le quita el balón, mientras que el jugador 6 sigue al jugador 5. Éste regatea hacia delante y toma el balón. Los jugadores 5 y 1 avan- zan mientras que los jugadores 6 y 2 también lo hacen de forma respectiva. Este modelo continúa hasta que, des- pués de algún tiempo, los jugadores 1, 3 y 5 cambian sus tareas por las de los jugadores 2, 4 y 6.

6.

Fig. 71

sus tareas por las de los jugadores 2, 4 y 6. 6. Fig. 71 Ejercicio 2

Ejercicio 2 (Figura 72)

Terreno de juego: Un área de penalti con 7 conos.

Jugadores:

Descripción: Juego normal, siendo válido alcanzar uno de los conos. Los jugadores se sitúan por parejas practicando la defen- sa al hombre. Se trata de un juego físicamente muy agota- dor y no debe ser realizado al comienzo de un entrena- miento como calentamiento.

10 – 5:5.

EL JUEGO EN DEFENSA

137
137

Fig. 72

E L JUEGO EN DEFENSA 137 Fig. 72 3.3 La defensa combinada Principio Un equipo organiza

3.3 La defensa combinada

Principio

Un equipo organiza su juego defensivo de tal manera que algunos jugadores prac- tican la acción de marcar al hombre y otros la defensa en zona.

Aplicación

Con una combinación entre la acción de marcar al hombre y de marcar en zona deben ser aprovechadas las ventajas de ambas formas de defensa. Al mismo tiem- po, se intentan evitar los inconvenientes que presentan cada una. A menudo se aplica en los equipos una defensa combinada que practica un sistema 3-5-2. Den- tro de la defensa en línea se prefiere sobre todo marcar al hombre. Da más seguri- dad si los delanteros son marcados continuamente por dos jugadores en defensa, los llamados jugadores de marcaje, y si de esta manera queda claro el reparto de responsabilidades. Esto facilita al resto de los jugadores una organización más fle- xible de su defensa. Algunas veces equipos que practican una defensa combinada insertan a un jugador centrocampista que realiza la labor de marcar al hombre, en concreto al que reparte el juego del equipo contrario. Con esto se intenta limitar el espacio libre del jugador para así minimizar su importancia para el equipo contra- rio. Con cinco jugadoresen el centro del campo, existen sin embargo buenas posi- bilidades de marcar extensa y profundamente incluso si un jugador practica la de- fensa al hombre.

138
138

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

El mayor inconveniente de una defensa combinada es que puede surgir enseguida confusión y un reparto de tareas desigualado si un jugador de marcaje, a través de su tarea de defensa, tiene que avanzar hacia el área de un jugador que está prac- ticando la acción de marcar en zona. La brillante selección nacional danesa de los años ochenta y principios de los no- venta practicaba casi siempre el sistema 3-5-2 con una defensa combinada. Dos centrocampistas defensivos jugaban con defensa al hombre mientras que los de- más jugadores marcaban las zonas. Durante el Mundial celebrado en 1998, Can- navaro cubrió a André Flo durante el partido de Italia contra Noruega. Al mismo tiempo, los italianos jugaron con Bergomi como defensa libre, mientras que los de- más jugadores practicaban la defensa en zona.

Objetivo

1. Asegurar que los jugadores más importantes del equipo contrario sean mar- cados.

2. Aprovechar óptimamente la capacidad de los propios jugadores durante el juego defensivo.

Descripción general y consejos de aplicación

Para conseguir una defensa combinada efectiva los jugadores tienen que conocer exactamente sus funciones técnicas de defensa. Durante el entrenamiento se ha de prestar atención a situaciones que puedan dar lugar a malentendidos en cuanto a las funciones de defensa. Se trata sobre todo de situaciones en las que las funciones técnicas de defensa se interfieren unas con otras. Esto surge, por ejemplo, cuando un jugador que marca al hombre corre con su contrario hacia un área que es cu- bierta en ese momento por un compañero que realiza una acción de marcar en zo- na. Puede surgir entonces una situación 2 contra 1, aunque también se forma una zona libre que ha de ser cerrada por el resto de los jugadores. Éstos tienen que abandonar su zona y adaptar la acción de marcar en zona a la situación de juego correspondiente. Una correcta visión de juego es decisiva en cuanto a las funciones y posiciones de defensa de los compañeros más cercanos, evitando así malentendi- dos. Al mismo tiempo, los jugadores han de comunicarse entre ellos para saber lo que hará cada uno. El marcaje (marcaje fijo) es una forma especial de defensa combinada en la que un jugador del equipo contrario es marcado estrechamente de vez en cuando o a lo largo de todo el juego. Independientemente de la forma de defensa que un equipo aplique en conjunto, la acción del marcar al hombre significa que un jugador se dedica exclusivamente a marcar a un contrario en concreto.

