Sunteți pe pagina 1din 8

Lección Nº 20:

LA MAYORDOMÍA DE NUESTRA
VIDA

“Ahora bien, se requiere de los


administradores, que cada uno sea hallado
fiel” (1 Corintios 4: 2)
La Mayordomía de Nuestra Vida
(Indicador de Logro).

Comprende los principios básicos que


permiten administrar sabiamente nuestra
vida.
1. Conociéndonos a Nosotros
Mismos
• Una sabia administración de nuestra vida se inicia
cuidando nuestro corazón, y la manera de
conseguirlo es entregando ese centro de nuestra
vida a Dios. (Proverbios 4: 20-23; 23: 26).
• La administración busca aumentar nuestro
potencial, desarrollar al máximo lo que Dios nos ha
dado y ministrarlo a otros con el mayor provecho.
• Mateo 25: 14-30 los siervos fieles fueron los que
multiplicaron sus talentos.
Lección Nº 20: La Mayordomía de Nuestra Vida
2. Por Qué Debemos Ser Buenos
Administradores de Nosotros
Mismos
• Porque Dios es el creador de todas las cosas y de
nosotros. (Hechos 17: 28)
• Porque ya no nos pertenecemos a nosotros
mismos, sino a Dios. (1 Corintios 6: 19-20)
• Porque Dios nos hace responsables de nuestra
vida y tendremos que darle cuenta de cómo la
hemos administrado (Romanos 14: 12)

Lección Nº 20: La Mayordomía de Nuestra Vida


3. La Mayordomía de Nuestro
Ser.
• Nuestro cuerpo (Romanos 12: 1)
• Nuestra lengua (Santiago 3: 2-5, Mateo 12: 36)
• Nuestro corazón (Centro de nuestro yo) (Sal. 51:
17)
• Nuestra mente (Filipenses 4: 6-7)
• Nuestro tiempo (Efesios 5: 16)

• Nuestros dones:
• Naturales: Habilidades y talentos (I Corintios 4: 6-
7).
• Espirituales: Impartidos por el Espíritu Santo
Lección Nº 20:
(Romanos 12: 3-8, I Corintios La Mayordomía
12: 1-31) de Nuestra Vida
4. La Mayordomía de Nuestras
Posesiones.
• Si reconozco a Dios como dueño de todo,
me dispongo a devolverle el 10% para su
obra.

• Orden de Dios (A. T.) (Malaquías 3: 8-10).

• Estímulo de Pablo a la iglesia de Corinto


(II Corintios 9: 7)

Lección Nº 20: La Mayordomía de Nuestra Vida


INTRODUCCIÓN
• Un mayordomo cristiano es aquel que ha
aprendido que como cristianos:
•“vivimos, nos movemos, y somos” en Cristo.
•No nos pertenecemos a nosotros mismos
porque hemos sido comprados con el precio
de su Sangre, derramada en la cruz por
nuestros pecados.
• Reconoce que Dios es su Señor y vive para
Él.

Lección Nº 20: La Mayordomía de Nuestra Vida


APLICACIÓN TEOTERÁPICA
Dios es dueño absoluto de todo por
cuanto Él lo creó y lo sustenta. Al
apartarnos de Él, habíamos perdido
nuestra relación de amor; sólo cuando
recibimos a Cristo, retornamos bajo su
Señorío, pues nos compró con un alto
precio: La sangre de Su Hijo.

Lección Nº 20: La Mayordomía de Nuestra Vida