Sunteți pe pagina 1din 11

Macroeconomía

Tema: Medidas económicas y políticas de


China
Segundo Semestre
2018 A
Integrantes
CESAR LIZANO
JOSUE CORDOVA
LESLIE FRANCISCO PAZMIÑO IÑIGA
ANDY MAX SANCHEZ
ONOFRE ERICK
VARGAS CEDEÑO MONICA
¿Qué es una política económica?

La política económica es la estrategia que formulan los gobiernos


para conducir la economía de los países. Esta estrategia utiliza la
manipulación de ciertas herramientas para obtener unos fines o
resultados económicos específicos. Estas estrategias están
constituidas por diferentes conjuntos de medidas, leyes,
regulaciones, gastos en educación, sanidad, subsidios y ayudas o
impuestos y tasas para obtener ingresos públicos y también a veces
para alterar los incentivos que confrontan tanto los agentes del
sector privado como de las administraciones públicas y otras
entidades.
Perspectiva económica de China
El gigante asiático continua con una política fiscal proactiva y una política
monetaria prudente, y continua adelante con su política de reformas y
tomará medidas para revertir la reciente ralentización económica.
El gobierno de China señala que el principal objetivo es "estabilizar" el
empleo, el sector financiero, el comercio exterior, el capital extranjero y la
inversión.
A fines de 2017, un informe del FMI señaló que: la deuda corporativa llegó
a 165% del PIB, y la deuda de los hogares (aún baja) fue de 15% del PIB en
los últimos cinco años. Esto, siendo que la deuda china proporcional al
PIB se elevó a 257% en 2017, y el FMI prevé que esta proporción llegará
a 300% en 2020.
Perspectiva económica de China
El crecimiento económico de China en 2018 es el más bajo desde 1990, pero
puede parecer peor en 2019. Como la segunda economía más grande del
mundo, China no solo se ve afectada por el incierto futuro de la guerra
comercial, sino que también debe reducir el enorme riesgo de un aumento en
los niveles de deuda, el mercado inmobiliario, y la falta inversión en
infraestructura, se han vuelto aspectos desfavorables para la economía de de
China.
Las medidas implementadas, fue la emisión de deudas locales y la reducción de
impuestos para estabilizar la economía y compensar las deficiencias, acelerar la
implementación de proyectos de infraestructura y evitar una crisis económica
excesiva.
Perspectiva económica de China:
Aumento de la Deuda
El mayor desafío económico en 2019 y en los próximos años es retomar el
control de su deuda tan pronto como sea posible. De hecho, los US$34 billones
de deuda pública y privada del país son una amenaza para la economía global,
dado que China es uno de los motores del desarrollo global.
Por lo que el gobierno, ha propuesto medidas tanto económicas y políticas para
prevenir y controlar la deuda, una de ella es la reducción de impuestos en 2019
que supere los 1.3 billones de yuanes en 2018 a empresas y ciudadanos para
beneficiar sobre todo al sector manufacturero y de transportes y ayudar a las
empresas con un menor nivel de ingresos y beneficios; la restricción de fuentes
de financiación a gobiernos locales solamente a través de emisiones de bonos,
para controlar la cantidad de deuda adquirida.
Perspectiva económica de China:
Inversión en Infraestructura
Uno de los factores más importantes que contribuyen a la desaceleración
del crecimiento económico desde mediados de 2018 y hasta mediados de
2019 es la disminución de la inversión en la construcción de
infraestructura.
Debido al impacto de la falta de crédito y la eliminación de las deudas
para el financiamiento de los gobiernos locales, las fuentes de
financiamiento de infraestructura son insuficientes.
Aquella coyuntura es preocupante por las autoridades centrales por lo
que han tomado medidas relevantes: por un lado, en 2019 amplían
claramente la escala de emisión de bonos y asignan fondos del
presupuesto por adelantado para mejorar la eficiencia del uso de los
fondos fiscales.
Perspectiva económica de China:
Guerra Comercial entre China – Estados Unidos
Estados Unidos ha impuesto aranceles a los productos chinos por un valor de US
$ 250 mil millones. China adoptó de inmediato lo que llamó "contramedidas" e
impuso aranceles a los productos estadounidenses por un total de $ 110 mil
millones.
A principios de diciembre de 2018, el presidente de los EE. UU., Trump, y el
presidente de China, Xi Jinping, llegaron a un acuerdo en la cumbre del G20 en
Argentina, acordando negociar dentro de los 90 días, esforzándose por alcanzar
un acuerdo comercial y suspendiendo la inclusión de aranceles durante el
período de negociación.
Desde el 1 de enero China anunció la reducción de los aranceles de importación
y exportación en algunos productos en 2019, como la bajada de aranceles a los
vehículos importados de EEUU, etc.
El camino hacia la tregua final de las dos superpotencias
económicas probablemente es incierto, un problema clave que
enfrenta China es cómo sus consumidores responden a esta
incertidumbre y el fuerte impacto al crecimiento económico si
no se llega a un acuerdo, el arancel sobre las exportaciones
chinas a los Estados Unidos aumentará del 10% al 25%, lo que
hará que la tasa de crecimiento del PIB disminuya en 0,4 puntos
porcentuales, la clave para resolver el problema es si China y
Estados Unidos pueden alcanzar un acuerdo comercial antes de
la fecha límite del 1 de marzo del 2019
Perspectiva económica de China:
Mercado Inmobiliario
En 2019, la economía china se enfrenta a una presión a la baja. Si se mantiene la política actual
de control de bienes raíces, la tasa de crecimiento de la inversión en bienes raíces puede caer,
considerablemente, afectando la estabilidad macroeconómica.
El gobierno declaró que es necesario construir un mecanismo a largo plazo para el desarrollo
saludable del mercado inmobiliario, debido a la disminución en el volumen de ventas de
algunos mercados inmobiliarios nacionales.
Ante la creciente brecha entre la oferta y la demanda. Las políticas de regulación y control de
bienes raíces a menudo restringían el crédito y los diversos canales de financiamiento para
las empresas de bienes raíces. Sin embargo, estas políticas también inhiben la capacidad de
los desarrolladores para comprar tierras, ampliar la inversión y aumentar la oferta futura en la
fuente de financiamiento. Por lo tanto, tales políticas de regulación y control pueden tener
algunos efectos a corto plazo, pero a medio y largo plazo, tienen un efecto contraproducente
para aliviar la brecha entre la oferta y la demanda y frenar el alza en los precios de la
vivienda.
Conclusión
El riesgo financiero sistémico de la desaceleración económica de China es mayor
de lo esperado, lo que afecta negativamente a los socios comerciales y los
precios mundiales de los productos básicos.
También se debió a que la disputa comercial con los Estados Unidos se expandió
y la economía se desaceleró a fines de año.
Las medidas propuestas por las autoridades incluyeron controlar el
endurecimiento de la regulación financiera, inyectar liquidez al reducir el
coeficiente de requisitos de reservas bancarias e implementar el estímulo fiscal
mediante el restablecimiento de la inversión pública.
Sin embargo, la actividad económica puede ser más débil de lo esperado,
especialmente si no se alivian los conflictos comerciales.