Sunteți pe pagina 1din 23

RINOTRAQUEITIS

INFECCIOSA
BOVINA

Pamela Alfaro Ch.


• Enfermedad respiratoria infecciosa del ganado
bovino que se puede presentar en forma
aguda o latente.
• Afecta fundamentalmente al aparato
respiratorio y al reproductor.
• Generalmente conocida como una
enfermedad del tracto respiratorio
caracterizada por rinitis, traqueitis y fiebre,
siendo el aborto la consecuencia directa más
grave desde un punto de vista económico.
Sinonimia
• Rinotraqueitis infecciosa necrótica bovina.
• Rinitis necrótica.
• Enfermedad de la nariz roja.
• Vulvovaginitis pustular infecciosa.
• Exantema coital.
Agente causal
• Especie: Herpesvirus Bovino tipo 1 (BHV-1).
• Familia: Herpesviridae.
• Material genético: ADN cadena lineal.
• Nucleocápside cúbica.
• Envoltura lipídica.
• Son lábiles a pH extremos.
• Inactivación a temperaturas > 37° C.
• Produce infecciones latentes.
Patogenia
• En la enfermedad respiratoria, el virus se localiza en
células epiteliales y agregados linfoides (cavidades
nasales y vías aéreas superiores).
• Se multiplica en células epiteliales, de submucosa,
y tejido conectivo.
• Causa pérdida de cilios, hipertrofia epitelial e
infiltración de neutrófilos, posteriormente a esta
replicación inicial hay una viremia.
• Causa efecto inmunosupresor sobre macrófagos
alveolares.
• Causa broncoconstricción excesiva por
modulación de músculo liso, favoreciendo el
acúmulo de secreciones en vías aéreas inferiores,
predisponiendo al animal a infecciones
bacterianas secundarias (Pasteurella).
• El BHV-1, junto con la Pasteurella y con PI3, están
comprometidos en la fisiopatología de la
enfermedad.
• Pueden ocurrir infecciones del tracto respiratorio
superior o del tracto genital, y debido a la
eficiencia del sistema inmune, estas son
autolimitantes y la infección dura de 1-2 semanas.
• La forma conjuntival se origina por migración del
virus desde la cavidad nasal a través de los
conductos nasolagrimales, hasta alcanzar tejidos
oculares.
• A partir de la mucosa nasal, el virus puede
colonizar células de las terminaciones nerviosas.
• Después de la infección primaria el virus puede
infectar monocitos, macrófagos y linfocitos, estos
pueden servir de vehículo hacia diferentes tejidos.
• El virus puede causar infección sistémica, llegando
a la placenta y al feto, produciendo aborto (último
tercio de la gestación.
• Causa alta mortalidad del embrión, al exponer a la
vaca en los primeros 7 días post servicios, el virus
atraviesa el epitelio uterino, infecta membranas
embrionarias y causa muerte al embrión.
• Causa endometritis necrotizante local severa al
contacto con el semen infectado, lo cual ocasiona
una infertilidad temporal.
• A nivel del ovario, hay efecto patológico (ooforitis
necrotizante y lesión en cuerpo lúteo).
• El cuerpo lúteo es suceptible al virus en especial los
tres primeros días de ovulación. Esto ocasiona
alteración en el ciclo estral, generando ciclos
alargados.
Lesiones
Macroscópicos:
• Se observa rinitis serosa con enrojecimiento y
edema de la mucosa, puede extenderse hasta la
laringe y tráquea, a menudo se observan
hemorragias petequiales en la mucosa de los
senos, la nariz, y tráquea.
• En caso de aborto, no se presentan cambios
macroscópicos.
• Se encuentra una endomembrana en la cavidad
nasal (cornetes, nariz y tráquea), el pulmón puede
presentar enfisema.
Microscópicas:

• Necrosis con coagulación multifocal en hígado.


• Infiltración mononuclear en la túnica media de
grandes venas del hígado.

• Moderada infiltración de mononucleares a nivel


periportal y en arterias del pulmón.

• Necrosis multifocal asociadas, con moderada


infiltración de neutrófilos en corteza y médula renal.
• Hemorragia en corteza renal (local), y en médula
renal (severa).
Manifestaciones clínicas
Forma respiratoria: la más importante.

• Viremia
• Fiebre (40-42°C).
• Disnea.
• Anorexia y depresión.
• Tos (seca, persistente)
• Secreción nasal claro y mucupurulento.
• Mucosa nasal con hiperemia, con membranas difteroides, en
casos graves se secan y se incrustan en el morro, al caerse las
costras el tejido presenta un color rojo (Nariz roja).
• Mucosa nasal con hiperemia, con membranas difteroides, en
casos graves se secan y se incrustan en el morro, al caerse
las costras el tejido presenta un color rojo (Nariz roja).
• En algunos casos es acompañada de conjuntivitis.
• Complicaciones por infecciones bacterianas o virales.
• Aborto elevado en hembras gestantes.
Forma ocular: Puede presentarse sola o
acompañada de la forma respiratoria.

• Viremia.
• Inflamación y enrojecimiento de la
conjuntiva y membrana nictitante.
• Secreción ocular abundante.
• Puede causar opacidad de la córnea y
queratitis con o sin ulceración.
• Semejante a la queratoconjuntivitis
infecciosa bovina.
• Pústulas o placas sobre la conjuntiva,
constituidas por restos celulares necróticos
de color blanco.
• Algunos casos de aborto.
Forma genital:
En las vacas:

• No hay viremia.
• Vulvovaginitis pustular infecciosa (exantema vesicular coital).
• Elevación de la cola, micción frecuente.
• Exudado sanguinolento y pústulas en la vulva.
• Ligera elevación de la T°.
• Baja producción láctea .
• No hay aborto.
En los toros:

• Se conoce como balanopostitis


pustular infecciosa.
• Se caracteriza por presentar
pústulas e inflamación en el
prepucio y en el pene (glande).
• Fiebre
• Depresión y anorexia
• Impotencia temporal.
Forma digestiva:

• Afecta a terneros de 1-3 semanas.


• Se presentan lesiones necróticas de color blanco en
mucosa de tracto digestivo.
• Diarrea
• Fiebre.
• Disnea.
Forma encefalítica:

• En terneras < 6 meses de edad que


cursan con encefalitis y
leptomeningitis no purulenta.
• Incoordinación seguida por ataxia.
• Períodos de excitación y depresión.
• Rechinan dientes.
• Mueren con espasmos opistótonos
luego de 3-4 días de iniciados los
signos, precedido por estado de
coma.
Forma sistémica:
• Terneros recién nacidos infectados
en el útero durante el último tercio
de la gestación o inmediatamente
después del nacimiento.
• Presentan fiebre y problemas
respiratorios, ocasionalmente
diarrea y peritonitis difusa.
• En muchos casos se detectan
lesiones necróticas blancas en
mucosa de lengua, boca, esófago y
estómagos.
• Esta forma sistémica de RIB es
frecuentemente fatal.