Sunteți pe pagina 1din 33

Equipo 9

Georgina
Jessica
Cecilia
Sonia
Tábata
Alicia
Patología
GINECOOBSTETRICA
Examen físico
de la mujer
embarazada
Es la evaluación física que se le realiza
a la usuaria con fines diagnósticos,
atención directa según normas y de
referencia oportuna
Primera etapa
Preparar el contexto físico más adecuado. Se incluirán todos los aspectos
relacionados con el momento más
adecuado, lugar, profesional, paciente,
etc., así como una pequeña evaluación
del estado emocional del paciente para
averiguar si es el momento más
adecuado para dar la mala noticia; por
ejemplo, ¿Cómo se encuentra hoy?, o
¿Qué tal, cómo se siente?, o ¿Se siente
hoy lo suficientemente bien para hablar
un rato?
Segunda etapa Averiguar cuánto sabe el paciente

Se realiza mediante preguntas indirectas abiertas y


escucha activa con técnicas de apoyo narrativo,
concentrando la atención no sólo en la narración del
enfermo, sino también en su comunicación no verbal.
Interesa particularmente saber cómo de grave cree el
paciente que es su proceso y cómo puede afectar a su
futuro.
Podrían utilizarse preguntas como:
— ¿Qué piensa usted sobre este problema, su dolor en el
pecho, su tos, etc.?
— ¿Qué le han dicho sobre su enfermedad?
Segunda etapa Averiguar cuánto sabe el paciente

Una vez que hemos explorado lo que ya sabe,


debemos saber lo que sospecha. Si no
ha salido con alguna de las preguntas anteriores
se puede añadir alguna de las siguientes:
— ¿Y usted por qué cree que le han hecho todas
estas pruebas?
— ¿Y qué es exactamente lo que le tiene
preocupado?
— ¿Está usted preocupado por...?
— ¿Hay alguna cosa que le preocupe?
Tercera etapa Encontrar lo que el paciente quiere saber

A veces es difícil conocer si el enfermo quiere saber y si la información que se está


aportando es mucha o escasa. O sea, que es difícil saber cuánta información es capaz
de asimilar en cada entrevista.
Es mejor preguntar directamente qué nivel de información puede asimilar.
Por ejemplo: Si esto se convirtiera por casualidad en algo grave, ¿pertenece usted al
tipo de personas que le gustaría saberlo exactamente? ¿Le gustaría que yo le explicara
todos los detalles del diagnóstico?
Tercera etapa Encontrar lo que el paciente quiere saber

Una opción puede ser la de esperar a


que el enfermo sea el que nos pida más
infor- mación, muy pendiente de la
comunicación no verbal, esperando a
que el paciente asimile cada «parte» de
la información que se le haya dado con
silencios y escucha activa, y que nos
pida más mirando al profesional en
actitud de espera o pidiendo más
información con preguntas
directamente.
Si el paciente en la anterior fase ha expresado
Cuarta etapa su deseo de compartir toda la información
procederemos a ello. Si el paciente lo negó,
Compartir la información pasaremos a discutir el plan terapéutico.

El aporte de la información aquí tiene un doble


papel: que el paciente conozca su proceso y
realizar un diálogo terapéutico.

Lo primero es «alinearnos» con el paciente,


partiendo del nivel de información que ya tiene.
A continuación se deciden los objetivos de la
entrevista: qué aspectos informativos y
educacionales van a ser tratados. Es esencial
tener una agenda clara, siempre muy abierta a la
agenda del propio paciente.
Cuarta etapa Compartir la información

En esta fase es importante ser consciente del derecho del paciente a tomar sus propias
decisiones, en relación al tratamiento principalmente, y que ello no genere frustración en el
profesional si no coincide con su visión de la situación.

Como ya se ha dado a entender, esta fase puede ser simultánea a la etapa anterior, siendo la
petición del paciente de más información la que nos detalla su capacidad de asi- milación y la
que nos permite decidir cuánta información debemos darle.
Quinta etapa Responder a los sentimientos del paciente

Consiste básicamente en identificar


y reconocer las reacciones de los
pacientes. Unas malas noticias bien
comunicadas pueden fracasar si el
profesional no desarrolla
adecuadamente esta fase. Como
elementos importantes hay que
destacar aquí el papel de los
silencios, la empatía no verbal y la
escucha y el respeto al paciente.
Sexta etapa Planificación y seguimiento del proceso

El seguimiento debe ser consensuado por ambos. El profesional debe dejar claro al pacien- te
que siempre estará a su disposición para lo que necesite. Debe estar continuamente atento a
los problemas o preocupaciones del enfermo, y movilizar también todas las fuen- tes de
apoyo familiar o social que sean necesarias en cada momento.

