Sunteți pe pagina 1din 20

TRASTORNOS

ALIMENTICIOS

Dr. Jaime La Cruz


F50
TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMETARIA
CIE 10 –OMS

F50.0 Anorexia Nerviosa


F50.1 Anorexia Nerviosa atípica
F50.2 Bulimia Nerviosa
F50.3 Bulimia Nerviosa atípica
F50.4 Hiperfagia en otras alteraciones psicológicas
F50.5 Vomito en otras alteraciones psicológicas
F50.8 Otros trastornos de conductas alimentarias
F50.9 Trastornos de la conductas alimentaria sin
especificación
DEFINICION
Enfermedades crónicas y
progresivas que se manifiestan
a través de la conducta
alimentaria y una alteración o
distorsión de la autoimagen.
Además de la mala alimentación que
presentan los jóvenes al no variar los
alimentos que consumen, ingerir varias
grasas y azucares, al no consumir frutas,
verduras y no tomar agua, también existen
varios factores que causan trastornos
alimenticios, entre los cuales se encuentran
los siguientes:
• Niveles anormales de determinados
químicos en el cerebro predisponen a
algunas personas a sufrir de ansiedad,
perfeccionismo, comportamientos y
pensamientos compulsivos. Estas
personas son mucho más vulnerables a
desarrollar algún tipo de trastorno
alimenticio.
• A pesar de que muchas personas son
exitosos, se sienten incapaces, ineptos e
incluso muchas veces se tachan de
defectuosos. No tienen sentido de identidad,
por lo que tratan de tomar el control de su
vida y muchas veces se enfocan en la
apariencia física para obtener ese control.
• Personas con familias sobreprotectoras,
inflexibles e ineficaces para resolver problemas
tienden a desarrollar estos trastornos. Los niños
aprenden a no demostrar sus sentimientos,
ansiedades, dudas, etc., y toman el control por
medio del peso y de la comida.
• Los medios de comunicación asocian lo
bueno con la belleza física y lo malo con la
imperfección física. Las personas
populares, exitosas, inteligentes,
admiradas, son personas con el cuerpo
bello y perfecto. Las personas que no son
delgadas y preciosas son asociadas con el
fracaso.
Trastorno alimenticio que se
caracteriza por la falta anormal de
apetito, y que puede deberse a
causas fisiológicas, o bien a causas
psicológicas; generalmente dentro
de un cuadro depresivo.
Las personas que sufren este
trastorno dejan de comer, se
someten a largas jornadas de
ejercicio y muchas veces
recurren a laxantes y purgas
para desechar más rápido lo
que ingieren. Presentan miedo
intenso a subir de peso y niegan
frente a los demás que están
delgadas.
Las principales víctimas de
este trastorno suelen ser
mujeres jóvenes, quienes en
ocasiones pueden estar
influenciadas por ser fans de
personas famosas y
mediáticas tales como actrices
y modelos, quienes
promueven el estereotipo de
que la mujer perfecta y
hermosa es aquella que es
delgada.
Se caracteriza por una gana desmesurada de
comer, que difícilmente se satisface, la persona
afectada utiliza diversos métodos, como vomitar
o consumir laxantes para prevenir el aumento de
peso.

Presentan también una preocupación excesiva por


la imagen corporal y sentimiento de depresión,
ansiedad y culpabilidad por no tener autocontrol.
• Algunas personas que padecen este trastorno
tienden a tener malformaciones en los dedos
debido a los constantes atracones y a los métodos
compensatorios inapropiados (inducción del
vomito) para evitar el aumento de peso
• Se habla de un trastorno por atracón cuando se
produce una sobre ingesta compulsiva de
alimentos. Después de este ataque de glotonería
aparece una fase de restricción alimentaria en la
que baja la energía vital y se siente la necesidad
imperiosa de comer.
• A los episodios de atracones no les siguen
comportamientos como purgas, exceso de
ejercicios o ayunos. Por esta razón, las
personas con trastorno por atracón a menudo
tienen sobrepeso o son obesas.
• Es importante comprender que los trastornos de la alimentación
son una enfermedad. Es común y esperable que el enfermo no
intente modificar su situación. No es falta de voluntad, sino más
bien un síntoma de la enfermedad.
• Los trastornos alimentarios están relacionados tanto con la mente
como con el cuerpo. Por lo tanto, tanto los médicos clínicos como
los profesionales de la salud mental y los nutricionistas participan
del tratamiento y la recuperación de una persona.
• Los padres y otros miembros de la familia cumplen un rol
importante en apoyar a las personas que deben recuperar peso y
que tienen miedo de hacerlo, o que deben aprender a aceptar el
cuerpo que su cultura, los genes y el tipo de vida les permite tener
Los trastornos alimenticios son algo parecido a un
monstruo que nos puede atacar a cualquiera de nosotros,
informémonos bien para evitarlos. Si deseas hablar con
alguien sobre estos trastornos y no te sientes cómodo
haciéndolo con tus padres, intenta con un amigo, un
maestro, un consejero, un entrenador, un vecino, un
médico o cualquier otro adulto que te inspire confianza.
Debemos aprender a sentirnos cómodos con nuestro
peso, debemos aprender a aceptar nuestro cuerpo, a
comprender las conductas alimenticias y la relación entre
lo emocional y la alimentación, es decir, todas las
herramientas que necesitas para sentirte bajo control y
para gustarte y aceptarte tal como eres.