Sunteți pe pagina 1din 9

CARRILLO HERNANDEZ BRANDON ALEJANDRO

GARCIA ERICKA

LOS J’S
LA SOCIEDAD Y LA SEXUALIDAD
• La sociedad tras muchos años de mantener una posición cerrada a todos aquellos temas
sobre la sexualidad como algunos de ellos; la libertad de la misma, expresión, decidir una
preferencia, o simple hecho de adoptar la postura y opinión al respecto del tema.
• Hoy en día la sociedad es distinta, mas abierta, aceptando en su mayoría los puntos de
vista de este tema, aceptando y llevando acabo una vida sexual activa, un proceso de
identificación de personalidad o de rol sexual; esta aceptación no solo ocurrió por el hecho
de aceptarlo mas bien por una necedad social en el interior que exigía estas nuevas reglas
de “juego”.
• La OMS considera la Salud Sexual como "la integración de los elementos somáticos,
emocionales, intelectuales y sociales del ser sexual, por medios que sean positivamente
enriquecedores y que potencien la personalidad, la comunicación y el amor".
LA SOCIEDAD Y LOS JUGUETES SEXUALES
• Ante la situación de una sociedad cerrada, religiosa, y cuestión de ideología o
educación, las personas consideraban que todas aquellas que usaran juguetes
sexuales eran peligrosos e incluso reprobables; con el paso del tiempo fue cambiando
la perspectiva ahora no se consideraban reprobables, pero si peligrosos asumiendo
que puede de manera definitiva afecta la salud y la estimulación sexual (siempre y
cuando no se tenga la limpieza adecuada), diciendo que solo las personas pervertidas
los usa, que puede remplazar a la pareja sexual, son solo para personas solteras, solo
es por morbo, etc.
REGULARIZACIÓN Y NORMA MEXICANA

• México a pesar de ser un país que últimamente a incrementado el rendimiento o la compra


de juguetes eróticos, lamentablemente no tiene una norma o regularización sobre la
fabricación de dichos objetos, para proteger al consumidor, es decir no existe una manera
especifica que indique los productos con los que pueden ser fabricados, y esto propicia a
que las compañías realicen sus productos con materiales que deseen sin importar el
consumidor, y si este puede llegar a adquirir malestares, alguna infección o intoxicación.
• Así mismo solo existe una norma de etiquetación sobre estos; aprobada en 2017. Hoy en
día existen mas de 2 mil tiendas en México cuando en 2003 solo existían apenas 50.
PROBLEMAS FISICOS Y MENTALES

• Físicos:

• Contagio de ETS; por compartir juguetes eróticos con diferentes personas sin tener una
previa desinfección (también se da en uso individual). Generalmente se suele dar cuando
las personas obtienen placer anal con ellos y son llevados a otra una parte intima sin previa
higiene.
• También pueden causar irritación. desgarres. Cáncer (por material).

• La higiene a tomar en cuenta es lavar es lavar con agua caliente y abundante jabón
(también ayuda jabón para zona v).
• MENTALES:
• Principalmente las parafilias; que se definen por la imaginación en los actos
sexuales y extravagantes, necesarios para la excitación sexual. es decir:
a) La preferencia por el uso de objetos sexuales no humanos para alcanzar la
excitación sexual.
b) Actividad sexual repetitiva con personas, pero en la que se da sufrimiento o
humillación real, no simulada.
c) Actividad sexual repetitiva con personas que consienten.
• A menudo los paratíficos presentan disfunciones psicosexuales y es frecuente
hallar entre ellos marcada inmadurez emocional. Son también comunes los
problemas conyugales, de adaptación social y aquellos de naturaleza legal.
• Algunas parafilias:
• Exhibicionismo. La sintomatología esencial de este trastorno consiste en necesidades
sexuales y fantasías sexualmente excitantes, intensas y recurrentes de por lo menos seis
meses de duración, ligadas a la exposición de los propios genitales a una persona extraña,
sin que se pretenda luego tener relaciones sexuales con el desconocido, aunque muchas
veces el exhibicionista se masturba al tiempo que se muestra (o cuando se imagina que se
expone).
• Fetichismo. Lo esencial de este trastorno consiste en el uso de objetos no vivientes
(fetiches) como método preferido, a veces exclusivo, para conseguir excitación sexual. Los
fetiches tienden a ser artículos de vestir (ropa interior femenina, zapatos) o, menos
frecuentemente, partes del cuerpo humano (por ejemplo, cabellos). Se excluyen aquellos
objetos diseñados especialmente con fines de provocar la excitación sexual, como el caso
de los juguetes sexuales.
• Masoquismo Sexual. El masoquista consigue la excitación sexual a través del sufrimiento,
es decir, siendo humillado, golpeado o atormentado de cualquier manera.
• Sadismo Sexual. Lo esencial aquí es la imposición de sufrimiento físico o mental –real, no
simulado a otra persona con el propósito de obtener la excitación sexual. La pareja del
sujeto sádico puede consentir o no este trato. En el segundo caso, la actividad sádica
puede determinar problemas legales. En casos severos los sujetos llegan a violar, torturar
o matar a sus víctimas.
• Voyerismo. Llamada también escoptofilia, se caracteriza por la observación repetida y
subrepticia a gente que está desnuda, desvistiéndose o realizando el coito, pero sin que el
voyeur busque ningún tipo de contacto sexual con la gente observada. Esta conducta
constituye el método preferido y en los casos más graves, exclusivo, para conseguir la
excitación sexual. A menudo el individuo se masturba durante el acto o poco tiempo
después, pero no busca tener relaciones sexuales con las personas observadas.
• Algunos trastornos sexuales son los que llevan a las personas a llevar acabo estas
distintas formas de excitación, por ejemplo, alguna personas con trastorno de la excitación
sexual ya sea mujer u hombre, balancean esta necesidad con la de una nueva como bien
puede ser un juguete sexual, alguna parafilia, vestimentas, lencería, zapatos, manos, boca,
cabello, los pies, etc.
• Así de esta manera podemos encontrar que no solamente aquellos objetos con forma y
características especificas pueden considerarse juguetes sexuales.