Debe aclararse la continuidad de nuestra atención en estos aspectos comunicacio- nales


tanto como en el proceso físico. La actitud obviamente debe ser positiva, preparándose para
lo peor cuando exista esta posibilidad y esperando lo mejor, sin falsas esperanzas y sin
aportar información no real.
Emociones
Cuando una emoción es buena,
por ejemplo, cuando un niño
sonríe, no hay ningún problema, el
enfermero también sonríe; pero
las malas emociones pueden
llevar al enfermero a una crisis,
como la muerte de un paciente. Es
aquí donde se necesita un cierto
control sobre las emociones. Por
ello es útil saber que este
contagio emocional no es fortuito
o casual, sino que sigue un
proceso de imitación y/o sincronía
a través de una serie de
mecanismos, entre los cuales se
pueden resaltar:
Debido a que el personal de enfermería debe enfrentarse a
diversas situaciones adversas, primero debe relacionarse
más con el ema, para así poder conocer sus propios
estados emocionales y saberlos manejar.

Al relacionarse más con el tema, se tendrá en cuenta y


reconocerá los diversos tipos de estados emocionales de
pacientes y familiares, lo cual contribuirá al momento de
dar malas noticias o quizás hasta buenas.
Afrontamiento del
ESTRÉS
Afrontamiento del estrés

“Son los esfuerzos que se


hacen para controlar,
reducir o aprender a
tolerar las amenazas que
conducen al estrés”.
Muchas personas utilizan técnicas
inconscientes para enfrentarse al estrés,
conocidos como mecanismos de defensa,
entre ellos la negación y el aislamiento
emocional, pero estos mecanismos
inconscientes no enfrentan al sujeto a su
realidad, solamente ocultan el problema,
y en cualquier momento el aparece.
Las estrategias de afrontamiento también
tienen vías positivas y podemos incluirlas
en dos categorías:

✔ El afrontamiento centrado en las


emociones
✔ El afrontamiento centrado en el
problema
Estrategias para
afrontar el estrés

• Reevaluación positiva.
• Reacción depresiva
• Negación
• Planificación
• Conformismo
• Desconexión mental
• Desarrollo personal
• Control emocional
Objetivos
Los participantes estarán en
condiciones de aplicar los
Objetivo principios y técnicas necesarias
para manejar los conflictos,
usando una metodología práctica
y confiable.
1. Conflicto, su realidad, naturaleza y áreas
frecuentes.
Definición del conflico :
Es el choquue entre dos o más posturas
diferentes dentro de una persona o entre
varias personas o entre grupos.
Razones para el comienzo de un conflicto:
A) Pobres estilos de comunicación
B) b)úsqueda del poder
C) Insatisfacción con los estilos de
supervisión
D) Pobre liderazgo
E) Falta de apertura
F) Cambio de liderazgo
2. Tipos y problemas del conflicto

Tipos: Intereses, opiniones, ideologías y


valores, deseos y caracteres.
Conscientes e inconscientes.
Psicológicos, sociales,
Fondo y forma.
Funcionales y disfuncionales.
3. El manejo adecaudo o inadecuado del
conflicto

Efectos y repercusiones del conflicto:


Cuando almacena energía y la guarda a
presioón, es una fruente potencial de
violencia.
Desencadenan reacciones psicosomáticas.
Baja el rendimiento y la persona queda
inhibida y bloqueda.
4. Herramientas para enfrentar diversas
problemáticas ante el conflicto

Analizar, diagnosticar los problemas,


reconocer las actitudes que generan el
conflicto y buscar alternativas de acción.
Desarollar la habilidad de negociación.
Llevar los asuntos de votación cuando no
se puede llegar a la unanimidad.
Recurrir a la negociación y arbitraje.
Practicar técnicas de relajación
5. Manejo de sentimientos

Una forma de inteligencia social que


implica la habilidad de dirigir los propios
sentimientos, emociones y los de los
demás, saber discriminar entre ellos y usar
esa información para guíar el pensamiento
y la propia acción.
Manejo de
CONFLICTOS
Es un desacuerdo entre partes
implicadas y que es percibida por
¿Qué son? estas como una amenaza a sus
necesidades,intereses o
preocupaciones.
Se clasifican en:
Funcionales o constructivos: son aquellos que nos permiten ver
problemas que no habíamos visto antes, nos ayudan a tomar
decisiones con mas decisiones y dan espacio para la creatividad y la
innovación.

Disfuncionales o destructivos: son la cara opuesta de los anteriores,


ya que consumen mucha energía personal, dañan la cohesión entre
los grupos de trabajo, promueve hostilidades interpersonales y el
ambiente de trabajo se vuelve totalmente negativo.
Estrategias para resolverlos

Las estrategias para la solución de los


conflictos no son fáciles, pero si
simples. Uno debe fundamentalmente
focalizarse en el problema y no en los
individuos. Las personas que pueden
manejar las situaciones conflictivas
mejor que otras.
Escuchar: habilidad de comunicación
fundamental, no solo para resolver
conflictos si no para todos los aspectos
del liderazgo.
Estrategias para resolverlos

Responder: según Lin Grensing es


necesario tener en cuenta lo siguiente
al momento de responder:
No hacerlo con enojo o furia
especialmente si el otro esta en esta
condición. Si uno se mantiene calmo, y
da una respuesta razonablemente bien
pensada puede bajar los decibeles
emocionales de la situación.