Sunteți pe pagina 1din 8

VINCULACIÓN CENTRO

EDUCATIVO/COMUNIDAD EN EL
NIVEL INICIAL.
• En nivel inicial los aprendizajes significativos
parten precisamente de los intereses y
necesidades de los niños. La comunidad o
entorno cercano es fuente de esos intereses y
necesidades.
• Esa población infantil se va formando a partir
de las múltiples experiencias vividas dentro y
fuera del centro educativo. Esta relación hace
necesaria una articulación donde la comunidad
se vincula activamente a la cotidianidad del
centro, se convierte en el contenido
permanente para construir procesos y
experiencias significativas.
• Como la escuela combinará coherentemente
las cuestiones universales asociadas a la
cultura con nuestra realidad concreta, debe
haber una estrecha relación con la comunidad.
• para una real y efectiva vinculación centro-
educativo-comunidad, y viceversa, hay que
encaminar esfuerzos para la transformación
de la escuela en un verdadero centro cultural
donde todas las manifestaciones asociativas,
sociales, artísticas, culturales, recreativas,
deportivas y de religiosidad popular de la
comunidad, sean acogidas como una parte
legítima del quehacer educativo del sistema.
LA RELACIÓN DEL CENTRO CON LA
FAMILIA.
La Educación Infantil es una tarea compartida
de padres y maestros con el objetivo de
educar a los niños y niñas. Las relaciones
entre padres y maestros tienen que ser
cordiales y amistosas para poder llegar a un
acuerdo en cuanto a objetivos, criterios de
educación y trato con los niños, con el fin de
que disfruten de su infancia y construyan una
personalidad equilibrada.

En definitiva, la colaboración que se


establezca entre la familia y la escuela debe
tender a convertir a estos dos contextos en
comunidades de prácticas educativas
compartidas. Una buena relación entre padres
y maestros facilitará al niño su proceso de
enseñanza-aprendizaje.
LA LEY 136-03 (CÓDIGO DE LOS
NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES)
• La Ley 136-03, que crea el Sistema de
Protección y Derechos fundamentales
de los Niños, Niñas y Adolescentes en
su Principio IX, establece que “La
sociedad y sus organizaciones deben y
tienen derecho a participar
activamente en el logro de la vigencia
plena y efectiva de los derechos de
todos los niños, niñas y adolescentes.
• El Estado debe crear formas para la
participación directa y activa de las
instituciones gubernamentales y no
gubernamentales, en la definición,
ejecución y control de las políticas de
protección dirigidas a los niños, niñas y
adolescentes.
• Los programas de atención a la
primera infancia responden a un
enfoque de derecho, lo mismo que
ecológico, debido a que adquieren
importancia los espacios físicos,
sociales y culturales del niño y la
niña.
• Dichos programas son ofertados
desde la concepción pasta los seis
años, y contemplan: salud, nutrición,
educación, recreación, y protección.
Deben tener también una visión
inclusiva y de valoración a la
diversidad.