Sunteți pe pagina 1din 9

Recepción del

paciente en área
de recuperación

1
DEFINICIÓN
• La recepción del paciente es el
proceso que nos permitirá
conocer sus parámetros, su
condición general, el estado de
conciencia, las condiciones de
sus apósitos, drenajes,
eliminación y la presencia de
alteraciones.
2
CONSIDERACIONES
• La enfermera al recibir al
paciente debe considerar
los siguientes:
• Protocolo de cirugía:
tiempo de la cirugía y tipo
de cirugía antecedentes

3
• Función respiratoria: mediante la
valoración de la permeabilidad de
las vías respiratorias, característica
de las respiraciones, y el color y la
temperatura de la piel para
comprobar si el intercambio de
oxígeno es el adecuado.
• Nivel de conciencia

4
• Función cardiocirculatoria, valorando
la frecuencia cardíaca.
• Herida operatoria, revisando los
apósitos y los drenajes, si los
hubiese. Al revisar los drenajes, es
importante determinar si los fluidos
drenados han aumentado o cambiado
de aspecto desde que el paciente
abandonó la unidad de recuperacion,
o durante el tiempo de
hospitalización. Es importante la
valoración de la hemorragia si está
presente o se inicia. 5
• Regulación de la temperatura: El
paciente ha sido expuesto durante el
acto quirúrgico a una baja de su
temperatura corporal, debido al
ambiente frío del pabellón y además a
los fluidos suministrados, durante la
cirugía.
• Equipos especiales, también habrá que
valorar el correcto funcionamiento de los
como son: catéter vesical, vía venosa,
sonda nasogástrica, etç.

6
• Para el traslado a la sala de
recuperación postanestésica,
el paciente debe ir
acompañado por personal de
anestesia y por la enfermera
circulante, la enfermera del
servicio.
• Se debe verificar que en el
traslado del paciente este debe
llevar barandales.
7
ACTIVIDADES EN LA RECEPCIÓN DE PACIENTE
1. Estado pre-operatorio del paciente, antecedentes
que pudiesen ocasionar una complicación post-
operatoria como: Diabetes, insuficiencia renal,
cardiopatía, alergia a medicamentos, etc.
2. Valoración de las condiciones del paciente, nivel de
conciencia, datos sobre la función respiratoria y
hemodinámicos, coloración de la piel, temperatura,
etc. Observar si existe reflejo nauseoso.
3. Verificar la identificación del paciente, el
procedimiento quirúrgico y el cirujano que practicó
la cirugía.
4. Información sobre el periodo trans-operatorio,
hallazgos operatorios, si existieron complicaciones o
acontecimientos no habituales.

8
5. Técnica anestésica utilizada y duración de la
misma.
6. Fármacos administrados en el quirófano
(incluyendo los anestésicos).
7. Líquidos y sangre perdidos y administrados
durante la cirugía.
8. Localización de catéteres, drenajes y apósitos.
9. Aplicación de vendaje como protección de la
herida quirúrgica.
10. Revisión del expediente clínico.