EL JUEGO EN DEFENSA

139
139
E L JUEGO EN DEFENSA 139 La estrecha lucha entre el italiano Cannavaro y el noruego
E L JUEGO EN DEFENSA 139 La estrecha lucha entre el italiano Cannavaro y el noruego

La estrecha lucha entre el italiano Cannavaro y el noruego Tore André Flo durante el Mundial fue un mano a mano. Cannavaro, jugador de una gran fuerza física, aprovecha sobre todo su rapidez para anteponerse a Flo y recuperar el balón.

140
140

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

140 F ÚTBOL : JUGAR EN DEFENSA El jugador croata Prosinecki tiene una técnica excelente y

El jugador croata Prosinecki tiene una técnica excelente y fue siempre el repartidor de juego de la selección nacional croata y, entre otros, del Real Madrid. Por ello, la tarea de Kim Vilforts durante el encuentro de calificación del Mundial consistía en cubrirlo muy de cerca por todo el campo.

EL JUEGO EN DEFENSA

141
141

Si el equipo contrario dispone de un jugador que constituye un factor esencial en el juego de ataque de su equipo (por ejemplo, un hábil repartidor de juego), un en- trenador puede permitirse realizar un marcaje fijo. El jugador que marca al hom- bre difiere del esquema de los principios de defensa clásicos, ya que no modifica la distancia de separación con respecto a su contrario de acuerdo con la posición del balón sobre el terreno de juego. Se exige una alta concentración del defensa para seguir sus funciones de forma permanente. A través de la estrecha defensa al hom- bre se ha de evitar el pase del balón al contrario, y que las oportunidades de saque de éste sean limitadas.

Ejercicios

Para practicar una forma de defensa combinada, aparte de los ejercicios que si- guen a continuación, también pueden practicarse aquellos que son descritos en los capítulos sobre defensa en zona y al hombre.

142
142

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ilustración del ejercicio de juego 1 (Figura 73)

Terreno de juego: Aproximadamente 1/2 del terreno de juego dividido en dos zonas (1 y 2), con la zona 1 situada dentro de la zona 2. Jugadores: 12 – 7:5. El equipo blanco está compuesto por tres juga- dores en defensa (2, 3 y 4) y tres jugadores centrocampis- tas (6, 7 y 8), así como por un portero. El equipo negro se compone de dos delanteros (10 y 11) y tres centrocampis-

tas (5, 6 y 9). Organización: Juego normal. Los jugadores centrocampistas sólo pueden permanecer en la zona 1. El resto de los jugadores pue- den moverse en las dos zonas. Descripción del juego: El portero pone el balón en juego lanzándolo a un juga- dor centrocampista del equipo negro. Condiciones del juego: Los jugadores 2 y 3 blancos marcan a 10 y 11, mientras que 6 blanco marca al jugador 9 negro. Los otros jugado- res del equipo blanco practican la defensa en zona. Goles: El equipo negro realiza los goles normales a puerta, mientras que el blanco ha de pasar el balón cinco veces al comienzo y luego devolverlo a su propio portero. Desarrollo: a) los jugadores 9 y 6 pueden moverse fuera de la zona 1.

b) El equipo negro recibe otro jugador (8) que no puede

marcar ningún gol.

c) Los jugadores centrocampistas del equipo negro pue-

den tocar el balón tres veces como máximo.

d) Se suprimen las fronteras entre las zonas.

Consejos de aplicación: En este ejercicio se trata sobre todo la colaboración entre

jugadores con diferentes funciones a la hora de marcar. Durante el trabajo en defensa, el jugador 4 ha de tener presente en todo momento dónde se encuentran los dos marcadores (2 y 3). Ha de calcular su propia posición en relación al balón y a los jugadores 2 y 3 y plantearse si debe avanzar hacia la mitad en el caso de que haya allí menos jugadores de los que debería haber. En el centro del campo del equipo blanco, los jugadores 7 y 8 han de concentrarse en las zonas que les han sido asignadas y, al mismo tiempo, estar preparados para abandonar el mar- caje si resulta que el jugador 9 puede deshacerse del 6 y el jugador 4 se encuentra en una posición en la que no puede intervenir.

