Sunteți pe pagina 1din 13

Mateo 6: 19 - 34

La ambición del cristiano:


no la seguridad material sino el reino
de Dios.
¿De qué trata este pasaje?
• Asuntos de dinero
• Posesiones
• Comida
• Bebida
• Vestido
• Ambición
1. Una cuestión de tesoros (19-21)
• Jesús dirige la atención hacia la durabilidad de
los dos tesoros.
• ¿Qué prohibía Jesús al decirnos que no
hiciéramos tesoros para nosotros en la tierra?
• Los tesoros terrenales no están a salvo.
• Jesús no enseña una “tesorería de méritos”.
• Los tesoros en el cielo tienen que ver con el
desarrollo del ser.
2. Una cuestión de visión (22,25)
• La lámpara del cuerpo es el ojo.
• Donde ponemos nuestros ojos y nuestro
corazón afecta toda nuestra vida.
• Si nuestra perspectiva espiritual está
correctamente ajustada, nuestra vida estará́
llena de propósito y dirección.
3. Una cuestión de dignidad (24)
• Elección entre Dios y el dinero.
• Dios sólo puede ser servido con entera y
exclusiva devoción.
4. Una cuestión de ambición (25-34)
• Sólo cuando hemos captado con nuestras
mentes la durabilidad comparativa de los dos
tesoros (corruptible e incorruptible), la
utilidad comparativa de las dos condiciones
del ojo (luz y tinieblas) y la dignidad
comparativa e los dos señores (Dios y el
dinero), estamos preparados para hacer
nuestra elección.
El dinero
Tesoros en
el cielo
La preocupación es incompatible con
la fe cristiana
• Dios creó y ahora
sustenta nuestra
vida; también creó y
continúa sustentando
nuestro cuerpo.
• Jesús usa a las aves y
las plantas como
ilustración.
“El hace a los pájaros nuestro
educadores y maestros.”
Problemas relativos a la fe cristiana
1. Los creyentes no están exentos de ganarse la
vida.
2. Los creyentes no están exentos de
responsabilidad hacia otros.
3. Los creyentes no están exentos de
experimentar conflictos.
A los hijos de Dios no se les promete
libertad ni del trabajo, ni de la
responsabilidad, ni del conflicto, sino de la
preocupación.
Conclusión
• El dinero es tan solo un medio y no un fin,
mientras que la búsqueda del reino de Dios es
la mayor aspiración que el ser humano puede
tener.