Sunteți pe pagina 1din 1

1. El lugar del sujeto en la fantasa 2.

Esquematismo transcendental de la fantasia

La fantasa crea una gran cantidad de posiciones de sujeto, entre las cuales el sujeto esta libertad de flotar, de pasar su identificacin de una a otra.

La fantasa no solo realiza una deseo alucinatoria: su funcin es ms bien esquematismo transcendental una fantasa nuestro deseo, provee sus coordenadas, literalmente nos ensea como desear.

en forma similar al constituye es decir,

3. Intersubjetividad

LOS SIETE VELOS DE LA FANTASA

En la fantasa no es el del sujeto, sino el deseo del otro: la fantasa, al formacin fantasmtica es una respuesta al enigma del, ests diciendo esto, pero qu es lo que realmente quieres al decirlo?, que define la posicin constitutiva primordial del sujeto. La fantasa es la forma primordial de narrativa, que sirve para ocultar algn estancamiento original. La fantasa sociopoltica por excelencia, desde luego, es el mito de la acumulacin originaria, la narrativa como tal surge para resolver un antagonismo fundamental mediante el reacomodo de sus partes en una sucesin temporal. Lo que la fantasa se esfuerza por representar es, a fin de cuentas, la escena imposible de la castracin, por este motive la fantasa como tal, como nocin misma se encuentra cercana a la perversin. La mirada del observador inocente es tambin en cierto modo inexistente, pues se trata de la mirada neutral imposible de alguien que se exenta falsamente de su existencia histrica concreta, es decir su participacin real en el conflicto. Para poder funcionar, la fantasa debe permanecer implcita, debe mantener cierta distancio con respecto a la textura explicita simblica que sostiene, y debe funcionar como su transgresin inherente.

4. La oclusin narrativa del antagonismo

5. Tras la cada

6. La mirada imposible

7. La Transgresin inherente