Sunteți pe pagina 1din 4

Pilates

Cinco principios de
estabilidad:
• Coordinación
• Equilibrio (concentración)
• Globalidad
• Core (centro de energía
que favorece la postura)
• Respiración debe ser en 3D
Respiración: la respiración adecuada garantiza que sus músculos tengan suficiente oxígeno, liberen la
tensión y brinden un mejor enfoque. La respiración juega un papel importante en la práctica de Pilates.

Colocación pélvica: la colocación correcta de la pelvis está conectada a la estabilización de la


columna vertebral. Al tomar conciencia de su ubicación pélvica, puede obtener un mayor control sobre
todos sus movimientos.

Colocación de la caja torácica: la colocación adecuada de la caja torácica afecta la alineación de la


parte superior de la columna vertebral. También está conectado a tu respiración y tus movimientos
abdominales. Conocer cada vez mejor la colocación adecuada de la caja torácica puede ayudarlo a
tener un entrenamiento más efectivo.

Movimiento escapular: el movimiento y la estabilización correctos de los omoplatos son la clave.


Cuando se hace correctamente, reduces la tensión en el cuello y la parte superior de la espalda. Esto
puede ser aún más importante para quienes se enfrentan al dolor de cuello o espalda.

Colocación de la columna cervical y la cabeza: la columna cervical (cuello) debe mantener su curva
natural con la cabeza equilibrada sobre los hombros. Es importante mantener la colocación adecuada
de la cabeza y el cuello, especialmente si ha sufrido una lesión.
Centrado: En Pilates, todos los movimientos se originan en el centro del cuerpo, que se encuentra
en la pelvis, justo debajo del ombligo (adentro). Anatómicamente, nuestro centro conecta varios
grupos musculares grandes y se refiere a la musculatura ubicada en las profundidades del área
abdominal. Desde nuestro centro, apoyamos nuestra columna vertebral y órganos principales,
fortalecemos la espalda y mejoramos la alineación y la postura. Con un centro bien desarrollado,
somos menos vulnerables a la fatiga y el dolor de espalda baja. Visualiza tu centro como una esfera.
A medida que contraes los músculos en esta área, imagina que la esfera se encoge de tamaño: un
movimiento tridimensional. Durante los ejercicios de Pilates, usted y sus participantes desean
mantener esta contracción sin contener la respiración.

Control: En Pilates, el control es esencial para la calidad de cada movimiento. El esfuerzo excesivo de
los músculos no es un principio de Pilates. La suposición subyacente es que los movimientos y
movimientos del ejercicio realizados sin control pueden provocar lesiones, pero los ejercicios
realizados con control producen resultados positivos.

Concentración: La conexión mente-cuerpo es el núcleo de Pilates, y la clave para coordinar la mente


y el cuerpo es la concentración. En esta disciplina, la atención se centra en el trabajo de cimentación
cuidadoso, preciso y lento. Antes de realizar o enseñar un movimiento, organice sus pensamientos y
señales para alentar la conciencia de todo el cuerpo. Durante cada movimiento, manténgase alerta,
no solo de la parte del cuerpo en movimiento, sino también de lo que está haciendo el resto del
cuerpo.
Precisión: La precisión del movimiento se basa en la concentración. La precisión se logra moviendo,
dirigiendo y colocando claramente el cuerpo y sus partes. Tenga en cuenta que cada movimiento
tiene un propósito y cada señal o instrucción es importante para el éxito del movimiento.

Respiración: El método Pilates, como el yoga, requiere una inhalación y exhalación completas,
minuciosas y decididas. Pero en Pilates, a diferencia del yoga, la inhalación es a través de la nariz y
la exhalación a través de la boca. La respiración consciente y los patrones específicos de respiración
ayudan al movimiento enfocando la atención y la dirección del cuerpo y entregando oxígeno a los
músculos que se usan. La respiración completa también ayuda a eliminar sustancias químicas no
beneficiosas que pueden almacenarse en los músculos (Pilates 1945). Visualice la capacidad de la
caja torácica expandiéndose tridimensionalmente con cada respiración. En la respiración
tridimensional, las costillas se expanden hacia adelante, hacia los lados y hacia atrás durante cada
inhalación. Pilates les recordó a los practicantes que llenen (sus) pulmones desde el fondo y que los
vacíen desde la parte superior.

Movimiento: El movimiento fluido dinámico hace que Pilates sea diferente de otras técnicas de
ejercicio. La suavidad y el movimiento uniformemente fluido van de la mano, ayudando a las
conexiones (o transiciones) entre los movimientos. Un ejercicio debe tener un lugar específico donde
comienza y termina, con un medio perfecto de movimiento preciso que enfatiza la gracia y el control.
No permita movimientos espasmódicos, rápidos o descendentes en usted o sus participantes.