EL JUEGO EN DEFENSA

143
143
Fig. 73
Fig. 73

Con la variante a) se exige a los jugadores blancos una gran visión de juego. La variante b) ofrece al equipo negro otras posibilidades de variación, de forma que el equipo blanco tiene que cambiar de posición más rápidamente y crear de este modo más malentendidos entre los jugadores. A través de la variante c) un defensa blanco puede presionar en gran manera al ju- gador que conduce el balón después de que haya tocado el balón dos veces, con lo que sus compañeros tienen al mismo tiempo la posibilidad de tomar una mejor po- sición para cubrir y poder de esta manera recuperar el balón. Con la variante d) se amplía el terreno de juego, lo que da lugar a nuevas exigen- cias en cuanto a la correspondiente posición de los jugadores y a la consiguiente coordinación de sus movimientos.

Puntos clave:

Claridad – Entendimiento – Visión de juego – Comunicación

144
144

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 1 (Figura 74)

Terreno de juego: 1/2 del terreno de juego con una portería grande.

Jugadores: 14 – 8:6. El equipo blanco está compuesto por cuatro ju- gadores en defensa (2, 3, 4 y 5) y por tres jugadores cen- trocampistas, así como por un portero (1). El equipo ne- gro tiene dos delanteros (10 y 11) y cuatro jugadores centrocampistas (6, 7, 8 y 9).

Descripción del juego:

Condiciones del juego: Los jugadores 3 y 4 blancos marcan a 10 y 11 mientras que 6 blanco cubre al jugador 9 negro. Los otros jugado- res del equipo blanco practican la defensa en zona. Goles: El equipo negro marca los goles normales en la portería

contraria, mientras que el equipo blanco lanza a tres por- terías pequeñas que se encuentran sobre la línea de cen- tro.

Variantes: a) El equipo negro puede tocar el balón tres veces como máximo.

b) En el equipo blanco se añade un defensa libre, y en el

Juego normal.

equipo negro otro jugador centrocampista.

c) Ambos equipos reciben otro jugador que se sitúa en el

centro del campo. El terreno de juego se amplía 1/3 de un campo de juego grande. Consejos de aplicación: Este juego se basa en una colocación defensiva / centro- campista (equipo blanco) que juega contra una posición de ataque / centrocampista (equipo negro). El equipo blanco ha de asegurar una buena colaboración coordi- nada. La línea posterior ha de prestar atención especial- mente a la manera en que se puede evitar que surjan es- pacios libres incluso si los delanteros (10 y 11) avanzan de forma diagonal. Los jugadores que practican la defen- sa en zona tienen que correr hacia dentro, según la situa- ción, y situarse en los espacios que se vayan quedando li- bres. Al mismo tiempo, han de estar atentos al modo en que se puede practicar una defensa en zona variable en las bandas por medio de la colaboración entre el lateral y el jugador centrocampista situado delante.

EL JUEGO EN DEFENSA

145
145
Fig. 74
Fig. 74

Aparte de no perder el contacto con los jugadores en defensa situados detrás, los jugadores 7 y 8 tienen que concentrarse en su zona dentro del área del centro del campo del equipo blanco y, al mismo tiempo, estar preparados para abandonar el marcaje en el caso de que el jugador 9 negro se pueda deshacer del jugador 6. Con la variante a) un defensa blanco puede presionar en gran medida al jugador que conduce el balón después de haber tocado dos veces el balón, mientras que sus compañeros pueden cogermejores posiciones a la hora de marcar para poder conquistar el balón.

A través de la variante b) se puede ejercitar la colaboración con un defensa libre,

en especial su colocación ante los compañeros que realizan la acción de marcar al hombre.

La variante c) permite aumentar el área de juego. Exige un mayor entendimiento mutuo así como una continua adaptación a la acción de marcar, especialmente en

el centro del campo.

Puntos clave:

Claridad – Entendimiento – Visión de juego – Comunicación

146
146

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA

Ejercicio de juego 2 (Figura 75)

Terreno de juego: 1/2 del terreno de juego con dos porterías grandes. Jugadores: 16 – 7:7 y un portero en cada equipo. Organización: